lunes, 7 de diciembre de 2020

El potencial de un cuerpo programable...


Durante todos estos años con Desteni, me parece que no había entendido el mensaje de Bernard Poolman acerca de un "cuerpo programable" o como de igual modo se refería a ello como: El robot orgánico, sino hasta el día de hoy.

Es posible programar una bacteria para reproducir el patrón de una imagen, pero también es posible programar el código genético del ser humano para reproducir, no sólo acciones a distancia, o como se explica en el video, mediante la intención y pensamiento de otra persona vía remota, sino que es de igual modo posible mejorar el cuerpo del ser humano para cualquier tarea que se esté realizando.

Y puedo ver como todas las memorias almacenadas dentro del cuerpo, incluso aquellas heredadas de generación en generación, son de igual modo reprogramables al grado en el que es posible que, mediante nuestras palabras, las cuales son una expresión de sonido que viaja por el cuerpo, podamos encausar un dominio total del físico.

Lo que personalmente me preocupa un poco acerca de estas "mejoras adaptadas" al cuerpo físico, es que, literalmente se habla de programar solo ciertas aptitudes y habilidades para realizar una labor específica, la cual puede reproducirse a la siguiente generación y, con ello, en un escenario un poco sacado de alguna obra de ciencia ficción, sólo se delegaran a ciertas personas las mejores aptitudes o habilidades con las cuales podrán mantener al resto sumisos.

A partir de mañana, comenzaré a cargar con una libreta, con este enfoque, con esta decisión de mejorarme a mí mismo. Y daré actualizaciones sobre aquello que vaya descubriendo tanto dentro como fuera de mí.