miércoles, 18 de noviembre de 2020

Miedo - perdón a uno mismo

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo vivir en constante miedo y supervivencia

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo llenarme de pendientes, de tares y cosas que hacer para mantenerme "ocupado", evadiendo mi propio temor y supervivencia, evadiendo aquello que realmente me está comiendo por dentro, temiendo el momento de estar solo conmigo mismo y de sentir y cuestionar lo que realmente llevo dentro como la experiencia del vacío, del dolor y el deseo de que todo se acabe, lo cual no es "la vida", sino aquello "que me impide vivir plenamente"

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo tener miedo de la intimidad conmigo mismo, y de estar solo conmigo mismo

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo vivir en temor de mí mismo, y de todo aquello que existe en mí, como los pensamientos, sentimientos y emociones que me invaden y ante los cuales me siento impotente, sin saber qué hacer con ellos, por lo cual los evado, porque tengo miedo de que continúen para siempre y quisiera que dándome la media vuelta y evadiéndolos pudiese enfocar mi atención en otra cosa y hacerlos desaparecer, pero no se van y sé en honestidad conmigo mismo que en realidad jamás se irán, por lo cual he llegado a tener esta idea de que es más fácil si me voy yo, si desaparezco, si me muero, si me suicido, aparentemente todo se detiene y finalmente podré estar en paz conmigo mismo

Me perdono a mí mismo por aceptarme y permitirme a mí mismo creer que puedo darle la espalda a todos mis pensamientos, sentimientos y emociones pretendiendo que estos no están allí, para evadir aquello que me están mostrando y que temo ver y asumir en la responsabilidad de mí mismo y de aquello que he venido a crear en mi vida

Me perdono a mí mismo por aceptarme y permitirme a mí mismo vivir en temor de mi propio miedo, de experimentar y enfrentar mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo por aceptarme y permitirme a mí mismo creer y percibir que mi temor es muy válido, porque he creído y percibido que mi temor/mi miedo es la "voz de la razón" y que se encuentra allí por una razón y que debo escucharlo y estar relacionado con éste, porque está tratando de decirme algo importante que necesito saber y estar consciente de ello para poder evitar y prevenir el peor escenario posible - aunque al mismo tiempo me sienta y encuentre tan consumido por el miedo que todo aquello como lo que existo, es este temor y no veo soluciones, direcciones, y sólo reacciono más al estado en el que me encuentro, donde el miedo se acumula más y más

Dentro de esto, me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo tratar de distraerme a mí mismo de mis temores, y mis experiencias al tratar de mantenerme ocupado, evadiéndome incluso con la idea de que estoy "siendo responsable", para evitar este momento conmigo mismo sintiendo y abriendo en vulnerabilidad y honestidad conmigo mismo aquello que me está doliendo estando solo conmigo mismo


Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo por un lado querer tener la experiencia del miedo presente porque me advierte y previene de aquello que no conozco, como si creando todos estos improbables escenarios pudiera asegurarme de que "mi vida va hacia alguna parte" y en ello creándome la ilusión de "el control y la seguridad", mientras que al mismo tiempo quiero apartarme completamente de mi temor y ser libre de esta experiencia que me consume día con día, sin ver en honestidad conmigo mismo que soy yo quien se aferra a esta misma experiencia, sin poder alguna vez vivir

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo definir mi miedo/temor en separación de mí mismo, al sentir que este es una entidad que me ataca y me posee, en lugar de reconocer en honestidad conmigo mismo, como he alimentado aquellos pensamientos en mi consciencia mediante los cuales me juzgo, culpo, victimizo y burlo de mí mismo, como parte de mi propia aceptación y permiso en la competencia, comparaciones y deseo de verme en esa posición de superioridad a través de participar en la inferioridad

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo verme como menos/inferior al miedo

Me perdono a mí mismo que no me he aceptado y permitido a mí mismo ver y darme cuenta de que soy el creador de mi propio miedo, y que por lo tanto soy el que está creando la experiencia de que el miedo es demasiado, así como de mi propia debilidad e inferioridad ante este

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo no querer ver que soy capaz de crear mis propias experiencias energéticas que me abruman y que me llevan a querer rendirme y darme por vencido, donde sólo yo me pongo el píe a mí mismo y me aplasto con estas energías

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo aferrarme de mis temores, en lo cual me diré a mí mismo "deja ir el miedo, ya sea que me encuentre en temor o no, me encuentro aquí de todos modos", donde por un momento tengo paz dentro de mí mismo sólo para entonces traer todos los "Pero y si/qué tal si" que me he encontrado temiendo, como si colocándome "de vuelta en mi lugar" "de vuelta a la inferioridad" diciéndome que "no tengo permitido no sentir miedo" y que "no tener miedo es ignorante y estúpido" me hiciera una persona racional e inteligente, porque ¿quién me creo ser para no tener miedo?

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo percibir y creer que la única forma para dar dirección a los puntos que me preocupan es temiéndolos

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo haber igualado/equiparado el temor/miedo a "ser responsables y considerado"

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo creer que el temor es una habilidad práctica de supervivencia

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo haber igualado/equiparado el miedo a ser "consciente/racional/inteligente"

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo creer que para ser capaz de enlistar todas las cosas que podrían salir mal y ser consciente de todo lo que podría salir mal en cualquier momento es "responsable", sin darme cuenta de como a través de semejante deseo de tener el control de mi vida, en cada aspecto de la misma, escapa de mi atención la carga que estoy imponiendo sobre mi propia mente, porque es física y prácticamente imposible predecir todos los movimientos y circunstancias de la vida que pueden hacer salir las cosas mal, y donde entonces al asociar la idea de "ser responsable" con prevenirme de mi propio temor, siempre corro el riesgo de fracasar ante las propias expectativas de mi mente

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo validar mis miedos

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo justificar mi miedo

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo creer que mi miedo es la respuesta a todo

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo percibir y creer que el miedo está justificado debido a todos los momentos/eventos del pasado en los que no sabía como dirigir algo

Me perdono a mí mimo que me he aceptado y permitido a mí mismo creer que mi pasado me muestra mi futuro, en que el futuro va a ser necesariamente como el pasado y que me encuentro atado a la experiencia de mí mismo en la misma forma y que respondo a las cosas de la misma forma y que, por lo tanto estoy atrapado y soy una víctima y que sólo voy a experimentarme a mí mismo como mis limitaciones

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo confiar en el miedo, porque no confío en que puedo cambiar

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo incluso dentro de este perdón a uno mismo defender y justificar mis miedos a través de la lógica

Me perdono a mí mismo que no me he aceptado y permitido a mí mismo mostrarme a mí mismo que no necesito el miedo

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo aferrarme y defender lo que conozco, mientras que al mismo tiempo no estoy dispuesto a explorar lo desconocido

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo defender mi miedo y justificar mi temor porque aparentemente es lo que me ha "hecho llegar tan lejos" y por lo tanto "tiene que ser de alguna utilidad/valioso" y que es "peligroso" dejarlo ir; sin ver y darme cuenta de todas las cosas que me limite e impedí a mí mismo hacer y lograr, debido al miedo, de modo que, en efecto he llegado a quedarme detenido debido al miedo, no he logrado la gran mayoría de mis ambiciones debido al miedo, y si estoy donde me encuentro el día de hoy, es debido a mi propio temor.

Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo querer colocar la culpa en separación de mí mismo, para justificar el "por qué soy tan temeroso", y que es debido a "todas estas razones y cosas que simplemente vale la pena temer" mientras que en la realidad no he dedicado el suficiente tiempo, consistentemente a hacer mi escritura, mi perdón y he dejado que las cosas se acumulen al punto en el que me encuentro demasiado "lleno/saturado de tantas cosas" y todo parece no tener ninguna solución y desesperanzador, mientras que sé muy bien que cuando me encontraba más empoderado, es cuando me encontraba escribiendo y haciendo perdón a uno mismo consistentemente, y que mi actual experiencia es una consecuencia manifestada de "dejar que las cosas se apilen y transiten por la mente sin freno"

Dentro de esto - Me perdono a mí mismo que me he aceptado y permitido a mí mismo creer y percibir que puedo "darme el lujo" de que las cosas se acumulen y transiten por la mente" porque he alcanzado un punto de estabilidad dentro de mi mente y todo estaba funcionando - percibiendo y creyendo que una vez que todo ha sido "alcanzado" va a permanecer allí por siempre y para siempre, tomando nota únicamente del resultado final y no del proceso de creación y que es este proceso de creación el que requiere ser mantenido y practicado consistentemente a lo largo del tiempo.

Me comprometo conmigo mismo a volver a aquellas prácticas que sé que me apoyan, de vuelta a lo básico, a las herramientas que siempre me han apoyado como el respiro, el perdón a uno mismo, la escritura y las declaraciones de compromiso, así como las aplicaciones correctivas.

Me comprometo conmigo mismo a confiar en mí mismo para volver a mi verdadero ser, y confiar en que mi experiencia de temor no es una sentencia final o un absoluto, y que no me encuentro atado por y hacia mi temor - y que puedo experimentarme, vivirme y expresarme a mí mismo como mi mejor potencial, para mí mismo y para los demás como uno mismo.