lunes, 9 de noviembre de 2020

Darme por vencido (Perdón a uno mismo)

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo querer darme por vencido

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo definirme y creer que soy los pensamientos "quiero darme por vencido, quiero dejar todo, déjame en paz, mátame, déjame morir", en lugar de cuestionarme ¿Cómo he llegado a creer en la idea de darme por vencido? ¿Qué es aquello que quiero dejar ir y cambiar de mi actual forma de vivir, para que pueda traer mi máximo potencial, la mejor expresión de mí mismo a la vida? ¿Qué es aquello que me estorba? Y mientras escribo ésto, puedo ver y darme cuenta que si hay algo que puedo dejar ir en este momento, son precisamente estos pensamientos en los que me digo a mí mismo "date por vencido, ríndete"

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que puedo darme por vencido


Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer en la ilusión de darse por vencido


Me perdono a mí mismo que no me he aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta y reconocer en honestidad conmigo mismo que la idea de darme por vencido no es real, sino una ilusión aprendida por medio de las ideas de "competencia/comparaciones" empujadas por el sistema de consciencia mental


Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo juzgarme de acuerdo a las ideas de "puedo darme por vencido porque no soy lo suficientemente bueno, no voy a lograrlo, no sirve de nada, ¿para qué continuar? ¿para qué sigo viviendo?", en lugar de ver en honestidad conmigo mismo, mi relación con y hacia estas palabras, ideas y creencias que, en realidad se han ido acumulando en y a partir del paso de los años, con cada uno de los eventos, las circunstancias en las que me dije a mí mismo "no puedo hacer esto, no sé cómo hacerlo", entregándome a la experiencia de la impotencia, en lugar de cuestionarme: ¿Cómo es que puedo decirme a mí mismo que puedo detenerme cuando siempre que me he caído, he aprendido a levantarme?


Me perdono a mí mismo que no me he aceptado y permitido a mí mismo ver y darme cuenta que cuando todo está aparentemente perdido y no me queda ya nada más por hacer, puedo simplemente soltar aquello a lo que me había aferrado de mí mismo y liberarme para empezar de nuevo, porque aquello que el vacío me muestra de mí mismo, tal y como cuando se explora una idea o se sigue un pensamiento hasta sus últimas consecuencias, una vez que se termina, se termina, y tal y como se empieza un lienzo en blanco, me estoy mostrando a mí mismo es que no tengo nada que perder y tengo todo por ganar


Me perdono a mí mismo que no me he aceptado y permitido a mí mismo ver y darme cuenta que sin importar si me encuentro en un limbo, si me doy o no por vencido, sigo aquí, siempre he estado aquí, siempre seguiré aquí, porque la muerte no existe realmente, por lo que darse por vencido, no es, ni puede ser real de igual modo.