martes, 24 de marzo de 2020

Mi jornada hacia la vida. Día 1928, No estoy perdido, me he encontrado

Desde antes de venir a Panamá, ya me veía proyectando el deseo de encontrar una pareja, llevo poco más de 1 año y medio desde que me dije a mí mismo que me tomaría un respiro con el tema de las relaciones, sin embargo, el problema es que a la fecha, sigo encontrándome con el hecho de que este ese deseo ha estado acaparando buena parte de la atención de mi mente; como si dentro de mí estuviera diciendo: "pero ¿dónde está esa relación que tanto estoy buscando? Y la verdad es que tan sólo al escribir estas palabras, volteo a ver la realidad de la situación en la que me encuentro, es decir, específicamente hablando de mi proceso aprendiendo a hacer dinero y literalmente a seguir los ejemplos de algunas personas en mi entorno que han logrado llevarse a esa posición de auto-suficiencia para sostenerse a si mismos; y es que esta inevitable, simple y sencilla realidad que pesa sobre mi bolsillo, y que pesa de igual modo en y para todos en este punto de quiebre de la historia de la humanidad, en la cual nos encontramos a punto de entrar a una recesión global... no veo cómo puedo crear la relación que tanto me veo anhelando, si primero no establezco las bases necesarias y suficientes para establecer la relación, y ciertamente, lo que pesa de dicho reconocimiento, es que la respuesta a mi pregunta: ¿Cuándo podré crear la relación que quiero en mi vida? Es simple y sencillamente = No es pronto, y lo más probable es que tampoco sea necesariamente aquí en Panamá.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo crear ahora "el miedo de no tener una relación" sintiendo que ha pasado "demasiado tiempo" sin que tenga una relación, cuando en realidad, no es que no se me hayan "presentado oportunidades" a lo largo de los últimos meses para entrar en una relación, es simple y sencillamente, que de igual modo he sido yo quien ha tomado la decisión de dejar ir esas oportunidades que se presentaron, porque el punto de partida en sí mismo era algo que estaba creado desde no más que sólo el deseo de tener una relación, y al notar mi propia energía y la naturaleza de mis pensamientos, sentí miedo de iniciar "la labor de conquista", no porque la otra persona no fuera suficiente ni mucho menos, sino porque podía ver claramente que yo era quien no estaba en posición de sostener una relación cuando ni siquiera podía conmigo mismo, y por eso tomé la decisión de esperar en aquellas ocasiones, para poder trabajar en mí mismo.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que la forma más rápida de caminar este proceso era si lo caminaba yo solo, porque aparentemente "los demás quitan tiempo o estorban", y es decir, claro, son un "estorbo" para las "preocupaciones" en la mente que aparentemente si son importantes y que si son trascendentales, y es decir, no es como que enfocarse en los propios proyectos sea ahora "algo malo", sin embargo, puedo ver como al igual que mi padre, me he convertido únicamente en este robot que trata obsesivamente de mantenerse fiel a la idea de "el progreso", porque eso fue en parte lo que me enseñaron, lo que aprendí como parte de mi sistema educativo y cultural, social y familiar, y es decir, tanto fue lo que mi padre ocupó de su vida en aquella empresa en la cual laboró por más de 30 años, que ahora veo gran parte de su energía sólo desperdiciada viendo series en Netflix, reflejo mismo por el cual, me da miedo verme a mí mismo sentado frente al televisor y dejando pasar el tiempo; pero la verdad es que, incluso en ese juicio, hacia mi padre o hacia mí mismo, puedo ver cómo de igual forma he generado mi propia e individual idea del progreso, y como la definición de cada palabra en realidad existe en una forma única e individual dentro de mí como una expresión que viene en un conjunto de personalidades a través de las cuales trato de vivir esta idea de "progreso". Y es irónico porque, cuando trato de responder la pregunta de: ¿A quién estoy tratando de demostrarle mi fuerza o mi valía, o cualesquiera de estas proyecciones que me veo haciendo de mi ser, limitándome a mí mismo a ser no más que el concepto de una persona? La verdad es que, al principio creía que respondía a "mi padre, mi madre e incluso a mí mismo", pero no, es más bien como si esa prueba estuviera para ser vista y presenciada por los demás donde yo sólo me limito a esperar por "El Día del juicio", donde en realidad el único imponiendo el juicio sobre sí mismo es este "yo", tratando nuevamente de definirse de acuerdo al pasado o tratando de alcanzar algún punto ideal en un improbable futuro que permanece en constante cambio y proyección a cada instante con el cambio de cada nueva situación...

Y para no darle tanta vuelta... hace unas semanas atrás, de pronto tuve uno de estos momentos en los que, uno contempla la totalidad de lo que ha venido a ser construido como "la vida", es decir ¿quién soy y quién he sido en esta vida? Y lo que encontré en mi mente fueron todas esas historias que construí y articulé en palabras de un pasado que ya no recuerdo, porque la memoria muta y cambia, se olvida y se perdonan muchas cosas en el proceso que poco a poco vienen a pasar a ser parte igualmente de esa historia, hilvanada principalmente de mis propias "mentiras", mis propios cuentos en los que, desde mi perspectiva yo era la víctima de esas circunstancias, o el héroe, o el traidor, o el honesto, o el deshonesto, pero ya sabes, más allá de todo eso, más allá de todos los dramas y telenovelas que cargamos en la mente como álbum fotográfico, como el álbum de fotos del celular, ya sabes, de vez en cuando me veo repitiendo y repasando las imágenes, memorizando como un loro mi historia y mis creencias, acerca de mí mismo, incluso de las mentiras contadas - No a los demás, sino a mí mismo porque, siempre nos contamos una versión de la historia que viene desde nosotros mismos experimentando ese momento, viviendo esa experiencia, pero sólo hasta que el momento termina, es que normalmente uno se toma el tiempo de dar ese paso atrás para imaginar, ¿Cómo se ve desde el punto de vista del otro? Y es en esa pregunta, donde comienzan los juicios, las comparaciones, las ideas de "quién yo soy" y en ello, establezco mi "relación con el otro y con el mundo", por eso el YO no puede ser solo, porque necesita de un OTRO, para volverse un "YO"; en cambio, sin juicios, sin comparaciones, sin ideas, ni siquiera hay lugar para un Yo, simplemente somos seres humanos aquí juntos aprendiendo a vivir; y es allí donde, desde el punto de nuestra Unicidad e Igualdad, que puedo vaciarme y volver a empezar siempre; lo pasado sólo es parte del aprendizaje aquí, no me define, y aunque en efecto no puedo cambiar el pasado, puedo cambiar lo que he hecho de mí - irónicamente tras haberme sentido profunda y completamente "perdido" durante los últimos meses, o al menos así me sentí y creí existir por un largo tiempo, en realidad encontré una respuesta muy sencilla que me ayudó a traerme de vuelta = cualquier cosa que no podía responder, cualquier evento en la memoria que aparentemente era incapaz de encontrar, siempre puedo traerlo de vuelta en la honestidad contigo mismo; ya sé que suena "obvio", porque ya sabes, uno estuvo allí viviendo eso y uno sabe cuales fueron las mentiras que uno dijo para escapar de una situación, para quedar bien, o para conseguir algo basado en los mismos deseos que creemos desear (ya sabes, no tenemos el deseo, sino que este nos tiene adictos en su energía). Pero ya sabes, sólo en medio de la historia que uno se cuenta, sólo es necesario hacer la pregunta: ¿Cómo fue que empezó realmente todo el lío? ¿Qué fue realmente lo que pasó en mí y dentro del otro que nos llevó hasta ese punto de conflicto y que aparentemente ha permanecido en mi memoria como ese "recordatorio" que no he dejado ir

¿Quién soy yo en principio y final? Yo soy el punto de partida que tomo en esa escena, con todo lo involucrado, desde las personas, los seres y las energías implícitas en el momento del acontecimiento, y cómo me dirijo a mí mismo dentro de y más allá de ese punto en consideración de toda la vida como una e igual... pero ya sabes lo que dicen = Conocer el camino no significa haberlo caminado. Por eso quiero hacer este compromiso conmigo de devolverme a mí mismo a la escritura y lectura diraria, para recuperar "mi tesoro perdido", la disciplina en mi propio proceso que ha marcado la pauta y la guía que, sólo me ha dado en compensación = los mejores junto con los peores momentos de mi vida, en destrucción y construcción de mi ser, ya sabes lo que dice la historia del hombre que se encuentra con la muerte y le pregunta a ésta:

¿Por qué la vida es tan difícil?

A lo cual la muerte responde:

La vida es hermosa, nadie dijo que fuera a estar fácil.