lunes, 26 de agosto de 2019

Mi jornada hacia la Vida, Día 1903, El dinero define nuestras relaciones


Esta conferencia es un "must watch" en la lista de educación básica de nuestra relación con el dinero, por favor encuentra, aparta o crea un momento para verla. Habiendo dicho ésto.

Uno de los puntos que ha emergido en los últimos días es cómo el dinero también ha llegado a definir tanto de las personas con las que llegué a relacionarme a lo largo de mi vida, si me juntaría "con los ganadores o los perdedores", la clase de relaciones a las que se tienen acceso, porque la gente es diferente en su actitud, en sus palabras y pensamientos, cuando crecen en hogares que pueden ofrecer un buen apoyo económico, o cuando crecen en hogares rotos, disfuncionales y con adicciones, como fue el caso de algunos de mis primos; lo irónico es que fue mi propia familia quien trató de apartarnos del contacto con ellos, sin embargo mi padre lo hacía porque era mi abuela quien le decía que, mi primo; quien había crecido en un hogar... sólo digamos difícil, muy difícil; me miraba con envidia por las cosas que teníamos, ¿Y es decir, cómo es que no iba a cuestionarse por qué nosotros teníamos acceso a más y mejores cosas que ellos, si él y yo jugábamos siempre juntos cuando eramos niños?

Recuerdo que cuando visitaba su casa, para mí no era más que una casa, igual a la mía, es decir un techo, paredes, puerta, baño, etc., pero conforme fui creciendo, también empecé a fijarme que, su casa estaba muy descuidada, que su baño no estaba limpio como el nuestro, que sus juguetes no eran como los nuestros, y un día le dije a mis padres: "¿Por qué no adoptan a mis primos?" Ellos se rieron y, cuando vieron que comencé a insistir una y otra vez por la pregunta, finalmente se detuvieron a tratar de explicarle a un niño de 6-7 años que mis primos eran la responsabilidad de mi tío, y que las cosas no eran tan fáciles como simplemente traer a una persona más a una casa donde ya vivían 7 personas. Yo siempre he admirado a mi primo, porque a pesar de crecer en un hogar disfuncional, se dedicó a mejorarse a sí mismo como ser humano, y fijo su sueño en salir de esa casa y lograr algo más por sí mismo. Hoy, de todos los primos, soy el único que no ha logrado esa misma independencia económica. 

Hace poco hablaba con un amigo que, creció en las mismas circunstancias, es decir, en un entorno profundamente disfuncional, y estábamos platicando acerca de las historias de nuestras familias. Mi padre a la edad de 8 años tenía que salir a vender tamales con mi abuela para poder pagar la escuela y la renta, cuando no lograban vender nada, cenaban los mismos tamales que preparaban; y claro que agradezco y valoro infinitamente ese ejemplo de mi padre, que me inspirara de igual modo a trabajar así para entender y valorar las cosas; sin embargo, en suma con lo que he caminado en los post anteriores, se deja ver un "patrón" bien especifico entre aquellas personas que logran la independencia económica más pronto que otras, o al menos esto es lo que puedo ver de los ejemplos que han estado presentes en mi vida; las primeras personas aprenden a depender del dinero que reciben de mano de sus padres, o de mano de sus jefes, o del gobierno, y aquellos que se deciden a salir fuera a buscar esas oportunidades porque ellos no podían simplemente extender la mano en casa... Así de simple

A lo largo de mi vida, una de las barreras limitantes que me ponía a mí mismo para conocer a la gente, en especial a las mujeres que me interesaban, era que "no tenía dinero", y cuando mis compañeros de la escuela hablaban de salir juntos a algún lugar a divertirse, donde por ejemplo iría con ellos la chica que me gustaba del salón, yo mismo diría para mí mismo: "Es que no tengo dinero", y es decir, desde luego podía pedirle prestado a mi padre a esa edad, pero la realidad detrás de esas palabras es que, no me sentía a la "altura" de esas chicas por las que llegué a sentirme atraído en algún momento, y el "no tener dinero" para mí se volvió la excusa para poder evadir mi temor a ver mis propios potenciales y capacidades para entonces = saberme suficiente y asumir responsabilidad por mí mismo; me sentía inferior a esos otros chicos que podían pagar la mejor ropa, los mejores celulares, las mejores experiencias, porque ellos salían con las chicas más atractivas, porque básicamente podían pagar esas experiencias que yo no podía; pero que tampoco me animaba como a "tratar de pagarlas" porque en realidad había vinculado este miedo a "conectarme con las personas" con "el dinero", y no tener dinero se convirtió de igual modo en la forma de evadir mi propio temor. Es casi irrisorio... pero llegar a "Tener o hacer dinero" se convirtió para mí en un miedo en sí, porque para poder hacer dinero, ya sea en una oficina o en un negocio, uno tiene que comunicarse y trabajar con la gente y, en ello aprender a tratar a diferentes tipos de personas.

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo reconocer que la desigualdad y disparidad social comienza en el momento en el que comenzamos a definir el valor del dinero "como lo que se tiene, y lo que no se tiene, lo que se posee y lo que no".

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta que a las parejas y a las familias no las une "el amor", sino el dinero

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo alejarme del dinero pensando que es malo, sin darme cuenta y reconocer en honestidad conmigo mismo, que en esos juicios que hacía hacia las personas que tienen dinero, no quería de hecho reconocer que estaba escondiendo y justificando mis propios temores a de hecho tener dinero, porque en realidad no he querido ponerme a mí mismo en los escenarios y circunstancias donde veo que no me he enfrentado a mí mismo para de hecho caminar a través de aquellas creencias y limitaciones que he puesto sobre mí mismo al momento de conseguir dinero

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo tener miedo de tener dinero y  de manejar eficientemente el dinero, porque siempre vi éste como algo "superior", algo difícil de utilizar que dependía de tratar a las personas fuera de esta imagen que me había creado en mi mente de que, hacer las cosas "de gratis" por ejemplo, es una forma de mostrar "amor incondicional", por ejemplo, donde puedo ver cómo a lo largo de mi vida tenía constantemente esta creencia de que "una forma de demostrarle a una chica mi interés, era comprándole algo, o invitándola a salir", lo cual era parte de lo que me decía mi madre en las primeras ocasiones que le hablé sobre el interés que empezaba a tener por algunas chicas de la escuela. Ella tomaba algo de dinero y me decía "compra ésto y la vas a hacer feliz"; pero de igual modo, siempre se sentía como que "tenía que comprar la amistad de las personas en mi entorno", tenía que "demostrar que podía pagar cosas caras y que podía invitar a salir a alguien"

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta de que los discursos del "machismo y el patriarcado" donde las mujeres dependen del hombre como proveedor, es creado por las mismas madres

Continuo en el próximo post