sábado, 20 de julio de 2019

Mi jornada hacia la Vida, Día 1890, Un amigo intenta suicidarse

Debo decir antes de empezar a escribir que, ciertamente me caga la sensación de sentirme observado al escribir, me caga sentir que las porquerías de mi mente quedarán expuestas ante el mundo que se creerá con el jodido derecho de juzgar y criticar todo cuanto puedan leer de mis palabras, 

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo sentir que "me caga sentirme observado", cuando en realidad lo que estoy diciendo detrás de ello, es que me veo a mí mismo "escribiendo y haciendo esto para los demás", lo cual de hecho implica que "no estoy haciendo ésto por mí mismo en este momento, sino que me siento "acorralado" en y por mi propio deseo de atención y aceptación que en realidad busco dentro de las publicaciones que escribo; lo cual deviene a su vez de mi deseo de "ser reconocido", porque aparentemente una vez que me encuentre en dicha posición siendo reconocido y aceptado y querido, etc., podré encontrarme de alguna manera en "control" de estos pensamientos de preocupación acerca de "lo que podría decir o juzgar la gente al respecto

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta que yo me he vuelto a mí mismo un esclavo de mi propio deseo de ser aceptado y reconocido, porque al mismo tiempo me veo y siento "prisionero" de estos pensamientos de preocupación acerca de los juicios y críticas de otras personas acerca de lo que digo y lo que escribo, en lugar de ver en simple sentido común que si camino en y a través del miedo que está generando esta preocupación de "ser rechazado" o "no ser aceptado", el deseo de literalmente "controlar las opiniones de otras personas" acerca de mí se esfuman al instante, tal y como de hecho he podido ver en ocasiones dentro de mí que, puedo permanecer inmutado ante estas "ideas y opiniones", donde literalmente la expresión "me vale madres lo que piensen" ha constituido el eje de liberación más eficiente del punto en si

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo haber querido controlar los pensamientos y opiniones de otras personas acerca de mí, proyectando una imagen en la cual tengo que invertir tiempo, atención, energía y básicamente la oportunidad que tengo aquí de ser y expresarme como vida, sólo para poder tener control de este punto..., dentro de ésto

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta y reconocer en honestidad conmigo mismo que no tengo y jamás tendré el control de lo que pueda existir dentro de las personas, puesto que en realidad nadie controla y domina al 100 por ciento lo que ocurre dentro de ellos, así como la mente consciente, subconsciente e inconsciente, de modo que ¿para qué perder siquiera el tiempo dedicando alguna forma de atención a esta imagen? Desde luego es importante mantenerse alineado con el sistema, eso lo reconozco en honestidad conmigo mismo por el simple sentido común que implica el ver y reconocer que existimos dentro de este sistema mundial en el cual hay que sobrevivir de acuerdo a "las reglas del juego", no obstante, de igual modo puedo ver que nada de esa imagen que presento ante los demás tiene que "definirme" en forma alguna, donde incluso se puede llegar al grado de tener reacciones emocionales por y acerca de la apariencia física y juicios hacia la ropa que uno usa, lo cual es en realidad absurdo puesto que, la ropa sirve a un propósito específico, la presencia y expresión física que soy en este mundo es lo que es, y aunque es perfectible, sólo puede ser perfectible dentro del contexto de su propia expresión única en la existencia.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo condicionar mis palabras a una imagen, donde incluso el hablar de una cierta forma para parecer "muy intelectual", es y forma parte de la idea misma creada en y alrededor de la imagen y dentro de esto

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo definirme a mí mismo en y como una personalidad intelectual ante los demás, porque aparentemente esa clase de imagen inspira "temor y respeto", lo cual sirve simple y sencillamente para continuar ocultando el temor de ser juzgado y criticado por otras personas, y en esencia para controlar sus opiniones acerca de mí, sin ver en honestidad conmigo mismo que, al colocarme en dicha definición y personalidad "intelectual" yo mismo estoy creando esta prisión para mí mismo que me separa de la vida y de la oportunidad de ser aquí y de expresarme aquí incondicionalmente; pues lo irónico es que la mente no está separada de mí, yo estoy participando en ella y me he convertido en ella y soy literalmente mi propia mente, junto con todos sus abusos, sus perversiones y sus facetas "oscuras" que deliberadamente me veo ocultando de las personas para no tener que enfrentarme a mí mismo en mi propia mierda, ya que en realidad el propósito mismo de mostrarme como alguien "bueno" y contrario a esa parte oscura y negativa, es simple y sencillamente por esta tacañearía de perseguir la clase de "experiencias" que aparentemente promete el sistema a todos aquellos que eligen obedecerlo, porque ciertamente uno elige ser esclavo pese a tener la puerta abierta 24/7 para hacer ese cambio que uno necesita

Me comprometo conmigo mismo a hacer del espacio de escritura una expresión incondicional donde puedo abrir todo cuanto existe en mí sin tapujos y sin imagen que enarbole o fomente una imagen que sólo me hace permanecer atrapado dentro del conflicto de los sistemas de consciencia mental.

Y ahora si, voy a abrir el punto que realmente quería traer en este post.

Hace un par de días, una persona cercana me mandó una nota de voz expresando su hartazgo por la vida, por su familia, por todas las situaciones que le rodeaban y básicamente su intención de suicidarse, aunque no sólo habló de ello, es decir literalmente se rajó el brazo de codo a palma con una navaja; sin embargo, aunque en otro momento habría reaccionado emocionalmente ya fuera llorando, enojándome (lo cual irónicamente incluso en aquellos momentos en los que emergían dichas reacciones cuando otras personas intentaron hacer lo mismo, podía ver detrás de dichas experiencias que sólo se trataba de una experiencia de chantaje y de manipulación tanto de mí hacia ellos, como de ellos hacia mí) o también crearía empezaría a comprometerme en ayudar a estas personas a salir adelante y a estar allí para ellos cuando así lo requirieran (lo cual en realidad no tiene nada de malo, de hecho incluso en esta ocasión no dejé de abrir la puerta y ofrecer apoyo, pero ya sabes ¿de qué sirve medio acabarse la vida tratando de salvar a una persona que esencialmente no tiene la menor intención de apoyarse a sí misma? Y vale madres si eres el mejor psicólogo, el mejor shaman o lo que sea, no puedes salvar a quien no quiere, ni tiene la menor intención de dar el primer paso a su "rehabilitación") y en esta ocasión permanecí simplemente sentado escuchando las que parecían ser "las últimas palabras de esta persona" (quien recibió intervención a tiempo por parte de la policía y paramédicos) simple y sencillamente permanecí tranquilo e incluso hasta algo indiferente en aquel momento.

Curiosamente podía ver de igual modo cómo en mi mente yo mismo estaba tratando de forzarme a "sentirme culpable" por no sentir algo en ese momento, porque aparentemente sentir ese miedo de perder a alguien es la "prueba de que se les ama o la definición de lealtad y amistad" o algo así, pero incluso a medida que escuchaba las palabras de esta persona y me mantenía mandándole un mensaje tras otro pidiéndole que me permitiera ir en su búsqueda y hablar para encontrar una solución, con cada mensaje que enviaba, y que de hecho me forzaba a seguir enviando porque otra parte de mí simplemente quería cerrar la puerta y decir "Sabes qué? Es tu decisión, es tu problema y ya que ni siquiera a ti te importa tu propia vida, por favor no me vuelvas a buscar y no me hagas ya perder mi tiempo"

Irónicamente me causó mas "shock" el ver estos pensamientos en los que me veía esperando que ese momento fuese de verdad el pretexto y excusa última para cortar definitivamente toda comunicación con dicha persona, como si su ausencia y partida representaran una suerte de "alivio" a ya no tener que "escuchar ni dialogar más con dicha persona". Y es que en realidad no es la primera vez que esta persona intenta algo así, ni han sido pocas las conversaciones en las que, de mil y un formas traté de encontrar ese punto en el cual pudiera "convencerla de hacer un cambio y de que el cambio en sí mismo es posible". 

Al ver a este momento en el que, ya no me dejaba "ser movido" tan fácilmente por la idea misma de "el suicidio" de esta persona, comencé a ver de igual modo dentro de mí cómo en su momento, cuando esta idea parecía "tener algún peso" en mi vida, podía fácilmente en esta manipulación, porque esencialmente yo mismo ya me estaba manipulando con esta idea, y ahora al ver a esta persona intentando hacerlo y ver que no me movía en lo absoluto, me dio incluso esta suerte de "claridad" con respecto de lo mucho que he estado de hecho trabajando en mí mismo para ver en el suicidio no más que un pretexto cobarde para no enfrentar lo que de hecho existe en uno mismo, porque invariablemente de las circunstancias, siempre se puede apelar a una solución, siempre se puede hacer un cambio, radical y doloroso a veces, desde luego, pero siempre se puede encontrar una solución

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que debería de "sentirme triste" al escuchar a esta persona decir que iba a suicidarse, cuando en realidad puedo ver que "esa tristeza" es el mismo chantaje emocional que yo trataba de hacerme a mí mismo y a las personas en mi entorno para entregarme al drama y hacerme la víctima dentro de mis propias justificaciones, las cuales curiosamente ya no estoy dispuesto a tolerar ni en mí mismo, ni en los demás, porque si hay algo que de verdad me molesta en mí mismo a estas alturas, es verme poniendo pretextos pendejos para cosas que sé y veo en honestidad conmigo mismo que tienen solución, y que la solución suele ser de lo más simple y sencillo que uno puede imaginar; hay cosas que no se pueden hacer prácticamente en este mundo, al menos no sólo, pero ni siquiera eso significa que, con un trabajo bien enfocado y canalizado no pueda modificarse y es por ésto que

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que soy "malo o un culero o insensible" por no "sentirme mal por esta persona", cuando en realidad simplemente quiero lo mejor para esta persona, y al ver que sus acciones no conducían ni pretendían lo mejor para sí misma, simplemente "no participé de su drama y su berrinche"

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que el no sentir nada hacia el suicidio ya, significa que debo serle completamente indiferente, cuando en realidad, simple y sencillamente puedo seguir ofreciendo el apoyo, sin embargo la diferencia es que ahora veo y entiendo que yo sólo puedo llegar hasta cierto punto, porque es la otra persona quien tiene que cruzar la puerta.

Me comprometo conmigo mismo a ya no participar del chantaje y el drama que es el suicidio tanto dentro como fuera de mí y dentro de ésto

Me comprometo conmigo mismo a que en el momento que me vea a mí mismo participando en forma alguna de estas ideas o involucrándome con estas ideas, respiro y veo en honestidad conmigo mismo qué es aquello que siento y creo que no tiene solución, enfrento las excusas que me esté poniendo a mí mismo para hacer el trabajo necesario y de este modo me libero a mí mismo de cualquier pretexto para entonces conducirme a hacer el cambio necesario tanto dentro como fuera de mí