martes, 4 de junio de 2019

Mi jornada hacia la Vida, Día 1885, Perspectivas y diferencias entre Honestidad y la Honestidad con uno mismo

- Hola Gabriel;esta parte no la comprendo bien:

"Tenga cuidado con la tendencia a querer proyectar la honestidad con los demás, sin primero estar absolutamente seguro de que ha establecido la honestidad con uno mismo y como usted mismo ABSOLUTO, sin vacilación, sin incertidumbre ni dudas" Como puedo saber esto? Me podrias poner un ejemplo practico?

Saludos


- Hola de nuevo J.

Con gusto: Imagina que de pronto mientras te encuentras enfrente de tu hermano y te viene un recuerdo de la infancia, cuando él digamos que te prestó sus walkman/discman con su disco favorito, y entonces tú te lo llevaste a la escuela pensando que no habría problema, pero estando en la escuela el maestro te quitó los walkman/discman, por estar escuchando el disco en lugar de prestar atenció en clase. De modo que regresas a tu casa y avergonzado de decirle la verdad a tu hermano, le dices que te robaron los walkman/discman, y tú lo haces para evitar problemas con tu hermano proyectando la culpa hacia alguien más.

Ahora, una vez que notas esta memoria, te dan ganas de acercarte con tu hermano a confesarle HONESTAMENTE: "Cuando me prestaste tus walkman/discman, me los llevé a la escuela y como los estaba escuchando en clase el maestro me los quito."

Pero si te das cuenta, en realidad no estás atacando aquella situación de raíz, porque lo que estas haciendo es simplemente tratar de "remediar" la culpa que sientes por haber dicho una mentira con tal de evitar la responsabilidad con y hacia tu hermano, es decir, está cool que digas la verdad, sin embargo, el decir la verdad no está haciendo que enfrentes el punto más importante dentro de ti mismo: El motivo por el cual te llevaste los walkman/discman a la escuela, y por el cual en el temor de reconocer tu error y responsabilidad, decides mentirle a tu hermano porque estaba también presente el temor a confrontar a tus padres, y estaba presente el temor de tener que rendir cuentas por una acción que sabías de antemano que no tenías permitido hacer; el esclarecer estos miedos para ti, y es decir esto es más allá de sólo reconocer la existencia de estos miedos, es ir a cada uno de ellos y mirar detenidamente - si existe miedo hacia el hermano, ¿por qué hay miedo hacia tu hermano? - si existe temor a reconocer el error ¿por qué esconderse de la responsabilidad? pero es hacerlo de manera sincera y honesta con uno mismo, exponiéndolo y reconociéndolo por uno mismo, en lugar de sólo ir y decirle a los otros "sólo la verdad". ¿Quedó más claro?

Saludos



- Gracias Gabriel;ya comprendo un poco mas,uff.. me queda un largo camino hacia la honestidad con uno mismo jejej!

Saludos



- Sólo tienes que darte cuenta que no se trata de "llegar a la honestidad contigo mismo", porque tu ya estas aquí, tienes todos tus recuerdos, todos tus pensamientos, todos tus arrepentimientos, culpas, miedos, deseos, etc., es decir ya tienes todo lo que necesitas para ser honesto contigo mismo.

Por lo general suele pasar mucho en la vida que, cuando hay algo que a nuestra percepción parece demasiado lejano, es porque solemos tenerlo a un sólo paso de distancia, lo cual es y comienza con la decisión de ser "Real" "ser auténtico" en lo que se hace, sin juzgarnos a nosotros mismos, ni a los demás, porque reconoces que cada uno es único, sin embargo es igual, porque somos iguales en esa Unicidad, pero ¿quién puede en verdad juzgar la vida de otro, o decir si fue o no una vida más fácil o más difícil? Sólo uno mismo es quien impone o determina esos juicios sobre uno mismo, porque la verdad es que no tenemos idea de lo que otros puedan pensar o creer de nosotros, y las opiniones son tan variadas que, al final si dejamos que eso nos construya o determine, es decir si aceptamos los juicios de otras personas, lo único que tenemos al final es sólo una multiplicidad de imágenes que construyen un "yo" diferente en cada persona, y todos esos "yo" se convierten en la definición que cargamos de nosotros mismos, sin darnos cuenta de que no somos nada de ello, es más ni siquiera somos "una persona..."

Llevamos años cargando con nuestras propias mentiras y justificaciones, las cuales nos hemos repetido a nosotros mismos por tanto tiempo porque esas definiciones nos hacen sentirnos "parte de un orden", sentimos que encajamos porque nuestros instintos de supervivencia nos dicen que debemos movernos en la misma dirección que el rebaño, y por ello comenzar a ser honestos con nosotros mismos de manera auténtica, suena como a algo muy distante porque lo primero que viene a la mente es el recuerdo de todos los compromisos pendientes en nuestra vida, todas las personas en nuestro entorno que tal vez reaccionarían o se alejarían de nosotros si nos atrevemos a dejar de ser todo eso que alguna vez nos hemos sentido forzados a ser sólo para no estar solos con nosotros mismos y vernos de la única forma en que podemos enfrentar todo lo que no queremos ver de nosotros mismos, todo lo que no queremos recordar o pensar de nosotros, porque sabemos que nos duele demasiado vernos de manera tan cruda y real.

Sólo una cosa puedo decirte: si te enfocas en tan solo ese punto, es decir volverte honesto contigo mismo, te vas a ahorrar 2 años de trabajo escribiendo día tras día, hasta que finalmente, en el hartazgo de aquella absurda labor mecánica, finalmente te preguntes por el sentido de escribir y por el sentido de todas las cosas que haces en tu vida; cuando la pregunta ya no pueda ser evadida, porque el tiempo que has invertido ha sido tanto, y el resultado se siente tan poco e insignificante, que sólo te queda reconocer que el resultado es insignificante porque siempre hiciste la misma labor sin significado, sin sentido y sin darle el valor, cómo se hace o se crea ésto? Simple:

"Ok, tengo que resolver el problema con mi hermano, veo que no me llevo bien con él, ¿por qué no me llevo bien con él? Porque hace dos años me mintió, y 1 año antes de eso me delató, y 3 años antes de eso me insultó, y cuando eramos niños no me prestó el juguete con el cual él estaba jugando y un laaaaargo etcétera... (Tomas un respiro y comienzas a observar) pero ¿lo que yo hice tampoco fue honesto, porque yo quería que me prestara el juguete justo en el mismo momento que el lo estaba usando, yo quería que me hablara con respeto y que me hablara como un igual cuando estábamos frente a los otros niños, pero no me di cuenta de que estaba presente la niña que a él le gustaba, por lo cual estaba enamorado y quería hacerse lucir más fuerte para llamar su atención, si... también veo que me ha pasado lo mismo con otras mujeres, es por eso que a veces llegué a mentirle y a tomar alguna cosa que yo quería usar de entre sus pertenencias para lucir bien frente a esta chica que me atraía tanto..." ¿Tiene sentido?

lunes, 3 de junio de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1884, ...


Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo ver y darme cuenta que yo mismo generé mi desempoderamiento al repetir dentro de mí mismo que no tengo sentido, que la vida no tiene sentido y que las cosas no tienen sentido, sin ver que en realidad yo estoy creando esta vida que vivo y experimento en cada decisión que tomo dentro de mi mundo, porque en la forma en que decido actuar e interactuar con las personas del entorno es como entonces, yo mismo voy estableciendo que no es la sociedad la que me define a mí, sino que soy yo quien define su interacción con la sociedad, si es que simplemente voy a pasar por aquí como un observador sin levantar la voz respecto a nada, o si decido tomar las riendas de mi vida y comienzo a diseñar la clase de mundo que me gustaría crear tanto dentro como fuera de mí

Es decir, lo irónico acerca de todo este tema de la depresión en sí, es que yo mismo me estoy repitiendo a mí mismo ese discurso de que ya me he dado por vencido, y es una oración que se ha convertido casi en un mantra dentro de mí en un sin número de momentos en mi vida, el problema es que ahora que se ha salido de control, entonces comienzo a ver y a sentir realmente mi temor a la muerte, porque siendo sincero en realidad no tengo ese deseo de morirme realmente, simplemente he estado haciendo berrinche dentro de mí diciendo que no quiero hacer algo en particular y que la vida es muy injusta por ponerme en una situación donde esencialmente tengo que mover mi trasero y no esperar que las cosas simplemente se hagan por mí

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que no soy capaz de hacer nada, que soy insignificante ante el sistema, que en algún punto de esta eterna lucha que había creado hacia el sistema simplemente me di por vencido. Es irónico porque yo mismo reconozco ya que la necesidad de escribir y de leer, es precisamente para enfocar la mente en otras cosas que no sean esas a las que damos todo nuestro valor e importancia, precisamente para no llegar al punto de sentir que no tengo sentido, porque soy yo mismo el que se ha creado este “sin sentido” sin significado


Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que cuando escribo una publicación, o escribo perdón a uno mismo, lo "tengo que hacer para cumplir" con una tarea, cumplir con una manda o un deber; sin darme cuenta de que en realidad no estoy haciendo o escribiendo esto por ni para nadie, lo único que estoy haciendo es crear esto por y para mí mismo, porque al final, es cierto que podría dejar de hacer todo ésto en cualquier momento, podría dejar de escribir, de hacer videos, pero ¿cuál fue la razón por la cuál continué haciendo ésto después de tanto tiempo? Porque me di cuenta de que funcionaba, de que era eficiente, de que podía entenderme a mí mismo en una dimensión completamente diferente, y que podía dentro de ello darme a mí mismo una oportunidad para hacer las cosas bien en esta vida; porque es justo cuando dejo de escribir que parece que todos los proyectos, que todo cuanto hago, digo e incluso pienso dentro de mi mundo y realidad se va en picada, porque es en esos momentos cuando me quito a mí mismo esta oportunidad de reconocer, ver, entender y sobretodo verme, entenderme y reconocerme mejor a mí mismo, que comienzo a sentir mi visión más nublada, mi determinación vulnerada y mi motivación derruida, porque comienzo a delegar ese espacio conmigo mismo, comienzo a dejar de considerarme a mí mismo, comienzo a dejar de ver quien soy yo dentro de todo ésto y quien puedo llegar a ser si me comprometo con este trabajo, si sigo adelante con todo ésto.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que tengo que escribir para alguien, para cumplir con alguien, haciendo de la oportunidad que es la escritura como uno mismo, sólo una obligación más que termina por no ser del todo un espacio propio

Me perdono a mí mismo por no haberme dado a mí mismo esta oportunidad y espacio que estoy construyendo dentro de mí, con la escritura diaria, sin realmente dar o dedicar este trabajo y ejercicio a alguien más sino a mí mismo