martes, 28 de mayo de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1883, No es posible detener al violador, pero es posible educar a niñ@s.

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta de que así como nosotros no podemos controlar a los violadores poniendo una sentencia más fuerte o un castigo más duro, es decir, incluso para tratar estos delitos se ha tratado de reestablecer la pena de muerte, pero la realidad es que ni siquiera eso sería suficiente para detener esta clase de cosas; no podemos controlar a los niños – la gran mayoría de los casos de pederastia son cometidos o perpetrados por familiares cercanos a la víctima, pero ¿que quiere decir esto?

Nuestros padres siempre nos enseñaron que estaba mal hablar con desconocidos o confiar en extraños, pero jamás nos dijeron que deberíamos desconfiar de nuestros primos, hermanos o incluso de ellos mismos, es irónico porque, en realidad los padres sólo están tratando de proteger a su hijo del mundo que saben que existe tanto fuera como dentro de nosotros; tratamos de censurar la violencia, la pornografía, los deportes extremos, las drogas, es decir, como tratando de crear esta “esfera segura” que simplemente permita a la nueva generación transitar segura y lejos de todas estas cosas que nos gustaría poder dejar atrás tanto como las memorias de la culpa y la vergüenza que sentimos de nosotros mismos por participar de estas cosas. No obstante, es curioso ciertamente encontrarnos con una realidad que nos pesa, y que ciertamente y a medida que escribo esto puedo ver con claridad, cómo muchos de los paradigmas que condicionaron a mis padres a un cierto “enfoque de la vida” (religión, cultura, creencias, ideas), no necesariamente se convirtió en mi condición de percepción ante la vida, no practico la misma religión que me trataron de inculcar, tampoco soy afín a sus ideas, creencias o ideologías, ni la cultura a la que me encuentro expuesto fue el único punto de influencia, lo cual fue y creo es algo muy importante que, si bien es cierto que constituyó un duro desbalance al modo de vida que se conocía antes, el acceso a la información, al internet, a la difusión tan pronta y expedita de las cosas, es algo que constituyó, como lo ha sido en otros momentos de la historia, una brecha generacional infranqueable.

Pero ahora, vienen las nuevas generaciones, y tal y como la generación de nuestros padres tuvo que llevar la batuta tratando de darnos lo que consideraron era lo mejor para nosotros, nosotros ahora tratamos de controlar todo lo que hemos creado, todo lo que existe en este mundo, porque carajo ¡¿quién podría querer que sus hijos tuvieran que vivir en un mundo como éste?! Sin embargo, y tal como ocurrió con nosotros, la solución a esos problemas y peligros de los cuales queremos proteger a las nuevas generaciones, no va a venir a través de nuevos castigos, sino a través de la educación sobre aquello en lo que sabemos TODOS Y CADA UNO DE NOSOTROS que tememos de nosotros mismos, nuestros miedos, inseguridades, ideas, creencias (tanto positivas como negativas); porque la verdad es que: aunque encerremos a los violadores o impongamos la pena de muerte a miles de ellos, nada podrá evitar que las futuras generaciones encuentren la manera de acceder a los materiales y productos que tratamos de apartar de ellos, porque son cosas que existen y se encuentran distribuidas por todo el mundo, y la única razón por la cual existe un índice de violaciones a menores de edad tan alto en el mundo, es por el simple hecho de que existe un potencial agresor sexual en cada casa, en cada familia, y por ello el abuso sexual a menores de edad, es algo que ocurre tan comúnmente, porque es algo que en realidad empieza con juegos donde el adulto se aprovecha de la ingenuidad del niño y de su confianza en él, para perpetrar estos actos de abuso y, bajo esta premisa, son actos que ocurren casi de forma consensuada… desde luego la/el niñ@ no tiene idea o consciencia plena acerca de lo que está sucediendo, es decir, no sobre el hecho de que hay algo muy incómodo, molesto y abusivo acerca de esa situación, de lo que no tienen consciencia es del hecho de que estos actos constituyen un delito, y un delito grave contra ellos.

El problema, es que en efecto hemos aprendido a ver afuera, y a ver el mundo desde lo que nos llega en toda la información que consumimos diariamente, pero no hemos aprendido a ver adentro de nosotros mismos, para entender y entonces poder enfrentar aquello que tratamos tan desesperadamente de controlar, porque la realidad acerca de aquello que tratamos de controlar, de esconder y ocultar tanto de los demás como de nosotros mismos = es nuestra propia deshonestidad, nuestras propias mentiras, miedos e inseguridades; porque tal y como serán las nuevas generaciones las que tomarán la batuta en un futuro, sólo ellos, cada niñ@ tienen que ser el primero en entender lo que está sucediendo en el momento que su esfera interpersonal es transgredida, tiene que ser el primero en reconocer y denunciar el abuso, porque este es el principal motivo por el cual tantas leyes locales dictaminan que el abuso sexual sólo se considera por ejemplo desde los 8 hasta los 16 años de edad, por el simple hecho de que estos actos ocurren, pero pasa el tiempo, pasan los años, y sólo hasta el momento que es reconocido y entendido como el abuso que es, resulta denunciado, y como ha pasado el tiempo y se vuelve sumamente difícil comprobar el abuso, sólo 10 de cada mil agresores es imputado...



Es importante educar a cada ser humano sobre la introspección de su mente, sus pensamientos, sus sentimientos, emociones y deseos, para que entonces podamos lograr lo que de verdad se espera alcanzar con todas estas medidas y luchas = que estos sucesos de verdad jamás vuelvan a ocurrir, porque ahora ya ni siquiera será necesario que l@s niñ@s tengan que enfrentarse a esas situaciones, porque en cada uno de nosotros habrá un filtro de seguridad que detendrá estos actos, desde su sola ideación.

miércoles, 22 de mayo de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1882, Perdón a uno mismo

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo querer escribir y publicar en este blog sólo para que otros vean, lo cual en realidad expresa que este deseo de ser "visto"  no es sólo para que otras personas vean, sino para que yo de igual modo crear en mí mente esta idea de que me encuentro alcanzando algo, yo estoy creando dentro de mí la necesidad de ser visto, a través de la idea de que lo que yo soy es lo que hago y si lo que hago es bien recibido por otras personas entonces puedo vivir y expresarme de esa forma, sino recibo la misma admiración de las personas, entonces es una expresión que está siendo rechazada y con base en esas "lecturas" que hago del valor de "quien yo soy", con base en la cantidad de "likes" que recibo en las publicaciones que subo...

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo definir quien yo soy en función de la cantidad de "likes" que recibo en las publicaciones, donde entonces, lo que no quiero reconocer es mi propia vanidad, al desear ser "visto y admirado", y no obstante escondo y reprimo al mismo tiempo esa "vanidad" porque es socialmente incorrecta moral y éticamente, pero es parte del funcionamiento y engranaje del sistema mismo; de modo que entonces comienzo a tratar de engañarme a mí mismo creándome "licencias morales" actuando o parándome del lado de una "causa justa" para entonces sentir que he "saldado mi deuda" y que puedo ir y cometer por otra parte un abuso hacia mí mismo, hacia mis propios principios y contra esta moral y ética, a través de otras acciones que sé que no están bien vistas... lo cual pone en evidencia esta programación mental, que ha definido mi actuar de tal modo, que no veo que me he vuelto esclavo de mis propias convicciones, he creído mis propias mentiras y he creado de mí mismo este personaje que exhibe una cara en redes sociales, pero en su propia oscuridad es otra persona.

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo reconocer que el único que puede rediseñar su programación mental soy yo mismo, porque soy el único que de hecho está evadiendo la respuesta que tengo justo al alcance de mí propia intimidad conmigo mismo, en la honestidad conmigo mismo

viernes, 10 de mayo de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1879, El valiente ve la vida solo una vez


El día del hoy me encontré con esta imagen; creo que no hay mucho que decir acerca de ella, es decir, es bastante autoexplicativa en términos del concepto y moraleja que la envuelve. No obstante, hay un contexto que ciertamente pierde de vista, más allá del hecho de que, si todos vamos a morir invariablemente de nuestras ideas, creencias, pensamientos, palabras y acciones, todos vamos a morir. Si cool... pero más allá del destino final que es la muerte en si misma, y tal como reza el refrán: Si te enfocas demasiado en la meta, perderás de vista el camino. 

Si importa cómo vives y lo que nuestras palabras, acciones y decisiones reflejan de nosotros mismos en y cómo cada una de estas, porque al final, cuando nosotros ya no estemos, lo que sea que hayamos dejado, eso será el eco de nuestra vida por la eternidad, los principios y valores que reflejamos serán nuestro legado ora cimentar las bases del futuro. Puedes decir que “no afecto a nadie tomando esta y aquella acción” pero la realidad es que más allá de nosotros mismos, hay un mundo sin el cual no podríamos existir y cada cosa en la que participamos implica la perpetuación o el fin de ciertas cosas que, de no ser por nosotros, tal vez no dejarían de existir del todo, pero tampoco ganarían ese pequeño granito de arena que las hace ser tan grande.

Es verdad, cada uno decide, pero si hay una acción que vale la pena realizar antes de cualquier otra acción, es darnos esa oportunidad de ser honestos con nosotros mismos y preguntarnos: ¿Es está la forma en que quiero ver a mi vida una vez que se acabe? ¿Es esto algo de lo que puedo estar orgullos@? 

Porque tal vez sea precisamente ideas como: “Bueno ¿que más da si de todos modos hice lo que quise y me divertí?” Una de las cosas de las que más lleguemos a arrepentirnos cuando veamos las consecuencias de nuestra irresponsabilidad y nuestro egoísmo al buscar solo “la mejor experiencia y beneficio para nosotros y sólo nosotros...

lunes, 6 de mayo de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1878, El cuerpo decide

Puse mi alarma el día de ayer como el resto de otros días. Si puedo aprovechar el domingo para avanzar proyectos como cualquier otro día, qué mejor..., sin embargo, el día de ayer, por mucho que puse la alarma, por mucho que dije que me levantaría temprano y que avanzaría los proyectos, mi cuerpo simplemente demandó el descanso que yo mismo le había privado; inclusive una vez que había logrado levantarme, apenas llegué a la cocina a prepararme el desayuno, caí dormido nuevamente en el sillón, y a pesar de que volví a levantarme para desayunar, volví a mi cuarto y volví a quedarme dormido...

Puedo ver y darme cuenta de cómo al darle prioridad a los proyectos, sobre los cuales he colocado mayor valor que sobre mi propio cuerpo, he tratado de generar este valor entorno a mi persona, esta definición e idea de "soy responsable, soy ético, soy consciente" y en este deseo de proyectar dicha imagen de mí mismo, me he estado de hecho abusando a mí mismo, porque en la desconsideración de mi propio cuerpo y de mi propia vida, ¿cómo puedo de hecho estar contemplando lo que es mejor para todos?

Sinceramente veo incluso este temor a la muerte manifestándose a través de estas acciones y actitudes de mi parte, al querer tanto "dejar una huella" que signifique y deje marca de mi paso por el mundo, sólo por el temor a perderme entre la masa y sobretodo aún por este temor de lo que encontraré después de la muerte, es decir, veo cómo mi punto de partida en querer hacer un cambio en este mundo, se ve aún motivado por este deseo de ser percibido por los demás como una buena persona, cuando sé que aún existe dentro de mí mismo tanta mierda y tantos pensamientos en los que me veo deliberadamente abusando de mí mismo y de los demás; pese a las corrientes espirituales que dictan sobre la "normalidad del tránsito de dichos pensamientos", así como la supuesta "aceptación de la naturaleza de la mente", es increíble que por mucho que uno pase tratando de ignorar esa naturaleza y de no actuar sobre ella, es inevitable por momentos encontrarme a mí mismo gritando en mi propia habitación, lejos de la mirada ajena, sabiendo cómo deliberadamente estoy participando de dichos pensamientos y reacciones energéticas, pero al mismo tiempo estando consciente de que pese a que conozco la vía de trabajar con ellos, y que tengo las herramientas para hacerles frente, deliberadamente aún me veo procrastinando sobre los mismos, porque dentro de mí existe el deseo de participar de ellos y dar paso a esta naturaleza abusiva sólo para poder sentirme "en control" de las situaciones que me exacerban en mi día a día.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo haberle dado más valor e importancia a los proyectos y trabajos que realizo que mi propio cuerpo, y a mi propia salud, lo cual incluye de hecho el trabajo con mi propia mente a través de la aplicación del perdón a uno mismo sobre los puntos que sé que aún existen dentro de mí y a los cuales aún les he dado rienda suelta en lugar de detenerme y respirar por un momento a trabajar con éstos para poder asistirme y apoyarme a mí mismo a realizar el cambio de manera auténtica y real sobre la primera persona sobre la cual tengo la principal y primordial influencia "Uno mismo"

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo relegar y procrastinar el trabajo conmigo mismo, así como los cuidados y consideraciones a mi propio cuerpo al pensar siempre que "debo de concluir primero el proyecto, debo de terminar y hacer ésto primero y ya veré por mí mismo después", sin ver como en esa sola acción, comienzo a caer en aquel patrón de atender primero lo urgente y olvidar lo importante, que es de hecho la finalidad y propósito mismo que me he dado a mí mismo al caminar a este proceso, ya que invariablemente de la innegable necesidad de asistir y apoyar en traer un cambio que de hecho refleje los principios de la Unicidad e Igualdad en y como la vida, haciendo lo que es mejor para todos como un reflejo de lo que será lo mejor para mí al ser uno e igual con la vida, si no estoy bien yo primero ¿cómo puedo darle algo a los demás que ni siquiera existe en mí mismo?

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo cuidar de mí mismo, de mi cuerpo y de la "salud" de mi mente, realizando el proceso de escribirme en honestidad conmigo mismo y de caminar respiro a respiro este proceso, no por otras personas o por una causa mayor, sino simplemente porque así lo requiere el cuidar de mí mismo, porque así lo requiero, porque así lo necesito para poder expresar la versión más auténtica que es quien yo soy y de este modo poder expresarlo incondicionalmente en y hacia los demás

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que hago esto sólo por Desteni, para que me perdonen y pueda entonces ser "digno de la vida", porque en realidad tengo miedo del dolor que encontraré al morir, o el castigo que pudiera merecer al cruzar del otro lado, sin ver y darme cuenta de cómo he dejado que este temor se convierta en mi principio rector para tantas cosas que he hecho a lo largo de mi vida, sobretodo aquellas relacionadas con el activismo, a partir del cual espero ser perdonado compensando mi culpa y remordimiento interno por el abuso que estoy más que consciente que he realizado a lo largo de mi vida, tan consciente que incluso lo relego al rincón del olvido, la ignorancia y aparente indiferencia en y hacia la condición actual del mundo

En y cuando me vea a mí mismo colocándome a mí mismo, así como el bienestar y necesidades de mi cuerpo y de mi mente en segundo plano, respiro y me doy a mí mismo un momento para poder atenderme y cuidarme a mí mismo a fin de poder de hecho realizar mi trabajo y proyecto de la mejor forma posible, lo cual es encontrándome bien yo, para poder traer y ofrecer el mejor resultado que pueda en cualquier momento dado

Me comprometo conmigo mismo a colocarme a mí mismo y a mi cuerpo como ese primer y mayor proyecto, porque será del cuidado y el amor que me muestre a mí mismo que podré de hecho continuar viviendo y expresando este cuidado y amor incondicionalmente hacia los demás

miércoles, 1 de mayo de 2019

Mi jornada hacia la Vida, Día 1877, El CO2 no es el problema...

Quiero compartirles uno de mis lugares favoritos en la ciudad de México. Este es el parque de Los Viveros de Coyoacán; es uno de los pocos pulmones que quedan dentro de la misma y curiosamente, justo al lado de éstos corre un río de aguas negras que, cada vez que lo visito, el hedor que despide se vuelve más y más escandaloso...

Y es que justo el día de hoy me encontraba platicando con un biólogo que tiene algunas perspectivas sumamente interesantes con respecto del cambio climático que estamos enfrentando en el mundo, pues comentábamos que en realidad el CO2 no es un agente que sirva realmente como indicador para determinar el aumento de la temperatura que estamos padeciendo en el país, de hecho el CO2 ni siquiera es un elemento que sirva como principal agente al llamado "efecto invernadero", pues según lo que comentaba el biólogo el problema no es la cantidad de emisiones que producimos, sino la escasa masa de cuerpos de agua que tenemos en el país.

Hace algunos años, se decía que si el lago de Xochmilco perdía su masa forestal y su masa de agua, la temperatura en la ciudad subiría 2 grados, pues bien, ya no queda esa masa de agua, ya no queda esa masa forestal que justamente equilibra la temperatura del ambiente. De hecho, no me dejarán mentir, pero si ustedes que viven en la ciudad, pasan por alguna zona arbolada, notarán que cerca de ésta hace mucho más frío que en las zonas deforestadas...

A mi parecer uno de los problemas que estamos enfrentando con respecto de nuestras acciones ante el cambio climático, es el hecho de que perdemos demasiado tiempo haciendo teatro político, cuando en realidad mucho se hace saliendo a plantar un árbol, porque eso es lo que más necesitamos en este momento, más árboles, más cuerpos de agua y en esencia - LIMPIAR LOS CUERPOS DE AGUA CONTAMINADOS....