jueves, 11 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1685, Soñando con hacer cosas

El día de ayer tras volver del museo memoria y tolerancia, simplemente tuve tiempo de volver a escribir la reseña de la foto de acción del día y ciertamente quedé profundamente dormido. Pese a que tenía la intención de continuar trabajando en la segunda parte de la novela que he estado hilvanando junto con un colega, puedo notar una serie de resistencias que han estado emergiendo en mí a esencialmente moverme y ponerme a trabajar sobre los diversos proyectos en puerta.

Justo tuve un sueño en el que me veía entrando a una suerte de auditorio en el cual me encontraba con un viejo maestro de la carrera, todos tenían una serie de instrumentos consigo y por mi parte llevaba un Didgeridoo, incluso mi maestro tenía tantas expectativas de mí que me prestaba un fino didge (de esos que estás subdivididos en diversos canales intercalados) y justo en el momento que los otros comenzaban a tocar y esperaban por mí, no podía sacar ni una sola nota... esto me frustraba de sobremanera y corría por un didge más sencillo, pero al intentar tocar nuevamente, no le sacaba ni una sola nota, y lo único que podía pasar por mi mente en ese momento es que no había puesto el suficiente empeño estudiando y practicando el didge, lo cual ciertamente también es una realidad dado el hecho de que lo he relegado a una esquina de la habitación y sólo lo toco de vez en cuando.

Cuando me encontraba viviendo en Tepoztlán, solía tocarlo prácticamente diario, primero y antes que nada por el simple hecho de que vivía solo, y aquí en casa de mis padres lamentablemente es un instrumento tan ruidoso que puede resultar molesto para la familia el tener que escucharlo diario; la solución práctica en este caso sería conseguir un didge más pequeño afinado a clave de Do, para que pueda ser mucho más silencioso, sin embargo en este momento me encuentro ahorrando la mayor parte de mi dinero para darle continuidad a otros proyectos, entre ellos el tatuaje, la ilustración digital e ilustración convencional. Y esto precisamente una de las cosas que percibo como el mayor problema per se; que los proyectos se vuelven tantos y tan diversos que no llevo del todo mi atención a un sólo enfoque; no obstante y tal como se discutía en la clase de creatividad el día de ayer en el Museo Memroia y Tolerancia: nacer con una "aptitud más desarrollada, no quiere decir que no se desarrollen otras", hay muchos padres que cometen el error de enseñarle a estos "niños genios" sólo aquello para lo cual descubren que tienen una inclinación o aptitud más fuerte que el resto de otras habilidades también necesarias para la vida, y el problema con ésto es que una vez que son adultos, ya les resulta sumamente difícil enfrentarse a otra suerte de problemas que demandan de ellos cierta creatividad.

Tras este sueño, de igual modo me vi soñando con hacer una serie de ilustraciones, pero incluso dentro del sueño, me vi frenado por mi propio pensamiento de: "Lo haré cuando me levante" curiosamente aquí justo estaba consciente del hecho de que me encontraba aún inmerso dentro del sueño, y es decir aunque evidentemente no era como para levantarme a las 2:30 de la mañana a dibujar, lo que veo aquí emergiendo no es por menos que simplemente esta constante representación de excusas y pretextos por el cual no me veo moviéndome a mí mismo a hacer más cosas, e impulsándome a de hecho desarrollar más cosas.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo frenarme a mí mismo de hacer y realizar los proyectos y tareas pendientes en y a lo largo del día, al poner excusas y pretextos para dedicarme a hacer otras cosas o incluso diciendo que me detendré primero a hacerme un te o que primero quiero descansar o hacer otra cosa antes que dedicarme y poner mi tiempo y esfuerzo en los proyectos y tareas pendientes

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo soñar con el deseo de hacer cosas, de concluir proyectos, de realizar ilustraciones y de aprender a tocar los instrumentos que me había dicho a mí mismo que lograría y que dominaría, sin de hecho llegar a cumplir ninguno de estos de manera completa precisamente porque y tal como fue mostrado en este sueño, no puse el suficiente esfuerzo para aprender a tocar dichos instrumentos o a realizar dichos trabajos e ilustraciones, pese a que había hecho todo para conseguir y adquirir las cosas necesarias, una vez las conseguí dejé de tener esa motivación y de imprimir el esfuerzo para terminar de dominarlas y mientras escribo ésto, puedo ver cómo el dinero se convirtió en un punto de motivación bastante amplio dentro de ésto, porque justamente esperaba que al conseguir o hacerme de estas herramientas, pudiera ponerme a trabajar con ellas de tal manera que se abrirían fuentes de ingreso para mí, lo cual en realidad no llegó a concretarse porque apenas lograba obtener aquellos aparatos, instrumentos y dispositivos, evidentemente había que dominarlos para poder llegar al resultado esperado, lo cual también me habla de la poca paciencia que he tenido para entender el trabajo y esfuerzo implícitos dentro de y hacia aquellas cosas y actividades que se requieren dominar para poder encontrarme en el punto que espero

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo esperar que fuera "fácil y sencillo" encontrarme en el punto con relación a aquellas cosas que planeaba y me proponía a mí mismo hacer, para conseguir dinero de y a partir de éstas, en lugar de ver y darme cuenta que no es en lo absoluto sencillo, rápido o fácil llegar a ese punto de "maestría" sobre un determinado instrumento o técnica en particular, pues requiere justamente de la labor de hacer, porque de otro modo simplemente me voy a quedar soñando e imaginando acerca de ello, en lugar de ponerme de hecho en y a la labor de lograr moverme a ese punto en el que espero llegar a encontrarme

Me comprometo conmigo mismo a dedicar el tiempo reservado a la práctica de una actividad de manera real para lograr precisamente el resultado que quiero conseguir al imprimir mi tiempo, esfuerzo y motivación dentro de ello

Me comprometo conmigo mismo a caminar a través de las excusas, pretextos y justificaciones, por los cuales me veo desperdiciando tiempo y esfuerzo en otras cosas que no son, ni están relacionadas con el trabajo que me he comprometido conmigo mismo a realizar