martes, 9 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1684, Enfrentando mi temor a conseguir "clientes" pt1

Este punto es más bien un recuento de una situación que ocurrió el día de ayer que, gracias a un amigo que invitó a su hermano a hacerse un tatuaje con nosotros.

Desde mucho antes de la universidad, siempre experimenté una gran inseguridad y ansiedad al momento de acercarme a las personas para invitarlas a formar parte de algo, y a lo que me refiero por "hacerlas formar parte de algo" hablo específicamente de que me cuesta un enorme trabajo tomar la iniciativa para "buscar clientes", "buscar el interés o el apoyo de las personas", y curiosamente este punto me resulta sumamente interesante y a la vez irónico porque, desde la infancia siempre tuve como esta predisposición a alejarme de los grupos de personas y aislarme, y por mucho tiempo justifiqué esta distancia como el hecho de que "no tengo interés en las personas y por ello no requiero de su interés en mí", es más si puedo mantenerlos a una buena y considerable distancia de mí es mucho mejor, porque en realidad lo que sucedía era justo todo lo contrario, debido a que tenía diversos intereses en las personas y no sabía como comunicarlos, sentía una gran vergüenza dentro de mí al momento de acercarme a hablar con las personas.

Y lo desafiante de esta experiencia de vergüenza, no es simplemente que se manifestara en su tan familiar forma y sensación de este "movimiento energético" en el estómago, las rodillas, la cabeza, etc., en mi caso en particular, comenzaba a temblarme la voz y se me inundaban los ojos de lágrimas apenas quería acercarme con las personas, por ello siempre trataba de alejarme tanto de las personas como fuera posible, y como que a lo largo de mi vida simplemente mantuve esta creencia dentro de mí de que siempre era mucho más fácil "apartarse por completo de las personas" esperando no necesitar su ayuda o su apoyo o su interés acerca de aquello que yo hiciera prácticamente jamás... lol

Sin embargo, justo el día de ayer, en la totalidad del transcurso del día, notaba como mi amigo se encontraba tan motivado por la cuestión del tatuaje que en menos de una semana consiguió atraer cuando menos a 5 clientes/personas interesadas en hacer un tatuaje; y el ver eso me hizo caer en cuenta de lo poco que realmente me he movido en el negocio, en términos de acercarme y ofrecer mi trabajo a los demás, precisamente bajo esta prerrogativa de que "espero que la gente venga hacia mí en lugar de yo llegar hasta ellos", sin embargo, puedo desde luego darme cuenta y reconocer en parte cuál es el origen de esta inseguridad y por ello quiero enfrentar y caminar a través de este punto, para que pueda realmente asistirme y apoyarme a lograr esa misma motivación en mí para acercarme a las personas a conseguir ese interés y apoyo de su parte a participar en los proyectos.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo sentir miedo de acercarme a hablar con personas desconocidas por mi propia cuenta, a menos de que tuviera una excusa o pretexto para poder hacerlo, que aunque ciertamente me ha resultado de gran apoyo para, en parte transitar a través de este temor, sigue siendo un mecanismo de defensa el escudarme tras esos puntos que me veo y siento obligado a "anteponer" para poder justificar la comunicación con una persona, donde aún dentro de y bajo esas condiciones sigue resultando absurdamente difícil para mí el ofrecer algún "producto o servicio" y cerrar la venta básicamente, porque en mi mente lo que ocurre es que me genero esta imagen de mí mismo recibiendo una "negativa", siendo "rechazado" previamente por las personas lejos de impulsarme a conseguir ese "interés de las personas" para hacerse algo o conseguir algo con y de ellos

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer y pensar en la excusa "me es muy difícil acercarme a hablar con las personas" con lo cual yo de antemano he programado ya la imagen de "rechazo" dentro de mí mente, en lugar de asistirme y apoyarme a mí mismo para caminar a través de ese temor y darme cuenta que, desde luego tengo un interés en las personas y ellos pueden también tener un interés en recibir cierto "servicio" de mi parte, sin embargo, por supuesto no todos van a querer recibir esa clase de apoyo o servicio, porque no todos requieren de esa clase de producto, apoyo o servicio que puedo ofrecer y eso está bien, sin embargo, dentro de esto

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer y anticiparme dentro de la idea de que "nadie está interesado en lo que hago", "nadie quiere recibir mi apoyo, productos o servicios", cuando eso en realidad no es cierto, sin embargo, en la medida que me he convencido a mí mismo de esto, es que yo mismo me he puesto esa barrera e impedido deliberadamente el lograr comunicarme con las personas, porque de igual manera no quería caminar a través del esfuerzo que implica de hecho mover y enfrentar esa ansiedad social para lograr motivarme a mí mismo a conseguir clientes.

El deber llama... continúo en el próximo post