sábado, 23 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la Vida, Día 1164, Mi relación con el dinero 21

He tomado la decisión de extender un poco más de 21 días mi trabajo de mi relación con el dinero, puesto que he estado notando una serie de resistencias a escribirme a mí mismo de manera abierta e íntima conmigo mismo, incluso una gran y densa resistencia al sólo hecho de escribir de manera constante y disciplinada, puesto que, a pesar de que he estado escribiendo y publicando por aquí, la realidad es que fuera de la publicación diaria no he logrado momentos auténticos de intimidad conmigo mismo, al menos no al grado que había ya desarrollado esa intimidad y facilidad de apertura conmigo mismo y con otras personas

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo pensar que debo de estar agradecido por conseguir trabajo, sin embargo, mientras escribo ésto puedo darme cuenta que en efecto puedo vivir la palabra "agradecimiento", porque puedo agradecerme a mí mismo el hecho de haberme considerado a mí mismo y de haberme movido en lugar de entregarme a la tristeza y la depresión para de hecho moverme entre las personas y lugares correctos para sacar trabajo

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo tener miedo de que en el futuro vuelva a perder mis fuentes de ingresos y me encuentre en un punto donde no tenga dinero, donde incluso he temido el pensamiento de este escenario y me veo reprimiéndolo dentro y detrás de ideas positivas como "eso no va a pasar", en lugar de respirar a través de la resistencia y enfrentar el hecho de que es posible de que en el futuro un evento así emerja, sin embargo la gran diferencia es que ahora cuento con la experiencia para saber como prevenir y actuar frente a dichos momentos, como por ejemplo no esperar que todo provenga de una sola fuente de ingresos y dentro de esto

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo tener miedo del pensamiento en el que me veo a mí mismo enfrentando escenarios futuros en los que me encuentro sin dinero o sin trabajo, en lugar de respirar, soltar la experiencia energética y de hecho aplicar el principio de prevención ante dichos escenarios, viendo en sentido común que el temor en sí mismo no es práctico ante esas situaciones, sólo el moverme y aplicarme a mí mismo incondicionalmente podrá de hecho ayudarme a garantizar mi cambio tanto interna como externamente para siempre adaptarme a las circunstancias y los eventos que tomen lugar dentro de mi mundo y realidad

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo reconocer en honestidad conmigo mismo que la experiencia e idea de que "no merezco ganar más dinero" es el reflejo y consecuencia directa del hecho de que no me he movido a mí mismo eficientemente y he pasado más tiempo quejándome y pensando que las cosas están mal y que deberían cambiar antes de ser yo quien haga ese cambio por mí mismo para realmente ser eficiente no sólo en este sistema, sino en cualquier sistema de cualquier evento y futuro posible

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo sentarme a culpar al sistema y las cosas que están mal en él, y aunque por supuesto hay mucho que hay que cambiar dentro de éste, no es posibles cambiarlas si antes yo no cambio, porque todos y cada uno de los seres humanos en este mundo hacemos el sistema y somos responsables por él, de modo que si yo no me muevo a mí mismo, nada cambiará, porque en realidad nadie va a detenerse a justificarme y sentir lástima por mí, tal y como tantos otros son abandonados a su suerte; tengo que seguirme moviendo, aún en la estabilidad, aún cuando parezca que "nada pasa o que nada cambiará o mejorará" tengo que seguir moviéndome

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta que participar en la lástima por y hacia mí mismo, es lo que de hecho crea el polo opuesto donde creo y genero la idea de que alguien vendrá a salvarme, cuando en realidad nada, ni nadie puede hacer ese cambio por mí más que yo mismo

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta que mi participación en mi propia depresión es lo que genera el punto y polo opuesto por el cual se ha creado la separación con "seres divinos y superiores" que aparentemente vendrán a salvar a la humanidad, cuando la única verdad es que nada ni nadie vendrá a salvarnos o a cambiar por nosotros lo que nosotros no estemos dispuestos a hacer por nosotros mismos

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que es la "Religión" la que condiciona y engaña a las personas, sin ver en honestidad conmigo mismo que cada persona crea de hecho desde ese miedo, tristeza e impotencia su propio polo opuesto donde entonces van y crean la religión dentro de sí mismos para obedecer y seguir esa idea de que un salvador vendrá a cambiarnos y hacer las cosas que tenemos que hacer por nosotros mismos, como aprender a amarnos los unos a los otros como uno e iguales...