sábado, 9 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1157, Mi relación con el dinero 15


Desafortunadamente no encontré la versión "condensada" de esta historia que vi en Instagram, sin embargo, la recomiendo ampliamente, porque justo ha traído una consideración a mi actual situación que, sinceramente me está empujando a cambiar la perspectiva y el panorama. Aunado de una conversación reciente con una compañera Destonian, quien me sugirió considerar realizar una lista de mis aptitudes y habilidades para tratar de abarcar aspectos fuera de lo que he considerado "mis habilidades predilectas", porque en ello, e irónicamente tal y como yo mismo concluí en un video que hice hace ya bastantes años titulado "No quiero ser un maestro"; no quería simplemente limitar mis habilidades a la definición de "soy ilustrador, artista, abogado, etc.", pero ahora, en este punto de mi vida en el que me he empecinado tanto en querer "vivir del arte", teniendo como único resultado la actual situación en la que me encuentro, ahora quiero expandir mis horizontes una vez más y entrar a algún oficio. 

En un par de semanas iré al pueblo de mi abuela, donde aún se siembran y cosechan diferentes variedades de verduras y alimentos; creo que es una habilidad indispensable en la modernidad, y mucho más necesaria ante el actual panorama que enfrentamos en el mundo. Así que iré a trabajar en el campo, me haré de esa y otras habilidades; entraré de igual modo a algún taller mecánico como aprendiz, esto me ayudará a diversificar mi campo de trabajo y acción para no limitarme a un sólo ramo donde, de por si no sólo es difícil entrar y alcanzar alguna suerte de "éxito", también es una apuesta demasiado alta en términos de la inversión que requiere y el tiempo que demanda para ganar tan poco de ello (aún si se hace sólo por pasión...)