miércoles, 6 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la Vida, Día 1154, Mi relación con el dinero 12

"Independientemente de las dificultades, los fracasos y los errores que pueda enfrentar, siempre vuelvo a mi mismo y a los principios por los que me levanto. No me rendiré ni me permitiré culpar a otros por las circunstancias de mi vida o por cómo elijo vivirla. Tomo absoluta responsabilidad por mí mismo."

Aún recuerdo la forma en que mi mundo comenzó a colapsar desde el día en que llegué a Desteni, y lo mucho que esa destrucción de lo que yo creía y llamaba "vida", me llevó a un profundo drama que maldije y del cual quise escapar por mil y un formas a través de las cuales me llevé a deliberadamente caer y fracasar en relaciones y actividades que, en realidad, apenas me tomaba un momento en honestidad conmigo mismo y aplicando las herramientas del perdón a uno mismo, comenzaba a notar lo mucho que éstas existían y se presentaban en mi vida para de hecho mostrarme un potencial, habilidad y capacidad que jamás consideré posible.

Muchas relaciones en mi vida, terminaron y se transformaron, pero aunque temía el proceso de dejar atrás ese pasado y lo que creía "mejor para mí", poco a poco comenzó a llevarme a un punto en el cual esta visión y panorama de las virtudes y regalos que el proceso per se, comenzó a mostrar sus frutos y lo mucho que esas relaciones en realidad sólo formaban parte de mi eterna auto victimización, excusa y justificación para seguir encontrando formas de darme en la madre a mí mismo y de destruir mi propio potencial. Así que, mucho tuvo que terminar y cambiar para que lo nuevo pudiera emerger, y con cada nuevo camino y experiencia en mi vida, ahora tengo un par de anteojos para poder colocarme en un plano donde yo puedo determinar y decidir mi propio camino.

Me he caído y me he equivocado muchas veces y, probablemente me faltan otras 10 000 caídas y errores, pero con ellos ahora veo regalos y oportunidades para aprender de mí mismo y del potencial inherente en mí, usando herramientas prácticas para poder conducir y ser el eje de este cambio. No hay, ni habrá un sólo punto que para mí pueda colocarse por encima de mi proceso con Desteni, porque sin importar lo mucho que la deshonestidad e ilusiones de la mente se encuentren presentes en mi camino, siempre existe esta consciencia que se ha generado y gestado en mí mismo, que me recuerda el camino a seguir, y si, aunque a veces deliberadamente he ignorado esta nueva consciencia, siempre permanece y con ella, sé que sin importar donde me pare o me levante, siempre volveré al camino

Se me ha dado una recomendación en la estructura del perdón a uno mismo y por este post la pondré en práctica para comprobar su dirección y eficiencia, aunque no por esto limitando mi potencial y poder dentro de y como el perdón a uno mismo, pues lo aplicaré incondicionalmente.

Yo, Gabriel Aceves, me perdono a mí mismo completa y amorosamente por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que sólo el dinero puede darme la estabilidad y seguridad en mi vida que busco, porque cuando no lo tengo entonces es "normal" que sienta ansiedad y temor, sin de hecho ver como el dinero y el sistema económico es un sistema de esclavitud para controlar y dominar a los humanos a través de generar envidias, competencias, comparaciones y creencias a partir de las definiciones que "podemos adquirir y comprar con el mismo" para sentir que "evolucionamos", sin ver que en realidad todos y cada uno de nosotros hemos aceptado este sistema de esclavitud en y como nosotros mismos, pues el sistema únicamente puede existir porque nosotros mismos lo creamos en nuestras mentes a través de como yo decido participar dentro de ésta

Yo Gabriel Aceves, me perdono a mí mismo completa y amorosamente por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que tengo que renunciar a mi pasión, mis sueños, mis proyectos y mis intereses por obtener y conseguir dinero, haciendo lo que sea con la urgencia de obtener este, a pesar de que incluso termine entrando en negocios y en cosas que no son lo mejor para mí, ni para las personas en mi entorno, sólo por y a través de mi temor de la pobreza

Yo Gabriel Aceves, me perdono a mí mismo completa y amorosamente por haberme aceptado y permitido a mí mismo dejarme dirigir y orientar por mi temor de la pobreza y de la carencia económica, dejando que entonces sea mi temor a no tener dinero lo que defina y dirija mi expresión y mi hacer dentro de este mundo y realidad

Yo Gabriel Aceves, me perdono a mí mismo completa y amorosamente por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que la seguridad y estabilidad que aparentemente da el dinero, son seguridad y estabilidad reales que pueden definir quien yo soy, sin ver que en realidad esta seguridad y estabilidad son de hecho una ilusión pues únicamente pueden permanecer en y bajo la presencia del dinero dentro de la mente, la cual entonces simplemente sigue alimentando el temor al dinero y entra en un estado de avaricia a querer generar y conseguir más y más para poder mantener esa experiencia de "seguridad y estabilidad", en lugar de ver en honestidad conmigo mismo que la seguridad y la estabilidad sólo pueden existir en y a partir de lo que yo decido crear en mí mismo como expresión de mí mismo y dentro de esto

Yo Gabriel Aceves, me perdono a mí mismo completa y amorosamente por haberme aceptado y permitido a mí mismo considerar la seguridad y la estabilidad expresiones separadas de mí que aparentemente sólo pueden existir en la presencia y existencia del dinero, sin ver que yo tengo el potencial creativo, creador y de creación para poder darme a mí mismo esa seguridad y estabilidad de manera incondicional