lunes, 18 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1162, Compartiendo una pesadilla


Aprovechando que recientemente he escuchado esta entrevista de la serie "Sistematización Cuántica", donde se abre y expande un poco con respecto del proceso de las pesadillas y las implicaciones que las mismas tienen con respecto al proceso a caminar en nuestra relación con la mente; voy a compartir una pesadilla que recientemente he soñado y aplicaré algunos puntos de perdón a uno mismo con respecto a la misma.

Tratando de recordar tanto como me es posible de la misma, pues mucho del detalle de ésta (como suele ocurrir con los sueños en general) como que se ha limitado a únicamente las partes de mayor impacto dentro de la misma, así que, la pesadilla comenzó más o menos así:

Me encontraba en una azotea de aspecto algo abandonado en plena noche, en esta había un cuarto de concreto ubicado en un pequeño "patio/terraza" a mi izquierda, con ventanas rotas y ejes de metal torcidos y oxidados; me encontraba con algunas personas con quienes parecía mantener una "relación cercana", digo "parecía tener cercanía" con estas debido a que en realidad no era capaz de reconocer el rostro de ninguna de éstas excepto por algunos "detalles" de la personalidad de algunas de ellas que la mente parece haber tomado de personas a quienes conozco en mi entorno más inmediato. 

Entre la conversación que estaban sosteniendo aquellos individuos, recuerdo que encendía un cigarro de mariguana como para aplacar la ansiedad que sentía ante la presencia de las personas en mi entorno, como tratando de evadir mi propia experiencia de inseguridad, pues entre aquellas personas, había uno de ellos que se presentaba a sí mismo como un artista de peso en el medio, y recuerdo que al ver sus trabajos y proyectos me sentía y experimentaba a mí mismo como inferior a él, al punto que la misma vergüenza me llevaba a simplemente aceptar las críticas que él formulaba y lanzaba acerca de mi trabajo como "poca cosa e incluso basura en comparativa con lo que él hacía". 

También sentía un gran temor de ofender a dicha persona porque, entre las habilidades y reconocimientos que le destacaban, pertenecía a un círculo de arte marcialistas, entre los cuales ostentaba un reconocimiento general entre aquel grupo de personas como "una persona peligrosa". Dentro de la discusión, esta persona nos citaba a todos a una reunión "especial" para compartir "arte", cita que se llevaba a cabo en un edificio ubicado en mitad de una ciudad cuyas calles no era del todo capaz de reconocer. 

En medio del sueño aparecía una amiga mía con quien suelo compartir no pocas conversaciones entorno al ocultismo, la magia y extensos debates de religión y espiritualidad (y esto en diferentes rubros). Mi relación era algo distinta con ella dentro del sueño, puesto que más allá de la amistad parecía que sostenía una suerte de relación más íntima con ella, una cercanía casi de pareja sentimental, aunque no ocurría nada en medio de aquel sueño además de tres besos que compartíamos el uno con el otro en etapas distintas del sueño. La primera de ellas tomaba lugar al encontrarme con ella tras salir de aquella azotea, momento para el cual la ciudad permanecía iluminada con y por los faros de las avenidas, aunque transitando rápidamente hacia la luz del amanecer; ahora ambos nos dirigíamos a dicho punto de reunión. 

Notaba que en las manos de mi amiga ella parecía llevar consigo algunas armas blancas (un par de cuchillos y su equipo de paramédico - ya que ese es su oficio real en el plano físico), y ante este reconocimiento notaba que había "olvidado" llevar mis propias "armas" para protegerme en la reunión y aunque sabía dentro de mí que debía de llevarlas, invariablemente acudíamos a ésta. 

Al llegar a aquel edificio, del cual no puedo recordar del todo la apariencia de la fachada, aunque si puedo recordar que la entrada parecía como el lobby de un hospital viejo, comenzábamos a movernos entre pasillos pobremente iluminados, hasta llegar a una habitación con apariencia de un "aula de clases" donde ya se encontraban agrupados aquellos individuos citados por el primero que mencioné anteriormente, todos en sus manos llevaban armas de diferentes formas y longitudes, algunas punzo cortantes, otras contundentes. En ese momento parecía que todos estaban por comenzar un proceso de "iniciación ritual", para el cual incluso mi amiga estaba ya preparándose a entrar en lo que parecía una jornada de combates consecutivos.

Antes de comenzar con los mismos, yo salía apresurado a buscar algún arma que pudiera conseguir en las cercanías de aquel punto en el que nos encontrábamos. Salía por la fachada del edificio y corría un par de calles abajo buscando algún objeto que pudiera empuñar en medio de aquel sueño, pero pronto me daba cuenta de que ya llevaba en mis manos un par de hachas de tonalidad azul y apariencia un tanto rudimentaria, casi similar a hachas antiguas de obsidiana cortada, con la única distinción de la tonalidad antes mencionada.

Volvía hasta el punto de encuentro y al entrar por los pasillos, encontraba a mi amiga herida con una de las piernas descubiertas, mostrándome una serie de quemaduras que habían realizado sobre ella, era entonces que le daba el segundo beso y le pedía que me esperara pues simplemente entraría para retirarnos ambos de aquello. Al entrar de nuevo en la habitación, notaba que todos habían formado ya un círculo, dejando a aquel primer individuo en el centro del círculo y hacia el cual yo caminaba para decirle: "No creo que esté listo para formar parte de ésto, tal vez posteriormente, pero no ahora". 

En ese instante, las facciones de la cara de aquel individuo permanecían impávidas con una perversa sonrisa entre sus labios, al tiempo que me sostenía una mirada muerta, como si detrás de dicha mirada simplemente se encontrara la máscara de lo que entonces se transfiguró instantáneamente en un rostro de una suerte demoniaca, su rostro se volvió negro y sus ojos amarillos, su mandíbula cayó por completo abriendo entre las fauces una especie de portal rojo teñido en brasas incandescentes; el entorno cambió de igual modo, las paredes se tornaron de una tonalidad marrón óxido, y pululaban cenizas en el aire que quemaban todo alrededor.

En aquel instante, una parálisis general inmovilizaba por completo mi cuerpo y, sentía con claridad mi cuerpo suspendido en una especie de vibración y resonancia que configuraban la parálisis per se; en aquel momento de la pesadilla, todo el entorno se detenía por completo y podía sentir que mis pies no alcanzaban a tocar el suelo, pues la misma parálisis me mantenía levitando a escasos centímetros del mismo. Y entonces un pensamiento cruzó por mi mente, "respira, mira fijamente la imagen de este ser" y al hacerlo notaba que efectivamente ésta no era real y no tenía poder sobre mí; en ese momento revocaba sin mayor problema la parálisis y llevaba mis pies de vuelta al suelo, miraba una vez más aquella imagen de ese "demonio" momentáneamente y daba la media vuelta saliendo por la puerta de aquella habitación, tomaba la mano de mi amiga. Y ambos salíamos por el pasillo con toda tranquilidad, para este punto le daba el tercer beso y en ese instante despertaba de aquella pesadilla.

Tal y como se menciona en la entrevista, puedo ver como la pesadilla está mostrándome los aspectos que me encuentro reprimiendo dentro de mí mismo, y los principales puntos que puedo identificar son: "mi temor a reconocerme y respetarme a mí mismo en presencia de otros, al sentir que tengo la necesidad de permanecer en un determinado grupo de personas porque aparentemente estando solo no podré salir adelante o no podré llegar a ninguna parte", "temor a levantarme en y por mis principios contra las cosas que considero que van en contra de los mismos" y "sentimientos y pensamientos que he reprimido en relación con mi amiga y que por temor a perder su amistad me los he callado"

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo temer levantarme y pronunciarme contra las personas al creer que si no logro pertenecer a un determinado grupo o círculo de personas, entonces no lograré salir adelante, sin ver como entonces el solo hecho y acto de permanecer en dichos círculos que practican ideologías y visiones contrarias a mis principios fundamentales, es una forma de reforzar en mí la creencia y experiencia mental de que soy impotente e incapaz de levantarme

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo obedecer y seguir a grupos e ideologías que en realidad no hacen ni lo que es mejor para mí, ni para los demás, por temor a entonces sentir que me encuentro "indefenso" frente al resto del mundo y el sistema, como de hecho me he experimentado hoy día.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo temer reconocerme y respetarme a mí mismo por creer que debo permanecer sumiso por temor a ser agredido y violentado por personas y personalidades que considero más fuertes que yo

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que tengo que tolerar las opiniones, críticas y comentarios de otras personas, porque de no hacerlo y levantarme y hablar en "defensa de mi respeto y reconocimiento hacia mí mismo" otros no estarían de acuerdo y entonces vendrían a agredirme y lastimarme

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo temer las armas y herramientas que otros puedan tener, que en realidad son esos mismos comentarios, conocimientos, opiniones, críticas, etc., hacia los cuales me siento impotente y "desarmado", sin ver que en realidad no sólo cuento ya con herramientas que son más que suficiente para hacer frente a cualquier situación, sino que de igual modo ni siquiera necesito blandir un solo "golpe" para poder salir caminando de dichas situaciones.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo guardarme y reprimir sentimientos hacia las mujeres por las que llego a sentirme atraído al creer que de mencionarlo o comentarlo, perdería "la amistad" que tengo con ellas, porque en realidad temo de igual manera "perder dicha amistad" solo porque detrás de dicha relación, aparentemente podré mantener en un futuro la oportunidad de estar en una relación con dicha persona

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo querer entrar en una relación con mi amiga para poder sentir esa "intimidad" que en realidad no es y no se define por otra cosa más que por el deseo de poder tener el contacto físico con una mujer. 

Puedo ver cómo esta pesadilla me muestra parte de los pasos que no me he atrevido a dar por mí mismo en mi relación con las personas que he mantenido cerca de mi mundo y realidad inmediatos, debido precisamente en y por los temores que esta pesadilla me ha mostrado

Me comprometo conmigo mismo a encontrar una solución que pueda de hecho ser y traer la mejor respuesta para la situación que vivo en mis relaciones, o en su defecto terminar por concluir estas relaciones en caso de no encontrar una alternativa de apoyo práctico que pueda garantizar la mejor relación posible, tanto conmigo mismo como con los demás

sábado, 16 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la Vida, Día 1161, Mi relación con el dinero 19




Comparto estas entrevistas de la serie "Sistematización Cuántica" (links haciendo click sobre las imágenes), porque además de que puedo identificarme plenamente con lo que se ha compartido en dichas entrevistas, también quiero expandir un poco sobre éstos puntos y lo mucho que mi relación con el dinero de hecho está relacionada con esa necesidad de por ejemplo en ocasiones "No pedir ayuda a otras personas", por temor a resultar ser una molestia para otras personas o por ejemplo querer mostrarles que "yo puedo hacerlo solo y que eso aparentemente me hace fuerte" o que recibir esa ayuda de otras personas podría significar verme "comprometido" con otras personas y después verme obligado a devolver el favor porque entonces he generado una "deuda" con y hacia esas personas; en fin muchas otras razones, motivos y excusas de por qué no recibiría y terminaría rechazando esa ayuda.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo no querer recibir ayuda de otras personas, porque entonces ellos aparentemente se llevarían el "crédito" por mi trabajo, o ese logro ya no sería completa y del todo mío

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo resistirme a recibir ayuda y apoyo de otras personas al creer que ellos querrían llevarse el crédito por esa tarea en particular, ya que en realidad viendo a este punto en cruda honestidad conmigo mismo, eso es exactamente la clase de cosas que yo en ocasiones haría cuando alguien solicitaba mi ayuda para algún punto en particular, siempre querría que se me diera parte de "el crédito" por llevar a cabo tal o cual acción, lo cual es simple y sencillamente este deseo de ensalzar mi ego para poder regocijarme de ello posteriormente o bajo otras circunstancias

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que puedo definir lo que soy o quien soy alrededor de "logros, metas o éxitos alcanzados", sin ver que de hecho al hacer ésto lo que estoy haciendo es limitarme a mí mismo a una sola definición de mis capacidades y mi potencial, en lugar de ciertamente permitirme expandir y continuar aprendiendo incondicionalmente 

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo tener miedo de pedir ayuda a otras personas al pensar que pedir esa ayuda sería una molestia y una carga para los demás, con lo cual entonces ellos me resentirían y posteriormente no querrían darme o prestarme ayuda, ya que en realidad puedo ver cómo por ejemplo cuando mi familia o las personas en mi entorno me piden ayuda, pero sobretodo aquellas personas con quienes he creado un vínculo ya de varios años, a pesar de que siempre accedería a ayudar, dentro de mí sentiría una forma de irritación y molestia al tener que "salir de mi rutina o zona de confort" para ir y ayudar a otros, dentro de esto

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo relacionar el salir de la rutina y de mi zona de confort como "una molestia" porque entonces al hacerlo, me retraso en el cumplimiento de mis propias actividades, las cuales querría terminar de la manera más breve posible, sin ver cómo entonces de igual modo crearía esta idea de que pedir ayuda a otras personas se convierte en una molestia, pero no consideraría que de hecho mi ayuda en esos momentos haría que esas personas pudiesen terminar con su propia lista de actividades de una manera más eficaz y breve, lo cual simplemente no trasladé o traduje a mi propio mundo y realidad

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta de que yo mismo he creado la presión e idea en mi mente de que no soy capaz de recibir ayuda de otras personas, ya que en realidad en todos esos momentos en los cuales rechacé la ayuda de otras personas, incluso cuando sin pedirlo ellas mismas vendrían y tratarían de ofrecer su ayuda, sería yo quien se cerraría a esa idea por y como consecuencia de mi participación de y en mi propio ego

Me comprometo conmigo mismo a abrirme a recibir ayuda y de igual modo a pedir ayuda a las personas cuando sea que me vea cerrándome a la idea de que debo terminar yo solo una actividad en particular

Me comprometo conmigo mismo a abrirme a recibir ayuda de otras personas, haciendo ya de lado la creencia y definición de mí mismo entorno a "completar una determinada tarea, meta o proyecto para ensalzar la idea de mí mismo siendo exitoso, o más que los demás por aparentemente hacer más que otros"

Sin embargo, tal como se menciona en la entrevista, las personas eventualmente dejarían de ofrecer su ayuda hasta que, después de algún tiempo, llegaría ese momento en el que verdaderamente querría y desearía tener y recibir esa ayuda de otras personas, pero me encontraría solo y aún si me acercaba a solicitar ayuda, estas personas ya habrían ofrecido su ayuda a otra persona. Lo cual llevó al siguiente punto que fue enfrentarme ahora con la presión de "al no haber completado todo lo que tengo y necesito hacer, ahora tengo que desvelarme y pasar las noches trabajando también para completar dichas actividades", y es decir, desvelarse una noche o dos está cool, pero llegaría un momento en el que poco a poco los desvelos se convertirían en parte de la rutina y mis días comenzarían a desplazarse hacia las noches, encontrando entonces no pocas dificultades para poder comenzar el día por las mañanas...

Otro de los puntos que comenzaron a emerger dentro de esa "presión" que yo mismo comencé a generar a partir de no querer recibir ayuda de otras personas y de esas noches sin poder dormir, es que dejaría de atender esos momentos del día a día en los que ocurriría algo a lo cual reaccionaría por ejemplo, pero lo dejaría para después pensando que "me daría un tiempo para escribirlo y aplicar perdón por ello", pero y como ocurre en muchas ocasiones, no siempre tendría únicamente aquellas actividades dentro de mi horario y rutina, sino que por supuesto emergerían todas esas situaciones del día a día que debería de atender a medida que emergían para no verlas "acumulándose" dentro de mi rutina y mis actividades y al final, también me quedaría sin escribir y también se acumularía ese estrés de todos esos momentos, pensamientos, sentimientos y emociones que entonces no podría darme un chance para poder trabajarlos...

En estas últimas semanas, con todos estos cambios que han estado aconteciendo en relación con el trabajo y el dinero, al contrario de lo que solía hacer, en términos de no pedir ayuda, me he acercado a varias personas a pedir ayuda e incluso me he unido a un círculo de hombres donde todos ofrecemos y compartimos actividades, trabajos y apoyo, realizando actividades conjuntas para encontrar nuestras fortalezas y debilidades para entonces trabajar con ellas y así lograr mejorar y explotar nuestro potencial y diversificar nuestro panorama de un determinado punto en particular.

Hace algunos años, rechazaría de igual modo todo tipo de ayuda por parte de otras personas que no estuvieran alineados con la visión de Desteni por ejemplo, precisamente porque temía y me mantenía escéptico al respecto de cualquier cosa que no percibiera "alineada" con el proceso; ese primer momento en el cual me permití por un momento abrirme un poco fuera de únicamente trabajar con el margen de Desteni, fue en el momento que llegué con los Indios Americanos y comencé a entrar en los Inipis, porque evidentemente la cosmovisión e incluso el trabajo giraba completamente dentro del margen de un camino que parecía inclinarse por y hacia una religión y espiritualidad que pedía y buscaba apoyo en separación de uno mismo; aún caminando con los Indios me mantuve escéptico dentro de "el camino rojo" por bastante tiempo, mientras me mantenía escribiendo y trabajando con el proceso de la escritura del perdón a uno mismo, la aplicación de la honestidad con uno mismo, el sentido común práctico, la declaración de compromisos, el respiro de vida, etc., hasta que llegó un momento en el que por un momento (y he de añadir, tal vez ciertamente necesario como parte del proceso de aprendizaje) me di la oportunidad de soltar toda esa presión que había colocado sobre mí mismo y dejé de escribir por un tiempo, sin embargo, en el momento en el que se presentó nuevamente una situación en la que requería realizar ese "trabajo de escribirme a mí mismo, de perdonarme a mí mismo y caminar con las herramientas", las habría hecho a un lado por considerar en mi arrogancia que "ya me encontraba en un punto donde podía moverme con lo que había aprendido en la extraña mezcla que había hecho entre la espiritualidad, el camino de los Indios y la visión de Desteni" que incluso hice a un lado esas herramientas como si estas fueran demasiado "básicas"... sin darme cuenta que me había quitado a mí mismo el volante de mi propio vehículo para poder encontrar las soluciones a todo cuanto se estaba presentando

De modo que "soltar" en efecto fue importante, pero ahora el trabajo que realizo y que ahora parece ciertamente más difícil aún que cuando empecé mi proceso con Desteni, ha sido el de retomar y volver a generar esa disciplina en la escritura y en el trabajo y el nivel de intimidad conmigo mismo con el perdón a uno mismo que ya había generado después de tantos años... incluso cuando me separé de los indios tuve ya no pocas resistencias a simplemente retomar el trabajo que ya se había logrado aquí (y entiéndase, no me alejé porque el proceso y trabajo con ellos sea malo o demás cuestiones, al contrario, les recomiendo a aquellos interesados en realizar un trabajo más a nivel de la fisicalidad el ir a sanar en los INIPIS con los Indios o incluso aventurarse en un proceso tan intenso como el Visión Quest o la danza del sol - la cual ciertamente es uno de los desafíos y procesos que quiero vivir en algún momento de mi vida -, sino porque simplemente consideré que mi proceso debía encaminarse de vuelta al enfoque que ya había manifestado y estructurado con Desteni).


jueves, 14 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1160, Mi relación con el dinero 18

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo ver y reconocer en honestidad conmigo mismo que he aceptado que el dinero pueda comprar y pagar absolutamente todo en este mundo, incluyendo, pero no limitado a mi seguridad, confianza, estabilidad, plenitud sexual, etc., al grado que le he dado y otorgado en mi mente este poder sin cuestionarlo en lo absoluto

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo colocar el dinero en separación de mí mismo al juzgarlo como bueno o malo, basado en mis creencias, ideales y valores que he puesto entorno y alrededor de éste

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo definir el poder en y como el dinero y por consecuente me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo querer obtener dinero para entonces tener poder sobre mi propia vida y mi propia existencia, sin darme cuenta de cómo en esta relación le he dado al dinero todo el poder y control sobre mí, para que me dirija y así yo obedecer el flujo del mismo, obedeciendo a mi carencia y temor a no tener dinero cuando este haga falta

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo desear y querer dinero para entonces tener control y poder de mi vida, así como sobre la vida de otros seres humanos, tal y como en mi sueño, donde aparecían mujeres a las cuales podría pagarles para satisfacer mis deseos y fantasías, donde entonces el dinero está por encima de la vida y puede comprar la vida misma

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo reconocer en honestidad conmigo mismo que he colocado al dinero por encima de la vida y por consecuente he creído y creado la creencia de que el dinero puede comprar la vida, sin ver que de hecho en la aceptación y permiso de cada ser humano al temor de y hacia el dinero, el dinero es literalmente Dios en este mundo

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo reconocer en honestidad conmigo mismo que el Dinero es Dios en este mundo y que le he dado a éste el valor y poder sobre la existencia para comprarla, destruirla y moldearla a las necesidades del sistema mismo, para que el dinero nunca deje de existir, donde yo mismo he aceptado mi participación y permiso en el uso de materiales y productos que son dañinos para el ambiente con tal de sacar adelante mi trabajo, sólo para mantener el flujo del dinero andando

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta y reconocer que el único acto de amor posible con el dinero, es si este se da de manera incondicional para todos los seres humanos, puesto que esto sería un verdadero acto de Dios cuidando de la vida y no del sistema

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo negar e ignorar deliberadamente que he querido usar y acaparar el dinero para satisfacción de mis propios intereses, constituyendo así uno de los actos de maldad pura más comunes que de hecho se realizan y ejecutan a diario por cada ser humano dentro de este mundo, lo cual me hace igualmente responsable por toda la destrucción y la maldad que toma lugar dentro del mismo

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo juzgar el dinero como algo malo cuando en realidad no es el dinero en sí mismo el que causa las atrocidades sino que somos todos y cada uno de nosotros en nuestra aceptación y permiso al valor que se ha colocado sobre éste, y la forma en que entonces dentro de mí mismo y dentro e cada ser humano se justifican las acciones y excusas que destruyen la vida y a nosotros mismos con tal de tener éste para satisfacer y cumplir las ideas, creencias, deseos y fantasías que hemos creado en nuestra mente acerca de la vida según los ideales del sistema

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo reconocer en honestidad conmigo mismo que ni siquiera la espiritualidad se encuentra libre del uso y abuso del dinero, puesto que todos buscamos ser "el líder", "el shaman", "el maestro", "el gurú", "el ascendido" que en realidad profesa la misma ley de la atracción entorno al dinero para poder conseguirlo y obtenerlo a nuestra propia necesidad y satisfacción, sin ver que en realidad sólo alimentamos el mismo sistema que mantiene la pirámide y a todos los "maestros" en la cima de la misma definida primordial y principalmente por el dinero, donde sin importar lo que uno diga o haga, el dinero siempre hablará primero y hablará más fuerte que todas las voces, y este siempre se posicionará en aquel con derecho a dirigir a las ovejas en dirección al dinero

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo reconocer que mi deseo de convertirme en "hombre de medicina", no fue otra cosa más que mi deseo de tomar control y poder sobre otros seres humanos, para manipularlos y dirigirlos a mis intereses a fin de convertirme en uno de los miles de maestros y profetas y gurús que siguen el mismo principio de y entorno al dinero, en este sentido, puedo ver y darme cuenta de cómo perder el dinero en este momento de mi vida, ha sido de hecho una gran forma de apoyo para hacerme ver mi abuso y participación dentro de dicha creencia

Me comprometo conmigo mismo a promover el sistema del BIG (Basic Income Granted/Ingreso Básico Otorgado) hasta ver su implementación realizada y ejecutada plenamente dentro del mundo en igualdad

Me comprometo conmigo mismo a explorar y cambiar todas las ideas, creencias y acciones en las que me vea a mí mismo usando el dinero para de hecho comenzar a cambiar de ya mi participación dentro del mismo hasta que pueda de hecho deconstruir todas las formas de abuso que haya formado en y hacia el mismo

Me comprometo conmigo mismo a parar mi participación dentro de los sistemas espirituales de cualquier índole, pues no garantizan una forma de vida que de hecho sea la mejor para todos en igualdad

Me comprometo conmigo mismo a deconstruir la mente espiritual, hasta de hecho encontrar todos los puntos en los cuales me he separado a mí mismo de mi propio poder, incluyendo el sistema y religión de y hacia el dinero

martes, 12 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1159, Mi relación con el dinero 17

Desde el día de ayer he estado prácticamente en cama todo el día con fiebre, tos, gripa y demás, pero ahora he tomado un poco de medicamento y poco a poco estoy recobrando fuerzas, además de que no quería dejar pasar el día sin al menos escribir un par de líneas.

Entre la fiebre y todo el reposo que he mantenido desde el día de ayer por la tarde, comencé a notar una serie de sueños y alucinaciones que se desprendieron en la consciencia, y que dejaron ver una "relación" con el dinero que había estado apartando e incluso negando dentro de mí mismo

En el primer sueño, me encontraba en una ciudad, ya entrado en un empleo de marketing y publicidad, sintiendo esta "seguridad y confianza" de contar con un cheque mensual que garantizaba mi renta de un departamento; de igual modo en mi sueño aparecía una mujer que se me insinuaba por "los talentos y habilidades con los cuales yo contaba", al salir del trabajo caminaba a lo largo de una avenida oscura iluminada por los faros predispuestos a los costados de la misma; conforme continuaba caminando hacia el lugar donde me hospedaba, sobre la avenida pasaba un auto lujoso (de esos cuyos nombres uno siquiera se molesta en conocer debido al costo tan absurdamente inalcanzable que sólo pueden pagar el 0.00001% de la población mundial) pero lo llamativo acerca de este coche, era que se encontraba tirado de 4 leones blancos y negros, que lo llevaban por la avenida a toda velocidad; de hecho pasaban tan cerca de mí que por un momento tenía que brincar fuera del camino para salvarme de las zarpas de los leones.

Como si fuera algo de lo más normal en aquel "entorno onírico", simplemente seguí caminando hacia el lugar donde me hospedaba, cruzando por enormes y lujosos edificios, entre los cuales se encontraba uno por el cual al acceder, me encontraba con una enorme galería en el lobby, donde un amigo se encontraba exponiendo un sin número de obras y éxitos que lo habían llevado a ser uno de los artistas más reconocidos del momento, incluso las personas que atendían la recepción de la galería, estaban disfrazados como él, como si ya se tratara de una de estas super personalidades nivel Dalí.

Me apartaba de aquel lugar y volvía a moverme por los corredores de aquellos edificios, encontrando a mi paso un gran número de mujeres vestidas al estilo conejitas playboy, que ofrecían sus "servicios" a cambio de una suma de dinero, pero al salir del hotel, nuevamente pasó este auto de absurdo lujo que se detuvo frente a mí y me hizo subir al lado de un hombre trajeado, quien comenzó a darme un recorrido por los hoteles y lugares más lujosos de la zona atendidos por mujeres con las cuales la mayoría de los hombres nos limitamos a fantasear, y entonces me decía: Yo puedo darte todo ésto, está a tu alcance.

Y dentro del sueño, contrario a todas las quejas y protestas que haya desprendido en estos escritos, respondía: Si, ¿por qué no habría de tomarlo? Al despertar del sueño, quedó una cierta sensación de extasis y culpa por lo que acaba de dejar en evidencia ante mí mismo: mi propia avaricia y ambición por tener todas aquellas cosas que el dinero promete como parte de su existencia en el sistema. Queda en evidencia para mí, que ante el sinnúmero de reproches que haya escrito aquí, en mi interior todavía existe esa ambición, esa avaricia, que sinceramente lo justo era no por menos compartirla aquí, porque es justo en este espacio donde me he quejado amargamente de la desigualdad e inequidad que existe en el mundo, y es por consecuente aquí donde (sin afán de jugar a darme golpes de pecho) quiero trabajar y enfrentar esa avaricia, para que al menos pueda existir congruencia con respecto de lo que aquí se expone y escribe.

En el segundo sueño que tuve, me encontraba en una bodega con viejos amigos que no he frecuentado desde hace muchos años, entre los cuales se encontraban un amigo que se dedicaba a tatuar y a hacer perforaciones. Por si fuera ya bastante deplorable la apariencia de aquella bodega abandonada, todavía en el centro de la misma se encontraba una pequeña escalera hacia el sótano ubicada en el centro de la misma, por la cual descendíamos hasta llegar a un pequeño cuarto que tenía todos los escasos muebles que había dentro de esta, ya rotos y empolvados, en los cuales incluso parecían formarse en su interior algún nido de ratas.

Pues como parte de aquel sueño, estos "amigos" me tatuaban con los diseños e imágenes más horribles y espantosas, las cuales al verlas yo mismo quedaba horrorizado, porque por si fuera poco, además del horrible diseño que tenían, los mismos estaban tan mal hechos que recuerdo que en el sueño al momento de tocarlos la tinta se desprendía de ellos, y la textura de la "tinta" era similar a la pintura vinílica, de esas que se utilizan para pintar las fachadas de los edificios...

Salíamos de aquella bodega y comenzábamos a caminar por una bahía, ciertamente bastante hermosa, en la cual había no pocas personas que se detenían a ver los "curiosos" diseños que tenía a lo largo de todo mi cuerpo, los escuchaba reír y yo "me reía con ellos" pretendiendo no verme afectado por aquel escenario. Recuerdo que dentro de mí pensaba y decía cosas como: "Y todo por un tonto sueño de llegar a ser tatuador al lado de estos cabrones". Lo que posteriormente ocurrió en el sueño, quebró por completo el hilo del mismo - porque debajo de aquellos tatuajes que me habían hecho, comenzaron a desprenderse otros diseños que empujaron y expulsaron la tinta de los primeros; en aquel punto de ese sueño sentía que era capaz de mover montañas enteras, y literalmente en el sueño lo hacía, movía montañas como si fueran polvo.

Tras haber tenido este sueño y empalmando el mismo con el primero, me dejó ver que en realidad en ambos sueños existe el anhelo de un "empoderamiento, poder y control de mi propia vida", como un deseo profundo por encontrar un significado y propósito superior a lo que hasta este momento de mi vida se ha manifestado dentro de mi mundo y realidad.

Continuo en el próximo post

lunes, 11 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1158, Mi relación con el dinero 16

He estado viendo algunos videos de "emprendedores" y de estos "millonarios" que dan consejos y tips para el éxito, donde todos y cada uno repiten en diferentes formas y formatos que "el éxito no es algo que simplemente se obtiene por ser especial o talentoso", sino que es algo que se trabaja y debe de conseguirse y de ganarse con trabajo duro dispuesto a hacer lo que sea.

Curiosamente, la semana pasada se me invito a una de estas conferencias de "planes de negocios", en los que la expositora que pasó al frente del escenario, de igual manera mencionaba que la única manera de conseguir las cosas en la vida, es estando dispuesto a trabajar 24/7 y haciendo todo lo que fuera necesario para conseguir eso que uno desea y quiere en la vida. Y es decir, por supuesto si uno quiere obtener "más" de lo que uno tiene, debe de estar dispuesto a hacer más de lo que uno hace, sin embargo, ¿qué pasa cuando la premisa del sistema monetario mismo aplica el mismo principio, sólo para poder tener una vida digna? Luchar por "la vida", sólo para conseguir los recursos básicos, no habla de la falla de la moral de los individuos más que de la falta de ética del sistema mismo.

A decir verdad, antes de escribir este post, escribí un par de declaraciones de perdón a uno mismo, y las comparto aquí con gusto:

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo ver y darme cuenta que no merezco tener un empleo sólo porque me siento especial y talentoso, ya que primero debo desarrollar mis habilidades y capacidades para poder conseguir dicho empleo.

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta y reconocer que las personas no se merecen las cosas simplemente porque creen que se las merecen, ya que primero tienen que trabajar por ellas y ganárselas

¿Qué puede haber más inspirador que el cerdo que aspira a convertirse en jamón? Ciertamente nada (sarcasmo)

Hay una extraña sensación implícita dentro de esta idea de tener que "demostrar a otros" que uno puede o merece tener "acceso a la vida" la cual por cierto no podrá ganarse de su propia mano, pues en realidad lo que estoy declarando en dicha oración de perdón a uno mismo, es que será alguien más el que extenderá ese acceso a la vida, el que proveerá ese acceso a la vida. Con la creciente demanda de empleos, y la aún más creciente demanda que emergerá en un futuro cercano con el reemplazo de la mano de obra humana por la tecnología y mecanización de un sinnúmero de trabajos, el acceso a la vida, el derecho a vivir, parece cada vez más improbable para muchos, y creo que sería un escenario bastante desalentador el contemplar a más de unos cuantos miles o millones de seres humanos luchando por el acceso a la vida para sí mismos y sus familias, incluso si para esto tienen que recurrir a la delincuencia y tomar de otros lo necesario para mantener esto que llamamos "la vida". ¿Qué clase de vida es ésta? ¿Qué clase de broma es ésta?

He escuchado muchos puntos de vista y debatido entorno al mismo con no pocas personas en muchas y diversas ocasiones, no sólo familia y amigos, sino incluso extraños y desconocidos; es fascinante lo mucho que el dinero en ciertos periodos de nuestra vida puede moldear nuestra actitud hacia el mundo que nos rodea, y nuestras perspectivas acerca del mismo, pues algunas veces he tenido la oportunidad de debatir el mismo argumento con las mismas personas en situaciones en las que "tenían dinero" y en situaciones en las que "no tenían dinero" porque habían perdido el empleo o habían perdido alguna inversión en algún negocio. Y las personas que defendían la premisa "el éxito, el trabajo y el dinero se ganan" lo hacían en el momento en el que tenían dinero, pero cambiaban su postura e idea, una vez que habían perdido sus empleos a causa de X situación dentro del mismo, donde por ejemplo notaban abusos por parte de la autoridad o simplemente no podían continuar de manera tan "mecánica" realizando labores que simplemente no les apasionaban, incluso mis padres tras su jubilación, tras más de 30 años de trabajo en una empresa... jamás dejaron de quejarse de la cantidad de abusos por parte de la empresa durante y aún después de su retiro, ante los cuales les han reducido e incluso limitado los ingresos que por derecho a sus años de trabajo merecían para su subsistencia...

Habrá quienes digan "claro, lo que ocurre es que no se les puede dar eso que se les prometió a cada una de las personas que se jubilan, porque entonces las empresas no sólo no podrían cubrir el salario de los jubilados, sino ni siquiera de sus propios empleados, más los gastos de la empresa per se", pues bien ¿cuál es la finalidad de prometerlo en primer lugar y de engañar a las personas a depositar su esperanza en un futuro que al final no llegará? Eso es a mi entender, tan sólo jurídicamente hablando - abuso de confianza...

Mi interés al plantear este panorama, no es "quejarme amargamente del sistema", al contrario, es cuestionar los mecanismos para contemplar la posibilidad de una mejoría dentro de ellos. Por ejemplo, si a una persona se le cubrieran sus necesidades básicas desde su nacimiento hasta su muerte, por el simple cumplimiento de sus "garantías individuales/derechos humanos", ¿No sería más loable que dicha persona escogiera su carrera basado no sólo en su auténtica pasión, sino que de igual modo serviría al sistema de manera más eficiente? ¿No se percibiría menos conflicto en los entornos laborales, así como menor cantidad de problemas y de fallas si las personas no sintieran la necesidad y obligación de trabajar sólo por temor a quedarse sin ese recurso a la vida? ¿No se prevendrían una innumerable cantidad de abusos internos (tanto por parte de los jefes como de los empleados), de tranzas, de mentiras, engaños, competencias tóxicas y ambientes insanos para las propias empresas si las personas no sintieran que uno debe de hacer "lo que sea" para conseguir y mantener ese trabajo, ese empleo, ese acceso a la vida?




sábado, 9 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1157, Mi relación con el dinero 15


Desafortunadamente no encontré la versión "condensada" de esta historia que vi en Instagram, sin embargo, la recomiendo ampliamente, porque justo ha traído una consideración a mi actual situación que, sinceramente me está empujando a cambiar la perspectiva y el panorama. Aunado de una conversación reciente con una compañera Destonian, quien me sugirió considerar realizar una lista de mis aptitudes y habilidades para tratar de abarcar aspectos fuera de lo que he considerado "mis habilidades predilectas", porque en ello, e irónicamente tal y como yo mismo concluí en un video que hice hace ya bastantes años titulado "No quiero ser un maestro"; no quería simplemente limitar mis habilidades a la definición de "soy ilustrador, artista, abogado, etc.", pero ahora, en este punto de mi vida en el que me he empecinado tanto en querer "vivir del arte", teniendo como único resultado la actual situación en la que me encuentro, ahora quiero expandir mis horizontes una vez más y entrar a algún oficio. 

En un par de semanas iré al pueblo de mi abuela, donde aún se siembran y cosechan diferentes variedades de verduras y alimentos; creo que es una habilidad indispensable en la modernidad, y mucho más necesaria ante el actual panorama que enfrentamos en el mundo. Así que iré a trabajar en el campo, me haré de esa y otras habilidades; entraré de igual modo a algún taller mecánico como aprendiz, esto me ayudará a diversificar mi campo de trabajo y acción para no limitarme a un sólo ramo donde, de por si no sólo es difícil entrar y alcanzar alguna suerte de "éxito", también es una apuesta demasiado alta en términos de la inversión que requiere y el tiempo que demanda para ganar tan poco de ello (aún si se hace sólo por pasión...)

viernes, 8 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1156, Mi relación con el dinero 14

El día de hoy mientras caminaba de vuelta hacia mi casa, me vino a la mente un recuerdo de una ocasión en la que me encontré con un amigo en su graduación, pues curiosamente había estudiado de igual manera la carrera de comunicación visual y dirección artística; yo lo había conocido durante la secundaria, sin embargo por unos años le perdí la pista y sinceramente me sorprendió mucho encontrarlo aquella noche en el patio de la Universidad.

Recuerdo que cuando me acerqué con él para saludarlo, le sorprendió de igual manera encontrarme en el mismo lugar, y apenas le dije que me encontraba estudiando la misma carrera que él recién había concluido me dijo: Entraste a un mundo difícil... en aquel momento me pareció que exageraba y que simplemente era demasiado "arrogante" y que incluso me estaba subestimando, pero ahora que vuelvo a recordar esas palabras, me parece que más bien, estaba simple y honestamente advirtiéndome del mundo al cual estaba por entrar.

De hecho, apenas hoy me avisaron que mi hermana y su esposo perdieron su empleo hace cosa de una semana y esta noticia personalmente me ha sorprendido, y me ha sorprendido aún más viniendo de ellos ya que, siempre han cuidado el mantenerse constantemente actualizados y adquiriendo nuevos programas y demás. El escuchar a mi hermana estresada, es algo que también me desanimó un poco, puesto que si alguien preparada como ella y su esposo en este momento se sienten preocupados, entonces pienso que yo también debería de estarlo.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo sentirme preocupado y estresado al saber que mi hermana y su esposo han perdido sus empleos, a pesar de que se dedican a lo mismo que yo y se encuentran más especializados y preparados que yo, sin de hecho ver y darme cuenta de que esto en realidad, aunque por supuesto es algo de lo cual uno no puede alegrarse, la realidad es que si me tranquiliza el ver que tal vez no se trata de "mis capacidades" sino de que en realidad el mundo en su totalidad es de hecho bastante desafiante para cualquiera, incluso para los que se encuentran más preparados

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo juzgarme a mí mismo como inferior a mi hermana o a mis compañeros de la universidad, en lugar de entender que el sistema y el mundo no está hecho para apoyar a los seres humanos, sino que simplemente funciona con el único propósito de mantener al sistema mismo y a los pocos que de hecho pueden percibir los máximos beneficios del mismo

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que si uno no es eficiente en el sistema, quiere decir que uno tiene la culpa, cuando en realidad y tal y como reza el dicho: "No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma." -  Jiddu Krishnamurti

Mi jornada hacia la vida, Día 1155, Mi relación con el dinero 13

Hoy tuve una entrevista de trabajo, desafortunadamente y al parecer no cumplí con el perfil y los requisitos esperados por parte de esta empresa. Una de las cosas que no suelen decirte dentro de las universidades (sino hasta ya casi saliendo de las mismas) es que el programa de estudios que uno cursa (en promedio de 4 años de duración) fue realizado en un periodo donde "ese plan de estudios era el más actual" (y eso no en todos los casos, pues a veces los programas persisten sin actualizarse por mucho tiempo y al final todo lo aprendido era ya obsoleto antes de adquirirlo), al final de la carrera, durante esos 4 años en los que uno ha cursado y pasado todas las materias aprendiendo a ejecutar los programas con ciertos perfiles publicitarios,estos se encuentran ya descontinuados por las nuevas tecnologías, los nuevos programas y las nuevas demandas laborales, puesto que el salario que uno aspiraba a obtener con esos conocimientos adquiridos durante la licenciatura para cubrir las necesidades básicas, hoy el mismo salario se le otorga únicamente a las personas que tienen el conocimiento en esos nuevos programas o esas nuevas tecnologías y aquellos que no los tienen, simplemente no pueden recibir el mismo sueldo o ni siquiera resultan contratados.

También he enviado mi CV a otro tipo de empresas, para cubrir otro y cualquier tipo de empleo, la respuesta: "Se encuentra sobrecalificado, no podemos pagarle lo que por ley deberíamos debido a su título" ¿Un halago? Ni de broma, ahora el tener una licenciatura terminada parece peor a tener nada, porque al menos me podrían contratar en cualquier cosa que requiriera no más de la preparatoria... Así lucen nuestros tiempos, invertir en la educación ¿es ahora la peor inversión? Las escuelas y universidades definitivamente ganan y ganan bien por esas inversiones, el gobierno también, los estudiantes... no tanto...

En el camino de vuelta a casa, me invadió esta sensación de impotencia y de sentirme acorralado en un callejón sin salida, el cual ha dejado las alternativas laborales bastante reducidas; por un lado está la necesidad de actualizarme por medio de cursos que en este momento me es imposible pagar por mi cuenta (o incluso solicitar dicho apoyo a mis padres, pues con la enfermedad de mi madre, aunado de las reparaciones a la casa que quieren realizar para mantener la misma en las mejores condiciones, deja limitado el presupuesto disponible para invertir en cualesquiera de esos cursos, ya ni decir invertir en un nuevo equipo que rinda a la necesidad de dichos programas). Por otro lado me queda el camino que conozco: el arte, la ilustración, la fotografía y el tatuaje, del cual no he logrado ver una gran remuneración... e invertir nuevamente en él, parece no sólo una mala apuesta, sino una completa estupidez. Las ventas en la calle no han resultado del todo eficientes, pues la inversión suele ser mayor que la ganancia, a menos de que uno verdaderamente se dedique a esos negocios de tiempo completo y estableciéndose en una zona que no se encuentre ya plagada de otros vendedores ambulantes, que al igual que uno, simplemente tratan de salir adelante...

Me senté a hablar con mi familia y colocamos sobre la mesa las alternativas que quedan a la vista; me he acercado ya con un conocido que se encuentra trabajando en un estudio de fotografía, me hará el favor de acercarse con su jefe para ver la posibilidad de presentar mi trabajo y entrar a trabajar con ellos, mientras tanto el día de mañana asistiré a la universidad para revisar las bolsas de trabajo, también me he puesto en contacto con mi maestro de los cursos de tatuaje y me ha dado la recomendación de invertir en más material para ponerme a practicar en más y nuevos diseños (esto pensando en seguir adelante con el proyecto como inversión a futuro); invertir en exponer una pieza en alguna galería parece demasiado aventurado, sobretodo considerando que debo de invertir en un marco para la obre per se, pero al mismo tiempo quiero invertir en materiales, todo mi patrimonio en este momento se limita a 1200 pesos... por donde sea, las apuestas parecen demasiado altas, pero de igual modo el no invertir ese dinero y sentarme a esperar por una solución no es realmente una solución, tanto como no saber a donde ir puede llevarme nuevamente por cualquier camino y con ello a otro callejón sin salida.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que ya no me quedan alternativas y que me encuentro en un callejón sin salida, cuando en realidad, no he terminado, ni agotado todas las oportunidades que aún puedo explorar, porque tal y como dijo mi buddy en nuestro último chat

- ¿Qué harías si no tuvieras piernas?

- Buscaría la forma de encontrar lo antes posible un empleo que me permitiera subsistir, y trataría de llegar a las empresas o las personas necesarias para poder pedir ayuda - le respondí

- ¿Entonces, si aún las tienes, por qué no te mueves tanto como si las hubieras perdido?

Continúo en el próximo post

miércoles, 6 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la Vida, Día 1154, Mi relación con el dinero 12

"Independientemente de las dificultades, los fracasos y los errores que pueda enfrentar, siempre vuelvo a mi mismo y a los principios por los que me levanto. No me rendiré ni me permitiré culpar a otros por las circunstancias de mi vida o por cómo elijo vivirla. Tomo absoluta responsabilidad por mí mismo."

Aún recuerdo la forma en que mi mundo comenzó a colapsar desde el día en que llegué a Desteni, y lo mucho que esa destrucción de lo que yo creía y llamaba "vida", me llevó a un profundo drama que maldije y del cual quise escapar por mil y un formas a través de las cuales me llevé a deliberadamente caer y fracasar en relaciones y actividades que, en realidad, apenas me tomaba un momento en honestidad conmigo mismo y aplicando las herramientas del perdón a uno mismo, comenzaba a notar lo mucho que éstas existían y se presentaban en mi vida para de hecho mostrarme un potencial, habilidad y capacidad que jamás consideré posible.

Muchas relaciones en mi vida, terminaron y se transformaron, pero aunque temía el proceso de dejar atrás ese pasado y lo que creía "mejor para mí", poco a poco comenzó a llevarme a un punto en el cual esta visión y panorama de las virtudes y regalos que el proceso per se, comenzó a mostrar sus frutos y lo mucho que esas relaciones en realidad sólo formaban parte de mi eterna auto victimización, excusa y justificación para seguir encontrando formas de darme en la madre a mí mismo y de destruir mi propio potencial. Así que, mucho tuvo que terminar y cambiar para que lo nuevo pudiera emerger, y con cada nuevo camino y experiencia en mi vida, ahora tengo un par de anteojos para poder colocarme en un plano donde yo puedo determinar y decidir mi propio camino.

Me he caído y me he equivocado muchas veces y, probablemente me faltan otras 10 000 caídas y errores, pero con ellos ahora veo regalos y oportunidades para aprender de mí mismo y del potencial inherente en mí, usando herramientas prácticas para poder conducir y ser el eje de este cambio. No hay, ni habrá un sólo punto que para mí pueda colocarse por encima de mi proceso con Desteni, porque sin importar lo mucho que la deshonestidad e ilusiones de la mente se encuentren presentes en mi camino, siempre existe esta consciencia que se ha generado y gestado en mí mismo, que me recuerda el camino a seguir, y si, aunque a veces deliberadamente he ignorado esta nueva consciencia, siempre permanece y con ella, sé que sin importar donde me pare o me levante, siempre volveré al camino

Se me ha dado una recomendación en la estructura del perdón a uno mismo y por este post la pondré en práctica para comprobar su dirección y eficiencia, aunque no por esto limitando mi potencial y poder dentro de y como el perdón a uno mismo, pues lo aplicaré incondicionalmente.

Yo, Gabriel Aceves, me perdono a mí mismo completa y amorosamente por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que sólo el dinero puede darme la estabilidad y seguridad en mi vida que busco, porque cuando no lo tengo entonces es "normal" que sienta ansiedad y temor, sin de hecho ver como el dinero y el sistema económico es un sistema de esclavitud para controlar y dominar a los humanos a través de generar envidias, competencias, comparaciones y creencias a partir de las definiciones que "podemos adquirir y comprar con el mismo" para sentir que "evolucionamos", sin ver que en realidad todos y cada uno de nosotros hemos aceptado este sistema de esclavitud en y como nosotros mismos, pues el sistema únicamente puede existir porque nosotros mismos lo creamos en nuestras mentes a través de como yo decido participar dentro de ésta

Yo Gabriel Aceves, me perdono a mí mismo completa y amorosamente por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que tengo que renunciar a mi pasión, mis sueños, mis proyectos y mis intereses por obtener y conseguir dinero, haciendo lo que sea con la urgencia de obtener este, a pesar de que incluso termine entrando en negocios y en cosas que no son lo mejor para mí, ni para las personas en mi entorno, sólo por y a través de mi temor de la pobreza

Yo Gabriel Aceves, me perdono a mí mismo completa y amorosamente por haberme aceptado y permitido a mí mismo dejarme dirigir y orientar por mi temor de la pobreza y de la carencia económica, dejando que entonces sea mi temor a no tener dinero lo que defina y dirija mi expresión y mi hacer dentro de este mundo y realidad

Yo Gabriel Aceves, me perdono a mí mismo completa y amorosamente por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que la seguridad y estabilidad que aparentemente da el dinero, son seguridad y estabilidad reales que pueden definir quien yo soy, sin ver que en realidad esta seguridad y estabilidad son de hecho una ilusión pues únicamente pueden permanecer en y bajo la presencia del dinero dentro de la mente, la cual entonces simplemente sigue alimentando el temor al dinero y entra en un estado de avaricia a querer generar y conseguir más y más para poder mantener esa experiencia de "seguridad y estabilidad", en lugar de ver en honestidad conmigo mismo que la seguridad y la estabilidad sólo pueden existir en y a partir de lo que yo decido crear en mí mismo como expresión de mí mismo y dentro de esto

Yo Gabriel Aceves, me perdono a mí mismo completa y amorosamente por haberme aceptado y permitido a mí mismo considerar la seguridad y la estabilidad expresiones separadas de mí que aparentemente sólo pueden existir en la presencia y existencia del dinero, sin ver que yo tengo el potencial creativo, creador y de creación para poder darme a mí mismo esa seguridad y estabilidad de manera incondicional

martes, 5 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la Vida, Día 1153, Mi relación con el dinero 11


Este es un collage que hicimos el día de ayer en un círculo de medicina terapéutico para hombres el día de ayer, también conocido como "visionboard". Los visionboard son una útil herramienta para construir -con un lenguaje visual- una representación de nuestros objetivos y recordarnos aquellos sueños que esperamos alcanzar.

"En esencia es un tablero formado por una colección de imágenes y frases con sentido para ti. Está diseñado para evocar el tipo de persona en la que esperas convertirte. Un colaje en papel o en versión digital con tu “yo” futuro.

Se basa en una potente idea: cuando imaginamos nuestras metas logradas y nos vemos con los objetivos cumplidos, conseguimos que el subconsciente se mantenga activo para hacerlo realidad.

Es ideal para implementar en proyectos o en cada nuevo ciclo que comenzamos.

Funciona a modo de un storytelling visual. Cuenta una historia con ingredientes emocionales y racionales que dan sentido a nuestras aspiraciones. Una historia con elementos disparadores que evocan ideas sobre el perfil de persona que anhelamos ser.

¿Qué quieres aprender? ¿Estas por empezar una carrera? ¿Cómo te imaginas en un par de años? Con un tablero creas tu proyecto personal de manera atractiva y a la vista, para recordarte tu propósito vital. Una vez interiorizado, se convierte una poderosa herramienta mental a tu alcance.

Pero no se trata de aglutinar imágenes y frases sin sentido. Necesita un hilo conductor y la presencia de factores emocionales que actúen como guías en el camino hacia la meta elegida"

Página de origen de la info:
Vision board: el tablero que te dirá en qué vas a convertirte

Poco antes de ir al círculo de medicina, una amiga me invitó a una de estas conferencias multinivel donde ofrecen a los asociados un cierto porcentaje de las ventas que realicen y de los miembros a los cuales incluyan; esto con la finalidad de apoyarme a conseguir un empleo aunque sea temporal, pero aunque no pude quedarme al final de la conferencia (pues tenía ya el compromiso de presentarme en el círculo de medicina) me quedé con las palabras de la mujer que había dado la conferencia. Nos hizo una pregunta durante esta conferencia: "¿Si te dijeran que no vas a volver a ganar un solo peso de aquello que estás haciendo, lo seguirías haciendo? Si tu respuesta es NO, entonces es porque no amas lo que haces"

Y me di cuenta de que a pesar de que el arte, la ilustración, la fotografía, etc., son algo que en este momento no me están dando un peso, son de hecho algo que seguiría haciendo por el resto de mi vida, aún si es como un simple hobby, y por ello durante la ejecución de mi vision board, tomé algunos dibujos viejos que recorté y mezclé con una ilustración que hice de manera un poco más reciente, conectando al niño con el adulto, así como lo femenino con lo masculino, con un pequeño mandala que encontré en una revista de mandalas para colorear para adultos de un buho, que para mí representa el maestro o el camino a la maestría, con un poema en la base de toda la composición que dice:

"Yo no soy el de ayer, el tiempo pasa.
Mi verso se ha tornado transparente.
Por las tardes me vienen de repente
bruscos deseos de volver a casa"

Lo cual para mí representa precisamente el proceso de integración con lo físico y la fisicalidad a través de las herramientas del proceso de Desteni y como a través de conocerme a mí mismo en intimidad y honestidad conmigo mismo quiero liberar todo el potencial que existe dentro de mí para poder expresarme incondicional y libremente en mi trabajo. Una vez que terminamos el vision board, cada uno de los integrantes del círculo dimos algún comentario positivo con respecto del trabajo del otro, y entre los comentarios que recibí (y que de hecho me movió mucho) fue aquel de:

"Creo que tienes claro el camino que quieres realizar, y que tienes las alas bien abiertas y lo único que estás pidiendo es que te dejen volar en el prado que tú quieras"

El motivo por el cual este comentario me resultó tan conmovedor, es por el hecho de que, en efecto quiero hacer aquello que constituye mi pasión, dando clases de dibujo por ejemplo o vendiendo mi trabajo y con ello vivir de lo que amo; no obstante, a mi mente vinieron las palabras "Claro que quiero ser libre, como todos deseamos profunda e inherentemente la libertad, pero ¿cómo puedo pedir ser libre cuando en este mundo nadie es realmente libre para poder expresar y ser lo que en esencia es? Es decir, aquí estoy yo pidiendo ser libre, mientras hay tantos otros que no tienen opción sino conseguir y entrar a un trabajo a hacer algo que no necesariamente constituye su pasión para poder dar de comer a sus familias o incluso sólo a sí mismos.

Es irónico, lo mucho que el dinero determina nuestra expresión y cómo lo primero que vino a mi mente durante la ejecución de este visionboard es de hecho esta idea de que "no voy a poder cumplir mi sueño porque para hacerlo necesito dinero", creo que no hay, ni habrá solución más real y práctica que me encantaría ver implementada durante mi tiempo de vida que un BIG para cada ser humano en el mundo, porque incluso, puedo ver lo mucho que determiné y decidí mi vision board basado en uno de los deseos que existe dentro de mí en este punto de mi vida - conseguir dinero para poder subsistir"

Y pese a todo, de igual modo creo que es posible llegar a un punto de "libertad" aún dentro de la limitación de este sistema, siendo de este mundo, pero no de este mundo, de modo que, en efecto enfoco mi visión a poder alcanzar ese punto que quiero ver realizado y culminado en mi vida pudiendo vivir de mi pasión, pero no por ello resistiéndome al proceso implícito de probablemente tener que trabajar y hacer algo que no necesariamente constituya mi pasión, para poder entonces alimentar y nutrir el proyecto de vida, al menos hasta que pueda rendir sus primeros frutos.

Continúo en el próximo post


lunes, 4 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la Vida, Día 1152, Mi relación con el dinero 10

El día de ayer, tras terminar mi escrito del Día 1151, he tomado la decisión de decretar una "pausa" a mi amistad con "X", al menos en lo que respecta al transcurso de los próximos 2 años (si es que volvemos a frecuentar de nuevo nuestros caminos), pues en el momento que surgieron "las condiciones" par dar continuidad a esta "amistad", por su parte demandó que me distanciara de Desteni, lo cual resultó ser simplemente innegociable, así que, me avocaré al proceso que me había comprometido a realizar, invariablemente de estas circunstancias y daré comienzo al proceso de Perdón a Uno mismo.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo definir los talentos y habilidades de "X" en separación de mí mismo, al creer que dependía de él para poder aprender y seguir creciendo, sin de hecho darme cuenta de que en realidad, no se trataba de asumir "a un maestro", pues eramos simplemente dos amigos compartiendo intereses en común, y el motivo mismo por el cual nuestra amistad no ha podido ya continuar, es precisamente porque estos intereses ya no encuentran un punto en común, ni siquiera a nivel técnico o pictórico, por ello es que he considerado más "sano" de igual modo el tomar esta pausa a nuestra amistad, ya que de igual modo, así como no tiene sentido embarcarse en el pasado, tampoco lo tiene mantener en pie una amistad que sólo mantiene un sentido limitado de lo que ambos podemos llegar a ser y alcanzar

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que cometí un error al tomar distancia de "X" porque ahora me hará falta cubrir la parte de "seguridad y confianza" que el cubría, sin de hecho darme cuenta que lo que se ha aprendido a lo largo de este tiempo, lo he integrado en mí, sin embargo, se encuentra integrado a nivel de personalidad y no a nivel físico como seguridad y confianza en mí mismo, plena y constante, como una decisión a vivir estas palabras en y como una expresión fundamental de mi esencia.

Me comprometo conmigo mismo a integrar las palabras "seguridad y confianza" para no colocar estas en separación de mí mismo y de este modo, no definirme ya en y a través de ideas o dependencias a objetos y personas que aparentemente pueda proveerme de esta confianza y seguridad en mí mismo

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo haber generado esta envidia y competencia hacia "X" en lugar de ver y darme cuenta que en esta proyección de envidia hacia "X" lo que no estaba queriendo reconocer en honestidad conmigo mismo era el origen mismo de los deseos y ambiciones que había gestado dentro de mí mismo, y el cómo los desplacé hacia "X" en esta figura aspiracional, fue un simple reflejo para justificar y perseguir dichos deseos a través de él.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que es "justificable" la idea de que "todos nos usamos a todos" para llegar a algo o conseguir algo, sin darme cuenta de cómo esa sola premisa, de hecho implica ya colocar y definirme en separación del potencial que de hecho soy capaz de generar y manifestar en y como la expresión de mí mismo, aunque desde luego eso no significa que la ecuación 1 + 1 sea inválida, al contrario, el punto es de hecho el enriquecimiento mutuo como lo fue en un inicio la amistad con "X", no obstante, en el momento que todo se volvió acerca de imitar una personalidad para poder alcanzar ciertos "deseos y ambiciones" que de hecho son fundamentalmente deshonestos con uno mismo, fue que entonces la ecuación resultaba 1+1 = 1 o incluso 1+1= -1...

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo haber utilizado el "arte" como excusa para decir que mantuve esta amistad con "X" por tanto tiempo (más de 10 años) cuando en realidad el verdadero y principal motivo por el cual lo mantuve cerca durante tanto tiempo, fue únicamente porque no me di al trabajo de estos deseos y ambiciones, y es curioso porque justo en esta etapa de mi vida, esos mismos "impulsos y deseos" que habían mantenido en pie la amistad, en esta etapa de mi vida se han vuelto algo tan banal y superfluo que en realidad ahora mi intención y camino se encuentra más enfocado hacia el desarrollo de mi propio ser, de mi propio perfeccionamiento, lo cual implica y conlleva de hecho el caminar fuera de esos deseos y por consecuente, la amistad simplemente no pudo mantenerse en pie

Me comprometo conmigo mismo a enfocarme de lleno en el desarrollo de mi propio perfeccionamiento, sin miramientos o expectativas de a dónde pueda llevarme, sin temor a caminar a través de éste y de sus implicaciones, mismo si estas contemplan el hecho de que los caminos entre "X" y yo no vuelvan a cruzarse

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo pensar que me "arrepentiré de esta decisión" de distanciarme de "X" puesto que él tiene facilidades y accesos a galerías de peso nacional e internacional, no obstante, puedo ver que lo que existe detrás de ese temor, no es "temor a perder su amistad" sino el temor que tengo del dinero mismo y el temor a la pobreza per se, además de que puedo ver a la mente trayendo de vuelta las memorias e ideas que he formado alrededor de "X" (las cuales caminaré de manera independiente por propósitos de respeto y privacidad a su vida)

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta de cómo mi temor a distanciarme de "X" es literalmente idéntico al temor a no contar con el apoyo de mis padres, o si bien no es idéntico, sigue el mismo principio bajo el cual me he visto y considerado a mí mismo como "incapaz" de levantarme y apoyarme a mí mismo, lo cual es y surge como consecuencia de la seguridad y confianza que no me he dado a la tarea de crear y manifestar dentro de mi mundo y realidad

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta que el no generar y trabajar la confianza y la seguridad en mí mismo son de hecho el motivo per se, a través del cual he llegado a creer que dependo de otras personas, lo cual es una ironía ante el hecho de cómo "X" trataba de ayudarme a generar "seguridad y confianza en mí mismo", pero a través de generar una imagen y sobretodo en y a través de sí, es decir por "imitación de su personalidad", sin de hecho ver y darme cuenta en honestidad conmigo mismo de que nadie va a poder ayudarme a manifestar y crear esa seguridad y confianza en mí mismo si no lo hago yo por mí mismo

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta y reconocer en honestidad conmigo mismo que la única forma de poder seguridad y confianza en mí mismo, es caminando directamente a través de la idea de que soy "limitado y de que tengo carencias fundamentales en mi ser" cuando esas carencias son simple y sencillamente ideas, pensamientos y creencias que he adquirido, más que no se encuentran adheridas a mí en y bajo ningún concepto

Me comprometo conmigo mismo a generar y manifestar confianza y seguridad en mí mismo, para no alimentar las creencias e ideas acerca de que soy limitado e insuficiente para asistirme y apoyarme a mí mismo

domingo, 3 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la Vida, Día 1151, Mi relación con el dinero 9

Continuando con el punto del día 1149

Voy a comenzar a desglosar la historia que viví y compartí con este amigo hacia quien he definido esta relación y camino "artístico", después tomaré los eventos y acontecimientos más importantes, aplicaré perdón a uno mismo por cada uno de ellos y estableceré mis puntos de aplicación correctiva y compromisos para corregir y cambiar dicha relación tanto dentro como fuera de mí mismo

Cuando conocí a "X" me encontraba en la preparatoria, solía fumar mariguana en desmedida y cuando lo hacía me dedicaba a dibujar; solía realizar una sesión de ejercicio en un gimnasio que se encontraba relativamente cerca de la escuela de mi hermana y al terminar mi sesión me trasladaba a la salida de la misma para esperarla y así irnos juntos a la casa. Un día mientras esperaba a mi hermana, llevaba conmigo una libreta donde solía realizar mis ilustraciones y, mientras esperaba a mi hermana noté que un chico se encontraba sentado a las afueras de la misma, también se encontraba dibujando, me llamó la atención y me acerqué para ver lo que estaba realizando.

Me sentí anonadado de su notable habilidad para desarrollar aquel cuerpo femenino que estaba ilustrando en una técnica de carboncillo, y no pude evitar acercarme aún más, tanto que se me escapó un cumplido al admirar su obra, me agradeció el comentario y me senté a su lado apurándome a sacar mi libreta para mostrarle de igual manera mi trabajo (el cual no tenía la calidad, ni desarrollo técnico que el suyo), no obstante, a pesar de que creí y esperé la crítica, muy al contrario me expresó su asombro y admiración por la propuesta y composición que estaba desarrollando. Comenzamos a platicar de las mil cosas que inspiraban nuestros trabajos e inmediatamente comenzamos a entablar una amistad que, no por menos comenzamos a frecuentar a partir de ese día casi de manera diaria.

Día tras día le llevaba nuevas ideas y dibujos que realizaba y el me mostraba los suyos, de igual modo comencé a aprender sus formas y estilos para aplicarlos a los míos y al cabo de un par de semanas, ambos notábamos como nuestras habilidades e ideas estaban comenzando a crecer y crecer, al grado de que ambos verdaderamente contemplamos ante nosotros un universo infinito de posibilidades y hasta llegamos a soñar con esta idea/fantasía de convertirnos en artistas reconocidos a nivel mundial.

"X" era muy atractivo, aún a los ojos de otros hombres y siempre había chicas que lo rodeaban y buscaban para llevarlo a alguna fiesta o evento, me sentía celoso de esa habilidad y facilidad que tenía para interactuar con ellas, con una seguridad que parecía inherente a su persona, es decir algo a lo que se encontraba acostumbrado de toda su vida. No era extraño enterarse cada día de alguna nueva anécdota o locura que se le hubiese ocurrido, como el día en el que se le ocurrió realizarse perforaciones en le pene, y aún más impactante era notar su desinhibición a mostrar las perforaciones frente a compañeros de la escuela, maestros e incluso a las chicas en plena vía pública. Yo tenía temor de someterme a procesos similares e incluso temor a acompañarlo a fiestas o eventos donde el se movía con seguridad, ya que solía vestirse siempre con camisa y pantalón de vestir, mientras que yo siempre estaba acostumbrado a llevar las grandes y holgadas sudaderas para que me cubrieran el rostro, junto con mis pants que usaba siempre para poder hacer ejercicio en cualquier momento y en cualquier lugar, pues en aquel momento era literalmente un adicto al ejercicio (y a crear una imagen fuerte y ruda de mí mismo para sentirme seguro).

"X" me pedía a menudo que le hiciera una rutina de ejercicio, yo por otra parte le pedía que me enseñara más de su trabajo y sus habilidades. El día que fuimos a su casa para pintar juntos, sólo dibujamos durante algunos minutos, tratando de hacer cualquier cosa, proponer cualquier idea por rara o absurda que sonara, solíamos platicar por horas y horas acerca de todas las ideas que nos gustaban y atraían  y al cabo de un tiempo, tal fue la costumbre que, en realidad comenzamos a vernos más para platicar y compartir lo que cada uno ya había hecho de manera independiente, que para dibujar juntos. En aquel tiempo me costaba tanto trabajo platicar o hablar con las personas que cada vez que "X" llevaba a algún amigo o una chica a su casa, yo solía sentarme en un rincón a esperar que ellos terminaran su conversación y pudiera quedarme nuevamente solo con él para nuevamente hablar y compartir  acerca de las cosas que me interesaba platicar y hablar con él. No pocas personas se sacaban tanto de onda por mi actitud y presencia que incluso en diversas ocasiones algunas personas declinaban las invitaciones de "X" a acompañarnos cuando sabían que yo me encontraría presente en su casa.

"X" siempre trató de hacerme sentir seguro, diciéndome cómo vestir y cómo comportarme frente a otras personas, en especial frente a las mujeres; sin embargo, cuando lo escuchaba hablar sólo entendía: "siéntete seguro, confiado, comparte con ellas lo mismo que conmigo", pero yo no entendía ni había vivido la palabra seguridad y confianza, al contrario, mi costumbre siempre había sido la de esconderme y quedarme detrás de las mantas que usaba para cubrirme y esconderme del mundo. En no pocas ocasiones, incluso cuando recién habíamos llegado a su casa, apenas me enteraba de que alguien más vendría a acompañarnos, me iba de vuelta a mi casa porque llegó un momento en el que comenzó a apenarme el hecho de verlo esforzarse tanto para mostrarme como expresar esa seguridad y lo poco que yo de hecho lograba entender y recibir esa información cambiando mi forma de vestir o mi forma de hablar, que prefería simplemente alejarme para que él no viera afectado su círculo de amistades por mi compañía y presencia.

Una de las cosas que de igual modo me hacía sentir demasiado incómodo cuando él se encontraba con otras personas, es que notaba el drástico cambio de su personalidad, la cual en realidad sentía que era "superflua" en comparación con la actitud que solía asumir estando conmigo, pues se mostraba más abierto y vulnerable que en la presencia de otras personas, a lo cual él asumía una postura más de "alfa" por así decirlo, y una de las razones por las cuales ciertamente me resistía a cambiar mi actitud y mi persona, era porque en realidad no entendía como la seguridad podía venir o emerger simplemente vistiéndome de una forma en la cual en realidad me sentía aún más inseguro que cubriéndome por completo o hablando de una forma que en realidad no solía emplear en lo absoluto, ni siquiera en presencia de mis mejores amigos.

Cuando regresaba a mi casa, la realidad es que me deprimía en demasía, porque no entendía realmente qué era lo que me hacía falta para poder llegar a sentir o expresar esa seguridad y, otra de las cosas que me deprimían y entristecían, era ver como "X" salía con algunas chicas hacia las cuales yo de igual forma me sentía atraído, no sólo era envidia lo que sentía, sino de igual manera frustración porque, él me repetía hasta el cansancio que eramos iguales, que él me admiraba tanto como yo lo admiraba a él, sin embargo, no lograba entender cuál era el motivo por el cual yo no lograba provocar el mismo impacto que él, por qué yo no lograba atraer e impresionar a las personas como él, por qué yo no lograba tener o formar relaciones con chicas tan lindas como él solía formarlas y establecerlas con tanta facilidad; incluso no pocas veces las personas en su círculo solían decirme que mi trabajo les causaba ansiedad y a veces hasta miedo a diferencia del suyo. "¿Realmente me admira o sólo me lo dice y repite por lástima y compasión?" eran la clase de cosas que pensaba y eran la clase de pensamientos que comencé a frecuentar dentro de mi mente, pero incluso otra clase y tendencia de pensamientos comenzaron a presentarse en la medida que el tiempo comenzó a pasar en esta nueva relación que había formado con él: "No es un buen artista, simplemente es atractivo y las personas se sienten atraídas por su seguridad, su labia y su apariencia".

Comencé a competir, pero en otra forma, comencé a competir y a crear esta comparación mental a partir de la envidia que comenzó a gestarse en mí, porque ya no se trataba del arte, ni de nuestras eternas pláticas sobre los universos que frecuentábamos y explorábamos juntos; ahora se trataba sólo de verlo de cerca para celar y envidiar la clase de vida que yo quería darme... en ese sentido, notaba como estaba traicionando nuestra amistad y me dolía de tal forma, que poco a poco comencé a distanciarme, sólo lo visitaba una vez cada tanto tiempo, primero una vez a la semana, después una vez al mes y finalmente, me distancié de él por varios meses (sobretodo cuando llegué al proceso de Desteni y comencé a trabajar más con el trazado y el origen de los pensamientos, sentimientos y emociones) porque no sólo era vergüenza lo que sentía ya de mi traición a nuestra amistad, también era un reconocimiento de esta "enfermedad en la mente" que se había interpuesto entre lo que comenzó como una hermosa y ciertamente maravillosa hermandad.

Sabía internamente que no era su culpa, que no era "ÉL" el responsable de estos pensamientos, por lo cual quise distanciarme para eliminar y erradicar los deseos que sentía hacia el sexo opuesto, así como llegar a ese punto de parar mi definición y ambición con respecto a generar una imagen de mí mismo y así llegar a aceptar quién yo soy (o al menos aceptar quién yo era en ese momento y el proceso de cambio al cual estaba aceptando someterme con este proceso en Desteni, sin importar a donde pudiera llevarme). Al cabo de 8 meses, volvimos a encontrarnos, pero cuando comencé a compartir lo que estaba realizando con Desteni dentro de este proceso, el se mostró reaccionario e incluso temeroso de lo que le estaba mostrando, de igual modo yo no podía ya sentirme "atraído" por sus costumbres e ideas, porque ahora, sentía que cuando lo veía y hablaba con él, sólo hablábamos de sus relaciones con las chicas, sus aventuras y su apariencia; ya no eran cosas que me interesaran ni me atrajeran, por lo cual, en el momento que me dijo que Desteni le parecía una secta y una tontería, simplemente me distancié de él por completo; no volvimos a hablar en cosa de 2 años.

Cuando nos volvimos a encontrar, ya había ingresado en la carrera de Derecho y mi enfoque estaba inclinado en y hacia otros intereses; él se había adentrado en la carrera de diseño y, ciertamente me pareció una situación "ideal" el acercarme a compartir nuevamente con él, puesto que "nuestros intereses estaban enfocados a cosas distintas ahora", y como podíamos seguir platicando y compartiendo nuestras ideas, incluso debatiendo mil cosas acerca del sistema, la vida, la existencia, me pareció una situación "ideal" el reformular nuestra amistad con un punto de partida diferente. Sin embargo, él siempre se mostró renuente y en contra de las posturas e ideas que definían ahora mi camino, y no obstante, tras cada debate que iniciábamos parecía que poco a poco llegábamos a un punto de "acuerdo" de nuestras ideas; eso me hizo tener "Fe" en que con el tiempo tal vez terminaríamos compartiendo los mismos intereses e ideas nuevamente al punto donde tal vez trabajaríamos en proyectos similares, pero ese momento nunca llegó y, veo y reconozco que mucho de ello tuvo que ver con el hecho de que esperaba lograr "hacer que se moviera al proceso de Desteni si lograba apartar de su percepción las ideas acerca del mismo".

El encontrarme con él de nuevo, me hizo considerar que tendría una oportunidad  más fuerte para hacerme un modo de vida y subsistencia como artista y diseñador si dejaba de lado la carrera de Derecho que tan complicada se había vuelto y tan desalentadora en cuanto a la visión e imposibilidad de proponer un cambio en el sistema jurídico, el diseño y la comunicación parecían alternativas más viables porque era más "fácil" convencer a la gente de este cambio y hacer así que por efecto de derecho consuetudinario si lograra y buscara ese cambio, que a través de tratar de luchar y moldear las mentes de jueces y abogados demasiado inclinados y casados con el modelo que les permitía enriquecerse con el actual sistema y modelo jurídico.

Ahora que había realizado el cambio de carrera, "X" se enfocó más en su intención e interés por lograr el reconocimiento de su trabajo, mientras que yo me enfoqué en desarrollar otro tipo de iniciativas, sobretodo me involucré especialmente con el activismo en diversos rubros y consideré que utilizando los medios audiovisuales se podría lograr el conocimiento y la voz de las problemáticas del país para un cambio radical y fundamental desde las entrañas del mismo, entre dichas experiencias y oportunidades, se encontraron la primera visita a la prisión de Santa Martha Acatitla. "X" no sólo no estaba de acuerdo con ello, sino que al contrario me cuestionaba constantemente ¿por qué perdía mi tiempo en esos proyectos?

De un par de años para acá, nuevamente surgió esa competencia por la habilidad técnica y por el deseo de hacer valer y reconocer mi trabajo "artístico", en contraposición al suyo. Una vez que me adentré y comencé a participar más en estas competencias e ideas del EGO, comencé a llevar mi enfoque y competencia por el mismo sentido y dirección que había tratado de imitar de "X", aunque fuera aparentemente en el nuevo camino que había escogido para mí. Ahora se trataba acerca de "mostrar mis logros y reconocimientos" en la trayectoria del Activismo, en lugar de la decisión y movimiento fundamental que me había llevado por el mismo. Cuando lo veía ahora yo criticaba su trabajo y trataba de burlarme y hasta destruirlo para poder sentirme superior a él, para sentir que mi camino era más valioso que el suyo, que era más importante que el suyo, pero a pesar de todas las veces que noté y encontré la disparidad de nuestras ideas y lo mucho que mi consciencia gritaba que este ya no era el lugar para mí, seguí allí, por temor a perder lo que en un inicio fue una hermosa amistad, una maravillosa hermandad, de la cual parece sólo quedar el recuerdo.

Traté de imitar a las personas con las cuales él competía e incluso añadí las criticas de estas personas a mi pensamiento para justificar mi competencia y comparación, mis vicios y envidia hacia la vida que siempre quise darme, el mismo modelo de libertinaje que jamás logré desprender de mi mente, los mismos deseos y ambiciones. No era y jamás fue su culpa o responsabilidad la manifestación de los mismos, sino que fue mi ingenuidad a creer que "ya no estaba afectado por los mismos y ya no podían tocarme", pero no era así, simplemente me convencí a mí mismo de ello porque en realidad detrás de esa idea de "dominio y control de mí mismo", buscaba nuevamente una oportunidad para llevarme a mí mismo a sucumbir y justificar mi participación nuevamente de estos, pero ahora bajo la premisa de que había sido "él" quien me llevó a caer, que había sido "él" quien motivo y atrajo ese punto de tentación, nada más errado, nada más deshonesto.

Ahora con la última conversación que hemos tenido, verdaderamente me ha llevado a plantearme el futuro de nuestra amistad y si es que ésta aún tiene un destino compartido. Sin embargo, y al menos de antemano con la sola escritura y desgloce de nuestra historia, parece en realidad ya no compartir un camino en común.

Continúo en el próximo post

sábado, 2 de febrero de 2019

El Proceso del Espejo 1, 2 y 3

Primera ley del espejo

Todo lo que molesta, irrita, enoja o quiero cambiar del otro está dentro de mí

Segunda ley del espejo

Todo lo que me critica, combate o juzga del otro, si me molesta o hiere está reprimido en mí y me toca trabajarlo

Tercer ley del espejo

Todo lo que el otro me critica, juzga o quiere cambiar de mí, sin que a mí me afecte está dentro de él

Cuarta ley del espejo

Todo lo que me gusta del otro o lo que amo en él, también está dentro de mí, reconozco mis cualidades en otros




Mi jornada hacia la Vida, Día 1150, Mi relación con el dinero 8

Mi madre sufrió un pequeño accidente a causa de una enfermedad que la atacó hace un par de días; perdió el conocimiento un par de veces y sufrió una caída que ahora la ha dejado con una fractura en el sacro, lo cual irónicamente es una gran fortuna (de hecho ya se encuentra en casa con nosotros en este momento), pero en tanto no sabíamos realmente a qué se debía el malestar que la había hecho perder el conocimiento, comenzó a emerger en mi mente una serie de pensamientos acerca de las consecuencias que devendrían con la muerte de mi madre (lo cual inevitablemente va a pasar en un futuro, aunque no pueda saber a ciencia cierta cuando) y con ello una serie de temores que me ayudaron a ver los puntos donde aún me encuentro "flaqueando"

Al visitar a un amigo el día de ayer y comentarle la situación, sentí unas profundas ganas de llorar, sin embargo, podía notar que el origen de ese llanto era más una suerte de victimización entorno a la situación, de modo que me tranquilicé con algunas respiraciones y comencé a trazar el origen de ese llanto, lo cual era esencialmente el miedo de perder a mi mamá y lo que de hecho devendría con esa situación si mi mamá nos faltara, pues también emergió el temor de como eso podría afectar a mi papá y, dentro de ello, me di cuenta de que mi mayor temor aún detrás de eso fue el no contar ya con el apoyo de mis padres en este momento que no cuento con un empleo real para sostenerme económicamente. Una de las cosas que salieron a relucir es el hecho de que no he aceptado del todo que mis padres van a morir de hecho en algún momento, pero con esto lo que verdaderamente quedó en evidencia es lo mucho que me he mantenido en mi zona de confort al no considerar lo impredecible que la muerte de hecho es y lo mucho que en realidad pierdo el tiempo cada día, (aún saliendo a vender pan, café o chilaquiles) al simplemente esperar que la situación mejore, lo cual no existe bajo ninguna garantía, y que es por eso que no puedo simplemente detenerme, aún con las "meditaciones que dictan que las cosas fluirán hasta uno si se aplica la ley de la atracción", la realidad es que la vida no va a esperar ni el mundo a detenerse hasta que "todo lo que quiero ocurra para mi beneficio", al contrario, la vida es un constante acontecimiento y parte de esos acontecimientos existen en y como la muerte (que es de igual manera un regalo de la vida).

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo tener miedo de perder a mis padres y de perder su apoyo tanto económico como emocional y psicológico cuando lo he necesitado, mientras escribo ésto, vienen a mi mente una serie de discusiones que se han desprendido a lo largo de mi vida con ellos, y cómo a lo largo de mi vida temí tanto esos "regaños" y "llamadas de atención" que deliberadamente comencé a distanciarme de ellos sólo por temor a recibir esos escarmientos, y fue por ello que comencé a cerrarme más y más a sus advertencias y consejos y que comencé a irme en esta idea de "querer tener siempre la razón y creer que no me hacía falta aprender nada de ellos" (nada más errado y hasta tonto)

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo tener miedo de no contar con el apoyo de mis padres porque entonces aparentemente no podré salir adelante solo, en lugar de reconocer como dentro de ese pensamiento e idea yo mismo estoy creando mi propia limitación a reconocer mis capacidades y mi potencial, porque al final es como si estuviera diciendo que dependo completamente de mis padres, y aunque ciertamente en este momento de mi vida, dependo de ellos económicamente, no es como que esté imposibilitado a moverme o trabajar o de hecho crearme una vida por mí mismo

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo tener miedo y vergüenza de reconocer que dependo económicamente de mis padres y que no he generado eficientemente un sustento económico para mantenerme y apoyarme a mí mismo en mis necesidades fundamentales, sin embargo, al tratar de evadir este punto de reconocimiento también veo lo mucho que me he resistido a recibir su ayuda y a creer que me encuentro solo, por lo cual incluso he de reconocer que han emergido de nuevo los pensamientos suicidas ante la idea de verme sobrepasado por una situación que me ataque desde diversos flancos

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo pensar que darme por vencido es una opción si mis padres llegaran a faltar, lo cual en realidad, debería ser por el contrario, puesto que ahora me corresponde a mí salir adelante con las herramientas que he aprendido en la vida (y que en realidad no son pocas), pues sé que tengo las capacidades y la iniciativa para trabajar y mantenerme a mí mismo

Así que, por lo pronto, mi compromiso próximo y fundamental es conseguir un empleo real, en lo que sea y lo antes posible, para con eso (y si es que logro generar aunque sea un pequeño excedente) no solo mantener mis necesidades fundamentales, sino de igual modo continuar financiando mis propios proyectos. No obstante, no me voy a dar por vencido, no en este momento, no después de tantas cosas que han abierto todas las puertas y posibilidades que ahora me gustaría explorar.

La verdad no me interesa si no llego a ser reconocido como “artista” o lo que sea, simplemente es algo que hago por pasión y eso será así por el resto de mi vida, pero de manera real y práctica la vida y las necesidades fundamentales son primero

Continúo en el próximo post