miércoles, 17 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1869, El principio de las relaciones como acuerdos

11. El principio de las relaciones como acuerdos


Individuos que se unen para apoyar la manifestación de las mejores versiones posibles de nosotros mismos y de los demás. Nutriéndose mutuamente y apoyándose el uno al otro para transformar las debilidades en fortalezas. Creando un espacio seguro para la expresión saludable de la intimidad y la sexualidad.


Desde hace un par de meses, me he estado reuniendo periódicamente con un amigo de la carrera, con quien he estado colaborando para diversos proyectos desde entonces, y sinceramente siempre fue una de las personas que más admiré en y durante todo este proceso en la carrera, tanto por su capacidad y facilidad creativa, como por su pasión por la lectura y entrega intelectual a siempre mantenerse al tanto de las nuevas tecnologías, desarrollos y avances en el medio. hace cosas de dos meses, cuando volví a reunirme con él, ambos nos encontrábamos buscando nuevas formas de hacernos de ingresos, y fue entonces que él me comentó que se encontraba interesado en el negocio de los tatuajes. Así que, como el no tenía las facilidades para pagar el curso de tatuaje como yo lo hice en su momento, le presté mi equipo y le proveí de los materiales para comenzar a practicar; de igual manera compartí lo poco/mucho que sabía dentro de y en relación con el proceso de tatuaje, y como prueba de fuego realizó un tatuaje sobre sí mismo y posteriormente me hizo un tatuaje para poner a prueba lo que había aprendido. 

De ese evento, él comenzó a moverse para invitar a todas y a cuantas personas fuera posible para volver a emprender este negocio, lo cual sinceramente también sirvió de motivación para mí al momento de ver la velocidad y entrega que tenía en y hacia el negocio mismo; pero no ha sido sólo eso, sino que justo el día de ayer, fuimos a hacer una grabación para un grupo de jazz, dentro de lo cual él me pidió mi apoyo con las grabaciones y con el equipo; también nos encontramos colaborando en el desarrollo de una novela gráfica, y apenas el día de ayer, con el dinero que nos pagaron de la filmación, nos conseguimos unos cursos en la plataforma de Domestika para poder aprender más de la ilustración digital. Esta semana también tenemos planeada una sesión fotográfica para una danza Butoh y algunos tatuajes que tenemos en puerta. 

Con este amigo en particular, he estado estableciendo el principio de relación como acuerdo, pues aunque si bien no se trata de una relación de pareja, de esta amistad se ha establecido un punto de apoyo y desarrollo mutuo que, en este momento de nuestra carrera, nos ha apoyado y beneficiado a ambos para seguir creciendo y explorando nuevas y mejores formas de capitalizarnos y al mismo tiempo de continuar el proceso de perfeccionamiento tanto interna como externamente.

lunes, 15 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1868, Perdón a uno mismo: La energía de la vergüenza

Hay muchas cosas por las cuales debo trabajar el perdón a uno mismo, sin embargo no se me ocurre ninguna que pueda "exponer de manera pública", ¿por qué? Porque siento vergüenza de todas y cada una de ellas; aunque viendo a esta experiencia de vergüenza en honestidad conmigo mismo ¿no es esa misma vergüenza un indicador preciso de la naturaleza del abuso que estoy permitiendo y aceptando dentro de mí? ¿no es la vergüenza misma en relación hacia dichos puntos, que comienzo a generar mi propia resistencia de descubrir y destapar en honestidad conmigo mismo (sin que esta honestidad implique o involucre a los demás) justo esos punto de abuso hacia mí mismo y hacia los demás?

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo tolerar y admitir la experiencia de la vergüenza dentro de mí, sin ver, darme cuenta y reconocer en honestidad conmigo mismo que al caminar a través de éstas experiencias, me puedo deshacer de la carga que la vergüenza y las experiencias del pasado implican, como toda la culpa que he admitido y generado dentro de mí, con respecto a estos puntos que se han manifestado en mi mente, donde los pensamientos violentos, el enojo, la ira, así como la lujuria, la envidia y la competencia interna se acumulan y son precisamente lo que me llevan a querer participar de otras formas de abuso hacia mí mismo, como lo fue con respecto de mi participación en las drogas, para poder fugarme, escaparme y evadirme a mí mismo en aras de esta "pretensión e idea de sentirme especial, sentirme en claridad", cuando de hecho ninguna claridad, ni proceso se estaba realizando dentro de esos "estados alterados de consciencia", simplemente era una alteración de los sentidos y una exaltación de mi propia experiencia energética; sólo caminando a través de la vergüenza que siento de estos pensamientos, es que de hecho comenzar el proceso de levantarme sobre mis propios pies , y comenzar a levantar la cabeza con dignidad estableciendo los principios de este proceso como mi guía para ejercer mi principio rector

Es curiosa la experiencia de la vergüenza, porque si se tratara de algún punto que me hiciera sentir "orgulloso" de mí mismo, lo expondría sin dudarlo, incluso lo haría bajo bandera de poder "ensalzar mi ego" y "vanagloriarme a mí mismo", pero justo porque percibo esta experiencia como algo "contrario" a la imagen que he querido ver y proyectar de mí mismo en busca de la aceptación y el aprecio de las personas, que me escondo detrás de la vergüenza, y pongo como máscara el silencio para no tener que enfrentarme a mí mismo ni a los demás; ya que, de antemano puedo ver que la razón misma de la vergüenza a hablar y exponer estos puntos en honestidad conmigo mismo, reside en el hecho mismo de mi participación en el deseo de ser aceptado, aclamado, amado, bien recibido y percibido por los demás, sin la existencia de estos deseos, sus polos opuestos no podrían existir y no tendrían influencia sobre mí.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo esconderme detrás de la máscara de la vergüenza y el silencio, para pretender que puedo mantener la idea que he querido creer de mí mismo, en esta proyección de "estoy bien", "me encuentro bien", "nada me pasa", "nada me afecta" déjenme solo", cuando lejos de que este viviendo una corrección, sólo me encuentro enraizando y reforzando los mismos procesos de abandono de mí mismo, en y hacia mi propio ser más íntimo, al dejar que este sistema de consciencia tome dirección de mí, en lugar de yo darme esa dirección a mí mismo incondicionalmente

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que no estoy lito para hablar o exponer cualesquiera de los puntos que emergen dentro de mí o de mi mente, sino hasta el momento en que los he "trascendido" por completo, sin darme cuenta que justamente un punto importante para la trascendencia es el hablar una y otra y cuantas veces sea necesario del trayecto y de las cosas que emergen tanto dentro como fuera de mí.

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo reconocer en honestidad conmigo mismo que al callar la violencia de mis pensamientos en la que me veo a mí mismo haciéndole daño a las personas en mi entorno e incluso a mis seres amados, lo que hago es en realidad reforzar esos mismos pensamientos, en lugar de tratar de manera sincera, real, cruda los puntos de su origen por los cuales me veo proyectando estas experiencias energéticas emocionales, que al final veo en toda claridad no son más que reacciones ante nimiedades y berrinches que llego a tomarme de manera personal, pero que justo en y por la proyección misma que apuntan aquellas ideas, es que el silencio de mis palabras les da fuerza a esas imágenes, sobretodo cuando permito que se repitan una y otra vez, porque es allí donde yo mismo me programo a mí mismo para eventualmente llegar a ese punto donde entro en conflicto con las personas por algo que, por más que pasen años y años, al no tratarlo y enfrentarlo, simplemente se arraiga perpetuamente por y a lo largo del tiempo hasta que finalmente resulta insostenible y estalla, ya sea con malas palabras o incluso con acciones.

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo abrazar esta experiencia de vergüenza dentro de mí como la gran maestra que es, ya que en los momentos en los que he cometido tal o cual error, sería mucho más observador de mis acciones, lo cual habla de la intención del perfeccionamiento, aunque suele ser mal dirigido precisamente por el deseo de "acrecentar y dar valor a la personalidad" por encima del ser mismo, es por ello que

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo dejar que la vergüenza se convirtiera en una experiencia energética que me llevaba directamente a tratar de levantar una nueva imagen o una nueva idea de mí mismo a través de la creación de personalidades, en lugar de utilizarla como esta oportunidad que surge dentro de mí mismo para mostrarme qué es exactamente aquello en lo que me estoy engañando y escondiendo a mí mismo, en lugar de darme la oportunidad de ser honesto conmigo mismo

Me comprometo conmigo mismo a cambiar mi relación con la energía de la vergüenza a un punto de oportunidad para poder trazar el origen de los puntos en los cuales haya permitido y aceptado la deshonestidad conmigo mismo a través del deseo y proyección de mí mismo como personalidades, en lugar de ver y traer la expresión auténtica de mi ser.

sábado, 13 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1867, Recomendación de Serie EQAFE "Demonios en el Más Allá"



Esta es la serie más reciente que he estado escuchando en EQAFE; la primera vez que la escuché fue de hecho hace algunos años, cuando EQAFE apenas comenzaba con sus primeros pininos a compartir algunas de las perspectivas e historias, desde revisiones de vida, hasta recorridos completos por la historia del universo y de la humanidad.

Pero esta serie en particular, me ayudó a replantear algunas de las preguntas y cuestionamientos más importantes con respecto de aquello que mal llamamos "ética" en este mundo; y lo mucho que la doble moral nos ha traído hasta donde nos encontramos el día de hoy a nivel global. Es interesante, porque en realidad ver la vida a través de los ojos de un demonio, es muy similar a pararse en el fondo de nuestra más densa obscuridad y sentir por un instante, en la más brutal honestidad de nuestro ser, lo que verdaderamente permitimos y aceptamos dentro de nosotros mismos, no sólo al participar en las experiencias "negativas", sino lo que ocurre cuando nos dejamos llevar por el espectro opuesto y comenzamos a alimentar el juego de polaridades que no hacen más que perpetuar la destrucción del mundo en su totalidad.

Esto es el verdadero trabajo de la sombra, Mykey (Mi llave) precisamente funge como el canal que sirve de puente a replantear algunos de los secretos más obscuros de la mente, escondidos justo donde ninguno consideraría encontrarlos, justo en el centro de la "luz..."

viernes, 12 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1686, Perdón a uno mismo sobre los pretextos mentales

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo participar de los pretextos de mi mente para no escribir, para no moverme e impulsarme a caminar a través de lo necesario a enfrentarme a mí mismo en honestidad conmigo mismo

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo buscar excusas y pretextos para evadirme en lugar de darme a la tarea de realizar las cosas que me he propuesto a mí mismo realizar para de hecho lograr las cosas que me propongo hacer dentro de y a lo largo de mi vida

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo considerar o siquiera hacer caso de las excusas y pretextos de mi mente para dirigir mi atención en otras partes, siendo que en realidad veo y me doy cuenta en honestidad conmigo mismo que al desviar mi atención fuera de las tareas y compromisos que me he asignado a mí mismo, lo único que estoy logrando es ponerme el pie a mí mismo y ciertamente retrasar mi propio avance sobre las cosas que de otra forma, ya habría concluido a este momento...

En y cuando me vea a mí mismo poniendo excusas, pretextos y desviando la atención en otras cosas, en lugar de enfocarme aquí, en lo que estoy haciendo y que me he comprometido conmigo mismo a hacer, caminar y realizar, respiro y me muevo a mí mismo empujándome de vuelta al punto de honestidad conmigo mismo para devolverme a mí mismo a mis tareas, compromisos y responsabilidades

Me comprometo conmigo mismo a ejercer de manera responsable y consciente la atención de y sobre mí mismo, la dirección de y sobre mí mismo, sin dar ya poder, fuerza o peso a las excusas, pretextos y justificaciones de la mente

jueves, 11 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1685, Soñando con hacer cosas

El día de ayer tras volver del museo memoria y tolerancia, simplemente tuve tiempo de volver a escribir la reseña de la foto de acción del día y ciertamente quedé profundamente dormido. Pese a que tenía la intención de continuar trabajando en la segunda parte de la novela que he estado hilvanando junto con un colega, puedo notar una serie de resistencias que han estado emergiendo en mí a esencialmente moverme y ponerme a trabajar sobre los diversos proyectos en puerta.

Justo tuve un sueño en el que me veía entrando a una suerte de auditorio en el cual me encontraba con un viejo maestro de la carrera, todos tenían una serie de instrumentos consigo y por mi parte llevaba un Didgeridoo, incluso mi maestro tenía tantas expectativas de mí que me prestaba un fino didge (de esos que estás subdivididos en diversos canales intercalados) y justo en el momento que los otros comenzaban a tocar y esperaban por mí, no podía sacar ni una sola nota... esto me frustraba de sobremanera y corría por un didge más sencillo, pero al intentar tocar nuevamente, no le sacaba ni una sola nota, y lo único que podía pasar por mi mente en ese momento es que no había puesto el suficiente empeño estudiando y practicando el didge, lo cual ciertamente también es una realidad dado el hecho de que lo he relegado a una esquina de la habitación y sólo lo toco de vez en cuando.

Cuando me encontraba viviendo en Tepoztlán, solía tocarlo prácticamente diario, primero y antes que nada por el simple hecho de que vivía solo, y aquí en casa de mis padres lamentablemente es un instrumento tan ruidoso que puede resultar molesto para la familia el tener que escucharlo diario; la solución práctica en este caso sería conseguir un didge más pequeño afinado a clave de Do, para que pueda ser mucho más silencioso, sin embargo en este momento me encuentro ahorrando la mayor parte de mi dinero para darle continuidad a otros proyectos, entre ellos el tatuaje, la ilustración digital e ilustración convencional. Y esto precisamente una de las cosas que percibo como el mayor problema per se; que los proyectos se vuelven tantos y tan diversos que no llevo del todo mi atención a un sólo enfoque; no obstante y tal como se discutía en la clase de creatividad el día de ayer en el Museo Memroia y Tolerancia: nacer con una "aptitud más desarrollada, no quiere decir que no se desarrollen otras", hay muchos padres que cometen el error de enseñarle a estos "niños genios" sólo aquello para lo cual descubren que tienen una inclinación o aptitud más fuerte que el resto de otras habilidades también necesarias para la vida, y el problema con ésto es que una vez que son adultos, ya les resulta sumamente difícil enfrentarse a otra suerte de problemas que demandan de ellos cierta creatividad.

Tras este sueño, de igual modo me vi soñando con hacer una serie de ilustraciones, pero incluso dentro del sueño, me vi frenado por mi propio pensamiento de: "Lo haré cuando me levante" curiosamente aquí justo estaba consciente del hecho de que me encontraba aún inmerso dentro del sueño, y es decir aunque evidentemente no era como para levantarme a las 2:30 de la mañana a dibujar, lo que veo aquí emergiendo no es por menos que simplemente esta constante representación de excusas y pretextos por el cual no me veo moviéndome a mí mismo a hacer más cosas, e impulsándome a de hecho desarrollar más cosas.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo frenarme a mí mismo de hacer y realizar los proyectos y tareas pendientes en y a lo largo del día, al poner excusas y pretextos para dedicarme a hacer otras cosas o incluso diciendo que me detendré primero a hacerme un te o que primero quiero descansar o hacer otra cosa antes que dedicarme y poner mi tiempo y esfuerzo en los proyectos y tareas pendientes

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo soñar con el deseo de hacer cosas, de concluir proyectos, de realizar ilustraciones y de aprender a tocar los instrumentos que me había dicho a mí mismo que lograría y que dominaría, sin de hecho llegar a cumplir ninguno de estos de manera completa precisamente porque y tal como fue mostrado en este sueño, no puse el suficiente esfuerzo para aprender a tocar dichos instrumentos o a realizar dichos trabajos e ilustraciones, pese a que había hecho todo para conseguir y adquirir las cosas necesarias, una vez las conseguí dejé de tener esa motivación y de imprimir el esfuerzo para terminar de dominarlas y mientras escribo ésto, puedo ver cómo el dinero se convirtió en un punto de motivación bastante amplio dentro de ésto, porque justamente esperaba que al conseguir o hacerme de estas herramientas, pudiera ponerme a trabajar con ellas de tal manera que se abrirían fuentes de ingreso para mí, lo cual en realidad no llegó a concretarse porque apenas lograba obtener aquellos aparatos, instrumentos y dispositivos, evidentemente había que dominarlos para poder llegar al resultado esperado, lo cual también me habla de la poca paciencia que he tenido para entender el trabajo y esfuerzo implícitos dentro de y hacia aquellas cosas y actividades que se requieren dominar para poder encontrarme en el punto que espero

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo esperar que fuera "fácil y sencillo" encontrarme en el punto con relación a aquellas cosas que planeaba y me proponía a mí mismo hacer, para conseguir dinero de y a partir de éstas, en lugar de ver y darme cuenta que no es en lo absoluto sencillo, rápido o fácil llegar a ese punto de "maestría" sobre un determinado instrumento o técnica en particular, pues requiere justamente de la labor de hacer, porque de otro modo simplemente me voy a quedar soñando e imaginando acerca de ello, en lugar de ponerme de hecho en y a la labor de lograr moverme a ese punto en el que espero llegar a encontrarme

Me comprometo conmigo mismo a dedicar el tiempo reservado a la práctica de una actividad de manera real para lograr precisamente el resultado que quiero conseguir al imprimir mi tiempo, esfuerzo y motivación dentro de ello

Me comprometo conmigo mismo a caminar a través de las excusas, pretextos y justificaciones, por los cuales me veo desperdiciando tiempo y esfuerzo en otras cosas que no son, ni están relacionadas con el trabajo que me he comprometido conmigo mismo a realizar

martes, 9 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1684, Enfrentando mi temor a conseguir "clientes" pt1

Este punto es más bien un recuento de una situación que ocurrió el día de ayer que, gracias a un amigo que invitó a su hermano a hacerse un tatuaje con nosotros.

Desde mucho antes de la universidad, siempre experimenté una gran inseguridad y ansiedad al momento de acercarme a las personas para invitarlas a formar parte de algo, y a lo que me refiero por "hacerlas formar parte de algo" hablo específicamente de que me cuesta un enorme trabajo tomar la iniciativa para "buscar clientes", "buscar el interés o el apoyo de las personas", y curiosamente este punto me resulta sumamente interesante y a la vez irónico porque, desde la infancia siempre tuve como esta predisposición a alejarme de los grupos de personas y aislarme, y por mucho tiempo justifiqué esta distancia como el hecho de que "no tengo interés en las personas y por ello no requiero de su interés en mí", es más si puedo mantenerlos a una buena y considerable distancia de mí es mucho mejor, porque en realidad lo que sucedía era justo todo lo contrario, debido a que tenía diversos intereses en las personas y no sabía como comunicarlos, sentía una gran vergüenza dentro de mí al momento de acercarme a hablar con las personas.

Y lo desafiante de esta experiencia de vergüenza, no es simplemente que se manifestara en su tan familiar forma y sensación de este "movimiento energético" en el estómago, las rodillas, la cabeza, etc., en mi caso en particular, comenzaba a temblarme la voz y se me inundaban los ojos de lágrimas apenas quería acercarme con las personas, por ello siempre trataba de alejarme tanto de las personas como fuera posible, y como que a lo largo de mi vida simplemente mantuve esta creencia dentro de mí de que siempre era mucho más fácil "apartarse por completo de las personas" esperando no necesitar su ayuda o su apoyo o su interés acerca de aquello que yo hiciera prácticamente jamás... lol

Sin embargo, justo el día de ayer, en la totalidad del transcurso del día, notaba como mi amigo se encontraba tan motivado por la cuestión del tatuaje que en menos de una semana consiguió atraer cuando menos a 5 clientes/personas interesadas en hacer un tatuaje; y el ver eso me hizo caer en cuenta de lo poco que realmente me he movido en el negocio, en términos de acercarme y ofrecer mi trabajo a los demás, precisamente bajo esta prerrogativa de que "espero que la gente venga hacia mí en lugar de yo llegar hasta ellos", sin embargo, puedo desde luego darme cuenta y reconocer en parte cuál es el origen de esta inseguridad y por ello quiero enfrentar y caminar a través de este punto, para que pueda realmente asistirme y apoyarme a lograr esa misma motivación en mí para acercarme a las personas a conseguir ese interés y apoyo de su parte a participar en los proyectos.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo sentir miedo de acercarme a hablar con personas desconocidas por mi propia cuenta, a menos de que tuviera una excusa o pretexto para poder hacerlo, que aunque ciertamente me ha resultado de gran apoyo para, en parte transitar a través de este temor, sigue siendo un mecanismo de defensa el escudarme tras esos puntos que me veo y siento obligado a "anteponer" para poder justificar la comunicación con una persona, donde aún dentro de y bajo esas condiciones sigue resultando absurdamente difícil para mí el ofrecer algún "producto o servicio" y cerrar la venta básicamente, porque en mi mente lo que ocurre es que me genero esta imagen de mí mismo recibiendo una "negativa", siendo "rechazado" previamente por las personas lejos de impulsarme a conseguir ese "interés de las personas" para hacerse algo o conseguir algo con y de ellos

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer y pensar en la excusa "me es muy difícil acercarme a hablar con las personas" con lo cual yo de antemano he programado ya la imagen de "rechazo" dentro de mí mente, en lugar de asistirme y apoyarme a mí mismo para caminar a través de ese temor y darme cuenta que, desde luego tengo un interés en las personas y ellos pueden también tener un interés en recibir cierto "servicio" de mi parte, sin embargo, por supuesto no todos van a querer recibir esa clase de apoyo o servicio, porque no todos requieren de esa clase de producto, apoyo o servicio que puedo ofrecer y eso está bien, sin embargo, dentro de esto

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer y anticiparme dentro de la idea de que "nadie está interesado en lo que hago", "nadie quiere recibir mi apoyo, productos o servicios", cuando eso en realidad no es cierto, sin embargo, en la medida que me he convencido a mí mismo de esto, es que yo mismo me he puesto esa barrera e impedido deliberadamente el lograr comunicarme con las personas, porque de igual manera no quería caminar a través del esfuerzo que implica de hecho mover y enfrentar esa ansiedad social para lograr motivarme a mí mismo a conseguir clientes.

El deber llama... continúo en el próximo post

lunes, 8 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1683, Non violent communication





I found this videos recently on the subject of non-violent communication, which actually while listening to the full interviews of this guys, I found quite interesting that the very origin and effectiveness of applying this form of communication, comes from the very act of simply placing ourselves in the shoes of another, understanding just how we would like to be understood by the other person when we are doing just that weird or seemingly noisy and disturbing action that we ourselves don´t even realize how disturbing it can be for other people. 

And I mean it´s just a point of "Self honesty" in terms of realizing how we are reacting towards the words of another, but how little we actually stop to understand "what is it that we are reacting of the other person? What does this reaction says about me? How can I communicate about it effectively letting the other person understand that this that is going on within me its actually Not personal towards them but it´s something happening within me?

Something that I also enjoyed a lot about this videos it´s the way in which those little funny hand puppets reflects not the "good or the bad", but only a part of ourselves that is trying to get and be understood by and through different means, specially when we become the Jackal that reacts towards a particular situation, but spite that it doesn´t really finds the way of expressing it clearly for the other it lets us know that there is something that we are actually holding within ourselves that is trying to find a way to be communicated, but it´s up to if we will allow the Jackal to simply come in it´s reactive way or we will stop for a moment and try to find the real way of giving just the exact words that will allow us and the other understand what is really going on.

Check them out!

viernes, 5 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1682, Fluir

Por lo general procuro escribir siempre por las mañanas, así me acostumbré durante algunos años, sin embargo, por X o Y, ahora me he visto obligado a trasladar el horario a la noche, y lo curioso es que inicialmente eso anteriormente me podía llevar a un punto de frustración masivo, porque "no estaba teniendo el control sobre mis actividades y mi día al pie de la letra"; sin embargo, en estos días que me he dado la oportunidad de fluir con los tiempos y los "pendientes", he notado que no sólo soy capaz de escribir con mayor "ligereza", por ligereza refiriéndome al hecho de que las palabras emergen de modo más simple, por el simple y sencillo hecho de que ya tuve todo un día para poder caminar y enfrentar algunos puntos en la medida que han ido emergiendo y quiero compartir algo que ocurrió el día de hoy justamente durante el curso de pintura que estoy tomando en una de las casas de cultura que se encuentran por Coyoacán. 

Estaba avanzando uno de esos diseños que he estado repitiendo de manera mecánica con la esperanza de lograr venderlos durante el mes de Septiembre, (puesto que habrá una exposición a la cual estaremos invitados wohooo), pero justo durante la clase, una de las compañeras que asisten al mismo taller me regaló una pequeña hoja que recogió durante el día, y me la regaló; yo tomé la hoja e hice a un lado el diseño que estaba haciendo, saqué unas acuarelas y me puse a pintar sobre la hoja que recién me había regalado.

No tenía idea de lo que estaba haciendo, pero sentía mucha curiosidad con la experimentación sobre un material que no había empleado antes, aunque había visto ya ilustraciones que algunas personas hacen sobre las hojas o medios orgánicos similares, quería darme la oportunidad de simplemente hacer y no hacer, o mejor dicho hacer sin pretender alcanzar nada, simplemente me divertí con este experimento y fluí con el momento. Una vez terminada la hoja, se la devolví a mi compañera y le dije: "El secreto de un buen regalo, es hacer de lo más ordinario, algo significativo". Agradecí su regalo y ella me agradeció por  la hoja que ahora había pintado para ella.

En la medida que me dejé llevar por el momento, hice algo que no había hecho en bastante tiempo, "disfrutar una simple pintura, un simple diseño sin más pretensión o intención que hacerlo por el mero gusto de hacerlo"; quiero darme más momentos así, fluyendo, tanto en mi desarrollo profesional, como en muchas otras áreas de mi vida; esto es una de las cosas que más agradezco del arte, la simplicidad de trasladar algunas aplicaciones a los medios para poder profundizar sobre la idea, antes de llevarlo a la práctica en otras áreas, es como si el arte mismo permitiera un "pre-boceto" antes del diseño final, donde el resultado es lo que hacemos con la vida misma




jueves, 4 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1681, Controlar la vida


Tomando una clase de acuarela en una casa de cultura la profesora le explicaba a uno de los alumnos lo diferente que es utilizar esta técnica sobre otras ya que en la acuarela uno no posee el mismo control que sobre otro tipo de técnicas, y aunque aparentemente esto puede aparentar una limitación para los más obsesivos (como yo que me he enfocado a lo largo de mi vida en tratar de llegar al realismo, así cómo de igual modo he hecho de dicho punto mi zona de confort), también puede configurarse prácticamente en una gran ventaja y potencial para permitir el flujo de la misma naturaleza del agua, el pigmento y el papel expresar algo que nos obliga a "soltar" esa necesidad de controlar al 100% el resultado de y sobre la obra, y justo mencionaba la profesora: “Hay cosas que la vida va a hacer sobre las cuales yo no puedo tener control” 

Tras su comentario surgió un pensamiento en mi mente: "Pero de hecho existen y hemos ideado muchos medios para controlar los proceso de producción de una imagen, la impresión con diversos tipos de líquidos de mayor viscosidad y adherencia que justo permiten el mayor (y justo aquí al pensar esta palabra fue donde vino como este momento de entendimiento) PERFECCIONAMIENTO..."

Como seres humanos, hemos creído y entendido el perfeccionamiento a partir del establecimiento de control sobre los medios, luchamos constantemente contra la vida y la naturaleza en lugar de entenderla para acercarnos a nuestra noción de la definición de “perfección”. Las enfermedades por ejemplo son una de los más extensas "guerras" que hemos generado contra la "naturaleza" y queremos controlar las enfermedades a través del desarrollo de medicamentos porque en realidad hemos colocado la naturaleza misma en separación de nosotros mismos; es decir ¿qué pasaría si en lugar de tratar de erradicar los virus entendiéramos aún la más esencial naturaleza de éstos y descubriéramos que tras ellos existe el reflejo de una conducta propia que en realidad simplemente se ha limitado a replicar ¿qué? Nuestro propio código genético.

Un virus parece y tiene el aspecto fundamental de una máquina, una máquina que esencialmente sólo carga consigo un fragmento de ADN, y este ADN es justamente el que replica al entrar a las células y adhiere parte del código a su propio sistema para hacer que ésta replica muchas más versiones de sí mismo... pero ¿cómo podría encontrar el virus un medio compatible a su carga genética, si nosotros en realidad no estuviéramos dentro de nosotros mismos perpetuando actos que de hecho se expresan contrarios a la naturaleza de la vida misma? Pues ¿No es a partir del abuso de esta naturaleza más primordial humana, es que el virus ha simplemente encontrado en nosotros un nicho, un nido, un entorno apropiado para desarrollar y ejercer lo que es? Donde entonces el principal medio a combatir no es el virus per se, sino el abuso de nosotros mismos en la deshonestidad de nuestras acciones hacia la vida misma

Hace poco escuchaba esta entrevista "Encausarte #8 ¿Por Qué Nos Hacemos La Vida De Cuadritos?" Y como que en ese momento al observar a la palabra "PERFECCIONAMIENTO" de esa manera, justamente hizo "click" aunado de las conferencias del museo MYT en derredor a las pláticas de ¿por qué no existe una preparación suficiente por parte de los docentes para impulsar la creatividad en los alumnos? Sencillo, porque esos docentes, en su momento fueron alumnos condicionados al mismo modelo sistémico; es decir ¿Cuál es el motivo de la prevalencia de esta suerte de malinchismo y de condicionamiento a las nuevas generaciones a “tener que sufrir lo que nosotros” para poder ganar el “reconocimiento y la aprobación” que les darán esencialmente el acceso a qué? A un ingreso suficiente que les permita seguir creciendo y alcanzando y expresando su “creación”, pero sólo en y a partir de las condiciones del modelo, es decir, una persona debe cumplir y cubrir las características de “los procesos” en la adquisición de títulos, reconocimientos y certificados que validen y aprueben que dicha persona ha transitado en y bajo las condiciones y nociones de perfeccionamiento.

Creemos que los demás deben padecer y sufrir y transitar los mismos caminos para dar continuidad a nuestra noción del control sobre la naturaleza, pero no hemos aprendido a adherirnos a ésta, a crecer con ésta, a fluir con ésta. Y algo bien interesante emerge en este punto a partir de los procesos más "íntimos del ser" específicamente relacionados en, con y hacia momentos que para un gran sector de la población constituye uno de los más silenciados "traumas" de la infancia - el temor al rechazo del grupo, de nuestros padres, de nuestros maestros, etc., donde desde algo tan aparentemente "absurdo" como una "mala calificación", trae por ejemplo el regaño de nuestros padres, y a veces el rechazo por parte de nuestros compañeros a ser considerados "menos" que los demás o inferiores a los demás, lo cual se torna en esta suerte de "resentimiento" mediante el cual la obsesión pro adquirir "dinero" como valor intrínseco al valor de la "personalidad/persona" medido en función de lo que nos es posible o no adquirir, se convierte entonces en la justificación misma de querer hacer pasar a otros por esa misma lucha, ese mismo conflicto para "alcanzar el éxito", porque la realidad es que en lo profundo de nuestro ser, deseamos ser AMADOS, deseamos que otro sienta y viva lo mismo que nosotros para "SER ENTENDIDOS" por los demás... 

Continúo en el próximo post.

miércoles, 3 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1680, Volviendo a los cursos del Museo Memoria y Tolerancia

Este fin de semana me decidí a retomar mi asistencia a las conferencias que se imparten dentro del museo Memoria y Tolerancia, no para alimentar y entretener un constructo de conocimientos dentro de la mente, sino porque justo dentro de estas conferencias se comparten visiones concretas de los problemas sociales, así como de las medidas prácticas que algunas personas han encontrado para combatirlos.

El día de hoy asistiré a un curso que se titula "Cómo educar la creatividad en el contexto actual: hacia la tolerancia, la equidad y la inclusión", que va más o menos de lo siguiente: ¿Cuál es el espacio real de la creatividad en la familia, la escuela, las comunidades? y ¿cuantas y cuales investigaciones naturales y sociales acerca de esto existen para enseñar a desarrollar la capacidad creativa? Aquí algunos de los puntos contenidos en el curso:

Se hará práctica la tolerancia de aceptar nuevas ideas para construir en conjunto una dinámica que potencialice la formación de la creatividad dentro de la familia, la escuela y las comunidades. Materialización del espíritu en su realización. 

Significar lo que se quiere, la creatividad está en cada ser humano… el espíritu se materializa en su realización en su expresión y en su creación, aquí se pone a prueba su intención, su inspiración.  Actividad para la equidad. En esta actividad los participantes reflexionarán sobre la importancia de la igualdad dentro del espíritu. 

Se hará una pequeña meditación sobre los problemas que causa la falta de equidad en el mundo y después cada participante tendrá que realizar una obra de arte que materialice lo reflexionado. La creatividad como un estado diario de comunicación y entendido con uno mismo y de uno al universo. La espiral puede ascender o descender es cuestión de prioridad, de convicción, de hacer el bien. De ser consiente de ser uno. Ser el primordial. La creatividad proporciona una fuerza colectiva y mayor flexibilidad a uno mismo. En una diversidad que exista sin prejuicios previos…Buscando que exista una relación dialéctica entre teoría y práctica.

Foto de Acción! 


Hoy en el curso que fue impartido en el museo Memoria y Tolerancia entorno al desarrollo de la creatividad enfocado a la sustentabilidad, el desarrollo social y el combate de la violencia. Durante la dinámica comenzamos por compartir nuestros preceptos personales respecto de la creatividad para establecer una base común desde la cual abordar el punto.

Después realizamos un pequeño círculo de discusión entorno a algunas preguntas que nos arrojó la conferencista para definir si considerábamos que existen actualmente, mecanismos y preparación por parte de los docentes en el sistema educativo, para instruir en y sobre el desarrollo creativo de los niños. La respuesta general (incluidas algunas personas que se dedican a la docencia que asistieron al curso) es que actualmente en México no existen mecanismos, ni preparación suficiente de los docentes para el impulso de la creatividad en sus diversas áreas y aplicaciones (lo cual por supuesto no se encuentra limitado a los medios artísticos), ya que el mismo modelo sistémico demanda del docente una estructura de evaluación que cierra los campos de posibilidad a los alumnos para poder llevar su enfoque en el desarrollo personal, más que solo en “tener que pasar y aprobar una materia”. 

Uno de los puntos más fascinantes dentro de los círculos de debates, fue encontrarnos con esos momentos donde las personas mayores (que se dedican a la docencia) encontraban y consideraban herramientas y medios prácticos para implementar e impulsar la creatividad dentro de su propia labor de docencia a partir de los planteamientos realizados por aquellos que se dedicaban o al estudio, o recién habían concluido una carrera.


Uno de los ejemplos prácticos que me atreví a compartir, fue mi propia experiencia al encontrarme dentro del sistema de educación primaria, donde al no tener gran habilidad para las matemáticas, lo que haría para “aprobar los exámenes” es que recurriría a los grupos vecinos que cursaban el mismo año que yo, pero donde mientras el primer grupo realizaba un examen de matemáticas, durante el receso de clases yo me acercaría con aquellos que ya habían completado el mismo examen que nosotros estaríamos por realizar, y justo me juntaría con aquellos que sabía que tenían más facilidad para la materia y les pediría que me pasaran las respuestas del examen (porque la maestra solía aplicarnos a todos el mismo...) y añadí durante mi ejemplo: “Creo que la creatividad es justo ese hilo intermedio que existe entre un problema y su resolución, donde la forma y la ruta que trazamos para abordar dicho problema demanda de nuestras habilidades (cuales quiera que estas sean,) para salir victoriosos frente al problema ante nosotros. Es cierto que mi modo de resolver -el problema del examen de matemáticas- fue por supuesto deshonesto, o al menos no fue del modo en el que el modelo del sistema supone que sea resuelto y es considerado trampa, pero es que justo yo tenía un amigo en el otro salón que era muy bueno para las matemáticas, y el de echo posteriormente estudio una carrera dedicada y enfocada a esa área, de modo que su desarrollo creativo para los problemas se enfocó directamente en la expansión de sus habilidades sobre la materia, sin embargo la -creatividad- por mi parte, que sabía que no era tan bueno y me costaba un enorme enorme trabajo enfrentar las matemáticas estuvo en saber que tendría una oportunidad para copiar las respuestas del examen sobre el lápiz que utilizaba para escribir para que la maestra no se diera cuenta. Y concluí diciendo: pero el verdadero problema no es que yo copiara, sino que el enfoque de la gran mayoría de los niños está en que tienen que pasar un examen porque tienen que sacar buenas calificaciones o sino serán castigados por sus padres y no los dejarán jugar videojuegos o ver series etc, y cuando eres un niño ¡Eso si que es un problema! Así que el enfoque va directamente a tener que aprobar un examen y a sacar buenas calificaciones sin que El Niño entienda como es que esas habilidades le serán útiles en un futuro, porque eso es lo que no es desarrollado, y es allí donde tenemos que ser creativos para orientar a las nuevas generaciones a ser creativos en resolución de problemas REALES, no en decirles que tienen que memorizar la respuesta correcta solo para poder pasar un examen...”







martes, 2 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1679, Redefiniendo algunas palabras para el camino 4

Esta es una de las palabras más desafiantes para mí a lo largo de mi vida "enfoque", desde que era niño el lograr mantener mi atención en una sola cosa por más de un cierto periodo de tiempo siempre parecía algo no sólo difícil, sino casi imposible de lograr, hasta hace relativamente cosa de algunos años, descubrí (o encontré la definición) de esta fuerte propensión peripatética que poseo desde niño; puesto siempre necesité de desplazarme de un lado a otro, incluso dentro de mi propia casa, al momento de estar leyendo algo, o reflexionar sobre cualquier cosa, mis padres lo relacionaron con ansiedad y supongo que para muchas personas puede ser así, pero la realidad es que siempre sentí esta fuerte necesidad de caminar para poder dirigir "mi enfoque con claridad"; sin embargo, desde luego no es algo realmente práctico, mucho menos pensando en las implicaciones de mi trabajo, el cual ciertamente demanda de mí largos periodos de tiempo frente a una computadora o verme sentado en x o y circunstancia.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo pensar que soy incapaz de tener mi atención por mucho tiempo en una sola cosa, como de hecho me lo he demostrado a mí mismo al dedicarme por horas a hacer un dibujo por ejemplo, o al lograr terminar un trabajo o proyecto en particular

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que sólo puedo enfocarme bajo ciertas condiciones y ciertas limitaciones, sin de hecho ver que puedo llevar mi enfoque a cualquier área que me lo proponga, si simplemente me avoco y comprometo a ello, a cumplir con un determinado punto hasta que se encuentra hecho

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo desviar mi atención y mi enfoque hacia todas partes, donde en realidad mi enfoque y mi atención están colocados en la energía, siendo entonces que en lugar de dirigir éstos hacia mí mismo, es muy fácil dispersarme, porque el punto de atención más importante no está donde necesita encontrarse = en mí mismo

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo dirigir mi enfoque y atención en separación de mí mismo, donde en lugar de ver y darme cuenta en honestidad conmigo mismo que sabiendo observarme, así como los pensamientos, sentimientos y emociones que corren dentro de mí, puedo de hecho redirigir mi atención eficientemente al tratar cualquier cosa que me distraiga especificamente, le he dado mi atención y enfoque a la energía al darle importancia por encima de mí mismo

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo darle peso, valor e importancia a la energía por encima de mi mismo y de mi propio proceso.

lunes, 1 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1678, Redefiniendo algunas palabras para el camino 3

Una de las palabras más eficientes que conozco para empujarme a mí mismo a realizar básicamente cualquier proyecto o cualquier cosa que me propongo, es la palabra "ímpetu", aquí la definición:


La palabra Ímpetu procede del latín “ímpetus” que significa “fuerza o impulso y lenguaje militare se le da el significado de embestidura”. Cotidianamente este término es utilizado para referirse a la fuerza y energía con la que se realiza una labor. En este ámbito ímpetu alude a la eficacia, positivismo, entusiasmo valor y espíritu que posee una persona al momento de desempeñar un trabajo o cualquier acción, es la pasión que lo impulsa y lo motiva para que lo que haga tenga un resultado eficaz y próspero. Por ejemplo Yo tengo el ímpetu para ser una persona triunfadora y próspera en la vida. Logró obtener ese cargo con ímpetu. Sin embargo, en muchas ocasiones el hecho de actuar con ímpetu conlleva a realizar dichas labores de manera impulsiva, sin pensar en las consecuencias que acarrean estos actos, es una reacción violenta y apresurada sin dar chance a reflexionar y pensar bien cuál sería la mejor opción. Cuando se adopta la posición de ímpetu de este modo generalmente se está sometido a condiciones adversas que son contrarias a las normales. En el campo de la física es también un término utilizado para referirse a la cantidad de movimiento que presenta un cuerpo, en otras palabras es una magnitud física de tipo vectorial. Es la manera de medir la intensidad con la que un objeto se mueve respecto a otro, indicando que es un movimiento fuerte, acelerado y violento. Por ejemplo, llegó a la meta con mucho ímpetu. Ese objeto fue arrojado desde el otro lado de la calle con gran ímpetu.

Sin embargo, me gustaría caminar mi relación con y hacia esta palabra, ya que suele ser una expresión que ciertamente viene y va a lo largo de mi vida y se encuentra sujeta a una amplia y diversa cantidad de condiciones que no siempre soy yo quien las determina, lo cual en realidad hace que esta palabra en particular, pese a su gran potencial, se vuelva extensamente limitada dentro de mi propio proceso. ¿Quién no querría poder impulsarse a sí mismo con su máximo potencial siempre que así lo necesite y no sólo cuando emerge un momento donde se está obligado a impulsarse o donde emerge una motivación que nos lleva a darlo todo?

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo definir el ímpetu en separación de mí mismo al condicionarlo sólo a aquellos momentos en los que quería resaltar o sobresalir en alguna actividad física o intelectualmente por ejemplo, en lugar de poder expresar ese mismo ímpetu dentro de y a lo largo de mi proceso, en cualquier momento dado, como al enfrentar algún punto o patrón que se ha extendido a lo largo de mi vida por una considerable cantidad de tiempo, pero que en lugar de cambiarlo me veo cediendo ante los mismos deseos y patrones una y otra vez

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mimos relacionar y limitar la palabra "ímpetu" sólo a los momentos en los que quería exaltar mi ego o darme a mí mismo una dosis energética emocional y sentimental que sólo alimenta los mismos patrones de abuso dentro de mi propia mente, en lugar de darme la oportunidad de vivir la palabra "ímpetu" en todas las áreas de mi vida, sobretodo en aquellas en las que me sea posible realizar o llevar a cabo acciones que sé que son lo mejor para todos, tanto para mí como para los demás

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo vivir con ímpetu mi proceso de cambio y transformación, donde en lugar de dar todo de mí en y hacia este proceso, todavía me veo a mí mismo en ocasiones buscando y tratando de obtener algún punto de satisfacción e interés personal, por no decir que me veo rindiéndome a la procrastinación y a la pereza, en lugar de darme a mí mismo la motivación para que, a pesar de que algún proyecto o resultado no haya salido en la forma que lo he esperado, pueda darme a mí mismo fuerza e impulso para volver a intentar dentro de otra área

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta que yo hago el resultado de mi propio proceso en cada momento de cada respiro con y a partir de la decisión que vivo dentro de éste con el ímpetu que decido imprimir o grabar dentro de cada molécula de mi cuerpo

En y cuando me vea a mí mismo rindiéndome o dándome por vencido dentro de algún patrón mental, tomo un respiro y me traigo de vuelta a mí mismo al entendimiento y reconocimiento en honestidad conmigo mismo, de que sólo yo puedo imprimir el ímpetu para hacer mi cambio y transformación dentro de esta vida algo real, algo físico que llevo a cabo con cada punto que me doy a mí mismo la oportunidad de enfrentar y caminar ofreciendo lo mejor de mí en mi máximo potencial

Me comprometo conmigo mismo a vivir la palabra "ímpetu" dentro de mi proceso de cambio, para que en cada ocasión y oportunidad que me vea flaqueando o bajando dentro de mi aplicación pueda darme a mí mismo ese impulso para aprovechar esos momentos de "deshonestidad conmigo mismo" y convertirlos en oportunidades para moverme en y hacia el proceso de cambio en honestidad conmigo mismo

Ímpetu: Es el impulso y movimiento que me doy a mí mismo en cada oportunidad que me doy y me regalo a mí mismo para llevar a cabo mi proceso de cambio y transformación dentro de mi propio proceso en honestidad conmigo mismo

Mi jornada hacia la vida, Día 1677, What Desteni has inspired within me

When I arrived to this process, one of the first messages that I went and dive into, was one of the interviews made by Anu titled: "Reptilian Benevolence". I remember that as I was listening to those words I began to cry as I never did ever before in my life from that moment. I got my entire family and those close to me to watch the same videos, one after another, all of them reacted to them and you know the entire story of it, after a long period of debates around the portal and that if it was or not real, or if it was just a another new age movement group and whatever; none of them listened to the words, if anything I actually ended up isolated from all of those who one called themselves "my friends", they only walked away calling me crazy.

I must thank to the words of my mother, who in the middle of a discussion, once that the entire session of debates around Desteni got like quite intense, she reacted and screamed to me: "What are you doing?! You want to do something?! Go and fucking place yourself there and give your time to it!! You have received more than enough from us! You can donate some of your clothes and give all of those things that you don´t require!"

And out of the rage that I felt at that point in the discussion, I gave away almost all my clothes to charity and I went to work to a dog shelter for free for a couple of months; as soon as I arrived to the place I saw like this concentration camp scenario, where the animals lived within piles and piles of cages, with the very plates in which they were feed full of their own waste/shit, with enormous rats running all around the place. I remember the faces of those traumatized, scared and abused animals, but even within such a hell, it was so interesting and nice to find many animals who would look happy to have someone cleaning their place and feeding them, that really lifted me up, when nothing else seemed to help but those small actions that I took in going to the shelter and share the only thing that I had - my time.

Something very interesting began to happen after the first month, and it was that my family began to notice that I was doing this shit for real, that it was not only words of me complaining about the reality we live in, and they began to help, sending food and towels and medicines and all that we were able to, to the shelters, we still do it to this day.
After another month of work, I had to move away because the conditions of the shelter are so unhygienic, and the poo of the rats its so concentrated that I began to feel this nasty sensation on my skin and in my nose and even as if something really nasty was accumulating in my lungs, that I decided to find other ways of supporting from the distance

That wasn´t the last time that I would go to try to assist in someway or another, the next project was to participate in a community that is called "one roof for my country", it´s a company that gives small houses (4x4 meters) of compressed wood to people who live in poverty and scarcity, interestingly enough this happened after one of the true friends that remained in my life, saw what I was doing by every day standing up and repeating the same routine within desteni, giving my time to any possible thing and cause that I was able to, he was the one who actually knew about this project and he began to participate by his own will and he would invite me to participate on it; I would also go to the communities and I would participate not only with the work that was needed within it, but I would take a camera and I would do small recordings here and there of the houses, the people, the communities and I uploaded one video on my youtube channel, I would show that video to many people and there would be some that would say: Oh it´s so nice that you are doing this work, but there would be some who would say - how am I able to help?

I also went to my first "Turtle camp" to assist and support in picking up the eggs of the turtles who arrived to the beach to take them to an incubator away from predators and from the people who steal them to eat them and sell them out of their belief that such eggs have special properties to heal diseases and give better erections... anyway..., after those experiences that I had I began to met many people who participated in such causes for a very very very loooong time, and the things were actually just getting worse and worse and worse, and after that moment I realized - "this is not taking me anywhere..." I may be doing a "difference" but it´s not of help if this just growing and growing, there must be something else I can do to help. At that point I was just finishing the high school, and it was time to pick a career for the college, I do had the dream of going into the study of Marine biology, but after my experience in the Turtle camp, fortunately I realized that that wasn´t the solution. And I picked up a career that I never ever thought that I would take in my life - Laws and Rights

The reason why I took this decision, was thanks to several life reviews in which the portal would bring the revision of activists and people who used to live in poverty who would actually share over and over again how much it was needed the support from the governments and the people; I realized that the very actions that perpetuated the abuse was beyond the symptoms that I was trying to fight. So I would study day in and day out to try to proof to my schoolmates and teachers the very failure of the structure of the system, and for almost two years in the career, I would try over and over again to convince the people to listen, if it wasn´t through the desteni message, they would have to listen to very knowledge that they preached, so I tried and digged in as many philosophers as I was able to, and as my "understanding" and "comprehension" allowed me to. I began to assist to conferences around the subjects of violence's of the world, structural economic failures, and you know, the entire thing...

But there was also a moment in which I found myself loosed in all of that knowledge that I began to use to raise and feed my own ego, and thankfully, one night when I was studying for one of the exams of the career, in which I was like already tired of all that knowledge constructs, I came across the same video that drive me into all of this paths that, if it wasn´t for desteni, I would have never try or place myself into. To not even say that by the time I came across the first video of desteni, I was already having my own fight with my drugs abuse, and I have only heard about some of the people that I met who continue for that path, and well... I would surely be death by now if I had allowed me to continue down that road

It´s not a secret how the corruption of the governments, begin by the law system itself, and the main problem that I found here in the "fight" that I was trying to take, was that in the very system that we exist, there is no opening or consideration for "new proposals" or modifications to the law itself, I mean sure, one lawyer can make a proposal to a judge, but one can spend years trying to change only one thing, and it will surely not come in the way that one pretends or attempts to, because the interests within the system are so big, that it´s actually more possible to find oneself death in the process than changing anything at all.

So, what I found after reading over and over again, the same passages, the same pages, was that a judge is not able to change or modify the law by himself only, it requires a direct action from a big group of people to actually have any saying in that regards, which is basically politics, but how does the politicians influence and change the vision of the people? It is through the propaganda, through pictures, through promises that reach just a big, nice wave of people. And at that point I had to talk with my parents to see if they would still support me if I changed my career, which they did. And I went into the career of visual communication, which is essentially "media development"
Because what was essentially what allowed me to receive the support of the people around me to change and actually do something for real? I wasn´t able to do anything by only speaking with them about it, I had to place myself in the whole ground to proof that I was doing this for real. In the middle of the career, and along with meeting the American Indians, I found a guy within the ceremonies who visited the prisons to give "therapy" to the prisoners, with "Yoga of Laughing". Thanks to him I was able to visit my first prison in Mexico - Santa Martha Acatitla

At the same time I had the opportunity to go and participate in a little company called Pro Kids foundation, which brings assist and support to kids who live on the street, by taking them out of the drug addiction and bringing them back to school

I made a series of dynamics with the prisoners, along with all of them, I made a dynamic of SF with them, I teach them the structure and I left a nice amount of paper to each one of them to write all that they were able to; unfortunately and interestingly enough... only those who were in a position of "being alone with themselves" or that had the support from the people with who they shared the same cell, would actually bring up their writings, which is quite revealing when one sees how much the people for instance, wants to make a change, but as soon as they are rejected or criticized by a bigger group, they normally stand back and say "there is nothing that can be done", precisely because the decision was made in their own space when they were alone with themselves, but not when they were around more people.

And actually, it´s not a secret how difficult it is to apply SF around people who is not familiar with the whole process. I remember when I tried to apply SF in front of some colleges at work, when I was studying laws and rights I was working at the Secretary of Communication and Transportation, and one day I apply SF in front of a work college, he didn´t like freaked out, but he do had quite some reactions to me doing that. It´s not surprising that in an environment where everyone has to proof that they are tough just to not be abused by their very cell companions, something as SF is seemed as a weakness

From all of this, in each and every single opportunity that I had to be in contact, as much as I was able to, with people who are in conditions of suffering, abuse, poverty and so on, what´s interesting is that what they would tell me over and over again, is that what motivated them and actually lift them up, was to see people like me, who apparently doesn´t have anything to win or "care" for people "like them", giving anything that they were able to, simply caring and looking in the same way, seeing them to the eyes and sharing a little bit of our time. I would like to find a way not only to keep this motivation of helping others within me always alive, but also find a way to really share it, really bring others to only try and see if after helping each other and giving to each other as we would like to receive, specially if we were into such a position, we as humanity find just that better sense, a better mean and purpose to make our own life´s worthy of being lived, by making of this life an opportunity to give and live the word dignity. And why not? To also live the word "Life" itself as something that is more than just surviving in this world. I owe that to Desteni, all that I am now, would have been impossible if it wasn´t for the work that has been done, this message, this commitment of the people who really do give a fuck about what is going on and what can be done for real, for and by our own hands.

sábado, 30 de marzo de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1676, Descubrimiento de EQAFE: Quién Determina Tu Propósito y Significado - La Conciencia de los Camaleones





Recién descubrí esta serie de entrevistas gracias a un miembro del grupo en inglés que compartió y recomendó esta entrevista en particular dentro de los chats públicos.

En esta entrevista se abordan las palabras propósito y significado en la forma en que solemos separarnos de estas definiciones como un prospecto que esperamos "nos sea revelado" a lo largo de nuestra vida, como parte de un "proyecto" para el cual fuimos creados, sin de hecho darnos cuenta de lo mucho que solemos sentir que "no damos la talla" al momento de tratar de ser y parecernos a aquello que presuponemos es nuestro propósito, porque al final en lugar de reconocer nuestro principio rector para de hecho determinar a cada momento quienes somos y quienes seres a lo largo de nuestra vida, esperamos que ésta de algún modo nos revele nuestro "destino" para el cual "fuimos creados."

Mientras escuchaba esta entrevista, comencé a notar una serie de memorias emergiendo a lo largo de la misma, entre pequeños y grandes eventos en mi vida donde lejos de detenerme a "pensar si lo que estaba haciendo era parte o no de lo que haría el resto de mi vida", simplemente en esos momentos en los que colaboraba dentro de algún proyecto con tintes de activismo social, o ayudaba a X persona en la calle, no estaba deteniéndome a saber si ese sería o no "mi propósito", era simplemente una acción que partía de mí como la clase de persona que soy y que deseo ser por esta vida. 

Recomiendo ampliamente esta serie de entrevistas para quien deseé explorar un poco sobre estos puntos.

viernes, 29 de marzo de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1675, Redefiniendo algunas palabras para el camino 2

Quiero caminar un poco mi relación con la palabra "certeza", que en realidad ha sido una palabra un tanto extraña y de cierta forma "tramposa" dentro de mi mente, por la forma en que se ha desglosado y desarrollado dentro de mi vida, porque muchas veces cambié o replanteé mi camino, mi futuro e incluso tanto de lo que creía que sería mi carrera profesional basado en esta idea de "certeza"; diría cosas como "estoy completamente seguro de que entraré al ejército, tengo la certeza de que éste es mi camino", pero ya una vez entrado dentro de dicho rumbo o al toparme con una y diversas paredes que palabras más, palabras menos, cambiaron la totalidad del panorama.

Comencé a confiar cada vez menos en mí mismo, porque en el momento que me preguntarían "¿estás seguro/tienes la absoluta certeza de que esto es lo que quieres?" Sinceramente en esos momentos se sentiría como que me estaba traicionando y engañando a mí mismo, porque de lo único que sentía que podía tener alguna "certeza" es que probablemente fracasaría como lo había hecho tantas veces antes, pero más por temor a retractarme de alguna decisión o incluso por el pretexto de escaparme de compromisos previos, respondería: "Si, estoy seguro de que quiero ir por este camino, tengo la certeza de que esto es lo que quiero..."

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que podía planear y definir mi vida con absoluta certeza, basado en las ideas y proyecciones mentales que hacía en mi imaginación, sin ver y darme cuenta de que esto en sí mismo podría ser prueba y demostración suficiente de la poca o nula influencia que tiene la mente sobre lo físico, porque mil veces me imaginé un futuro y asumí con certeza de que ese sería mi destino, sólo para darme cuenta al final que mi idea era insuficiente para la realidad física y que de hecho lo físico tenía por implicación otras variantes además de sólo mis deseos, sin embargo, si mi certeza hubiese sido definida dentro de lo físico en lugar de mis impulsos, imaginaciones y reacciones energéticas, probablemente mi forma de caminar a lo largo de mi vida habría sido completamente diferente, porque mi atención entonces habría estado en aquello cuya constancia y consistencia puede de hecho establecerse con mayor certeza (y esto aún así sigue siendo una imparmanencia por la impredictibilidad de lo físico en si)

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo pensar que no podía confiar en lo absoluto en mí mismo o en cualquiera de mis decisiones, porque aparentemente la única certeza que tenía era de que probablemente fracasaría, sin ver en honestidad conmigo mismo que al depositar la certeza y confianza en esa "inseguridad y desconfianza de y sobre mí mismo", yo mismo conduje mi camino por el fracaso y yo mismo me llevé a seguir fortaleciendo esa desconfianza y esa inseguridad sobre mí mismo, una y otra vez; en lugar de colocar mi enfoque en mí mismo con la certeza de que podía mejorar y seguir creciendo e impulsándome en tanto me diera a mí mismo esa constancia y consistencia para seguir perfeccionándome sobre lo que fuera que quisiera hacer a lo largo de mi vida.

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo reconocer en honestidad conmigo mismo que deliberadamente participé de mi propia inseguridad y desconfianza en mí mismo para poder salirme y zafarme de mis propios compromisos, con lo cual diría que no podía tener certeza de nada, al menos no conmigo mientras que veía a otras personas comprometerse y lograr sus cometidos y propósitos, porque para mí era más fácil jugar el papel de víctima que de hecho hacerme responsable por mí mismo, sin ver y darme cuenta que yo elaboré mi propio infierno al continua y constantemente llevarme por caminos que no podían darme aquello que no estaba dispuesto a darme a mí mismo en primer lugar, porque no había ni habrá camino que pueda llenar o darme algo que no exista en mí, ya que un camino no es para llenarse o para "formarse" sino para expandir eso que uno reconoce que es parte de uno mismo como uno mismo, y del cual el camino es únicamente la ruta que uno ya vive y sigue como parte inherente a su transformación y crecimiento.

En y cuando me vea a mí mismo dudando y desconfiando de mí mismo, respiro, detengo las experiencias energéticas y veo en honestidad conmigo mismo qué es aquello que no me encuentro enfrentando o reconociendo dentro de mí mismo; aplico lo necesario para retomar mi punto de responsabilidad sobre y de mí mismo y entonces devuelvo la certeza a mí mismo

Me comprometo conmigo mismo a vivir la palabra "certeza" como una expresión de mí mismo, llevando siempre la atención y el enfoque en y hacia mí mismo y lo físico como el proceso de perfeccionamiento en y como uno mismo

jueves, 28 de marzo de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1674, Redefinir algunas palabras para el camino

En estos días, he estado enfrentando una gran pesadez para moverme de manera eficiente entre los puntos que han estado emergiendo, de igual modo pese a la redefinición de la palabra "claridad" dentro de mi proceso hasta ahora, que ha servido de bastante apoyo para poder mantenerme firme en mi decisión de levantarme dentro de este camino, empiezo a darme cuenta que tener claridad acerca de un punto es apenas una cuarta o quinta parte del proceso en su totalidad; puesto que ahora siento que hay otras tantas palabras que me están haciendo falta en la ecuación para poder de hecho caminar con "determinación, certeza, ímpetu y enfoque"

Así que mi próximo paso dentro de mi proceso es redefinir estas palabras y caminar mi relación en y hacia éstas para poder vivirlas y aplicarlas como una extensión de mi expresión.

Determinación:

f. Decisión, resolución:
ha tomado la determinación de readmitir a los despedidos.
Osadía, valor, atrevimiento:
sus actos demuestran mucha determinación.
Establecimiento de los límites de una cosa:
determinación de fronteras.
Establecimiento o definición de las características de alguna cosa:
la determinación de las causas de la muerte corresponde al médico forense.

Es complicado describir mi relación con la palabra determinación, porque ésta básicamente ha surgido para mí en los momentos en los que simplemente dejé de pensar en lo que tenía que hacer y simplemente hacía las cosas a pesar de que pudiera sentirme incapaz o impotente para realizar X acción, sin embargo en esos momentos simplemente marcaba una línea, una meta a la que tenía que llegar y corría hacia ella sin importarme nada. Ahora en este punto de mi vida y de mi proceso, siento que nuevamente me hace falta esta palabra, pero aún más me hace falta establecer cuál es y será mi meta para que una vez marcado ese punto pueda lograr caminar y dirigirme directo hacia esta

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo colocar la palabra "determinación" en separación de mí mismo, donde he querido encontrar la meta allá afuera, en lugar de ver y darme cuenta que el proceso a caminar y la persona a cambiar soy de hecho yo mismo, para poder traer la mejor versión de mí mismo en los principios de la unicidad y la igualdad invariablemente de aquello que me vea a mí mismo haciendo.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que primero necesito saber con exactitud a dónde debo ir y lo que debo de hacer, sin ver que de hecho trabajar conmigo mismo y perfeccionarme a mí mismo incondicionalmente será lo que me llevará directo hacia donde debo de ir.

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo confiar en mí mismo al depositar y cargar el valor y el peso de mis acciones sobre los errores y los fracasos que he cometido en el pasado, donde me he definido de acuerdo a éstos en lugar de reconocer el potencial y el crecimiento que he tenido desde que me di la oportunidad de intentar y de fracasar en aquello que emprendí en el pasado, pero que hoy me ha dado la visión y certeza para dirigirme a lo largo de esta vida hasta este punto

En y cuando me vea a mí mismo dudando de mí mismo, tomo un respiro, detengo esos pensamientos y me llevo de vuelta al enfoque sobre el trabajo que me encuentro haciendo de y sobre mí mismo

Me comprometo conmigo mismo a caminar incondicionalmente y con determinación el proceso de perfeccionamiento de mí mismo para traer y expresar mi máximo potencial

Determinación: Devolver el enfoque hacia mí mismo a pesar de las dudas y de las adversidades para realizar mis compromisos y caminar paso a paso el proceso necesario hasta completar todos y cada uno de ellos

miércoles, 27 de marzo de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1673, Una mirada en la Oscuridad

El día de ayer me crucé con un video en las sugerencias de Youtube que hablaba de "La partícula espiritual" lo cual es una forma de llamar al DMT, y palabras más, palabras menos, era uno de estos videos en los que se exaltaba el uso/empleo de los psicodélicos/psicotrópicos a fin de  "expandir la consciencia" porque aparentemente es a partir del uso de éstos que podemos llegar a "cuestionar la realidad" para "liberarnos de la manipulación de los gobiernos y de la gente moviendo los hilos".

Quiero recomendarles una película que, a su vez, me recomendó un amigo titulada "Una mirada en la Oscuridad". Aquí la sinopsis:

Una mirada en la oscuridad es una película de terror estadounidense de ciencia ficción dirigida por Richard Linklater, basada en la novela del mismo nombre de Philip K. Dick. La película cuenta la historia de la identidad y el engaño en una distopía en el futuro cercano, constantemente bajo vigilancia policíaca intrusiva de alta tecnología en medio de una epidemia de adicción a las drogas.

Y aunque suene muy a "teoría de conspiración", con la apertura que ha habido últimamente ante el uso de diversas substancias recreativas, creo que también vale la pena cuestionarnos lo contrario, ¿Si existe tanta apertura ahora a la "exploración recreativa" de estas substancias, por qué no pensar también que es posible que estas ahora formen parte de los mismos mecanismos de control que tanto se han tratado de combatir para llevar a cabo la transición a la legalización de las mismas?

Ahora ¿Apoyaría la legalización de las drogas? Claro, creo que la única forma de verdaderamente llevar a cabo un proceso de rehabilitación de las personas que padecen de alguna forma de adicción hacia las mismas, es únicamente por medio del reconocimiento y tratamiento de éstas como un problema de salud. No sirve de nada encerrar a cualquier persona y por consecuente saturar las cárceles con gente que lejos de poder rehabilitarse de su problema de adicción y dependencia, simplemente se ve más y más atrapada en su adicción y, aún peor, porque dentro de las prisiones se les obliga a seguir o a participar dentro de alguna pandilla o banda criminal, y el problema es que no sólo tienes cárceles saturadas de adictos a diferentes substancias, sino universidades completas para formar un sinnúmero de criminales.

martes, 26 de marzo de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1672, El humano no está aceptando el principio de que uno puede perfeccionarse a uno mismo


La Perfección de uno mismo mientras nos encontramos en un cuerpo y realidad limitados es posible.
Bernard Poolman.


 Así que... ¿con qué estás lidiando? Estás lidiando con la totalidad del mensaje de Desteni, el cual es un mensaje de Perfección de uno mismo, y a medida que te encuentras moviéndote a través de las dimensiones de ti mismo, estás viendo las varias formas en las que te has colocado a ti mismo como excusas - el por qué has elegido la imperfección y no quieres tomar responsabilidad.

De modo que ¿cuál es el punto del perdón a uno mismo? Es entender la llave, que todo aquel que no quiera tomar responsabilidad por uno mismo, te dará la excusa de que no son capaces de perdonarse a sí mismos, sino que solamente dios puede perdonarlos, así que el acto mismo del perdón a uno mismo te coloca en Igualdad con Dios y por lo tanto el acto del perdón a uno mismo es un "acto de Igualdad" con "Dios" en todas las facetas de Dios, porque la autoridad que se le da a Dios es la de "perdonarte"; mientras que de hecho al perdonarte a ti mismo estas tomando esa autoridad como tú mismo.

La honestidad contigo mismo obviamente es observar dónde es que no estas actuando como "perfección", como aquello que sería lo mejor para todos, lo cual es Perfección, dentro del contexto de esta realidad, lo que es mejor para todos es la perfección, por lo tanto eso es tu honestidad contigo mismo, y el sentido común es la habilidad de considerar dentro del contexto de tu limitación, los funcionamientos del sistema en términos de identificar aquello que funciona para todos y lo que no funciona para todos, eso en sí mismo es un acto de perfección, dentro del contexto del diseño del sistema. 

Y eso es el primer punto que uno debe hacer, levantarse igual al sistema, ya que el sistema dentro de su diseño es perfecto y sigue las reglas del diseño, en el momento que permites que esas reglas se vuelvan veleidosas, te vuelves menos que el sistema e inmediatamente imperfecto dentro del contexto de tu entorno, tu entorno entonces en cierta forma determina quien tu eres o si es que te has perfeccionado a ti mismo dentro de éste o no y, por lo tanto irás a través de manifestaciones de la personificación de tu ser, lo cual es una proyección de tu idea en esta realidad basada en la retroalimentación que estas obteniendo, lo cual está ocurriendo al nivel de tu ser simbólico, porque estas existiendo dentro de esta realidad en tiempo real, tiempo cuántico como tu ser simbólico, eso es la resonancia del ser (ser resonante), y te encuentras existiendo dentro de lo que llamarías tu "ser consciente", ese "ser consciente" (como sistema de consciencia mental) es tu proyección de las excusas al por qué eres de la forma en que eres y por qué no puedes hacer nada al respecto, eso se mueve a un tiempo extremadamente lento y está empleando un método peculiar de existencia, donde la resonancia lanzará un pensamiento en tu mente consciente, y tú aceptarás o rechazarás el pensamiento y de acuerdo a esto te definirás a ti mismo, sin darte cuenta, si realmente te desaceleras, que ni siquiera tuviste realmente de hecho el pensamiento, sino que el pensamiento es el diseño de la estructura simbólica impulsada, dentro de la cual existes en esta realidad, la cual se te ha enseñado por aquellos que te antecedieron como metodología para tu supervivencia dentro de esta realidad y que ese impulso de supervivencia es la fuerza motriz primaria dentro de tu existencia y, eso está basado en por ejemplo una relación y el surgimiento de nuevos miembros de la raza humana dentro de los cuales puedes clonarte a ti mismo, lo cual es lo que un padre hace con su hijo, el hijo es simplemente un clon del padre y simplemente el padre impondrá sobre el hijo más de lo que hicieron ellos mismos; por lo tanto el padre esperará del hijo un sentido de perfección, y por tanto usarán todos los errores que cometieron con su propia vida para enseñarle al hijo los errores que deberían prevenir, lo cual es simplemente un acto de perfección de uno mismo.

El problema es que debido a que no es comprendido el cómo exactamente esto opera, ocurre lo contrario, una polaridad es creada, porque el padre esta esperando perfección sin explicar como funciona la perfección. Ahora dentro de la alineación de resonancia estructural, vamos a explicar la naturaleza misma de la perfección, lo cual es un programa, dentro de un programa puedes diseñar la estructura especifica del resultado, lo cual es un acto de Dios, el programar la realidad a un estándar en particular de existencia, de forma. Toda forma es un programa, y actualmente el ser humano es inferior a la forma existente, debido a que se rehúsa a tomar responsabilidad por el diseño que se encuentra aquí y ha creado un reflejo energético del mismo, lo cual es un efecto de espejo del mismo, esto quiere decir que ha tomado la energía que proviene de la forma como si eso fuera la realidad, mientras que eso es simplemente el modo por el cual uno proclamará estar "consciente" de la "consciencia" que requieres manejar, la consecuencia de lo que permites si no consideras la naturaleza de la forma dentro del contexto de tu existencia aquí.

La existencia en la tierra es simplemente una interacción entre las formas, en esa interacción existen relaciones, las definiciones de esas relaciones determinan el resultado de la relación, al aceptar la definición de las relaciones como los sistemas como el que existen ahora, uno es automáticamente responsable, porque tú determinas la naturaleza de la relación; por lo tanto esta realidad de la forma, es una realidad de relaciones, y estas relaciones determinan todo lo que ocurre en este mundo. Y ¿quién es Dios dentro de esto? Es el humano y el humano no está aceptando el principio de que uno puede perfeccionarse a uno mismo dentro de la participación, diseño y definición de las relaciones y eso es con lo que estás trabajando - perfección de uno mismo - ese es el punto con el que Desteni está trabajando, eso es lo que está pasando dentro del cielo - perfección de uno mismo. O vas a tomar la responsabilidad de perfeccionarte a ti mismo, a través de la honestidad con uno mismo, responsabilidad por uno mismo, perdón a uno mismo y sentido común los cuales son todos actos de Dios, actos de perfección, o vas a tener una excusa y a ser un berrinchudo, y a sentirte triste y a sentirte emocional y a sentir que todo está contra ti, cuando sólo eres tú el que está contra ti porque no estás dispuesto a tomar ese acto de responsabilidad por uno mismo, no estás dispuesto a caminar el espacio y tiempo para que ello se forme en la información que refleje en todas sus formas, tanto arriba como abajo, tu perfección en cómo vives, respiro a respiro...

¿Entendido?

sábado, 23 de marzo de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1671, HOMBRES PODEMOS SANAR. pt1

Estas palabras han sido compartidas en el grupo del círculo sagrado masculino en el que participo paralelamente al grupo de Desteni; las comparto aquí respetando el anonimato de la persona que las ha escrito, con una pequeña diferencia, aprovecharé el mensaje para caminar algunos puntos de perdón a uno mismo y traer así un poco más de la visión total y completa que esto ha desprendido en mí

HOMBRES PODEMOS SANAR.

Me gustaría confesar algo.
Soy un hombre tóxico.
Un narcisista. Hambriento de poder y controlador. Un egomaniaco.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo ser un hombre tóxico para las personas en mi entorno, dejando pasar por alto los pensamientos, sentimientos, emociones y conductas que veo y reconozco en honestidad conmigo mismo que no son, ni representan la expresión de mi máximo potencial como uno e igual con toda la vida.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo evadir e ignorar deliberadamente estos pensamientos en los que se expresa y manifiesta mi abuso tanto hacia los hombres como hacia las mujeres, tanto a los animales como a las plantas y las expresiones de vida, en lugar de aplicar el respiro de vida en esos momentos para detenerme y, en honestidad conmigo mismo, reconocer y dar peso y fuerza a los principios que he tomado por dirección para corregir estos puntos en los que me he permitido a mí mismo participar de manera implacable e inmediata, sin dar ya paso al abuso dentro de mí.

Quiero hacerme TOTALMENTE responsable de mi individual e imperfecta humanidad, mis defectos personales, mi condicionamiento de la infancia, mis patrones de relación destructivos e hirientes. Mi "gilipollas interno". Namaste.

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo hacerme totalmente responsable de todo cuanto acepto y permito en mí mismo, donde todavía me veo yendo en las proyecciones de culpa y responsabilidad en y hacia otros individuos, por mis errores, mis desplantes y berrinches emocionales, por mi deshonestidad en los momentos críticos e importantes, en lugar de dar esa mirada radical de honestidad conmigo mismo para ver como desde la infancia me he aceptado construir y definir todo cuanto existe en mí como la expresión del "Quién yo soy", ya que invariablemente de los factores de mi entorno, reconozco en honestidad conmigo mismo que siempre ha existido esa oportunidad incondicional para todos y cada uno de levantarnos y tomar responsabilidad por nosotros mismos

Quiero ser parte de la solución, no del problema. Y sanar siempre comienza con una honestidad radical.

Así que, déjenme confesar: Soy un narcisista. Un narcisista completo, obsesionado conmigo mismo. Un abusador. Un maestro manipulador. Loco de ego.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo obsesionarme conmigo mismo y con el desarrollo de esta imagen y PERSONA que he definido como el "YO", perdiendo de vista la imagen más grande que es de hecho el principio originario del que todo parte y sin el cual mi sola existencia no sería posible

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo manipular a las personas y los factores en mi entorno para permanecer condicionado a mis propias limitaciones, donde en lugar de levantarme para mejorarme e impulsar la máxima expresión de mí mismo como principio creador, creación y creado, permanezco enclaustrado en mi pequeño mundo y mi pequeña burbuja vanagloriando la expresión corrupta y virulenta de la deshonestidad conmigo mismo y con los demás, de los virus de personalidad que infectan y destruyen no sólo mi ser, mi mente y la esencia de vida primordial y primigenia en mí, sino que de igual modo reverberan en consecuencias inacabables e inconmensurables que alcanzan no sólo a la vida en la tierra, sino que se extienden por toda la existencia.

O bien, ¡He visto estos patrones narcisistas emerger en mí y en mis relaciones cercanas a lo largo de los años! Y al traer estos programas infantiles tan profundamente grabados a la luz del Darse Cuenta, he sido capaz de comenzar el viaje hacia la comprensión, la sanación...y reescribirlos.

Así que, confieso: En mi dolor y vergüenza, en ocasiones, a lo largo de los años, he intentado controlar y manipular a mujeres. Mujeres que merecían algo mucho, mucho mejor. Las he juzgado. Las he desatendido emocionalmente. He intentado que calcen con mi imagen de "la mujer perfecta". Las he avergonzado, insultado, les he tomado el pelo y las he empequeñecido cuando no cumplían mis expectativas imposibles. Las he culpado por mi dolor. Las he hecho sentir culpables y pequeñas y equivocadas. Las he tratado de convencer de que eran ridículas e ilusas por pensar sus pensamientos y sentir sus muy válidos sentimientos. Les he mentido, escondido la verdad de ellas. He intentado hacerlas sentir que estaban locas, dudar de ellas mismas y sentirse impotentes, con el fin de poder controlarlas, mantenerlas adictas a mí, y evitarme los insoportables sentimientos de impotencia.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que estaba manipulando y controlando a las mujeres, sin darme cuenta que en realidad lo único que estaba haciendo era manipularme y controlarme a mí mismo para no tener que exponerme en mi vulnerabilidad y así no tener que cambiar mi imagen de "alfa", para seguir engañándome a mí mismo con la ilusión de que tengo el control sobre mi vida, de que tengo la dirección y "la razón" en la aprobación que le he dado a mi propia mente sobre de mí y las relaciones que creo dentro de mí hacia los demás

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo proyectar mis juicios hacia las mujeres, como inferiores o vulnerables, sin ver y darme cuenta en honestidad conmigo mismo como dentro de la proyección de estos juicios me he cerrado a mí mismo la expansión de mi ser y mi definición de fuerza, estabilidad, dirección, introspección, al permanecer dentro de las ideas que me he formado con respecto a estas definiciones que he creído y validado dentro de mi propia mente

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo darle la razón y el poder a mis ideas, pensamientos, juicios, sentimientos y emociones por encima de la vida, sin darme cuenta que estas expresiones limitadas de la mente son impermanentes en contraposición a la vida misma, la cual en realidad permanece siempre estable como una roca y cambiante y creciente como una planta.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer y crear la imagen de la mujer perfecta en mi mente, sin detenerme a cuestionar dicha imagen en honestidad conmigo mismo, pues dicha imagen no representa a las mujeres más de lo que representa el apego a mis propias limitaciones y a lo que he considerado y creído "real" de una mujer

He controlado y dominado a mujeres para evitar intimidad real. En mi soledad y agitación interna, me he sentido con el derecho a tener su tiempo y energía, con el derecho a menospreciar sus necesidades, sus límites, sus sentimientos, he tomado su espacio psíquico y he hecho que todo se trate de MÍ. Me he hecho superior, un experto, el más especial, "el mejor", y he menospreciado sus preciosos mundos internos. Las he tratado como objetos a ser manipulados en lugar de tiernos, vulnerables, infinitamente valiosos seres a quienes escuchar, honrar, respetar y entregar seguridad emocional.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo evitar y avergonzarme de ser íntimo y vulnerable con las mujeres al avergonzarme y rehusarme a ser íntimo conmigo mismo, pensando que el trabajo de introspección es algo que debo mantener para mí y sólo para mí, en lugar de darme cuenta que al abrirme incondicionalmente y comunicarme de manera real e íntima, podré recibir las perspectivas externas y con ello, cuantificar mi propio proceso así como establecer una relación más cercana y sólida con las mujeres y las personas en mi entorno.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo tomar tiempo y energía de las mujeres, al no hacer el trabajo de honestidad conmigo mismo, de perdonarme a mí mismo, de caminar mis patrones de pensamientos, tanto emocionales y sentimentales como mis deseos basados en el interés personal, para poder crear entonces una mejor versión de mí que pueda levantarse en consideración de lo que es mejor para toda la vida en igualdad, de manera incondicional, tanto para las mujeres como para los hombres, pues reconozco como una e iguales las expresiones de vida, tanto dentro como fuera de mí mismo indistintamente al género, raza, religión u origen geográfico.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que compartirme de manera íntima y honesta con las mujeres también será una forma de quitarles su tiempo y su energía, sin de hecho ver y darme cuenta que la monotonía deviene de no ver o realizar un cambio, sino al contrario, es permanecer estancado desperdiciando tiempo y recursos en lugar de trabajar juntos para invertir ese tiempo y energía en actividades y conversaciones que ayudaran a establecer de manera más práctica y eficiente las soluciones que necesitamos vivir en el día a día, tanto con las mujeres como con los seres humanos en el entorno

En el corazón de mi narcisismo había un terror a la intimidad, y profunda vergüenza y sensación de fracaso y de no ser digno, de lo que estaba mayormente inconsciente.

Mi padre me enseñó a ser un narcisista, a avergonzar a otros con el fin de evitar insoportables sentimientos de vergüenza, cómo juzgar a otros para evitar ser juzgado. Digo esto sin culpa ni malicia. Pero es la verdad. Interioricé las heridas emocionales de mi padre, sus ideas y creencias acerca de lo que significaba "ser un hombre", el lavado de cerebro que él recibió de sus padres.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo proyectar la responsabilidad por el ser humano que soy y que he creado de mí mismo en mi padre, sin ver y darme cuenta que así como yo fui educado en el machismo, el también lo fue e incluso mi madre también lo fue, reforzando ambos así los patrones de conducta y el sistema de consciencia mental machista que no procura ni vigila la igualdad en y hacia todas las expresiones de vida

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo tomarme personales mis propios patrones de conducta, creencias, pensamientos, sentimientos y emociones, sin darme cuenta que simplemente puedo tomar la decisión consciente de hacer el trabajo para remover los vínculos emocionales y sentimentales, así como las cargas energéticas enraizadas a los mismos para poder caminar fuera de mis patrones de mi sistema de consciencia mental y así recrearme plenamente como el individuo y expresión de vida que deseo ver y crear en este mundo levantándome por los principios de la unicidad y la igualdad en consideración de toda la vida

Y me gustaría confesar algo más.

Soy un co-dependiente. Soy un adicto al amor. Un complaciente crónico y un mártir del amor.

O al menos, he visto estos patrones en mí mismo a lo largo de los años.

En mi dolor y sentimiento de vacío, sin identidad, sin esperanza y sin significado en mi vida, he usado a mujeres para llenar mi vacío interno, para "repararme" y distraerme de mí mismo. He ignorado mis propias necesidades, mis propios sentimientos, mis propios deseos y pasiones, he reprimido mi ser auténtico y me he adaptado a lo que ELLAS querían que yo fuera. He actuado un papel, mentido y tomado un "falso yo" para ser amado y admirado y atendido. He dicho "sí" cuando quiero decir "no", y he dicho "no" cuando en realidad quería decir "sí".

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo haber creado una relación de co-dependencia hacia las mujeres, donde trataría de equilibrar el opuesto de aquellas ideas que no me he dado a mí mismo la oportunidad de explorar en y conmigo mismo al proyectar estas en ellas, en lugar de reconocer y ver en honestidad conmigo mismo los cómos y los por qué me he separado de dichos puntos en lugar de vivirlos como una expresión de mí mismo incondicionalmente

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo ignorarme a mí mismo para poder complacer a las mujeres, convirtiéndome y proyectando la idea que me he formado en mi mente a lo que probable o posiblemente les gustaría ver de mí, sin darme cuenta de lo mucho que entonces limito el potencial de mis propias relaciones al no traer y apoyar la mejor expresión de mí mismo, permitiéndome de este modo tanto a mí mismo como al otro descubrir y explorar la mejor versión de nosotros mismos

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo reprimir mi ser más auténtico al temer ir en contra de las ideas y personalidades que he creído y comprado a la sociedad como la aparente "imagen del éxito" dentro de este mundo en mi relación con las relaciones dentro de la realidad.

He dejado inconscientemente que cada uno de mis límites sea violado, pisoteado, irrespetado, ignorado, para ganar y mantener el amor, evitar la vergüenza y el rechazo y el abandono.

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta que para mantener y crear auténtico amor, debo de hecho respetarme, valorarme, cuidarme, procurarme y apreciarme a mí mismo incondicionalmente primero, pues el amor no podrá venir de ninguna otra parte excepto de mí mismo

Me he permitido ser abusado. He tolerado que me insulten, avergüencen, juzguen y ataquen. He permitido que mi apreciado espacio sea invadido, mis valores silenciados, mi dignidad pisoteada. Me he dejado dominar y abusar. He confundido los pensamientos de otros con los míos. Los sentimientos de otros con los propios. He reprimido mi verdadera voz, mi dolor, mi alegría, mi miedo y especialmente mi ira con el fin de ser "querido".

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo recibir abusos y tolerar insultos de parte de otras personas, sin darme cuenta que en realidad para yo poder aceptar el abuso externo, implica que ya estaba de hecho realizando este abuso, insulto, juicios, ataques y vergüenza hacia mí mismo, al no amarme a mí mismo

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo haberme adjudicado, creído y hecho míos los pensamientos y juicios de otras personas, sin ver y darme cuenta que eso sólo pudo pasar en y bajo mi propio permiso y aceptación a dejar que otros me definan por no conocerme a mí mismo

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo reprimir mi ira y mi enojo con tal de ser aceptado, pretendiendo que nada me molesta, que nada me afecta y que estoy bien con todo lo que hacen los demás para no levantar mi voz, para no levantarme y de hecho reconocer en honestidad conmigo mismo que así como me he callado en y hacia los demás, también me he callado en mi interior frente a las voces, pensamientos, juicios, críticas y ataques que yo he ejercido con y hacia mí mismo

He permitido que otros pasen por encima de mis sentimientos, y he pretendido estar "bien" con eso.

No estaba "bien" con eso. Dentro, bramaba de ira. y suprimí la ira, y me enfermé y me deprimí.

Y por terror a ser visto como "malo", y para escapar de insoportables sentimientos de culpa, a veces me convertí en cuidador, en sanador, en terapeuta, en mediador, en salvador. Fui un "chico bueno" una "persona adorable". sin necesidad ni deseos propios. Confundí tener necesidades con "debilidad", sentirse enojado con "neurosis", y tener deseos con "enfermedad mental". Secretamente hervía de furia y resentimiento y cansancio dentro, pero escondí ese dolor, incluso de mí mismo, para mantener mis objetos de adicción cerca mío, y evitar mi propia vida, y evitar mi propia muerte.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo reprimir mi ira y mi enojo, guardándome y callando aquellos momentos y puntos hacia los cuales reaccionaba con tal de ser aceptado, en lugar de primero detenerme a ver en honestidad conmigo mismo el motivo y origen de mi propia reacción energética emocional, para entonces buscar un punto de entendimiento en y hacia lo que aquellas personas estaban mostrándome de mí mismo y de mi mundo, donde en lugar de utilizar esos momentos como ventanas de oportunidades me he dejado llevar completa y totalmente por la creencia de que soy mis pensamientos, sentimientos y emociones.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo haberme presentado como "el chico bueno y amable" a pesar de que hervía de rabia dentro de mí, sólo por temor a hacerle frente a mis propios pensamientos, sentimientos y emociones que entonces aparentemente me llevarían a verme aislado de las personas con quienes he querido "mantener mis relaciones" sólo porque encuentro un punto de interés personal en y hacia ellos que no me he dado a la tarea de trabajar dentro de mí mismo

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo alejarme y apartar de mi consciencia aquellos aspectos de mi mente que he definido y considerado como malos o negativos, en lugar de hacerle frente a mi mente y a mi consciencia en honestidad conmigo mismo, para reconocer y ver en cada uno de estos puntos el origen y la motivación que los mantiene emergiendo dentro de mí mismo, y no sólo eso, sino también para ser capaz de redirigir esos puntos en un principio de expresión y apoyo para mí mismo y para la vida de forma incondicional

He pretendido ser "desinteresado" para proteger al (no-existente) "yo".

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo pretender ser desinteresado para proteger la imagen de mí mismo como alguien "más evolucionado, iluminado, espiritual", en lugar de dar reconocimiento a esos intereses y ver qué dentro de ellos permanece y es verdaderamente práctico y qué no lo es

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que el Yo no existe, lo cual simplemente es perderse nuevamente en la colectividad sin un reconocimiento de la responsabilidad que tengo en y por mí mismo como individuo y como ser humano en y hacia los demás y hacia la vida misma en este mundo

Había algo narcisista en mi codependencia. Había algo codependiente en mi narcisismo. Ambos tenían sus raíces en el miedo: miedo a la muerte y la pérdida, a la nada y al vacío.

Ambos son dramas convincentes diseñados para evitarnos enfrentar nuestro dolor. Haríamos cualquier cosa para evitar el dolor.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo tratar de evadir y evitar el dolor, sin de hecho ver y darme cuenta que mi temor al dolor es el reflejo de la represión emocional y sentimental que de hecho ya llevo aceptando y permitiendo dentro de mí mismo, puesto que estas experiencias se han quedado impresas como una suerte de recordatorio de que debo tenerle miedo a la vida, que debo tener miedo de vivir y debo entonces aferrarme a construir aquello que me permite evadir la realidad de mí mismo y la realidad que he permitido y aceptado dentro de este mundo y realidad 

Mi madre enseñó cómo ser complaciente, dios la bendiga. Lo digo sin culpa ni resentimiento. Pero es la verdad. Interioricé su culpabilidad, su necesidad de "hacer felices a todos" haciéndose infeliz a sí misma, su necesidad de silenciarse y deshonrarse a sí misma para atender los cambios de humor impredecibles de mi padre narcisista, los celos y la ira. Para protegerse a sí misma. Para mantenerse a salvo. Ahora comprendo que estaba haciendo lo mejor que podía, y utilizando la programación que aprendió de mi abuela, y tal vez cientos de generaciones de personas complacientes antes que ella. Estos patrones venenosos y auto-destructivos corren por generaciones.

Hasta que nos desmoronamos. Tuve que derrumbarme, llegar al punto del suicidio, romper con el miedo y despertarme.

He visto todos estos personajes dentro de mí: el narcisista y el codependiente. El "que siempre tiene la razón" y el "que siempre está equivocado". El adicto y el complaciente. El que corre obsesivamente hacia la conexión, y el que se escapa reactivamente y se esconde de la conexión. He sido el mono de circo, actuando en busca de restos de alimento emocional. He sido el asceta cavernícola, huyendo del mundo.

El que descuida a los demás para complacerse a sí mismo. El que se descuida a sí mismo para agradar a los demás.

El abusador y el abusado. La víctima y el victimario.

El que evita el amor y el adicto al amor.

Creo que todos tenemos estos patrones de carácter en nosotros, en menor o mayor medida, en diferentes momentos y en diferentes contextos relacionales. A menudo aparecen de manera más poderosa en nuestras relaciones más íntimas. Mientras más nos importe alguien, más inconscientemente podríamos tratar de evitarlos o controlarlos, culparlos u obsesionarnos con su aprobación, desconectándonos de nuestro ser auténtico.

¿La raíz de todo narcisismo y co-dependencia? Un terror inconsciente a la intimidad. El miedo a acercarse verdaderamente a otro ser humano. A ser visto. A ser conocido. A ser 'descubierto'.

"Si revelo mi vulnerabilidad, mi miedo, mi pena, mis dudas, mis preguntas, mi ira, mi indignidad, oscuridad y sombras, seré rechazado, descuidado, ridiculizado, ahogado, inundado, abrumado, abandonado ... y no podré ser capaz de de sobrevivir a eso ".

La voz del trauma de la infancia. La voz de aquel olvidado en el interior.

A medida que he podido amarme más y más, llenando el vacío interior, empapando el núcleo traumático de la vergüenza con consciencia y compasión, infundiendo con amorosa atención al "abandonado" interior, he necesitado cada vez menos evitar la intimidad controlando a los demás o permitiéndome ser controlado. He necesitado cada vez menos culpar a otros, avergonzarlos, tratarlos como objetos. He sido más y más capaz de estar presente con los demás, permitirles tener todos sus sentimientos subjetivos, deseos, alegrías y tristezas, y no he visto su experiencia más profunda como una amenaza existencial.

Al sanar, he necesitado cada vez menos ser adicto a los demás, 'usar' a otros para llenar mi propio "agujero negro" interno. A medida que me he sentido más y más completo dentro de mí mismo, he podido hablar, decirles a otros mi verdad vulnerable y honesta, establecer límites, decir lo que está bien y no está bien para mí, incluso a riesgo de herirlos, decepcionarlos o enojarlos. He podido arriesgarme a perder el "amor" para conectarme más profunda y auténticamente. También he encontrado personas, tanto mujeres como hombres, que pueden amarme realmente por lo que soy, no por lo que pretendo ser. Este ha sido el mayor regalo, y sorpresa de mi vida: que soy totalmente adorable, incluso con todos mis defectos e imperfecciones. Que hay gente aquí que escuchará y se quedará, y no me avergonzará o tratará de "arreglarme", sino que me sostendrá con amor en presencia, me apoyará en mi vulnerabilidad, celebrará mis lágrimas y pasiones y no se alejará con disgusto. No necesito suplicar por amor, o controlar a otros para ganar el amor, o abandonarme por amor. Solo necesito ser yo mismo, y soy digno de amor.

Y si alguien no puede proporcionar este tipo de amor, seguridad y apoyo, siempre puedo establecer límites, o incluso alejarme si es necesario, sin culpa - una feroz auto-protección.

Descubrí que el amor no es algo que podamos ganar o perder. No se encuentra a través del control o la manipulación de uno mismo o de otro. No se encuentra a través de la adicción o el martirio. Se encuentra en lo más profundo de mi corazón. Se encuentra cuando puedo estar completamente presente con el que tengo enfrente. Escuchar profundamente su mundo interior, mientras permanezco exquisitamente conectado con el mío, y no confundir los dos.

Permitirme tener mis propios pensamientos, deseos, impulsos y sentimientos imperfectos, y permitir que el preciado ser que tengo enfrente también tenga los suyos. Escuchar. Recibir. Ser abierto y suave y flexible. Pero también hablar cuando algo no está bien para mí. Afirmar mi verdad, mis necesidades. Compartir mi mundo interior vivo, claro y desordenado. Y permir que el otro también tenga su voz. Yin y yang. Masculino y femenino. Rendirse a los demás, y agredir saludablemente, desde la presencia, desde la compasión. Penetrar, y ser penetrado. Recibir y afirmar.

Agua, y Fuego, Cielo y Tierra.

Inmortal, mortal. Espíritu, carne.

Gracias Padre. Gracias Madre.

Me enseñaron estrategias de afrontamiento, formas de protegerme del dolor psíquico profundo. Me dieron programas informáticos internos llamados Co-dependencia y Narcisismo para evitar la agonía insoportable e intolerable del rechazo y el abandono, programas que ya no necesito tener, porque ahora estoy dispuesto, y soy capaz, a enfrentar esos "monstruos" internos, y ser dueño de ellos, y estar presente con ellos, y respirar en ellos, y abrazarlos cerca de mí mientras camino, mientras me siento y me paro, juego, bailo y me acuesto a dormir, para que no me posean más, pero yo soy el dueño de ellos, mis preciosos interiores.

"Su mano izquierda está debajo de mi cabeza, y su mano derecha me abraza".

Quiero alumbrar una brillante Atención divina sobre mis heridas humanas más profundas, verter el elixir sagrado en los lugares que duelen.

Quiero ser Conciencia misma, sí ... pero también quiero tomar la forma de un hombre humano imperfecto, parcialmente roto, totalmente vulnerable, sensible y honesto, un trabajo en progreso.

Rezo para que pueda encontrar el coraje para erradicar toda violencia y falsedad en mí, incluida la violencia de tratar a los demás como objetos (narcisismo) y la auto violencia de tratarme como un objeto para los demás (co-dependencia). Rezo por poder quemar patrones disfuncionales a medida que surgen en las relaciones, en el fuego de la presencia, en el crisol alquímico de la intimidad.

Humildemente pido ayuda a mis hermanas en este trabajo. Dios sabe que necesitamos la voz feroz y honesta de lo femenino divino, ahora quizás más que nunca.

Humildemente me disculpo con cualquier persona, hombre o mujer, a quien alguna vez haya herido, consciente o inconscientemente, a sabiendas o sin saberlo.

Tenía miedo. Estaba pasando viejas cintas en mi mente, como todos nosotros. Cintas de miedo y castigo que mis padres me habían programado inconscientemente cuando era joven. Cintas de indignidad y culpa. Cintas que me dijeron que me abandonara y reprimiera mis sentimientos más profundos, mi sensibilidad y mi salvaje intuición. Yo era inocente entonces. Todos lo éramos. No conocía otra opción mejor que copiarle a "Ellos", los dioses de mi universo. Estaba sufriendo y necesitaba amor pero estaba aterrorizado de ser amado. Pensé que el amor significaba dominar o ser dominado, controlar o ser controlado, o perderme a mí mismo en otro. Estaba equivocado.

Esto no es una excusa. Sólo la verdad. Sólo la cruda verdad. Lo sé mejor ahora.

Y entonces les digo a todos mis hermanos:

Todos sabemos más ahora. Hagámoslo mejor.

Podemos sanar.

Comencemos diciendo la verdad.



Continúo en el siguiente post