domingo, 8 de julio de 2018

Mi jornada hacia la vida, día 1098, Correcciones a la palabra humildad y autoridad

En estos días, estoy viendo de nuevo a la palabra humildad, ya que he podido trazar un punto entre las reacciones mentales que se han estado presentando a partir de un compromiso que realice conmigo mismo, y las ideas que había generado hacia dicho punto hacia el cual he querido moverme o crearme a mi mismo.

A partir de mi visita a la penitenciaria, tome la decisión de caminar y prepararme a mi mismo en vivir lo que sería un hombre de medicina, lo cual es una persona que logra el dominio de sí mismo, de su cuerpo y su mente para poder apoyar a otros. Sin embargo, no camine la "purificación" de mi relación hacia ese punto per se, es decir mi visión de un hombre de medicina en si, y me he topado con una pared

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido a mi mismo relacionar la autoridad con la prepotencia y el control, lo cual puedo ver cómo un reflejo de la imagen de autoridad que aprendí en las militarizadas y la imagen que se da en general de las personas "más fuertes" así que dentro de esto

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido a mi mismo relacionar la autoridad con la prepotencia, la arrogancia, la competitividad y el intelecto, en lugar de darme cuenta que estás son cosas en las que se ha depositado valor e importancia, sin que tengan algún peso y valor real en un ser humano, en su desarrollo y crecimiento como vida

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido a mi mismo generarme una imagen de lo que sería vivir o convertirme en este principio de ser o caminar como un hombre de medicina, en lugar de enfocarme en vivir los principios que de hecho pueden llevarme a dicho punto.

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido a mi mismo colocar un principio de autoridad en separación de mi mismo, en lugar de darme cuenta que el trabajo de alcanzar la maestría en uno mismo, no es algo que se encuentre en un futuro distante, sino que es algo que se construye a cada momento de cada respiro.

Me comprometo conmigo mismo a corregir y cambiar el comportamiento de la personalidad intelectual, por el principio de la humildad, en cada momento de cada respiro

Me comprometo conmigo mismo a remover las expectativas alrededor de el camino que he decidido tomar y caminar para mi mismo, permitiéndome fluir en y como este incondicionalmente

Humildad: "El reconocimiento de mi propio potencial así como de mis propias limitaciones, para corregirme a mí mismo, sin olvidarme de ser considerado y amable conmigo mismo en mi proceso de auto-perfección"