miércoles, 24 de mayo de 2017

Mi Jornada hacia la Vida, Día 994, No es amarillismo, es política...


Discutíamos el otro día en clase acerca de las implicaciones de la incursión de nuevos medios alternativos a los "mass media" tradicionales como la televisión y especificamente el monopolio que detentaba Televisa hasta hace tan sólo un par de años antes de la incursión de Netflix en el mercado, y personalmente jamás pude imaginar el impacto que la incursión de un medio tal como Netflix tendría dentro de la política.

Y es que lo que comenzó como una simple investigación sobre las diversas contrataciones de medios, terminó convirtiéndose en una ventana tras otra a la profunda maquinaria que de hecho estructura la totalidad del sistema político, pues como sabemos quien "detenta los discursos de la verdad, detenta por consecuente el poder" y hasta hace unos años era no por menos el poder que detentaba el monopolio de Emilio Azcárraga.

Como la gran mayoría sabe, Netflix no vende espacios publicitarios dentro de su programación, pues como tal una de las grandes virtudes de Netflix es precisamente la posibilidad que ofrece al usuario de poder ver "lo que quiera a la hora que quiera, en el momento y en las condiciones que lo prefiera", pues permite la selección de subtitulos, idioma, e incluso narración en OFF para personas con debilidad visual o por el contrario subtítulos desde la perspectiva del narrador omnisciente para débiles auditivos.

La televisión en cambio, no ofrece ninguna de éstas alternativas (bajo supuesto de que se tenga TV de paga, la cual aún así tiene una programación limitada, restricción de horarios y diversas limitaciones en cuánto a la selección de idiomas y subtítulos) al ver tan limitada su programación, horarios y la saturación de comerciales entre segmento y segmento de cada programa, hace que el televidente promedio que (por decir una cifra estándar) consume alrededor de 4 horas de televisión al día, termine consumiendo de esas 4 horas, al menos un promedio de 110 minutos de publicidad por día, al año eso se convierte en un promedio de: 730 horas de comerciales al año...

¿Sabes cuántos impactos publicitarios recibes al día?

http://www.dinero.com/economia/articulo/cuanta-publicidad-persona-dia/206381

Si alguien tiene dudas acerca del origen del poder adquisitivo de medios como la televisión, el radio o cualquier otro medio masivo, puede consultar los servicios de contratación como por ejemplo de Televisa y entren a la sección de "Tarifarios" y notarán que el costo del anuncio comercial va aumentando o disminuyendo según el horario en el que se emita (el cual también aumenta su costo por la duración misma del comercial que puede ser de 20 segundos hasta 1 minuto) ésto es debido a que la cantidad de personas que miran televisión es más alta durante esos horarios, porque es la hora en la que la gente llega a sus casas del trabajo o los niños llegan a la escuela etc. (en base a eso también se estudia a los sectores que ven televisión en un determinado horario y así las marcas pueden asegurarse de que si venden un producto para el consumo de los niños se transmita a la hora que los niños ven más televisión y no durante los periodos de escuela por ejemplo...):

https://televisa.plancomercial.com/wp-content/uploads/2016/12/tarifasabiertalink.pdf

https://televisa.plancomercial.com/politicas-tv-abierta/

Tarifario y Horarios del Canal 2
La consecuencia de la emigración masiva que está sufrió la televisión al medio de Netflix, obligó al imperio de Azcárraga a crear un medio que "pretendiera" competir con el imperio de Netflix, el cual fue la producción de "Blim", y ésto por supuesto se limitó a una simple pretensión puesto que los contenidos de Blim eran tan pobres y de tan poco interés que en un desesperado intento por mantener su monopolio, maquillaron cifras y pagaron a diversos medios para intentar convencer a la sociedad que la TV seguía siendo la reina de los medios, al grado que aseguraban que los "millenials" consumían más televisión abierta y que veían producciones de televisa y preferían RBD a los contenidos de series por internet o en Netflix (quien cabe decir no ha revelado en absoluto sus mediciones o cifras con respecto a sus producciones, y si se duda del poder adquisitivo que tienen les sugiero que vean la serie de "La Corona", la cual es definitivamente una serie que ha sido producida únicamente para que el ahora imperio de Netflix pueda presumir su poder adquisitivo, el cual, es comparable a lo que era el poder adquisitivo de Televisa hasta hace tan sólo unos años (como explicaremos más adelante)...

Ahora, como habíamos comentado al inicio, Netflix no tiene espacios publicitarios, de modo que no percibe sus ingresos como lo hace la televisión, una de las vías de ingreso es por supuesto la contratación mensual del servicio, o por ejemplo a través de la compra venta de los derechos de una determinada serie que por consecuente obliga a más usuarios a migrar a este medio debido a que no es posible observarla en ningún otro, los espacios publicitarios son inexistentes así que la única forma de contratar un plan de publicidad es de hecho dirigiéndose directamente con los directores de la serie y pagando una considerable suma para que el actor principal o el villano o alguien en la serie (ésto también de acuerdo a los estudios que se realizan del consumidor) aparezca usando o detentando un cierto producto; por otro lado el costo del plan de contratación para el consumidor es sumamente accesible y el servicio posee entre sus características un plan de evaluación de las preferencias del consumidor para que puedan ofrecerse al mismo la clase de series que podrían interesarle...

¿Cómo es ésto relevante con respecto a la política? Como mencionábamos hace unos momentos, el poder adquisitivo de Netflix ha ascendido tan desproporcionadamente que pudo producir una serie como "La Corona", en el cual la contratación de la utileria, los espacios, escenografía, talento, etc., es simplemente descomunal..., tal era el poder adquisitivo de televisa hace varios años, donde las producciones podían darse el lujo de gastar lo que desearan en la escenografía de la boda entre la (antes) ama de casa con el millonario excéntrico...; esa disponibilidad adquisitiva es actualmente inexistente, las flores que fueron usadas en la boda de la escena de tal novela, son usadas para el velorio en la escena de la novela de las 10 y son usadas también para el noticiero y reutilizadas para el día siguiente si no se ven demasiado marchitas...

Hace poco, hablando con uno de los maquillistas de las producciones, comentaba precisamente ésto, que en el inicio el presupuesto para invertir en las modelos, así como en las escenografías era prácticamente "lo que tú quisieras y la producción necesitara", actualmente incluso el catering se limita a una canasta de manzanas para todo el equipo y se trabajan a marchas forzadas para terminar el uso de renta de espacios lo antes posible.

Las novelas que antes vendía México, ahora son detentadas por otros países y actualmente el principal productor de novelas en el mundo es Corea quien produce las mejores novelas vendidas a todo el mundo por encima de Argentina.

Estos datos que parecen insignificantes con respecto a la política de un país, son en realidad los principales a tomar en consideración para entender quien detenta el poder de la verdad, el poder del discurso y en pocas palabras "el poder mismo".

Por si no conocen la historia, que durante la elección del actual presidente en México, su estado civil era el de "Viudo" debido a la muerte de su esposa (invariablemente de si ésta fue asesinada por él o no, el hecho es que la mujer había muerto) de modo que, para poder ser presidente él debe contraer nupcias para poder aspirar a la candidatura, es entonces cuando aparece Angélica Rivera (o La Gaviota) su actual esposa.

Aquí la nota completa:

http://www.sopitas.com/579351-epn-angelica-rivera-iglesia-catolica-papa-francisco-boda/

"Antes de casarse con el ahora Presidente de México, contrajo nupcias con  José Alberto Castro, en el año 2004 y la boda se llevó a cabo el 2 de diciembre de ese año, en la Iglesia de Nuestra Señora de Fátima, en la colonia Roma, en un evento íntimo auspiciado por el padre José Luis Salinas, mejor conocido como “El Sacerdote de las Estrellas”. 

En 2007, Angélica obtuvo el protagónico en la telenovela Destilando Amor, el cual le gano el sobrenombre de “La Gaviota”. Su creciente popularidad la llevó a convertirse en la imagen oficial del Estado de México, el cual tenía como gobernador a Enrique Peña Nieto.

En el año 2008, Rivera y Castro firmaron el divorcio por la vía civil. En noviembre de ese año, Peña Nieto confirmó en el programa Shalalá, que él y Angélica eran novios.

El miércoles 11 de marzo de 2009, Rivera acudió a la Arquidiócesis, donde presentó el proceso de invalidez de matrimonio, o al menos así lo declaró la hermana de Rivera, Maritza:

“No se trata de una anulación de matrimonio, sino de invalidez porque se casó en la playa y es un trámite que está haciendo por sus hijos.”

En el año 2009, Angélica dio una entrevista para la revista Quién, donde explicaría un poco mejor el asunto de su separación:

“Después de mi divorcio civil, pedí la anulación de mi matrimonio por la Iglesia y hasta entonces, me enteré de que la Iglesia no puede hacer válido el supuesto matrimonio de la Iglesia de Fátima, porque no se corrieron amonestaciones. En la ceremonia del 2 de diciembre no hubo anillo, no hubo lazo y, por si fuera poco, el padre de la iglesia de Fátima que firmó el acta no tenía permiso para celebrar el sacramento. Por eso, la Arquidiócesis Primada de México lo resolvió como una “falta de forma canónica”, pero la verdad fue un error nuestro que no sabíamos que se podía presentar esta situación.”


La realidad es que en aquel entonces el poder adquisitivo de Televisa resultó tan alto que lograron convencer a la Iglesia Católica de anular todos los matrimonios que no se realizaran de acuerdo al proceso canónico, pues el padre Salinas declaró tras haber sido expulsado del país que el procedimiento se realizó en norma y en pocas palabras, el poder adquisitivo de Azcárraga era tan alto que se anularon millones de matrimonios sólo para poder justificar la boda del actual presidente y "La Gaviota"..., lo cual se resume en la máxima que declaramos al inicio del presente post: "Quien detenta los discursos de la verdad (o los medios por los cuales esta se difunde) detenta el poder"

La televisión abierta no desaparecerá, simplemente le ocurrirá lo mismo que le ocurrió a la radio con la presencia de la televisión (justo cuando se creía que la radio desaparecería) fue relegada a un segundo plano de medios que estarán por debajo del dominante. Las series absurdas que produce televisa de Santos que ayudan a los pobres y joden a los ricos, no son por gratuidad, quien domina a la religión y el mar de la política y las verdades que se producen en torno a la misma, domina a un país con la cintura en la mano... eso está cambiando con medios como la televisión por internet y Netflix, quienes serán ahora los amos de los nuevos discursos para el mundo globalizado que tendremos que aprender a leer y a dominar en su Semiología, Semiótica, Semántica y Mayeutica, porque en un Capitalismo globalizado los discursos no son ya para un país, son para el mundo...