sábado, 25 de marzo de 2017

Mi Jornada hacia la Vida, Día 987, Perdón a uno mismo sobre el deseo de una relación

Tiene algún tiempo que no escribo perdón a uno mismo por este medio, a pesar de que en realidad lo he mantenido reservado para mí mismo ya sea en mi libreta personal o en mis assignments, sin embargo éste es un punto que ha emergido recientemente y que aprovecho la oportunidad para abrirlo.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo definirme dentro de y de acuerdo al deseo de tener y formar una relación, dónde en y a partir de dicho deseo permití que mi interacción con las mujeres del entorno se viera definida y limitada por personalidades en lugar de dar libre y completa apertura a poder conocer a otras personas sin pretensión o idea alguna sobre la cual me formara una idea acerca de ellos, donde puedo ver cómo al acercarme a una/cualquier mujer sobre éste punto de partida, casi de manera inmediata comienzo a buscar formas de manipular la situación u obtener el control para poder hacer mi presentación aceptable para ellas a modo de personalidad de seducción, en lugar de simplemente expresarme y ser auténtico en todo momento.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo definir mi interacción con las mujeres en y a partir del deseo de formar una relación, dónde es como que en la sola presencia de una mujer ya me encontraría reaccionando a su sola presencia y comenzaría a realizar una crítica interna de todas mis palabras, todas mis posturas, principios y palabras, todas mis reacciones y movimientos corporales y faciales, así como mi vestimenta para poder determinar qué resulta agradable y qué no, y en base a ello poder lograr llamar la atención de dicha persona en mi favor.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo reaccionar con temor a la presencia de las mujeres, de tal modo que en lugar de simplemente darme la oportunidad de comunicarme incondicionalmente, fuera de todo deseo, lo que hago es traer al frente una personalidad para poder esconderme tras de ésta en pos de una presencia que aparentemente resulte agradable a las mujeres o "aceptable" a fin de poder ser aceptado y reconocido por esa mujer en particular y obtener el deseado punto de una relación y poder tener sexo con ella

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo pensar en manipular y controlar la situación a partir de cierta presentación o palabras que definirían mi comunicación con las personas de mi entorno lejos de poder darme a mí mismo la oportunidad de permitir que la conversación fluya y simplemente se acomode a la situación, dónde yo puedo sentirme cómodo conmigo mismo y de hecho aceptarme incondicionalmente

Me perdono a mí mismo que no me he aceptado y permitido a mí mismo sentirme cómodo conmigo mismo en una conversación cualquiera con una mujer, donde de hecho mi reacción es la detraer una personalidad para poder seguir como una suerte de patrón y parametros que me permitan dar una cierta presentación de mí y pueda sentir que "estoy diciendo lo correcto" y que no estoy quedando mal frente a ellas o quedando como un tonto frente a ellas

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo pensar en moverme tan rápido como sea posible a una relación a fin de poder olvidar o "brincarme" la antigua relación que había formado, en lugar de darme a mí mismo la oportunidad de estar solo por un tiempo para poder observar de lleno y por completo a las personalidades que he generado dentro de y hacia las relaciones en general como lo he ido caminando en mi assignment, en el cual de hecho me encuentro observando mi relación hacia las relaciones

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo extrañar a la persona con quien solía encontrarme y frecuentar en esta relación que recién he terminado, donde pienso constantemente en ponerme en contacto con ella y buscarla y ver cómo está en lugar de entender que esa clase de actitudes fueron exactamente lo que me llevaron a crear un perfil de relación hacia dicha persona de tal suerte que el acuerdo que nos encontrábamos caminando en un inicio y que resultaba de tanto apoyo para ambos con el tiempo se fue envileciendo al punto que se convirtió en una relación en la cual yo me movería de acuerdo a los deseos y las experiencias energéticas, así como ella lo haría de la misma forma en lugar de ser un constante apoyo y movimiento como lo sería en un inicio


Expandiré más sobre éste punto a medida que lo camino en mi assignment. Saludos