viernes, 17 de febrero de 2017

Mi Jornada hacia la vida, Día 976, Fiebre

El día de ayer mi cuerpo alcanzó una temperatura de 39.5° y en el transcurso del día alcanzó una temperatura de 39.8, había momentos en el que los temblores que experimentaba realmente parecían tender al grado de la convulsión, pero afortunadamente lograron estabilizarme con un par de inyecciones (sumamente dolorosas) y algunos medicamentos que estuve tomando durante el transcurso del día.

La Fiebre siempre me ha parecido una experiencia fascinante, sobretodo cuando ésta alcanza puntos tan altos que comienzas a alucinar; cuando me quedé dormido en la enfermería de la escuela, habría jurado que había transcurrido tanto tiempo que me había alcanzado la noche, pero sólo había transcurrido 1 hora, Es la primera vez que padezco una fiebre de esta magnitud y por momentos soñaba que me encontraba frente al "ojo de la aguja/eye of the neddle" y es decir, realmente encontré ese sueño sumamente interesante porque podía ver éstos pensamientos que emergían dentro de mi mente en los cuales simplemente quería cruzar, dejar ir esta vida y darme por vencido.

Es interesante porque una parte de mí siempre quiere "lanzarse", quiere arrojarse al vacío, o en palabras de Milan Kundera en “La insoportable levedad del ser”:
¿Qué es el vértigo? ¿El miedo a la caída? ¿Pero por qué también nos da vértigo en un mirador provisto de una valla segura? El vértigo es algo diferente del miedo a la caída. El vértigo significa que la profundidad que se abre ante nosotros nos atrae, nos seduce, despierta en nosotros el deseo de caer, del cual nos defendemos espantados.
Este aspecto de mi mente que llevo ya enfrentando algún tiempo resulta sumamente interesante en estos momentos donde, como por ejemplo con la fiebre, (que no alcanzó realmente un nivel peligroso, puesto que ni siquiera tuve que ser transferido a urgencias) abre diversas y múltiples puertas con respecto de mi punto de partida en diversos aspectos de mi vida, en mi relación con las relaciones, en mi desarrollo y aprovechamiento en la escuela, el prospecto del futuro, porque en el sueño una de las cosas a las cuales me aferraba principalmente es a los planes que he preparado para el mismo, razón misma por la cual me encuentro ahorrando todo y cuanto capital pueda ingresar.

Aún debo desarrollar más éste punto, pero estaré compartiendo más a medida que pueda realizar una introspección mas profunda del mismo, por lo pronto debo ponerme al corriente con los trabajos y tareas de la escuela.

Saludos