martes, 14 de febrero de 2017

Mi Jornada hacia la Vida, Día 974, Un sentido en común



Hace algún tiempo hice éste video y desde entonces he tenido más confianza para hablar este tema de forma más directa con las personas cercanas en mi entorno, es decir, sobre los abusos de carácter sexual que experimenté durante la militarizada entre otros y es simplemente fascinante la cantidad de gente que he encontrado quienes han pasado por una experiencia similar a ésta, incluso personas cercanas a mí quienes jamás lo expresaron o tuvieron la confianza de compartirlo.

No estoy seguro de si tuvieron la confianza de hablar ésto con otras personas anteriormente y sinceramente no quise indagar más al respecto, no obstante, me pregunto si habrían tenido la confianza de hablar conmigo de no haber sido por el hecho mismo de que me di a mí mismo el valor de simplemente tomar la iniciativa de ser directo y expresarlo sin ya pensar, preocuparme o temer cómo pudieran verme posteriormente...

El abuso sexual es mucho más común de lo que parece y lo curioso es que de pronto he comenzado a notar la presencia de más personas en mi entorno, la gente comienza a aparecer por así decirlo y simplemente pregunto ¿Cómo es que podemos soportar el silencio? El miedo, la vergüenza, los pensamientos parecen ser más grandes que el dolor que llevamos dentro, parece que de hablar ésto el dolor simplemente se multiplicará y todo empeorará, pero la verdad es que no es así, en realidad es por el contrario, todo se vuelve un poco más sencillo, un poco menos pesado y si aprendes a reírte de ti mismo y te perdonas (así como a tu agresor). todo se vuelve un poco más fácil.

Tú que lees ésto y tal vez hayas pasado por una experiencia difícil, incluso si no es abuso sexual, deja de estar solo y habla, decide dejar de estar solo, tal vez encuentres que hay más gente que te entiende un poco mejor de lo que crees.