martes, 20 de diciembre de 2016

Mi Jornada hacia la Vida, Día 952, Estructurando las palabras

Desde hace un par de semanas, me dado a la tarea de escribir una pequeña obra de teatro para un grupo de personas de la tercera edad a quienes he visto interpretar obras como Hamlet y Don Juan Tenorio; no sobra decir que sinceramente considero ésta una gran oportunidad para poder dar a conocer mi habilidad como guionista y, por supuesto quiero ofrecer lo mejor de mí en cada palabra que escriba para este propósito.

Sin embargo, aquí está la cuestión que me preocupa: las obras que he mencionado anteriormente, a pesar de ser obras ciertamente complicadas en cuanto a narrativa y argumento, siempre resultan más "digeribles" en términos de la aceptación que suelen recibir del público simplemente por el renombre y trayectoria histórica que respalda a sus autores. Y bueno... ya me conocen, siempre me gusta añadir el toque "Destoniano" en todo cuanto hago y escribo. Y es que ciertamente he encontrado una gran herramienta dentro de la literatura para poder transmitir ideas que, si bien pueden y serán criticadas por cualquier persona que se encuentre en contacto con ellas, la escritura abre un universo de posibilidades para ajustar esa idea, ese contexto, esa historia en una estructura que permita transmitir precisamente esas cosas que en condiciones normales cuesta mucho trabajo expresar o decir.

Para que me entiendan a qué grado puede llegar ésto que les menciono (y los Destonians o las personas caminando el proceso de Desteni podrán entender muy bien a qué me refiero con ésto). Hay cuentos, historias, palabras y lecturas que he encontrado y de igual manera escrito, donde los principios del proceso que caminamos, así como la información y el material que ha sido compartido en los videos y grabaciones a través del portal, sería aceptados e incluso aplaudidos por personas quienes originalmente habían ignorado, rechazado e incluso satanizado algún video que les hubiera mostrado del portal o algún fragmento del material escrito por Bernard Poolman. 

Envié el mismo mensaje, las mismas palabras en un contexto específico, en una historia que... ya sabes, como que literalmente llevaba a las personas en esta suerte de viaje a través de las palabras tal y como lo hacíamos cuando nuestros padres nos contaban algún cuento o alguna historia; de ésto me di cuenta cuando hice un recorrido por los viejos libros que solían leerme mis padres cuando era niño y encontré tanto de las ideas que llegaron a definirme y con las cuales tuve que lidiar y enfrentar en honestidad conmigo mismo por tantos años, es decir, si bien no "todo" se originó y partió de ese punto, no me cabe la menor duda que buena parte de dichas ideas comenzaron a amalgamarse en mi mente en y a partir de dichas historias; ese es el poder de las palabras...

De modo que, cómo ya podrán adivinar, ahora me encuentro lidiando un poco con la estructura y narrativa de la obra, porque ciertamente los principios de Desteni, aunque simples, no siempre son del todo bien recibidos en cualquier parte por razones que (asumo) no necesito señalar, sin embargo, es posible hacerlo y es algo que se ha logrado antes como ya lo he descrito anteriormente, por lo que vale la pena dar un intento y en realidad haré dos intentos lol, porque escribiré dos propuestas diferentes, esperando que alguna de ellas sea recibida por este grupo y con algo de suerte, posteriormente interpretadas; ya estaré compartiendo más al respecto de éste proceso y los avances con relación al mismo, pero por lo pronto ésto es lo que quiero compartir con respecto a los proyectos que se encuentran por delante y que me encuentro realizando por el momento, además de algunas ilustraciones para un poemario que ha quedado pendiente por algunas cuestiones de procrastinación de mi parte... también espero poder estar dando más noticias de ello en breve.

Un saludo a todos.