jueves, 11 de agosto de 2016

Mi Jornada hacia la Vida, Día 936, No soy la Victima

¿Quién es la Victima y el Victimario? ¿Quién define a la Víctima y quién al victimario? ¿Quién define al Sádico y quién al masoquista? ¿Quién soy yo con respecto de estas relaciones?

“Una de las cosas que me ha llevado a re-definir la perversión, ha sido la instrumentación del cuerpo del otro como un lugar de goce despojado de subjetividad. Cuando se emplea el cuerpo del otro como si estuviera vaciado, como si fuera un objeto, hay perversión. Bajo la forma que se ejerza. Aún bajo la forma de una relación sexual tradicional.” (Silvia Bleichmar, 2014)