viernes, 4 de marzo de 2016

Mi Jornada hacia la Vida, Día 889, Poema: Mi Santuario

Este es un pequeño poema que escribí hace algún tiempo, pero recientemente lo modifiqué y me gustaría compartirlo, No escribo realmente poesía, de hecho ni siquiera soy un buen escritor, pero espero que sea de su agrado...

Santuario


He hallado un lugar que las mentiras no profanan, el miedo se desvanece y hasta el odio se estremece, el cobarde se envalenta y el niño se revela. Un distante horizonte, cual eco que responde: ¡Soy eterno! Me grita ¡Mi magnitud es infinita!

Un lugar sin tiempo y sin nombre, una diosa, una musa y una flor extravagante; peligrosa y seductora, de voz feroz y punzante, como una espada penetrante, a veces fría y cortante, pero siempre radiante.

De miradas se cruzan y destellos desprenden, belleza en los suyos, gentileza que encanta, es suave su sonrisa, calidez sus palabras, un dilema las caricias del enigma que me atrapa.

Laberinto que advierte la trampa de la araña, me desnuda, me acecha, me atrapa, me suelta, me arroja y me abraza; la mira, la sueña, la toca y la siente, ofrece la dicha que al cielo enmudece.


Da la vida y protege, con fiereza la defiende, es sincera en sus palabras y valiente en su proeza, es firme en esta empresa, inamovible en su pasión y su nombre es Motivación...