lunes, 22 de febrero de 2016

Mi Jornada hacia la Vida, Día 884, La forma correcta de Matar.

Así es, el título de este post ha tenido la particular intención de despertar el morbo en ti para traerte hasta aquí, y si estás leyendo ésto, pues evidentemente funcionó... Este post es una continuación de: "Mi Jornada hacia la Vida, Día 881, Ni a favor ni en contra del Veganismo..." así que, si estás leyendo este post y aún no has leído el Día 881, entonces por favor hazlo para poder entrar en contexto de lo que voy a plantear aquí.

Hace algún tiempo, cuando vi por primera vez los videos que exponían la naturaleza del "proceso" que los mataderos, industrias y buques pesqueros tenían para con los animales que de hecho consumimos como parte de nuestra dieta, quedé tan horrorizado de ver la forma tan cruel en la que el animal es reducido a efecto de no ser más que un producto despojado de toda subjetividad, de todo cuidado y consideración en su presencia como el ser vivo que es, que tome la "decisión" de volverme vegetariano y como consecuencia de ésta decisión (que vale la pena decir que intenté llevar a cabo 2 veces) me encontré al borde de contraer Anemia (2 veces...).  Riesgos de no comer carne roja

Así que, me vi en la necesidad de continuar consumiendo carne, aunque por supuesto jamás pudo escapar a mi mente el pensamiento de los animales que habían sufrido para que yo pudiera comer y llegó un momento en que simplemente intenté ignorarlo, diciendo que "respeto las decisiones de los veganos y los vegetarianos, pero no puedo dejar de comer carne" y es decir, no es que no tuviera la disciplina o la voluntad de hacerlo, sino que simplemente mi organismo no me permitió continuar con la dieta.

Hace unos días me encontré con un video (que no voy a publicar aquí porque no es necesario, pueden buscarlo en Youtube como: "Como matar un pollo fácilmente "), donde un granjero que cría Gallinas y Pollos, mostraba el proceso correcto para matar a un pollo... así como lo lees/escuchas; el granjero explicaba paso por paso como sujetar al animal con suma delicadeza y vale la pena señalar que el pollo no corre, ni intenta escapar, se deja sujetar por el granjero y acto seguido éste lo lleva a la cocina donde lo recuesta sobre el suelo y coloca un trapo sobre sus ojos para que éste no se asuste, al final sólo levanta un poco su cabeza y lo degüella para hacer que se desangre. El pollo no aletea, ni "zapatea (es decir que patea intentando escapar)", simplemente se queda tranquilo sobre el suelo hasta que finalmente le descubren los ojos y el pollo está muerto.

Ahora, lo que me llamó la atención acerca de éste video, fue que en el momento de ver todo el proceso que realizaba este hombre para que el animal no sufriera, entendí cuál era el problema con las industrias/mataderos per se, y por supuesto no estoy discutiendo aquí las consecuencias ambientales e inversión de recursos (para eso estuvo el post anterior), sino que hablo del punto que de hecho inspiró a un sinnúmero de personas a cambiar sus hábitos alimenticios para tratar de detener el sufrimiento de los animales (lo cuál aclaro es ciertamente algo plausible, en términos de la dedicación y disciplina que de hecho implica realizar esos cambios - been there, done that).

El verdadero problema reside no en el acto de matar, sino en la técnica para hacerlo, es decir, tan sólo piénsalo de la forma más cruda que te lo puedas imaginar, si tú estuvieras en el lugar de esos animales (o te vieras a merced de un depredador) y fuera para ti evidente que vas a ser devorado por dicho depredador, resignándote ya a la inevitabilidad de tu muerte. ¿Qué es por menos lo que pedirías? Una muerte rápida y sin dolor. No puedes pedirle al depredador que deje de necesitar o depender de tu carne, tampoco puedes escapar al hecho de que al final "TODOS SOMOS COMIDA PARA OTRA COSA", incluso nosotros como seres humanos que hemos intentado erradicar a todos nuestros depredadores, la realidad es que seguimos a merced de los mismos, como los virus y las bacterias que nos devoran por dentro cada día (seas consciente de ello o no)

El hecho es que, nuestra especie tiene un temor profundo hacia la muerte, no estoy hablando del principio de "empatía" con respecto al dolor y el sufrimiento del animal, hablo de la muerte misma. Los indios Lakota tienen una frase que puede aplicar perfectamente a éste contexto: "¿Cómo puede ser piadoso el que no conoce el dolor?" Mi punto es que (y ésto en stricto sensu con respecto a la crítica del Veganismo sobre el hecho de que no es "natural" para el ser humano comer carne) en la naturaleza, cuando un depredador deja de regular un entorno en particular, los animales que antes formaban parte de su dieta comienzan a proliferar, pero no sólo ellos, sino de igual forma un sinnúmero de otros animales que de hecho provocan otros cientos de problemas que no permiten el pleno desarrollo y crecimiento de una especie. Al haber apartado a todos nuestros potenciales depredadores, como seres humanos hemos olvidado un principio importante, tú sabes cual es... no por gratuidad hemos olvidado ser misericordiosos y piadosos con otros animales...

Continuo en posts por venir (también realizaré críticas a nosotros los consumidores de carne..., así que no sientan que es sólo contra ustedes)