sábado, 9 de enero de 2016

Mi Jornada hacia la Vida, Día 865, La palabra en mi mente "Te amo" 2

Completé los 21 días... y ésto es lo que ha surgido hasta el momento:


Emergieron diversos puntos que ahora estoy caminando a detalle antes de compartir cualquier cosa en éste blog. Lo más significativo que he podido ver dentro de mi relación a la experiencia del deseo mismo, inicia con la forma en que por ejemplo antes de discutir o hablar con una persona, preparo mis palabras, ya sabes, imagino lo que voy a decir o como voy a llevar la conversación, pero en ese punto me di cuenta que de igual forma estoy utilizando la imagen de la persona y más específicamente sus palabras para definirme a mí mismo con respecto de mi propia imagen y de la imagen del otro y cuando llevé eso al aspecto de los deseos, me di cuenta de que en realidad lo que inicia "la experiencia del deseo" no es tanto la imagen como lo son las palabras.

Hice una comparación de mi forma de hablar con las mujeres que conozco de forma regular, y la forma en que mis palabras se mueven y expresan en el pensamiento y por ejemplo mientras el lenguaje que utilizo con las personas normalmente es como muy cerrado, en el deseo es por el contrario, es como muy abierto dejando paso a la creación de esas experiencias. Y una de esas “frases o palabras” que por ejemplo “inician” dicha experiencia dentro de los deseos, son las palabras “te amo”

Para aterrizarlo a un ejemplo práctico, podría notar que hay ciertas personas dentro de mi mundo quienes por ejemplo me escribirían como constantemente durante la semana y es decir, por supuesto respondería y platicaría con ellos, pero lo curioso es que, allí me encontraba yo sintiendo deseos de escribirle a personas por las cuales me siento atraído o por ejemplo de hablar con ellas, pero me detuve un momento allí y al observar ésta experiencia, me pregunté: “Ok, pero digamos que en éste momento hablara con estas personas con quienes de hecho mantengo cierta comunicación, ¿qué les diría? Y me di cuenta de que realmente no tenía un "tema de conversación" Es decir, en mi mente no había preparado en la imaginación "un discurso" para iniciar una conversación con estas personas tanto como lo había hecho por ejemplo con las personas con quienes “deseo hablar” por el simple hecho de que “no me encuentro interesado en hablar con ellos”, porque la comunicación ha pasado a una dimensión que es dada por sentado o simplemente “mi relación hacia esas personas se encuentra satisfecha en lo que respecta a la dimensión de los deseos que puedan existir en torno a las mismas”.

En términos de esas relaciones ese interés definido por atracción, es decir – no hay deseos = no me interesa = no me atrae = no hay comunicación en el plano mental = no hay motivación para iniciar una conversación. Esa experiencia fue como bien interesante porque, me di cuenta que cuando he conocido a "personas nuevas" en mi vida, pero ya sabes el momento es como muy espontaneo y no tenía algo preparado, no hay una conversación de por medio sino "un discurso" que ya tengo preparado en mi mente y lo que notaría dentro de ésto, es que antes que cualquier "imagen" comience a activar el movimiento energético, se encuentran las palabras o la imagen per se, representa un punto con el cual he relacionado "apertura y desinhibición"

Ahora que he iniciado una nuevo Assignment, estoy empezando a trabajar la dimensión de las relaciones, y algo que he podido notar es que incluso dentro de mis primeras experiencias en las relaciones, yo sería de los que enviaría "cartas" en lugar de acercarme con la persona para empezar una conversación, es decir mi discurso estaría en el papel antes de siquiera poder evocar las palabras frente a la otra persona y mismo si se presentaba la situación en la cual hablaría directamente con ella, evocaría algún pensamiento o alguna memoria que me colocara en y como una determinada imagen que pretendería su aceptación o reconocimiento antes de siquiera tener la apertura para escuchar y conocer a la otra persona y por ejemplo, algo curioso dentro de ello es que cuando no obtenía la respuesta que esperaba entonces me quedaría "sin palabras"


El patrón inmediato que puedo ver a todo esto (al menos en lo que he caminado y defino más específicamente de qué consiste o cómo se encuentra conformado éste patrón) Es como un "margen de seguridad" que me he creado en la "seguridad dentro de una imagen" como reflejo del rechazo a mi propia expresión, lo cual no sólo se ve reflejado en mi diálogo cerrado - que en sí es como inseguridad, miedos, inferioridad, etc., pero en la definición misma “de quién yo soy en y como las palabras”..., de modo que, palabras que nunca diría como las palabras "te amo" hacia ciertas personas, de hecho desencadenarían éstas imágenes en mi mente...

Un aspecto que había estado investigando anteriormente en la mayoría de los videos pornográficos, es que dentro de los vídeos pornográficos, en su gran mayoría, tú sabes que se realizan tomas desde diferentes ángulos a fin de ofrecer una "vista" de digamos genitales, posición, acciones etc.

Cada una de esas tomas representa una forma de "relación a la imagen" pero más específicamente es un vínculo entre palabra e imagen según la toma - el rostro del hombre en particular, desaparece completamente durante la gran mayoría de las tomas... (Éste es un dato curioso pero tiene completa y total relación con lo que estoy mencionando) En un estudio del "secreto del éxito" de videojuegos como HALO, se dieron cuenta de que el punto que permite el "mayor agrado o atracción del jugador con el juego" está determinado por el nivel de identificación que tenga con el mismo, es decir, que tanto la persona puede vincularse con el videojuego y relacionarlo a su experiencia.

Ahora Halo, es simplemente otro juego de guerra contra aliens de entre los millones que han existido anteriormente (así como tal), pero el secreto del éxito del videojuego, es que nunca puedes ver el rostro del protagonista en éste caso "Master Chief" (que es como el héroe del juego) nunca sabes si "Master Chief" es blanco, negro, si es latino, japones, etc., de modo que ¿Quién es al final Master Chief? Eres tú... de ahí su éxito

Llevándo éste punto a los videos pornográficos, el hecho de que el rostro del hombre no aparezca en la mayoría de los videos o quede en un segundo plano es precisamente ese vínculo donde tu puedes vincularte mejor con el acto tomando lugar, no obstante ¿Cuál es el rostro que siempre aparece? Es el de las mujeres; lo curioso dentro de todo ésto es que existen ciertas tomas del rostro de las mujeres
 donde no hay exposición de genitales, no hay exposición de la penetración, nada, sólo el rostro de la mujer

En esas tomas, cuando hacen un "Close up" al rostro de la mujer, ésta habla palabras, mejor dicho realiza preguntas abiertas que no son respondidas por el actor con el cuál está teniendo sexo, son preguntas realizadas a la cámara a ti directamente, el espectador y algo fascinante acerca de las preguntas es que en ese "diálogo indirecto" que está tomando lugar

La mente responde, el backchat empieza a desencadenarse, donde respondes a esas preguntas y justificas tu comportamiento con tal de continuar, preguntas como: ¿You want to bang me? ¿You want to fuck me?" etc., los níveles de abuso de las preguntas varian según el género del film per se

La culpa que uno experimenta después de la masturbación, después de ver tales imágenes se encuentra de igual forma intrinsecamente relacionado con la calidad del backchat que uno ha justificado en su mente respecto del escenario, la culpa no es hacia el sexo, el sexo es algo que conecta, pero la culpa divide = no tiene sentido, porque no es el sexo lo que está creando la relación, sino uno mismo en las palabras hacia el sexo

 Que justificarás con tal de obtener la experiencia? Una vez que la obtienes, viene el "repaso de la experiencia" y lo que uno ha justificado y se ha dicho a uno mismo dentro de la misma = culpa, lo cual ocurre debido a la naturaleza de ello, es allí donde ocurre como tal el despojo de la subjetividad del cuerpo del otro, imitándolo al objeto "que se puede controlar y dominar" para obtener el placer, si

Volviendo al punto inicial - es precisamente lo que pude ver en todas las relaciones que he formado a lo largo de mi vida - mismo si es sólo "palabras o conversaciones con los otros", en el momento que me imagino al otro hablando ciertas palabras, estoy utilizando a esa persona para poder dominar su imagen respecto de la mía y crear dentro de mí una determinada percepción de "quién yo soy". La forma en que hacemos del otro "un objeto", inicia por las palabras en las cosas más cotidianas y lo que ocurre en la pornografía es sólo la traducción más extrema y explicita de lo que ya hacemos todos los días, cada momento en la mente...

Compartiré más a medida que camine a través de esto en blogs por venir