martes, 5 de enero de 2016

Mi Jornada hacia la Vida, Día 863, La palabra en mi mente: "Te amo"



"El hombre, para "ser" necesita el reconocimiento del "otro". El hombre busca el deseo de otro deseo para ser reconocido como ser superior. El hombre no quiere la cosa (objeto material ) por lo que es materialmente sino por lo que representa : al tener la cosa puede atraer reconocimiento, el deseo del hombre hacia ese objeto es un deseo mediato ya que lo que conecta al hombre con la cosa es un deseo de reconocimiento. 



El Amo es un ser para sí, dueño de un "deseo" que desea el "deseo" de otro hombre. Todo el resto no es para él más que un medio. Se reconoce a sí mismo a través del reconocimiento de "ese" otro (el esclavo es "ese" otro pero él no reconoce a este otro como un hombre). Pero la conciencia por la cual es reconocido no es más que la conciencia de un Esclavo. Existe para un hombre pero este hombre no es más que un Esclavo. El amo arriesgará así su vida biológica natural para satisfacer su deseo no biológico, histórico, social, humano."



Durante los últimos 19 días, he parado la masturbación completamente puesto que me había encontrado participando nuevamente en la pornografía después de haberla parado por casi 2 años. Y durante este tiempo que he parado la masturbación, me he dado a la tarea de investigar el "por qué" de mi reincidencia en dicho abuso y ésto es lo que he encontrado:

Sexo
El término “sexo”. se refiere al conjunto de características biológicas que definen al espectro de humanos como hembras y machos.

Sexualidad
El término “sexualidad” se refiere a una dimensión fundamental del hecho de ser un ser humano: Basada en el sexo, incluye al género, las identidades de sexo y género, la orientación sexual, el erotismo, la vinculación afectiva y el amor, y la reproducción. Se experimenta o se expresa en forma de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, actividades, prácticas, roles y relaciones.

La sexualidad es el resultado de la interacción de factores biológicos, psicológicos, socioeconómicos, culturales, éticos y religiosos o espirituales.

Si bien la sexualidad puede abarcar todos estos aspectos, no es necesario que se experimenten ni se expresen todos. Sin embargo, en resumen, la sexualidad se experiencia y se expresa en todo lo que somos, sentimos, pensamos y hacemos.


“Una de las cosas que me ha llevado a re-definir la perversión, ha sido la instrumentación del cuerpo del otro como un lugar de goce despojado de subjetividad. Cuando se emplea el cuerpo del otro como si estuviera vaciado, como si fuera un objeto, hay perversión. Bajo la forma que se ejerza. Aún bajo la forma de una relación sexual tradicional.” -Silvia Bleichmar-

Algo curioso que he podido notar como una "constante" en diversas fuentes relacionadas con la psicología, es que la gran mayoría define la "sexualidad" directamente vinculada con el deseo, y el deseo directamente vínculado con "generar pensamientos o experiencias energéticas hacia la otra persona"; aquí emerge algo interesante, porque "el deseo" per se deviene como éste acto de "colocar la imagen de una persona en nuestra mente y de ésta imagen formar una experiencia energética o vincular una experiencia energética, donde la imagen puede ser la de por ejemplo uno teniendo sexo con la otra persona, pero lo curioso es que, en esa sola relación, uno de hecho ya está utilizando y empleando la imagen del otro y "deseando al otro", como objeto para generar dicha experiencia energética y no sólo eso, sino que uno buscará basado en dicho deseo, tener e iniciar relaciones sexuales con dicha persona.

Ahora, ciertamente en éste punto personalmente me encontré con un gran dilema, puesto que es decir, pude llegar a la conclusión de que uno personalmente puede y es capaz de detener "los propios deseos", no obstante, si no soy "deseado" o la persona con la cual deseo realizar relaciones sexuales, "no experimenta el mismo deseo por mí o hacia mí" entonces es imposible que exista el acto sexual, lo cuál lo lleva a uno a necesariamente buscar por una persona que mantenga dicha postura de "deseo" hacia la otra persona para que el acto sexual pueda existir per se...; así que, empecé a buscar un poco más dentro de la esfera de las "necesidades" para ver si podía encontrar otro punto que me ayudara a entender ¿Por qué tenemos sexo y ya sabes si existe como tal alguna consecuencia física o fisiológica si uno esencialmente no tiene o no realiza relaciones sexuales? Y ésto fue lo que encontré:




Revise entre éstas, muchas otras páginas, pero dejo éstas como referencia porque presentan como "el común" de lo que uno encuentra en Google al plantear dicha pregunta. Uno de los puntos que pude notar, es que en realidad gran parte de éstos problemas de hecho también se ven generados cuando uno mantiene una relación de "estrés" dentro de la propia mente, es decir, uno de los problemas que se mencionan dentro de éstas páginas es "baja autoestima", lo cual es esencialmente el reflejo de la relación que uno tiene hacia uno mismo, donde si ésta imagen hacia uno es "negativa", entonces el tipo de chat mental que uno mantiene con uno, o los diálogos internos, son éstas constantes críticas, juicios que uno realiza hacia uno mismo y (por lo general) que uno tiende a proyectar hacia los demás, como reflejo de esta necesidad de "aprobación/aceptación" para sentirse un poco mejor con la idea de uno mismo; ante más constante el diálogo interno, más tiempo pasa uno en la propia mente, lo cuál de hecho nos lleva al estrés y de allí a generar todo tipo de problemas, desde una acumulación del colesterol debido a una deficiente circulación de la sangre y de allí hasta ataques cardíacos, etc.

Estas enfermedades, también se presentan ante otro tipo de situaciones aún manteniendo una vida sexual activa; retomando por ejemplo el "estrés", donde si uno tiene digamos conflictos laborales, entonces ésto lo puede llevar a uno a elevar el diálogo mental, los juicios internos hacia uno y hacia los demás = depresión = estrés = problemas de circulación = colesterol elevado = propensión a ataques cardíacos. En relación al problema de la prostata, cómo lo planteé personalmente, fue en ésta relación = si tenemos tal relación al sexo y la sexualidad, donde ésta de hecho inicia bajo y sobre el estímulo de las imágenes y encontrándonos en una sociedad altamente asaltada por imágenes eróticas a diestra y siniestra por todo nuestro entorno, basta considerar lo que ocurre si nuestra estimulación inicia en la mente con cualquier imagen/pensamiento que emerja en la mente pero ésta no puede ser satisfecha debido a la "incapacidad" para formar relaciones y esencialmente tener sexo, o donde por ejemplo por el contrario uno abusa de la masturbación con el empleo de las imágenes pornográficas y de igual forma afecta a la próstata, el abuso de las imágenes pornográficas siendo la consecuencia de una sobrestimúlación de la mente = adicción a las imágenes y al estímulo que uno ha vinculado hacia las mismas. (Si alguien encuentra un punto, consideración o artículo que pueda ayudarme a rebatir este argumento por favor hagamelo saber, podría ayudarme a replantear el problema con el cual quiero trabajar aquí a nivel personal y podría de igual forma ser de apoyo para otros)

El punto es que, algo curioso con respecto del primer planteamiento = donde si una mujer no desea tener sexo conmigo tengo entonces que "generar dicho deseo en ella" presentando una cierta imagen de mí mismo por ejemplo o tengo que encontrar a una mujer que de hecho genere dicho deseo dentro de sí para que entonces yo pueda tener sexo con ella - es que entonces empecé a preguntarme: "Ok, digamos que en ésta situación, me pongo del lado opuesto y ahora aparece ésta mujer que se encuentra atraída por mí, pero a pesar de mi deseo de tener una relación sexual, decido que "no tendré relaciones sexuales con ella" porque su voz no me agrada o porque su apariencia física no me agrada, etc., en ese punto, en realidad "no estoy buscando satisfacer una "necesidad" tanto como de hecho busco satisfacer "una idea = un pensamiento sobre lo que sería mi relación sexual ideal que de hecho dará SATISFACCIÓN A MI DESEO", ¿empiezan a ver la relación?

Ya lo había traído antes en otras publicaciones, pero lo vuelvo a mencionar aquí = algo curioso con respecto de la primera experiencia sexual que uno tiene en su vida, es que (y estoy seguro de que muchos pueden relacionarse con ésto) es que en realidad, después de la primera relación sexual, uno queda insatisfecho, porque "en su mente se imaginaba otra sensación = otra experiencia" normalmente vinculada con lo que uno había visto en films pornográficos o cosas por el estilo. De modo que, cuando uno piensa en la "irritabilidad" que se genera por la abstinencia en los hombres por ejemplo, uno de igual forma encuentra dicha "insatisfacción" que ciertamente, puede darse de igual forma incluso si el hombre mantiene relaciones sexuales activas = nuevamente la consecuencia inicio en esta relación hacia la mente y las imágenes en la misma (been there, done that)

Una tarde que me encontraba con un amigo mío, hablábamos un poco acerca de la "necesidad de aceptación" = la necesidad de "reconocimiento" y nos encontrábamos discutiendo acerca de las películas SNUFF, ya sabes esas películas de alto contenido pornográfico que además contienen escenas del más alto gore explicito, me pareció interesante que, me comentó que una "profesora de literatura" con quién el tomaba clase, se ofreció en una ocasión a conseguirle ese tipo de "materiales" en el momento que él le preguntó por ellos (ahora, para aquellos que no lo tengan presente, las películas SNUFF, están altamente prohibidas en diversos países, de modo que para conseguirlas uno sólo puede realizarlo en sitios como "underground", incluso si se trata de la web en general...) yo le pregunté: ¿Es fascinante hasta que punto llega la obsesión del ser humano por encontrar un punto de "inspiración" es decir tanto para aquellos que producen dichas películas, como aquellos que las compran, para encontrar un estímulo que los inspire en definir "un nombre", es decir que lo separe de otras personas y los haga especiales, no? Y el me respondió: "Pues, es que para muchas personas, tener esa "individualidad" es muy importante" - Cuando mi amigo me dijo esas palabras, recordé algunas discusiones que había tenido con otras personas en torno a los discursos de "la igualdad y la crítica que existe frente a la persecución de la igualdad, donde tales ideales son tachados de ser utópicos e irrealizables", no obstante, siempre que he cruzado argumentos con alguna de éstas personas, sus argumentos siempre van en torno a "destacar que algunos seres humanos son superiores a otros por defecto de alguna habilidad o aparente inteligencia por ejemplo"

Un poco más al respecto del argumento en éste video:


En ello, me plantee entonces ésta pregunta: "¿Qué es lo que puede llevar a una persona a desconsiderar más al otro/sus semejantes, que la búsqueda de los propios intereses y el engrandecimiento de su propio ego?" Si recuerdan la cita de Silvia Bleichmar que coloqué casi al inicio de éste blog:

“Una de las cosas que me ha llevado a re-definir la perversión, ha sido la instrumentación del cuerpo del otro como un lugar de goce despojado de subjetividad. Cuando se emplea el cuerpo del otro como si estuviera vaciado, como si fuera un objeto, hay perversión. Bajo la forma que se ejerza. Aún bajo la forma de una relación sexual tradicional.” -Silvia Bleichmar-

Cuando observas al tipo de relaciones que mantenemos con otros seres humanos, es decir, hoy en día las relaciones giran en su mayor parte en torno al sexo, o dicho de otra forma, gran parte de nuestro enfoque en las relaciones "gira en torno al sexo o se encuentra altamente enfocada en el mismo", tal vez como consecuencia de la deliberada objetificación que de hecho existe en relación al mismo, porque "lo normal" es "ser deseado por la otra persona" como consecuencia de algún vínculo o idea generado hacia la misma, donde la otra persona debe portar o presentar dicha imagen para poder "ser alguien" y en ello "tener derecho a tener relaciones sexuales".

Ahora, ¿Estoy diciendo - "El sexo debería sólo realizarse con fines de procreación"? No, pero tampoco podemos ignorar el hecho de que el SEXO NO SÓLO ES RECURRIDO CON EL SÓLO PROPÓSITO DE OBTENER PLACER, es decir, cuando una persona busca una relación, hablando no sólo de una relación sexual, sino de una "relación en todas sus implicaciones y fatalidades", de hecho no sólo se busca un compañero para el acto sexual, de hecho cuando buscamos relaciones sexuales no queremos sexo con sólo una imagen para tener placer = eso raramente, por no decir que en realidad jamás, deja a una persona realmente satisfecha y aún si lo hace, el individuo no puede depender de dicha "satisfacción" por siempre, de hecho queremos tener sexo con una persona que nos comprenda, que comparta ideas con nosotros, una persona en quién podamos confiar (mismo si es una persona que conocemos por primera vez, y las mujeres no me dejarán mentir, al menos quieres asegurarte de  conocer a esta persona y que puedas confiar en ella si es que iras a tener sexo con ésta por una sola noche) y lo curioso es que, el propósito que se esconde detrás de ésto, es porque en realidad buscamos un punto de intimidad no sólo con esta persona sino con nosotros mismos, esperamos poder expresar no sólo quienes somos de forma tan única y especial como cada uno es (sino tan sólo ponte a pensar en lo importante que es a nivel individual para cada persona "saberse único en su expresión en el sexo o en sus técnicas sobre el sexo), esperamos recibir del otro las caricias que nos satisfagan no sólo en la carne, sino también en nuestra esencia.

El sexo es un momento tan intimo, como cuando te permites llorar en compañía de la persona de tu mayor confianza, exponiéndote en tu vulnerabilidad, donde la presencia de esa persona acompañándote en "tu dolor", expresa el verdadero significado de las palabras: "No importa quien seas,  cómo seas ahora, donde te encuentres ahora, estoy contigo porque te entiendo y siento como tú sientes..."

La pregunta por consecuente a todo ésto es: ¿Qué tanto es lo que te conoces a ti mismo o sólo conoces las ideas que te han sido presentadas a lo largo de tu vida? Considera si realmente has cuestionado tus propias ideas y si por ejemplo incluso con la definición misma de la palabra "confianza", has establecido una definición propia que pueda levantarse no sólo en tu posición, es decir que si esta definición fuera vivida por otra persona, podría sin problemas servirle de base para definir "confianza" desde su propia vida; ahora basado en ésto - ¿Qué tanto puedes confiar en ti mismo basado en lo que conoces de ti mismo y qué tanto es entonces lo que uno puede confiar en otras personas basado en lo que uno "cree que sabe acerca de otros"?

Continuo en el próximo post