martes, 22 de diciembre de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 858, Invierno, La época de la Paciencia

El día de ayer,celebramos la llegada del invierno en el Inipi, celebrar el Invierno es empezar la época de la Paciencia. Durante la semana había estado pensando en el significado de esa palabra y las diferentes ideas que he formado alrededor de ésta y por supuesto me resultó curioso que habláramos de ésta palabra durante el Inipi.

Por cierto, dato curioso: Inipi es la palabra original en el idioma Lakota (idioma de los Indios Americanos, para la ceremonia del Temazcal, pero éste "Temazcal" no es un Spa como suele venderse en el turismo espiritual, no, el Inipi es una ceremonia de Sanación que realmente te lleva a los límites de tu fuerza para encontrar la humildad, o al menos así ha sido mi experiencia dentro de éste, contamos historias y abrimos las cosas que estamos enfrentando en nuestro día a día, después escuchamos a los demás y recibimos retroalimentación para nuestros problemas o situaciones, por eso es una verdadera ceremonia de sanación, porque cada quién usa la medicina de la honestidad con uno mismo y recibe la medicina de los demás con sus palabras para encontrar las soluciones que para uno no son tan evidentes, a diferencia (insisto) de las ceremonias del turismo espiritual donde sólo es toda ésta jalada de "Si, tu eres luz, tu eres brillante, tu eres todo", en fin.

En la definición de "Paciencia":

Paciencia:

"Con origen en el vocablo latino patientia, la palabra paciencia describe la capacidad que posee un sujeto para tolerar, atravesar o soportar una determinada situación sin experimentar nerviosismo ni perder la calma. De esta manera, puede decirse que un individuo con paciencia es aquel que no suele alterarse."

Algo que me preguntaba con respecto a la palabra "Paciencia" es la forma en que aparentemente cualquier acto que implique "una espera" es lo mismo a tener "Paciencia", pero si miras un poco más detenidamente dentro de la palabra, la Paciencia no sólo es tener la capacidad de sentarte sobre tu trasero a esperar que las cosas pasen, la Paciencia también implica movimiento, constancia, persistencia sabiendo que tus acciones apuntan a una dirección hasta que finalmente las concretas, a diferencia de esperar sin una dirección, apuntando a cualquier cosa para ver qué pasa.

De hecho, dentro de algunos de los Inipi, cuando el calor se volvería tanto que empieza a quemar tus orejas, tu espalda y sientes como arde todo tu cuerpo, llevándote al punto de que no aguantas la necesidad de rascar tu cuerpo, dentro de mí tendría éste pensamiento "¡Aguanta, aguanta, aguanta! Ya va a terminar!" Y relacionaría ese pensamiento con "tener paciencia", pero no había paciencia en lo absoluto dentro de ese pensamiento, sino completa y absoluta ansiedad y desesperación para que éste terminara lo más pronto posible. En éste caso, la Paciencia se convierte en realidad en el entendimiento de que uno no sólo "soporta o tolera" el calor, sino que es más como entender que ese momento que estás atravesando tiene su propósito. 

Una palabra Lakota que se emplea mucho dentro del Inipi es: "Aho Metakiase", esta palabra significa: "Por todas mis relaciones", pero por todas mis relaciones, significa al mismo tiempo "por mis hermanos, por mis hermanas" es decir hago ésto porque es lo mejor para todos, porque si atravieso este dolor, si atravieso esta prueba, haré un regalo, un beneficio para todos.

Dentro del Inipi, nos contaron una historia acerca del Invierno, la historia de dos cazadores que deben salir a buscar comida en medio del más crudo e implacable invierno; Los nombres de éstos cazadores, eran "Left Hand" y "Nube"

"En medio del Invierno más crudo que haya enfrentado aquella tribu, los jefes se reunieron y mandaron llamar a los 2 mejores cazadores para que buscaran algo de comer, pues la tribu se moría de hambre.

Left Hand y Nube, sabían que no podían darse por venidos, ni tenían alternativa, debían encontrar comida o morir en el intento, porque no podían permitir que la tribu muriera de hambre. Al salir, la nieve era tan alta, que a cada paso que daban se hundían hasta la cintura en la nieve y en ello se gastaban todas sus fuerzas y su empeño. Pasaron 2 días, 3 días, 4 días y no encontraban comida. En medio del camino Nube cayo en un profundo agujero que había sido cubierto por la nieve, Left Hand lo sostuvo y con todas sus fuerzas lo subió, pero ambos observaron que dentro de aquel agujero había caído un enorme ciervo y ambos dispararon sus flechas con una soga y con lo que quedaba de sus fuerzas lo subieron; con un cuchillo lo abrieron apresurados para comerse el corazón caliente y el hígado, para poder tomar las fuerzas necesarias para llevar el ciervo hasta la tribu

Empezaron el arrastre del ciervo a través de la nieve y como pudieron encendieron un pequeño fuego, cuando entonces en medio de aquel frío llegó un lobo que se encontraba herido de una pata y les dijo a ambos, "hermanos, ha sido un invierno muy duro, mis cachorros están muriendo de hambre, puedo rastrear las presas pero no me es posible alcanzarlas, ¿podrían darme un poco de aquel ciervo?" Left Hand le respondió al lobo: "Lo siento, pero nuestra tribu también se muere de hambre, el invierno es duro para todos y cada uno debe encontrar la forma de sobrevivir" entonces Nube corto un pedazo del ciervo y se lo arrojo al lobo y dijo: "Hay suficiente para todos", el lobo agradecido por este acto, le dijo a Nube, tú tendrás me habilidad para rastrear presas y ésto hizo enojar a Left Hand.

Ambos continuaron su camino arrastrando el enorme ciervo y en el camino se encontraron a unos cuervos, aves oportunistas que les dijeron a los cazadores: "Hermanos, ha sido un invierno muy duro y no encontramos nada que comer, ¿podrían darnos un poco de aquel ciervo?" Left Hand nuevamente se negó, pero Nube dijo nuevamente "Hay suficiente para todos", cortó otro pedazo del ciervo y se lo entregó a los cuervos, los cuervos agradecidos le dijeron a Nube: "El próximo invierno vendrá un invierno mucho más fuerte que éste, prepárate bien" Left Hand se molestó nuevamente con Nube y le dijo: "No voy a poder seguir caminando contigo, nos vas a matar de hambre a todos" y Nube sólo le dijo: "No te preocupes, hay suficiente para todos".

Esa noche acamparon y mientras Left Hand dormía un Zorro apareció y nuevamente le dijo a Nube "Hermano, ha sido un invierno muy duro, soy muy pesado y me hundo en la nieve, no puedo perseguir a los conejos que son ligeros y van por encima de ésta, ¿podrías compartirme un poco de ese ciervo?" y Nube, respondió en voz baja para no despertar a Left Hand: "Hay suficiente para todos" cortó nuevamente un pedazo del ciervo y se lo arrojó; el Zorro agradecido le dijo: "Soy muy hábil disfrazándome y ésta será tu habilidad también". En la mañana cuando Left Hand se despertó, se dio cuenta de que faltaba otro pedazo del ciervo y molesto se levantó y le dijo a Nube: "No voy a seguir caminando contigo, vas a matarnos a todos de hambre" y Left Hand se fue, dejando a Nube con el enorme ciervo el cual continuo arrastrando como pudo hasta la tribu; durante su camino encontró a un Águila que le dijo: "Hermano, acabo de luchar con un Gato Montes, ha sido un invierno muy duro, ¿podrías compartirme un poco de ese ciervo?" Nube cortó otro pedazo del ciervo y se lo dió al Águila y ésta le dijo: "Sube a las montañas del Norte, la nieve no es profunda allí y hay buena caza, tu tribu no pasará más hambre".

Nube continuo el arrastre del ciervo, hasta que llegó un momento en el que no pudo más y lo escondió bajo la nieve para protegerlo de los carroñeros, se dirigió a su tribu y al llegar Left Hand se había adelantado y encontrándose con los jefes le preguntaron: "Left Hand nos ha contado parte de lo ocurrido, ¿Qué nos cuentas tú?", a lo que Nube respondió: "Soy hermano del Lobo, del Cuervo, del Zorro, del Águila y he cuidado de mis hermanos, hay suficiente aún para todos". Nube los dirigió entonces hasta donde había escondido el ciervo y al tratar de arrastrarlo, no se pudo con 1 ni 2 hombres, se requirieron 4 hombres para poder sacar al ciervo de la nieve y al hacerlo, el ciervo se encontraba completo. Entonces un ciervo blanco se apareció en ese momento frente a la tribu y les dijo, yo soy el espíritu del ciervo, mi carne ha servido para alimentar a tus hermanos y a cambio sólo pido un pequeño sacrificio. A partir de ese día, Nube instruyó a todos los niños y cazadores de la tribu, tenía habilidades que nadie más tenía, como la habilidad para rastrear presas, para esconderse sin ser descubierto, sus flechas raras veces fallaban y llevó a su tribu a las montañas donde tuvieron buena caza y no padecieron ya el invierno."