lunes, 30 de noviembre de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 845, La Rueda de Medicina (Identificando personajes)



Este fin de semana fui a una pequeña dinámica llamada "la rueda de medicina", sinceramente no sabía a ciencia cierta de qué se trataba pero al final valió la pena porque tocamos un punto bien interesante que personalmente no había tomado en consideración para efectos de asistencia y apoyo en mi proceso. 

Las dinámicas como tal consistieron de la identificación de personajes y patrones de conducta que definen dichos personajes, algo que ciertamente trabajamos dentro de Desteni (más las herramientas de la honestidad con uno mismo y el perdón a uno mismo), pero lo que me llamó la atención de éstas dinámicas en particular, fue que la forma de "nombrar" a los personajes tenía que ver con "la risa" y el poder reírse de los mismos.

Es decir, al inicio de los blogs de "7 años hacia la vida", empezamos de hecho nombrando personalidades y personajes de la misma forma como: personaje berrinche, personaje del enojo, personaje de alegría, etc., aquí en la rueda de medicina, solo identificamos 4 personajes que operan como a rasgos muy generales y en efecto se señaló la posibilidad de la existencia de diversos personajes, pero como tal nos enfocamos en la caracterización de 4 personajes (e iré explicando más a fondo por qué 4 y de qué consiste la relación de ese número con la rueda de medicina) uno que define la parte del pensamiento o la inteligencia, otro que define la parte del hacer o el actuar, otro que define lo emocional y otro que define el ser.

Y como dije, lo interesante acerca de la dinámica de la rueda de medicina en la identificación de éstos personajes, es que según el patrón de acción o movimientos del personaje, uno tendría que buscar un personaje que uno haya visto en una serie de televisión, caricatura, película, etc., porque el punto consistía precisamente en poder "reírte de ti mismo", algo de lo cual personalmente renegaría mucho al inicio de mi proceso, porque dentro de mí decía cómo: "Pero ¿cómo me voy a reír de éstos sistemas de consciencia mentales, no me parecen graciosos, no me parece divertido ver el abuso que estoy haciéndome a mí mismo y a los demás". No obstante lo interesante es que cuando empiezas a identificar los patrones de tu personaje y traes la imagen de ese personaje de caricatura por ejemplo que solías ver en aquel programa de televisión actuando de forma divertida o estúpida, eso te mueve a inmediatamente corregirlo, porque la vergüenza que uno siente de uno mismo al verse actuar como ese personaje te lleva a decir "ok, ésto no está bien" y puedes de hecho reírte de tus propias acciones al verte actuando de esa forma, pero lo haces de forma consciente en un movimiento que, insisto te incita a actuar

Para definir éstos personajes, realizamos una serie de dinámicas para ver nuestro comportamiento con nosotros mismos y con otras personas:

Por ejemplo en la primera dinámica identificamos el personaje del pensamiento y lo que haríamos sería hacer un equipo de 5 o 6 personas donde cada uno tomaría un papel o un rol como una determinada profesión o actividad, donde por ejemplo habría un adolescente, una maestra de kinder, una doctora, una prostituta, un ingeniero, etc., y la historia sería la siguiente - la raza humana está por extinguirse y se ha construido una nave para que dos personas vayan al espacio a preservar la raza humana, de modo que cada uno tiene que argumentar desde su rol por qué es necesario que esa persona vaya en la nave y es aquí donde las cosas comenzarían a ponerse interesantes porque inmediatamente me colocaría en el plano de mis intereses personales para poder conseguir subirme a la nave.

En la primera dinámica me tocó ser la maestra de kinder (ya sé...), y empezaría a argumentar que era importante que yo fuera al espacio para que pudiera educar a las nuevas generaciones de personas que nacerán en el nuevo mundo, etc., pero al mismo tiempo metería comentarios insidiosos y tramposos para convencer a los demás de que el papel de otros (como el adolescente) no sería tan importante, ni tan significativo como el mío y logré quedarme dentro de la nave; después en la segunda dinámica (aún para definir el personaje del pensamiento) me tocaría ahora jugar el rol del adolescente y ahora empezaría a argumentar desde el mismo las virtudes de la juventud y el ímpetu sexual del adolescente para procrear hijos, etc., donde al inicio, el adolescente sería el primero que yo habría invalidado en su rol dentro de la nave, no obstante ahora convencería nuevamente a las personas de la importancia de que el adolescente fuera en la nave para poder re-poblar el nuevo mundo.

Aquí lo que saldría a relucir, sería evidentemente el aspecto de la manipulación para cambiar las opiniones de otras personas y ponerlas en mi favor, es decir obviamente el interés personal juega un rol significativo dentro de la identificación de éste personaje, o mejor dicho prácticamente el personaje es evaluado a partir de la forma en que uno categoriza o prioriza los intereses personales, colocandolos ya sea en beneficio propio o beneficio ajeno.

Posteriormente, en esa misma dinámica, todos nos sentaríamos a escribir nuestra forma de actuar dentro de las mismas según lo que pudimos observar y escribiríamos además 3 momentos en los que el pensamiento nos haya afectado de forma negativa y 3 momentos en los que nos haya beneficiado. Aquí en mi personaje escribiría momentos en los que por ejemplo había discutido con mis compañeros de la escuela y empezaría a convencerlos de hacer alguna acción o trabajo en particular para al final hacer lo que yo quería que hicieran o por ejemplo donde me pondría a coordinar mis actividades en la universidad, en el grupo de Desteni y el trabajo, de forma que al final logré integrarlo todo como una sola cosa o como parte de un mismo proceso para hacerlo como un todo dinámico, etc.

Después nos sentaríamos en un círculo y cada quién leería lo que pudo observar de su actuar dentro de la dinámica así como los momentos que uno escribió que operaron principalmente en beneficio propio y en perjuicio propio, otros comentarían sobre lo que uno describía (lo cual fue un aspecto de la dinámica con el cual no pude estar tan de acuerdo por el simple hecho de lo mucho que la presión social a veces nos impulsa a definirnos de acuerdo con la visión que otras personas tienen de nosotros y en la forma en que asumimos roles, así que me enfoqué en lo que particularmente me serviría para yo definir ese personaje) y al final llamaría a este personaje en particular "Don Gato abogado del Diablo" lol.

Si observas al personaje de Don Gato y su pandilla (si es que tuviste alguna vez la oportunidad de ver la caricatura) es un personaje que se vale de los engaños para resaltar las virtudes donde no necesariamente las hay y constantemente convence a las personas de hacer lo que él quiere que hagan pero no solo en beneficio propio, sino de toda la pandilla. En la película "abogado del diablo" (la cual particularmente no he visto...) el abogado del diablo es esencialmente el personaje que dirige a las personas a su conveniencia para llevarlos hasta el punto que el desea. Así que el nombrar a éste personaje "Don Gato abogado del Diablo" tiene un juego interesante porque precisamente resalta éstos dos aspectos del mismo personaje donde puede actuar en beneficio de todos o puede actuar en beneficio propio.

Evidentemente es un personaje sumamente general para definir un patrón de pensamiento, aunque insisto, bastante útil si te enfocas en el aspecto de - ser capaz de reírte de ti mismo en el momento que identificas los patrones y te ves a ti mismo como ese personaje de caricatura que inmediatamente te lleva a decir "ok, esto no es lo que quiero".

Dentro de éstas dinámicas, en realidad uno no lucha con el personaje, sino que busca la forma de conciliar con los mismos para poder lograr lo que uno busca, sin embargo, una vez que el personaje es enfrentado y los patrones re-codificados (y estoy seguro de que si participas en Desteni entenderás a qué me refiero, lol) éste personaje ciertamente puede desaparecer, permitiendo entonces pasó a la identificación de nuevos patrones y ya sabes, esencialmente lograr remover los sistemas de consciencia mental para dar paso a lo que eres en verdad.

En próximos blogs iré un poco más a fondo sobre la forma en que trabajamos las dinámicas de interacción entre los personajes donde primero recurriríamos al ser, después al personaje emocional, después al pensamiento y finalmente al hacer para coordinarse a uno mismo.

Continúo en el próximo post