viernes, 13 de noviembre de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 840, ¿Qué es lo que uno deja cuando dja las drogas? (Aplicando perdón a uno mismo)

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo volverme adicto a las salidas fáciles, a las alternativas sencillas para no tener que esforzarme en encontrar soluciones reales a los problemas, porque el simple hecho de pensar que tengo una alternativa fácil, es como una sensación de comodidad dentro de mí mismo, y encuentro ésto estrechamente relacionado con el deseo de suicidarme, donde también me volví adicto a esa energía, a esos pensamientos porque pensar que tengo esa puerta que aparentemente va a terminar con todo si decido "tirar la toalla/rendirme", representaba como la definición misma de la "comodidad" y dentro de ésto, mi temor a no tener "esa puerta/esa salida fácil", se convirtió en uno de mis más grandes temores, porque tomar y vivir esa decisión de realmente no aceptar una alternativa, de no aceptar nada más ni nada menos que aquello a lo cual me comprometo a vivir resulta realmente aterrador, pero tal vez no tanto porque "vivir sea aterrador" sino hacerse responsable por ese compromiso, hacerse responsable por uno mismo, porque es como que una vez que entras ya no puedes salir, al igual que abandonar esa alternativa en la mente, ya sean drogas o el suicidio si se quiere, también resulta aterrador en ese primer momento donde uno teme no ser capaz de cumplirse a uno mismo, de fallarse a uno mismo y es como que cuando piensas que estás a punto de realizar esa decisión, casi inmediatamente también comienzas a pensar "¿Qué pasará si fallo? ¿Qué pasará si fracaso? ¿Puedo en verdad confiar en mí mismo para hacer ésta decisión?" esas preguntas son ciertamente aterradoras dentro de la mente de uno.

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo  darme cuenta que cuando busco la comodidad o las salidas fáciles y rápidas, lo que en realidad se hace presente dentro de dichas manifestaciones es el miedo que siento por aquello que se encuentra debajo de lo que me veo evadiendo dentro de mi mundo y realidad

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo encontrar y nombrar las cosas que me veo evadiendo dentro de mi mundo y realidad, reconociendo en humildad y honestidad conmigo mismo éstos temores en lugar de traer personalidades aparentando que éstas cosas no me afectan o no me mueven, como cuando me presento a mí mismo como alguien fuerte o alguien inteligente, sin ver que en el momento que presento dichas personalidades es de igual forma la manifestación del miedo y la negación

Me comprometo conmigo mismo a buscar, nombrar y definir qué, cuales, cómo y donde se manifiestan estos temores dentro de mi mente en mi mundo y realidad para caminar todos y cada uno de éstos en honestidad conmigo mismo de modo que con ello pueda dejar de participar en todo tipo de búsquedas por energías en separación de mí mismo