jueves, 12 de noviembre de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 839, ¿Qué dejas cuando dejas las drogas?

Entonces, ¿Qué es lo que dejas cuando dejas las drogas?

Hablo de esos momentos en los que uno sale a fumar un cigarro por ejemplo, en un momento donde sientes alguna forma de estrés o ansiedad, pero en lugar de recurrir a la solución/satisfactor instantáneo, el cual es fumar el cigarro, uno decide respirar y ver qué es exactamente lo que a uno le estresa de la situación per se.

¿Qué es lo que dejas, cuando dejas una droga? (Revisen el trabajo del Dr. Gabor Mate, del cual pueden encontrar varias entradas y referencias en éste mismo blog) ¿Es acaso que uno deja de jugar el papel de víctima frente a la situación en la que uno dice "No puedo con ésto y necesito una solución que alivie ésto con lo cual yo no puedo/no sé lidiar?

Algo curioso con relación a las drogas que de igual forma es expuesto dentro del trabajo del Dr. Gabor Mate, es que en realidad todos somos ya de hecho adictos,  ya sea a alguna substancia que va desde el azúcar o el café (drogas legales), hasta drogas complejas como las Metanfetaminas, Cristal, Heroina, etc., la cuestión en realidad reside en lo que ocurre cuando la persona encuentra "su droga/su dosis" y ésta llega a dar el efecto/impacto que ésta persona cree o considera suficiente para poder lidiar con aquello con lo cual no sabe lidiar.

Particularmente lo he experimentado extensamente con el cigarro ahora que he vuelto a la escuela y que empecé a "retomar el vicio" a principios del semestre, ahora voy en mi camino fuera de éste nuevamente y llevó cosa de 1 mes sin fumar; pero lo interesante es en realidad el diseño de ésta droga per se, porque ciertamente uno tiende a, ya sabes solo pensar "la adicción viene por el ingrediente activo", no, es en realidad mucho más que eso.

Entre clase y clase yo tengo un receso de 15 minutos, no tienes realmente mucho tiempo entre clase y clase para encontrar "el punto de relajación ideal" sobretodo si se trata de una clase lo suficientemente demandante como para hacer que tus nervios te mantengan en ese constante estado de tensión que te lleva a alguno pensamientos como: "No quiero estar aquí, ¡Ya que termine!" tú sabes, esa clase de pensamientos...

El cigarro es una droga que nació en el periodo de la revolución industrial, cuando las empresas tabacaleras se dieron cuenta de que el obrero ya no tenía 40 minutos para fumarse un habano que era el "formato" original de los cigarrillos; el tamaño del cigarrillo por ejemplo, vino a resolver esa situación (por supuesto con una fórmula más elaborada y potente para ofrecer el satisfactor deseado en el menor tiempo posible), diversos elementos en el diseño del cigarro que van desde su presentación, su tamaño y la brevedad de su consumo, son en conjunto los factores ideales que facilitan y hacen posible la adicción.

En mi caso, ahora que levo un mes sin fumar, lo que pude descubrir en éste sentido, sobre todo en relación con el cigarro y el café, el cual aún sigo consumiendo de tanto en tanto - como una vez cada semana o semana y media (aunque ya no las 2 o 3 tazas diarias que solía beber anteriormente, lo cual veo en cierta medida como un progreso) es que todo va y gira en torno a la "energía" que uno obtiene en esas situaciones donde uno se siente impotente o incapaz de resolver sin "ese pequeño apoyo para llevarlo a uno a lo largo del día"

¿Qué es lo que uno deja, cuando deja las drogas? ¿Las excusas para no enfrentar esos momentos por uno mismo y encontrar verdaderas soluciones? ¿El sentido de impotencia? ¿Tal vez ambas?

Continuo en el próximo blog