miércoles, 11 de noviembre de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 838, Investigando la "Conducta Válida"


Conducta:


"La conducta está relacionada a la modalidad que tiene una persona para comportarse en diversos ámbitos de su vida. Esto quiere decir que el término puede emplearse como sinónimo de comportamiento, ya que se refiere a las acciones que desarrolla un sujeto frente a los estímulos que recibe y a los vínculos que establece con su entorno."

En éstos días he estado trabajando un texto muy interesante titulado "Pornography and the end of Masculinity" (Pornografía y el fin de la Masculinidad) del Autor Robert Jensen. El libro a grandes rasgos realiza un profundo análisis de la influencia de la pornografía en la "psique" del hombre, específicamente en términos del abuso implícito dentro de ésta que revela una aceptación generalizada de los hombres (sobretodo desde el plano del esquema Machista en el cual existimos) hacia las mujeres. Hace algunos días, en una plática con un amigo, empezamos a hablar un poco sobre el significado de "una conducta válida" que a grandes rasgos va de lo siguiente:



"Las expresiones sexuales son tan variadas como las personas y sus gustos. Cada persona desarrolla además sus particulares “matices”, ritmos y preferencias, los cuales expresa y busca en sus conductas y contactos sexuales.

Lo que se considera y se transmite cómo “normal” o “anormal” está influenciado fundamentalmente por la cultura, las costumbres, la moral, las religiones, etc..., y varía con el paso del tiempo. Tradicionalmente se ha intentando inculcar la idea de que existe una forma “como debe ser” o una forma “ideal” de expresión sexual, lo que se proponía como norma era una conducta heterosexual, coital y con fines reproductivos.

En la actualidad parece evidente y así los demuestran los estudios sexológicos, psicológicos y médicos, que cada persona tiene sus propios gustos, deseos, fantasías y preferencias sexuales. Partiendo de estas premisas, ninguna conducta, fantasía o deseo es perjudicial si respeta el deseo, la libertad y la integridad de las personas con las que nos relacionamos y si no es vivida como un problema con tensión y /o angustia."

Aquí ocurre algo interesante con relación a ésta definición y reside en el hecho de que "para que un estándar de normalidad pudiese llegar a establecerse debió existir todo un proceso de codificación sobre la expresión sexual en sí misma", por ejemplo cuando uno observa a las diversas expresiones del sexo en el arte (imágenes a través de las cuales la industria pornográfica y cientos de participantes de la pornografía justifican su participación dentro de la misma) en éstas no se retratan actos tan brutalmente abusivos como en la pornografía actual. 

En el libro de Robert Jensen, (del cual espero poder estar realizando el audiolibro durante el periodo de vacaciones) se discute precisamente éste punto con un argumento sumamente interesante:

"Al ser enfrentados con esta clase de crítica, los defensores de la industria pornográfica normalmente recurren a decir que "La pornografía es solo fantasía", teniendo por implícito que no hay verdaderos efectos/consecuencias sobre el material.

Si, obviamente, los hombres fantasean cuando utilizan pornografía. Pero las escenas descritas en los materiales pornográficos no son fantasía. Son reales. Como Andrea Dworkin subrayó una y otra vez: Esos actos que fueron filmados ocurrieron en el mundo; esas cosas ocurrieron a esas mujeres; esas mujeres no son una fantasía.

Y después de que esas escenas fueron colocadas en una cinta/DVD/CD,, los films fueron vendidos y rentados a miles de hombres quienes los llevaban a casa, los colocaban en su VCRs o reproductores de DVD y se masturbaban con ellos hasta el orgasmo (los ingresos que recibió la industria pornográfica de tales films fueron también bastante reales). Eso también es real. Los hombres fantasean cuando se masturban, pero los hombres que se están masturbando no son una fantasía. Miles de hombres han llegado al orgasmo sobre esas imágenes de mujeres siendo violadas oral y coitalmente por 2 hombres al mismo tiempo causando dolor. Esos orgamos ocurrieron en el mundo real, no en un mundo de fantasía.

El argumento de que "es solo fantasía" implica que esta forma particular de medio masivo - como digamos, nuevos programas que afectan nuestras ideas acerca del mundo, o publicidad que afecta nuestros hábitos de consumo - no tiene efectos. Ese es un argumento poco plausible a realizar....Si es sólo fantasía ¿Por qué estas fantasías? ¿Por qué fantasías acerca de la dominación del hombre sobre la mujer o de la subordinación de las mujeres a los hombres? ¿por qué fantasías de crueldad y denigración? Incluso si son sólo fantasías, ¿Qué es lo que éstas fantasías nos dicen no sólo acerca de la pornografía, sino acerca del mundo más allá de la pornografía? ¿Podemos vernos al Espejo?"

Continuo sobre éste punto en el próximo blog

El Género en la Mitología: