jueves, 5 de noviembre de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 835, La oruga y la Mariposa

El día de hoy en la escuela, en la clase de ilustración, a cada uno nos dieron una palabra como - sublime, ajeno, extraño, etc., y cada uno debía ilustrar su palabra ofreciendo primero diversos bocetos para representarla y posteriormente, realizarla en una técnica de ilustración en papel que básicamente consiste de la yuxtaposición de diversos papeles de colores (o pueden ser de un solo tono y diferentes grosores, etc.)

A mí me dieron la palabra "efímero" y por lo tanto comencé a trabajar mi palabra con algunos bocetos que me parecieron que podrían ser o representar el significado de la palabra efímero. Pero tenía un problema con ésta palabra en particular y es que en realidad no quería recurrir a los significados más "obvios o comunes", incluso me puse a buscar algunas imágenes en google con relación a la palabra para ver qué es lo que se había hecho y qué funcionaba y qué no, pero tampoco podía decidirme por alguna idea en particular dentro de dichas imágenes.

Entonces recurrí al significado literal de la palabra "Efímero":

"El término efímero, que proviene de un vocablo griego que significa “de un día”, permite nombrar a aquello pasajero o de breve duración. Algo efímero tiene poca vida y desaparece al poco tiempo." (http://definicion.de/efimero/)

Y por alguna razón comencé a pensar en una mariposa que se encontraba cara a cara con una oruga, y cuando la oruga veía a la mariposa de alguna forma a la oruga le parecía que podría vivir cambiando eternamente, es decir, sin de hecho llegar a un punto donde ésta realmente muere porque existe constantemente transformándose, pero entonces mientras la oruga se pasea un día por el bosque, encuentra a esta mariposa que había visto en un inicio, ahora muerta entre las hojas del suelo y la oruga la mira por un momento y se da cuenta de que:


Lo curioso es que, en realidad ahora me doy cuenta de que éste concepto también se encuentra errado, porque es decir, la existencia misma de la mariposa o de la oruga no son en forma alguna efímeras, es decir, tan solo si uno piensa en cuantas flores ayuda la mariposa a polinizar, y cómo ésto ayuda a tantas otras plantas a crecer y mantener el balance en toda la vida dentro del bosque y la tierra, la vida tanto de la oruga como de la mariposa, no son en forma alguna "cosa de un día", sino que dejan un legado para las nuevas generaciones por venir = un bosque renovado y en perpetuo balance.

Y es interesante porque ésto refleja lo mucho que me he enfocado particularmente en mi propio cambio, pero sin ver cómo el cambiar dentro de mí puede de hecho realmente cambiar mi entorno y por consecuencia, ¿qué legado estoy dejando en esta vida para todos los seres que existen en éste mundo que estarán por venir? Creo que ciertamente, la vida del ser humano como actualmente existe, es realmente efímera, porque ésta en realidad se basa en hábitos de consumo y no en hábitos simbióticos donde, es decir si, consumes y adquieres cosas para ti mismo y tu bienestar, pero ¿Qué das realmente en contribución por lo que has tomado? ¿Cómo se balancea esa ecuación? 

La oruga por ejemplo pasa gran parte de su existencia como oruga consumiendo las hojas de los árboles, pero ésto es en gran medida recompensado al ayudar a nacer nuevos árboles y con ello la expansión del bosque en sí mismo... Ahora ciertamente me gustaría replantear mi concepto y volver a probar con otra cosa, en el siguiente blog...