sábado, 17 de octubre de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 831, La Culpa como posesión emocional pt 2

Éste blog es una continuación del día 830:


Cuando me imaginaba a mi mismo proyectando esos pensamientos violentos hacia las personas, algo que puedo notar dentro de éstos es que, como había mencionado anteriormente, es que en realidad dentro de la proyección de ese personaje que había visto en televisión, en caricaturas o videojuegos, existía de igual forma la relación hacia dichas imágenes como algo "cool", de modo que cuando me veía proyectando esas imágenes en mi mente, no solo estaba dentro de la experiencia del enojo, sino también dentro de la "personalidad cool"

Así que, es como si dentro de mi enojo, en esa imagen, se proyectaba aquello que de hecho existía detrás del enojo, el deseo mismo de ser aceptado, de ser cool o verme cool a toda costa, donde curiosamente incluso dentro de esa experiencia energética en la cual me imaginaba a mi mismo haciéndolos explotar a todos con una bomba o disparándoles como en las películas y caricaturas que veía de niño, incluso con la destrucción de todas las personas en mi entorno, continuaba buscando su aceptación...

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido a mi mismo desear ser aceptado por mis compañeros de la escuela para poder tener la clase de experiencias que había ya proyectado en mi mente, porque en realidad, puedo ver que cuando era niño, no me importaba tanto la compañía de las personas, podía jugar yo solo por horas, pero fue en el momento que empecé a ver algunas caricaturas donde la aparente necesidad de atención y de relaciones se volvía algo importante que empecé a proyectar en mi mente esa clase de imágenes en mi mente, como viéndome a mi mismo con otras personas y fue entonces que empecé a proyectar esa clase de deseos.

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido a mi mismo desear tener la compañía de otras personas para poder vivir la clase de experiencias o deseos que había proyectado en mi mente, sin ver como esa clase de imágenes que ya estaba proyectando acerca de mis relaciones con otras personas a partir de lo que había visto en películas o series, ya desde entonces estaba viciando lo que serían mis relaciones con mis compañeros de la escuela, donde al ver ésta clase de imágenes de mi atacando a mis compañeros, dentro de esas imágenes ya se reflejaba el tipo de relación/interacción con otras personas, es decir, con algunas imágenes la interacción que se mostraba con mi entorno era dentro del contexto de "tener amigos y hacer cosas con otras personas", en otras imágenes, aún me proyectaría a mi mismo como "el protagonista" de esa imagen, pero la diferencia radicaría en que el tipo de relaciones hacia otras personas sería completamente destructiva, pero el deseo seguiría siendo el mismo, ser cool, ser el protagonista.

Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido a mi mismo darme cuenta que el deseo de tener atención es el verdadero origen de las experiencias de enojo, porque lo veo aún continua y constantemente en mis interacciones con otras personas, veo como las cosas que me hacen enojar tienen que ver más con el deseo de tener atención o de llamar la atención que con cualquier otra cosa.

Me comprometo conmigo mismo a redefinir la relación conmigo mismo al aprecio y la aceptación de uno mismo de modo que ya no busque la aceptación o la atención de otras personas en forma alguna

Continuo en el próximo post