viernes, 30 de octubre de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 833, ¿Es el propósito de la ciencia ver a las cosas objetivamente?

Esta es la forma en la cual veo a la ciencia:

¿Existe una forma objetiva de ver al mundo? Cuando planteamos sistemas de medidas y sistemas de calculo para esas medidas que nosotros mismos planteamos; cuando tratamos de ver a la realidad a través de las cifras que obtenemos de dichos planteamientos, ¿Esas cifras nos dicen algo del mundo que tratamos de medir o nos dicen algo acerca de quienes somos dentro del Universo que existimos?

Imagina por un momento que ves a una montaña en la distancia, y estás tratando de entender no solo su tamaño, sino su composición, su estructura, la razón misma de su presencia en el mundo en el cual te encuentras y entonces a tus pies observas una pequeña piedra, levantas la piedra y al levantarla, empiezas a notar su solidez, su forma y entonces levantas ésta piedra y la sostienes a la altura de tus ojos justo frente a ti, de modo que ahora ves esta piedra y esta montaña simultáneamente y a medida que ves la piedra, que sientes la piedra en su peso, su estructura, su densidad, empiezas a preguntarte si ese enorme montículo (la montaña) frente a ti, será acaso como esta piedra que ahora sostienes; caminas hacia la montaña para comprobar esta idea que ha emergido en tu consciencia, que ha despertado tu curiosidad y por alguna razón esta idea que ahora te cuestionas comienza a plantear algo que va un poco más del ocio o de la curiosidad, esta idea empieza a plantear una forma de ver el mundo y entender no solo la montaña o la piedra, porque una vez que ese ser se encuentre frente a la montaña, descubrirá que la montaña se encuentra conformada por todas estas piedras que de forma individual la sostienen y la conforman, y entonces este ser mira hacia atrás por un momento, y descubre tras de sí todo el camino que ha recorrido y encuentra tal vez que en la distancia donde se encontraba parado, de igual forma había una montaña como la que ahora tiene frente a él, pero no podía notarla debido a la perspectiva desde la cual él se encontraba.

A pesar de que la formación de estos extraños montículos aún resulten un misterio para él, una cosa empieza a volverse evidente a medida que contempla ambas montañas, así como el camino que ha recorrido entre ambas montañas para poder llegar de un punto hasta el otro y es que todas éstas piedras que conforman la superficie solida sobre la cual camina, no solo sostienen a ambas montañas, sino que lo sostienen a él, a los arboles y a todas las criaturas en su entorno, tal vez incluso empezará a cavar un poco para saber hasta donde llegan las piedras y al notar la inalcanzable profundidad que éstas tienen empieza a decirse "Si éstas montañas sobresalen de entre todas estas piedras, es posible que existan montañas enteras debajo de estas montañas y aún montañas nuevas que crecen bajo esas montañas como la que ahora posiblemente se encuentra bajo mis pies y no logro alcanzar" o algo por el estilo...

Nuevas preguntas emergen, nuevos misterios e interrogantes que parecen no tener fin a medida que continua indagando en cada nueva pregunta, en cada nuevo misterio. La piedra entonces que este ser levantó frente a sí mismo y que utilizó para compararla con la montaña, representó una forma "distinta de ver el mundo", ya sabes el dicho - colocarte un par de lentes por un momento, solo para saber como se ve el mundo a través de esos lentes y siempre puedes quitarte esos lentes y tratar con otros.


Cuando "medimos el mundo" a través de éstas "medidas" que hemos establecido, particularmente creo que en realidad no tratamos de llegar a una "verdad absoluta sobre las cosas", sino que tratamos de plantearnos "¿Donde estoy? ¿Cómo es que funciona el mundo en el cual estoy? ¿Qué tan grande es el lugar en el que estoy? ¿Cómo es que he llegado a encontrarme en éste lugar en el que estoy?" La razón por la cual evidentemente utilizamos sistemas de medida tan específicos es porque encontraremos que no todas las piedras son del mismo tamaño, así que no podemos valernos siempre de la misma piedra; ahora puedo decir que entiendo eso...

La razón por la cual no me dedique a estudiar una carrera en Química, Física, Matemáticas, no fue porque no tuviera la capacidad de realizar las operaciones que nos planteaban en el colegio, sino que simplemente creo que existe una gran diferencia entre saber que estas midiendo alguna substancia o el espectro de una reacción en particular y saber qué éstas midiendo cuando estas midiendo; no comprendía la belleza que de hecho existe en cada reacción, cada cambio, cada movimiento físico de ésta existencia y el problema es que esos conocimientos son desglosados frente a los niños en las escuelas sin realmente explicarles lo que tienen frente a ellos y cómo pueden ver el mundo a través de estos conocimiento, al menos en mi caso fue así... solo un conjunto de operaciones en el pizarrón que debías resolver bajo la justificación de que "no serías capaz de ver el mundo sin antes realizar y comprender las operaciones", en realidad creo que es al revés, tendríamos que primero haber visto el mundo para poder entender qué era exactamente lo que estábamos viendo, de otra forma creo que tendríamos mucha más gente interesada en el área de Físico/Matemáticas...

Particularmente escogí una rama relacionada con las artes visuales, precisamente porque me gusta encontrar formas en las cuales retratar qué es lo que veo cuando veo el mundo; el único problema con el arte es lo que ya había mencionado anteriormente, es como si yo tomara una piedra y ahora tratara de medir todo el mundo a través de una sola piedra, pero me encontraría después con el hecho de que otras personas tienen otras piedras de diferentes formas y medidas, etc., haciendo muy difícil poder ponernos de acuerdo prácticamente en cualquier cosa, incluso en la definición misma de lo que es el arte...

Tal pareciera que cuando hablamos de la ciencia, simplemente hablamos de éstos sistemas a través de los cuales tratamos de medir el mundo que nos rodea con el simple propósito de "ser objetivos", pero en realidad "ser objetivo" no es el fin en sí mismo de la ciencia, sino poder observar algo a través del mismo par de lentes que otros lo han observado, para comprobar si todos vemos lo mismo o tal vez hay algo que, ya sabes, uno no suele notar porque desde su perspectiva tal vez ya se encontraba parado en una montaña que ni siquiera había notado, y que no pudo ver hasta que no se trasladó hasta la otra montaña y miró hacia atrás para ver el camino recorrido y el lugar en el que se encontraba parado, que otro si pudo notar y es entonces que cambiamos los viejos lentes por unos nuevos.

¿Podemos confiar siempre en los sistemas de medida que nosotros mismos hemos establecido para observar siempre el mundo? Bueno, eso dependerá de que tan objetivos nos atrevamos a ser para dejar los viejos sistemas y empezar a ver las cosas de forma distinta, a través de una plataforma que no solo sea entendida por grupos específicos sino por todo el mundo y tal vez será entonces cuando el conocimiento y la ciencia realmente puedan estar al alcance de todos y no solo en manos de unos cuantos.

Un libro muy hermoso que me gustaría recomendarles para aquellos que no lo conozcan es "¿Qué es la vida? por Erwin Schrödinger donde precisamente se habla un poco acerca de estos "lentes" que hemos utilizado para observar al mundo y lo que hemos observado a través de ellos hasta ahora...

domingo, 18 de octubre de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 832, Una vida no alcanza para todo lo que quieres vivir.

Hace unos momentos inicié una discusión con una persona con quien entré en conflicto en el momento que trajo el comentario de "Una vida no te alcanza para vivir todo lo que quieres vivir"; cuando esta persona hizo dicho comentario, inmediatamente quise empujar mi personalidad intelectual respondiéndole que dependía de la clase de vida que quisieras vivir, porque al final quien determina la clase de experiencias que uno tiene es uno mismo, pero antes de abrir ésta idea, primero quiero ver a mi propia experiencia de enojo, puesto que es el punto que me he comprometido conmigo mismo a caminar

Lo que me llama la atención de mi propio enojo, es que cuando éste emerge, todo el sentido práctico de la conversación como que sale de mi consideración en ese momento, por el sentido práctico me refiero al hecho de que, en lugar de entender que al final simplemente estamos discutiendo una idea y que es decir "es solo una idea" por lo que si me encuentro o no equivocado en realidad no importa, la idea no me define en forma alguna, es decir, el hecho mismo de que uno pueda encontrarse equivocado es prueba de que no somos ideas, porque una vez que te demuestras a ti mismo que estas equivocado, simplemente cambias la visión que originalmente creíste o seguiste y ahora cambias tu enfoque, no obstante en ese momento, al inicio de la discusión yo entré en una reacción de enojo intentando defender una idea, lo cual de hecho me muestra que me he definido de acuerdo a dicha idea dentro de mi mente.

Lo curioso es que en realidad, la idea que trataba de "defender", no era en sí mi punto de partida acerca de "como uno vive la vida", sino la idea de mi dentro de y como ésta personalidad intelectual para mantener ésta visión de mí mismo como alguien inteligente.

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido a mi mismo haber entrado en una discusión con X para defender y empujar mi personalidad intelectual y con ello la visión de mí mismo como alguien inteligente, porque en realidad la razón por la cual mantengo tal visión de mí mismo, no tiene tanto que ver con la personalidad en sí misma, sino lo que de hecho justifico a través de dicha personalidad y lo que busco obtener a través de ella = reconocimiento = relaciones = sexo.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo justificar y defender la personalidad intelectual, la cual de igual forma tiene o se manifiesta como estos pensamientos de superioridad con respecto a otras personas y dentro de ello, otro tipo de pensamientos como "chismes" que me veo formando en la mente acerca de otras personas para verme a mí mismo como alguien superior.

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido a mi mismo desear verme a mí mismo como alguien superior para poder presentarme en y cómo ésta idea frente a otras personas y en ello satisfacer mis intereses personales como el deseo de tener sexo

Me comprometo conmigo mismo a realizar conversaciones sin necesidad de entrar en reacciones emocionales de ningún tipo, puesto me doy cuenta de que al final, el único que choca por consecuencia de éstas ideas soy yo con otras personas si me permito definirme por una idea, mientras que la idea permanece en tanto sea apoyada como algo que es real, pero al final lo único que es real será la practicidad de ésta idea en su aplicación física en el mundo

Ahora, me gustaría evaluar verdaderamente la practicidad del comentario: "Una vida no alcanza para vivir todo lo que uno quiere vivir"

De primera instancia lo que puedo ver es que ya existe una proyección mental e idea de lo que uno aparentemente "quiere vivir o podría vivir en otros lugares", no obstante, ¿Cuando las cosas resultan ser realmente como uno las quiere o las proyecta? Y mismo si éstas llegan a manifestarse, no ocurren exactamente según lo planeado/imaginado/deseado.

Cuando discutía ésta idea con X, decía que ella deseaba conocer el mundo, viajar por el mundo para poder tener muchas experiencias y conocer a muchas personas, pero dentro de dicha idea también puedo ver reflejada esta necesidad de "conseguir una experiencia de dichas personas o lugares para poder llenar el vacío que existe en el interior", es decir, al igual que con una droga, una emoción es como éste proceso energético que emerge por un momento en la mente y después desaparece, de modo que ahora debe volver a ser llenado con más experiencias para poder volver a sentirse satisfecho, así que, en éste sentido "la vida no alcanza para poder llenar el vacío y ésta búsqueda infinita por más y más experiencias" que aparentemente me hacen sentir bien por un momento.


Ahora, un aspecto que me llama la atención acerca de ésta clase de comentarios, es que siempre tienen como punto de partida la búsqueda de una determinada experiencia que satisfaga la necesidad de experimentarse o sentirse de cierta forma y lo curioso acerca de ésto, es que en las ocasiones que he discutido con otras personas alrededor de ésta idea, dichas personas de igual forma tienden a definir o "juzgar la realidad" de acuerdo a como los hace sentir, de modo que la visión que no me gusta o no me hace sentir bien, es directa e inmediatamente rechazada y sale del espectro de mi consideración de lo que es real.


Insisto, la pregunta aquí en realidad es o tendría que empezar por: ¿Qué clase de vida queremos vivir y cómo definimos la vida en éste sentido? ¿Es la vida realmente una búsqueda por experiencias? ¿Una visión? O ¿es la vida la simpleza de la vida misma? La oportunidad del entendimiento de uno en y cómo la vida invariablemente de donde uno se encuentre? ¿Cómo es posible que un científico puede llegar a conocer un poco más de la totalidad del Universo conociendo un poco más un sólo átomo y todo lo que implica el hecho de que la constitución misma de su fisicalidad se encuentra estructurada en y a partir de éstos átomos?

En ésto otra persona, "Y", se le formuló la misma pregunta y el respondió "Si, si basta una vida, porque necesitas terminar ciclos" y estoy de acuerdo con ésto, porque al final de tu vida, cerraste aquello que tú mismo te llevaste a vivir, es decir, qué tanto hiciste o dejaste de hacer fue determinado por uno mismo.

Continuo en otro post

sábado, 17 de octubre de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 831, La Culpa como posesión emocional pt 2

Éste blog es una continuación del día 830:


Cuando me imaginaba a mi mismo proyectando esos pensamientos violentos hacia las personas, algo que puedo notar dentro de éstos es que, como había mencionado anteriormente, es que en realidad dentro de la proyección de ese personaje que había visto en televisión, en caricaturas o videojuegos, existía de igual forma la relación hacia dichas imágenes como algo "cool", de modo que cuando me veía proyectando esas imágenes en mi mente, no solo estaba dentro de la experiencia del enojo, sino también dentro de la "personalidad cool"

Así que, es como si dentro de mi enojo, en esa imagen, se proyectaba aquello que de hecho existía detrás del enojo, el deseo mismo de ser aceptado, de ser cool o verme cool a toda costa, donde curiosamente incluso dentro de esa experiencia energética en la cual me imaginaba a mi mismo haciéndolos explotar a todos con una bomba o disparándoles como en las películas y caricaturas que veía de niño, incluso con la destrucción de todas las personas en mi entorno, continuaba buscando su aceptación...

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido a mi mismo desear ser aceptado por mis compañeros de la escuela para poder tener la clase de experiencias que había ya proyectado en mi mente, porque en realidad, puedo ver que cuando era niño, no me importaba tanto la compañía de las personas, podía jugar yo solo por horas, pero fue en el momento que empecé a ver algunas caricaturas donde la aparente necesidad de atención y de relaciones se volvía algo importante que empecé a proyectar en mi mente esa clase de imágenes en mi mente, como viéndome a mi mismo con otras personas y fue entonces que empecé a proyectar esa clase de deseos.

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido a mi mismo desear tener la compañía de otras personas para poder vivir la clase de experiencias o deseos que había proyectado en mi mente, sin ver como esa clase de imágenes que ya estaba proyectando acerca de mis relaciones con otras personas a partir de lo que había visto en películas o series, ya desde entonces estaba viciando lo que serían mis relaciones con mis compañeros de la escuela, donde al ver ésta clase de imágenes de mi atacando a mis compañeros, dentro de esas imágenes ya se reflejaba el tipo de relación/interacción con otras personas, es decir, con algunas imágenes la interacción que se mostraba con mi entorno era dentro del contexto de "tener amigos y hacer cosas con otras personas", en otras imágenes, aún me proyectaría a mi mismo como "el protagonista" de esa imagen, pero la diferencia radicaría en que el tipo de relaciones hacia otras personas sería completamente destructiva, pero el deseo seguiría siendo el mismo, ser cool, ser el protagonista.

Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido a mi mismo darme cuenta que el deseo de tener atención es el verdadero origen de las experiencias de enojo, porque lo veo aún continua y constantemente en mis interacciones con otras personas, veo como las cosas que me hacen enojar tienen que ver más con el deseo de tener atención o de llamar la atención que con cualquier otra cosa.

Me comprometo conmigo mismo a redefinir la relación conmigo mismo al aprecio y la aceptación de uno mismo de modo que ya no busque la aceptación o la atención de otras personas en forma alguna

Continuo en el próximo post

martes, 6 de octubre de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 830, La Culpa como posesión emocional






Me gustaría compartir algunas cosas que he reflexionado al escuchar esta entrevista sobre los secretos metafísicos de la imaginación y se titula:  "La Culpa como posesión emocional".

Sigue el link para poder descargarla: https://eqafe.com/p/blame-as-emotional-possession-the-metaphysical-secrets-of-imagination-part-60

Antes de continuar, por favor mira el siguiente video:



Algunos años atrás, mi padre me contó que cuando era niño el vivía por el Estado de México, cerca de un acueducto, sinceramente no recuerdo el nombre de la zona pero le preguntaré en la primera oportunidad y se los haré saber, en fin.

Hace algunos años atras (ya bastantes años considerando que mi padre era un niño), me contó que en una ocasión un niño recibió de regalo de cumpleaños un traje de superman, el niño se lo puso muy emocionado y salió a jugar a la calle; entonces corrió al acueducto el cual iniciaba a la altura del suelo, pero conforme se prolongaba en su longitud de igual forma aumentaba su altitud, encontrándose la parte más elevada del acueducto a una altura aproximada de unos 25 o 30 metros... no hace falta mucha imaginación para evidenciar lo que le pasó al niño una vez que brinco del acueducto esperando poder volar, tal y como lo había visto en la tele...

Es muy interesante lo poderoso que puede ser un símbolo dentro de la mente, en términos de lo que uno es capaz de hacer tan solo por la "inspiración" que deviene de una imagen, tanto así que a pesar de toda evidencia o consideración de las consecuencias físicas, creeremos más en la imagen de la mente que en aquello que nos revela la realidad física, es decir, como humanos nos vanagloriamos de ser una especie superior, inteligente, bla, bla, bla, pero nos dejamos manipular por imágenes... es decir, al final un símbolo puede ser una construcción sumamente elaborada e inspiradora, pero es solo un símbolo y al final, lo único que es real, son las acciones físicas que nosotros realizamos.

Ésta no es solo una crítica que hago hacia nuestra sociedad de consumo de imágenes, es también una crítica personal, de hecho una crítica social es inherentemente una crítica personal, puesto que formo parte de ésta sociedad y soy responsable y directo reflejo de lo que en ésta se permite y se acepta, porque mi cultura deriva de dicha sociedad y la forma en que pienso, mismo si es una "postura crítica" deviene de mis vivencias/experiencias y actitudes frente a dicha sociedad.

En los últimos días, como ya lo he comentado en posts anteriores, me he encontrado continua y constantemente lidiando con emociones como el enojo y debo admitir que algunas de ellas han llegado a límites que sinceramente llegan a asustarme, porque ya sabes, uno se pregunta: ¿Qué hacen éstas cosas dentro de mi mente? ¿Cómo llegaron allí?

Y de lo que me dí cuenta, fue que en realidad ésta clase de pensamientos habían estado existiendo desde la primaria, hacia mis compañeros de la escuela y mis maestras cuando me enojaba con ellas; me veía a mi mismo en mi mente levantándome y agrediéndolos en una u otra forma.

Lo curioso es que, cuando era niño, también veía diversos programas de televisión y mi padre era fanático de películas como Robocop, Terminator, etc., el novio con el cual mi hermana mayor andaba por aquel tiempo, de igual forma era fanático de los videojuegos de peleas y sin importar si yo jugaba o no, me quedaba a su lado viéndolo jugar, viendo las imágenes que se desplegaban en la pantalla de nuestro televisor. Obviamente, tomaba esas mismas imágenes en mi mente y cada vez que percibía la agresión de uno de mis compañeros, me vería e imaginaría a mi mismo como uno de esos personajes que veía en la televisión y haciéndoles exactamente lo mismo que veía en esas imágenes y dentro de esas imágenes, usaría las mismas palabras que usaban los personajes, frases que por alguna razón las veía como "cool" al repetirlas dentro de esos contextos.

Recuerdo una ocasión en la que me encontraba en el salón de clases, cuando uno de mis compañeros me arrojó una bola de papel o algo así, recuerdo que apreté los dientes, empecé a hacer presión dentro de mi cuerpo tensando todos los músculos del mismo haciendo que mi cara se pusiera completamente roja (y con ello haciendo reír al resto de mis compañeros) quienes empezaban a decir a coro: "Quiere llorar, quiere llorar"

En ese momento, empecé a reproducir esas imágenes dentro de mi mente y me veía ahora "vengándome" de todo el salón, ahora sé que algunos podrán decir a ésto que lo correcto habría sido reaccionar, ya sabes levantarme de mi asiento y agredir al niño que me había arrojado esa bola de papel, pero en realidad me encontraba paralizado por el miedo, por ello también permanecí en mi lugar, haciendo esa rabieta y escondiéndome dentro de mi mente, porque no sabía como lidiar con ese momento, no sabía que hacer y las profesoras simplemente se quedaban viendo (tal vez en la creencia de que debía de hacer algo por defender... no lo sé).

El hecho es que, a partir de ese momento (y por la acumulación de los mismos) esas imágenes empezaron a volverse frecuentes dentro de mi mente, porque en realidad respondería con el mismo miedo, en lugar de actuar sobre dichos momentos. Sé que también algunos dirán que por la misma acumulación de tanto enojo tendría que haber llegado al punto de "descargarlo todo", pero cuando llegaba el momento y me veía a mí mismo frente a la persona, no podía hacerlo... o quería lastimarlo y no quería que me lastimaran.

Al llegar a éste proceso, descubrí estas imágenes o mejor dicho me sorprendí dentro de éstas imágenes que se habían vuelto tan "normales" dentro del contexto de mi día a día y mi primera reacción fue el enfocarme en las imágenes diciéndome a mi mismo que no estaba bien pensar lo que estaba pensando, pero (como se menciona en la entrevista) olvide enfocarme en lo que en realidad estaba sintiendo - ¿Por qué estaba enojado? ¿Qué me hacía enojar? ¿Me sentía humillado por mis compañeros o me sentía débil e impotente (tal vez ambas)? Tal vez quería ser aceptado, tal vez me sentía enojado porque veía que no estaba siendo aceptado y porque pensaba que jamás sería aceptado, de modo que empezaría a querer destruir aquello que deseaba alcanzar = la aceptación de otros? ¿Qué estaba siendo herido dentro de mi ego?

Continuo en el próximo post

lunes, 5 de octubre de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 829, El Caos de las Vanguardias la Ruptura con la Razón

Siguenos en Filosofarte y descarga nuestros Podcasts desde Soundcloud - en ésta ocasión trabajaremos con una dimensión dentro de la ruptura de las vanguardias dentro del arte

https://soundcloud.com/uc-radio/filosofarte-el-caos-de-las-vanguardias-la-ruptura-con-la-razon-01-10-15?in=uc-radio/sets/filosofarte

"Corriente - etimología = currere, que es sinónimo de “correr”

Corriente es un adjetivo que permite nombrar a aquel o aquello que corre. El término puede aplicarse al paso del tiempo para nombrar al momento actual o al que va transcurriendo. Por ejemplo: “El gobierno prometió una solución definitiva en el transcurso del corriente mes”, “El corriente año refleja un mejor desempeño financiero de la compañía”.

Otra aceptación de corriente está vinculado a lo que está en uso en la actualidad o que lo estaba en el momento de que se habla: “Por aquellos tiempos, la vestimenta corriente incluía un sombrero en el caso de los hombres”

Lo sabido o admitido comúnmente, aquello que no tiene estorbo para su uso o lo que sucede con frecuencia también se conoce como corriente

Un movimiento artístico es una tendencia referente al arte, con una filosofía o estilo común, seguida por un grupo de artistas durante un periodo de tiempo. Si está limitado a un grupo de artistas en un lugar y momento concreto, se habla entonces de una escuela artística

Cada movimiento o estilo artístico refleja el arte con ciertos rasgos similares durante una etapa de tiempo, siendo un fenómeno de expresión artística que manifiesta las características propias de la época en el que surge. Los movimientos o estilos artísticos se clasifican por los historiadores del arte o de la literatura atendiendo a distintos criterios de periodización."




Lo que más me llama la atención de ésta clase de temas, es lo que impulsa a las personas a "querer encontrarse dentro de una visión del mundo" como si se definieran dentro de una imagen, pero donde a su vez, ésta imagen se encuentra construida a partir de ciertas experiencias emocionales que afectan a las personas en un determinado momento y los llevan a romper de forma dramática con su propia visión del mundo.


Es decir, por ejemplo, para poder romper o violentar la perspectiva en un diseño primero debe entenderse como funciona la perspectiva, de modo que al romper la perspectiva emerge una forma distinta de ver o concebir el mundo fuera de un determinado punto de vista. Es como si un sujeto sufriera una contusión tras un fuerte golpe que recibe de su entorno y la visión se distorsiona por un momento, pero aún cuando su visión trata de acoplarse nuevamente al orden del mundo, algo en ella a cambiado para siempre.

Cuando surge el entendimiento de la perspectiva en el mundo, este entendimiento deviene de igual forma de un reconocimiento de las personas respecto del mundo que los rodea, es decir, piensa en lo que ocurrió cuando se hablo por primera vez de la redondez de la Tierra y como eso vino a cambiar nuestro orden del universo mismo; ahora hay personas que declaran que la Tierra es plana... ¿Cómo afectaría eso el orden mismo del universo que creemos conocer y la forma en que eso nos lleva a aceptar todo tipo de construcciones sociales, políticas, económicas? Nuestro esquema reside en una visión piramidal del mundo... ¿Por qué a pesar de tantos años, el concepto de la Unión y la Igualdad sigue siendo tan distante a la estructura de nuestro pensamiento?

¿Qué es lo que se rompe cuando se rompe una corriente artística? No se trata solo de una persona que se levanta un día decidiendo pensar de forma diferente o ver el mundo que le rodea de forma diferente, pareciera existir como una necesidad de encontrar algo fuera del paradigma que no permite a éste individuo vivir plenamente. Tan solo considera el hecho de que la gran mayoría de las vanguardias artísticas han emergido durante dramáticos periodos de guerras. Busca algo que rompa el paradigma del mundo conocido y le permita vivir su vida de forma distinta en el entendimiento de que vivimos según "vemos la vida" cambiar la visión de la vida, puede en éste caso significar algo más que solo un orden distinto de los colores en un lienzo...

Descarga nuestros Podcasts desde Soundcloud y comparte tu propia visión del mundo en nuestro Twitter: Filosofarteuc1

https://twitter.com/Filosofarteuc1

Soundcloud - Filosofarte

https://soundcloud.com/uc-radio/filosofarte-el-caos-de-las-vanguardias-la-ruptura-con-la-razon-01-10-15?in=uc-radio/sets/filosofarte