viernes, 14 de agosto de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 809, Dibujando con "V"

Si hay algo que disfruto mucho, es la pintura/dibujo colectivo, por el simple hecho de que en realidad nunca sabes lo que en realidad puede resultar de ello. El día de ayer en la noche me puse a realizar un Cadáver Exquisito con "V" (https://es.wikipedia.org/wiki/Cad%C3%A1ver_exquisito)

Cuando realizo ésta clase de dibujos/pinturas colectivas, me gusta verlo/pensarlo como un juego, donde cualquier cosa es posible y prácticamente todo vale...

La forma en que suelo realizar ésto con otras personas es donde yo tomo cualquier material que tenga las propiedades necesarias/suficientes para poder realizar un trazo sobre el papel, (lo cual es prácticamente cualquier cosa) y empiezo ya sea yo o la otra persona por realizar un pequeño garabato, después yo continuo su garabato y debo intentar dibujar algo deteniéndome cada tanto para ceder de igual forma el espacio para la otra persona a continuar mi garabato y así sucesivamente hasta que ambos quedamos satisfechos con el resultado.

Y aunque a pesar de que en ésta ocasión nos detuvimos más por factores de tiempo, en realidad el resultado no fue en lo absoluto desagradable.


Es posible "ver y encontrar muchas formas" al estar dibujando de ésta forma y es de igual forma un gran ejercicio para trata de entender lo que la otra persona está pensando/expresando y como está haciéndolo; en algunos momentos del dibujo, yo veía un feto, después un corazón, después un pez dentro de otro pez, después una flor ardiendo, etc., pero en realidad al final siempre depende de aquello que tengas en mente en el momento, o según tu estado de ánimo lo que determinará aquello que estarás viendo dentro de la obra...

Es decir, si yo digo o pienso la palabra "gato", inmediatamente me veo tratando de encontrar la forma dentro del dibujo y posteriormente mis trazos empiezan a verse de igual forma influenciados por ésta digamos "corriente de pensamiento", si digo o pienso la palabra "demonio", de igual forma empiezo a buscar y ajustar las sombras (tanto dentro del dibujo que estoy realizando como en la obra terminada) para poder encontrar dicha forma.

Y por supuesto, también la perspectiva cambia según la posición o si uno añade color por ejemplo...

Mientras dibujaba con "V" el día de ayer, recordé una memoria de una ocasión en la cual estaba sentado con un amigo y el tomó un pequeño pedazo de papel y empezó a dibujar sobre el mismo, donde en un inicio solo añadía algunas lineas lenta y paulatinamente, de modo que en realidad encontraba diversas formas según añadía las líneas... 

Durante su proceso, yo intentaba adivinar que era aquello que estaba realizando y soltaba palabras al aire, esperando poder dar con la idea que estaba realizando; primero veía una flor, después un fruto, después una lámpara y mi amigo terminó por realizar un rostro..., cuando terminó me dijo: "Es fascinante ¿no? Como de algo que esencialmente empezó siendo "nada" se pudo de hecho llegar a ser/hacer "algo"

Debo admitir que en aquel momento no capté de inmediato todas las implicaciones que esa frase realmente llevaba consigo..., como por ejemplo si te pones a pensar en lo mucho que llegamos a pensar en nosotros mismos (sobretodo cuando nos encontramos en algún estado de ánimo) como incapaces de hacer algo o vemos el propio trabajo (o nuestra vida) como inútil o inferior a la de otras personas y si te quedas con esa idea, pues evidentemente lo único que verás en ese camino será inferioridad, sin embargo, si decides buscar "potencial" dentro de lo que haces/eres para hacer de lo que esencialmente "era/es nada en algo", de pronto empiezas a encontrar soluciones y caminos y las formas/vías para trazarlo...

De igual forma cuando uno cree no poder verse como "otra cosa más que la idea que uno tiene de si mismo" y uno se encierra en el ego de superioridad, uno termina por limitarse a ser solo la definición o idea de lo que uno cree ser, y desafortunadamente "eres solo eso..."

Creo que verse "honestamente a uno mismo", ya sea en la superioridad o en la inferioridad, es de hecho atreverse a ver y reconocer en uno lo que normalmente no nos atrevemos a ver, ya sera que no nos atrevamos a ver el potencial que tenemos porque preferimos encontrarnos en nuestra cómoda y conveniente vida de inutilidad o porque preferimos no tener que cambiar la forma en que nos vemos a nosotros mismos y a los demás en ésta idea de superioridad; pero la única realidad es que ambas son en verdad absurdamente limitantes...


Me comprometo a publicar de forma más constante los trabajos que realicé dentro de éste blog y a compartir las cosas que vaya analizando/reflexionando al realizarlos, de igual forma con la finalidad de verme en honestidad conmigo mismo y en ello atreverme a hacerme las críticas necesarias para poder corregirme y perfeccionarme a mi mismo