jueves, 2 de julio de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 784, No voy a darme por vencido pt 2

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido tener miedo de presentarme en mi trabajo mañana, al pensar o asumir desde ya que voy a cometer un error y entonces mi jefe me regañara, sin darme cuenta que de mi depende el aprender a resolver cada situación buscando soluciones a cualquier problema que se me presente y si me equivoco entonces debo aprender de estos errores y realmente sacar lo mejor de los mismos

Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido reconocer que sin importar si tengo miedo o no, mi temor no prevendrá que una determinada situación se presente y que no importa si pretendo escapar de ésta ahora, la realidad es que siempre voy a enfrentar retos y dificultades dentro de mi mundo y por ello, hacerles frente y aceptar los errores para aprender de ellos es la única forma en la cual voy de hecho a poder aprender a dirigirme a través de los mismos apra que cuando esa situación se me presente de nuevo, ahora pueda de hecho realmente resolverla

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido querer escapar de los problemas, lo cual es en realidad algo que puedo ver que he hecho constantemente a lo largo de mi vida, escapando de la escuela, abandonando proyectos o alejándome de las personas para no tener que enfrentarlas, pero en realidad puedo darme cuenta mientras escribo ésto, que no se trataba de ellos, jamás se trato de los otros o de los problemas afuera, sino de verme a mi mismo en honestidad conmigo mismo y salir de mi zona de comfort para de hecho empujarme a hacer lo que es necesario hacer dentro de mi mudno y realidad

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido dejarme dirigir por éste miedo a mis propias capacidades, pensando que no tengo lo suficiente para poder resolver los problemas que se me presentan en el trabajo, porque en realidad, puedo darme cuenta, al verme sinceramente que en realidad, en efecto no tengo aún las herramientas necesarias para enfrentar las situaciones que a veces se nos plantean dentro del trabajo, sin embargo, en lugar de buscar soluciones, lo que he hecho es en realidad nuevamente solo pensar en huir y justificar mi temor con otra clase de aspectos como diciendo que "no tengo la inteligencia o que no soy lo suficientemente creativo o que no soy capaz de entender algo (argumentando que la ignorancia es virtud)"

Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido moverme a conseguir y hacerme de las herramientas necesarias para poder realizar las tareas que me deja mi jefe, en lugar de solo empezar a ir en éstos pensamientos en los cuales justifico mi inferioridad (o percepción que he creado de mi mismo alrededor de la misma) para no moverme y de hecho cambiar el estado de comfort en el cual yo me he colocado a mi mismo dentro de ésta misma inferioridad.

Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido reconocer y enfrentar que fui yo quien se creó a si mismo dentro de la experiencia de la inferioridad, para siempre delegar la responsabilidad a mis padres, mis hermanas, mis compañeros, etc., solo para poder permanecer en ese aparente estado de confort que en realidad, ahora se ha convertido en todo lo opuesto, porque aparentemente es "mucho más fácil" continuar participando en la mente y en todas las experiencias emocionales y sentimentales, pero en realidad es todo lo contrario, porque de igual forma el permanecer sin actuar frente a las experiencias o simplemente "dejarse ir dentro de las mismas" también genera consecuencias que son en realidad mucho peores que si se enfrentan.

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido haberme hecho a mi mismo adicto a mi propia zona de confort en lugar de estar constantemente empujándome a través de los retos que se presentan día con día

Me comprometo a empujarme fuera de las justificaciones de la inferioridad, incapacidad y demás excusas reconociendo que éstas son solo la ilusión que me llevé a mi mismo a creer y crearme acerca de mi mismo para permanecer en la zona de confort


Recientemente estaba redefiniendo la palabra "decisión" para mi mismo y al discutir la palabra con mi buddy, mencionó algo que ciertamente no había tomado en consideración hasta ese momento, y es el hecho de que en mi re-definición de la palabra, ya estaba partiendo desde el hecho de que me encontraba en un "problema" o que cada "situación es un problema", cuando la decisión en realidad no es necesariamente solo algo que se hace frente a los problemas, sino algo que decido vivir en cada momento de cada respiro.


Estaré redefiniendo ésta palabra y compartiré mis realizaciones aquí