sábado, 27 de junio de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 780, Redefiniendo la palabra Decisión




Decisión:

SONANDO LA PALABRA:

De – ci – sión

De - cisión (cisura o incisión – cortar sobre la línea general de las cosas para poder partir el camino conocido y elaborar una tangente)

Deci (agregando una “r” a la palabra, sería “decir” – tener una palabra sobre un punto o una cosa) - sión

Definición de la palabra:

Del latín decisĭo, la decisión es una determinación o resolución que se toma sobre una determinada cosa. Por lo general la decisión supone un comienzo o poner fin a una situación; es decir, impone un cambio de estado.


El término decisión es aquel que hace referencia al proceso de elaboración cognitiva por el cual una persona puede elegir su forma de actuar y comportarse en diferentes situaciones de la vida en general. La decisión implica siempre un proceso de elaboración a nivel mental que puede verse influido por diversas razones, causas y circunstancias específicas. El hecho de tomar una decisión es, de tal modo, realizar una elección en base a conocimientos previos, a sentimientos o sensaciones, a prejuicios o a maneras de pensar mucho más complejos que lo que se supone a primera vista.

REDEFINIR LA PALABRA:

La relación a la palabra:

Veo la decisión como un momento de absoluta determinación, donde veo a una situación en su totalidad, comprendiendo y reconociendo el hecho de que no tengo el control de la situación, pero puedo moverme a mi mismo para enfrentar esta y hacer lo que sea necesario hacer; sin miedo, sin flojera o postergación.

Perdón a uno mismo sobre la idea de la palabra:

Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido darme cuenta que basar o realizar “decisiones” sobre emociones, deseos o sentimientos, no es realmente decidir, porque la decisión implica de igual forma comprender no solo como me afecta a mí una decisión (que me llevará a realizar una determinada acción), sino el cómo afectará a los demás, porque de otra forma, estoy considerando únicamente mi punto de interés personal sobre mi propia decisión, en lugar de realmente tomar responsabilidad por la situación, por mí mismo y por quien soy dentro de esa situación para realmente empezar a moverme en una forma que pueda apoyar a otras personas, que pueda apoyarme y cambiarme a mi mismo

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido tener miedo de hablar y tomar las acciones necesarias que puedo ver en honestidad conmigo mismo frente a una situación, por pensar que otras personas se molestarán conmigo o me dejarán de hablar o me quedaré solo, con lo cual, me echo en mis propias decisiones para atrás y termino defraudándome a mi mismo y decepcionándome a mi mismo, dentro de lo cual me llevo a sentir enojo hacia mi mismo e incluso empiezo a “culpar y resentir a los demás”, sin ver que no son ellos sino yo quien se está llevando a generar esas consecuencias dentro de mi propio mundo y realidad

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido faltar a mi propia decisión/determinación al querer complacer a otras personas presentándome en la forma que he creído que esperan que hable, que me comporte para poder sentirme aceptado y apreciado por ellos; de hecho pienso en las palabras de un compañero con quien hablé recientemente y me dijo lo mucho que me respetaba y me valoraba, lo mismo de otros compañeros de quienes no esperaba ese reconocimiento, sin embargo, por mucho que ellos lo dijeran, en realidad no me veía a mi mismo como “ese respeto, valor, talento, creatividad, etc., etc.” que ellos mencionaban, porque puedo darme cuenta que no es algo que esté viviendo plenamente por mi mismo y puedo darme cuenta dentro de ello, que no había querido reconocer que mis proyectos y mis trabajos empecé a realizarlos solo para que los demás me dijeran que les gusta o está bonito o está padre, para poder sentir que soy mejor que ellos o que tengo ese reconocimiento de su parte, sin embargo, no es realmente algo que he vivido por mi o que haya hecho por mi, porque de otra forma no creería que necesito “sentir eso de otras personas o recibir ese respeto de otras personas” porque simplemente estaría haciéndolo por mi mismo y a esto

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido creer que necesito “sentir respeto o reconocimiento de otras personas” para poder valorarme a mi mismo, sin ver que, eso es imposible, porque la única forma en la cual yo podría “sentir algo con relación a los demás”, es formando una idea en mi mente acerca de quién soy o debo ser, completamente separado de mí mismo, donde en el momento que esa imagen recibe alguna forma de aprecio, aparentemente ahora puedo “relacionar o vincular ese aprecio con esa imagen y sentir respeto o aprecio o reconocimiento” por esa imagen que aparentemente he llegado a ser, levantarme o convertirme, dentro de y como una personalidad, cuando en realidad esa imagen, no soy yo, porque tengo que hacer un montón de cosas completamente “forzadas” fuera de esa autentica decisión, para complacer a los demás, donde de hecho cada vez que incurro en una de esas acciones, por mucho reconocimiento que reciba de otros, yo me experimento de forma realmente pésima dentro de mí mismo, me veo falso, irreal y completamente separado de mi mismo

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido no darme la absoluta determinación de vivir las decisiones que realizo por complacer a otras personas, donde el miedo interfiere con esa determinación, siendo yo de igual forma el creador del miedo

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido temer dejar de actuar/hablar y comportarme como he creído que otras personas quieren que lo haga, creyendo que si lo hago me quedaré solo, sin ver que en realidad, siempre estoy solo, dentro de mi mismo, y mismo si intento complacer a otras personas y aparentemente recibo “su aprecio y reconocimiento”, jamás llego a “conectarme con otras personas” en realidad lo que ocurre es que a partir del momento en el cual inicio “esa búsqueda por aceptación y reconocimiento” de hecho permanezco casi de forma perpetua dentro de esa búsqueda por aceptación, por reconocimiento y jamás llego realmente a encontrarme “con alguien”, porque lo que puedo ver mientras escribo esto es que, la única forma en la cual realmente he podido “trascender mi soledad” en cierta forma, es compartiéndome incondicionalmente con los demás, siendo íntimo con los demás y llegando a entenderme a mi mismo completamente en honestidad conmigo mismo y a los demás, para poder entonces entender qué es aquello por lo cual están pasando, donde entonces realmente puedo conectar en cierta forma con ellos y entender quiénes son, como son, por qué son para entonces simplemente ser quien soy y apreciarme incondicionalmente por lo que soy, ya que de otra forma, solo estoy constantemente escondiéndome a mi mismo, ocultándome a mi mismo detrás de una máscara, sin llegar realmente a ser

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido creer que necesito algo que “me recuerde mi compromiso/decisión” para poder mantenerme dentro de ese compromiso/decisión, sin ver que en realidad, el vivir una decisión no consiste en “recordar”, sino estar atento de todas las cosas que ocurren dentro de mi y en mi entorno y a ello simplemente aplicar la “decisión” que he decidido/realizado por mi mismo porque la decisión es literalmente vivir cada acción de forma consciente sobre quien soy, quien quiero ser y lo que voy a ser y hacer dentro de éste mundo, dentro de ésta vida

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido creer que necesito “recordar el aplicar un respiro”, en lugar de ver que “recordar” es estar separado de la decisión en una “idea” de lo que aparentemente es “respirar”, por lo que, querer recordar es querer “existir como idea”, lo cual sería verdaderamente absurdo si constantemente tuviera que “recordar quien soy”, porque eso implica que de hecho quien soy puede perderse si de pronto “se me olvida quien soy”, cuando estar consciente de uno mismo de hecho implica entender que uno jamás puede perderse, no entendiendo que aplicar un respiro de forma consciente, implica de hecho “encontrarme consciente de mi mismo”, de mi potencial creador dentro de y como uno mismo

Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido darme cuenta que vivir una decisión consiste principalmente en poner atención de un punto dentro de mi mundo y realidad, y realmente tomar las acciones necesarias con relación a ese punto, no deteniéndome ni distrayéndome con otra cosa hasta que logre concluirlo

Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido reconocer que basar las decisiones en experiencias emocionales, sentimentales o energéticas de cualquier tipo, no es en forma alguna realmente decidir sino buscar el propio interés personal

Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido darme cuenta que para poder realmente realizar una decisión, necesito primero retirar mis intereses personales y observar a la situación frente a mi en honestidad conmigo mismo, para poder entonces realmente asegurarme de realizar y llevar a cabo las mejores acciones posibles que de hecho nos beneficien a todos

Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido ver que una decisión solo puede ser realizada cuando cualquier tipo de influencia, idea, deseos, etc., son completamente apartados, para poder realmente ver y evaluar las condiciones del momento y tener palabra sobre el mismo, porque es únicamente dentro de esa claridad que una decisión puede realmente ser efectuada

Posibles redefiniciones (fase creativa sobre la palabra):

Decisión: Poner atención de un punto dentro de mi mundo y realidad, y realmente tomar las acciones necesarias con relación a ese punto, no deteniéndome ni distrayéndome con otra cosa hasta que logre concluirlo

Decisión: Vivir cada acción, cada palabra y cada momento de forma consciente y determinante a ser y hacer lo que quiero ser, lo que voy a ser y hacer frente a una situación o momento

Decisión: Retirar los intereses personales frente a una situación o momento que se nos presenta para poder realizar una autentica evaluación de los factores y condiciones que nos permitan realizar las mejores acciones para resolver dicha situación en una forma que beneficie a todos

Redefinición de la palabra:

Decisión: Poner atención a cada acción, cada palabra y cada momento de forma consciente y determinante, retirando los factores emocionales o personales, de modo que podamos realizar una autentica evaluación de los factores y condiciones de la verdadera situación frente a nosotros que nos permitan realizar las mejores acciones para resolver dicha situación