sábado, 16 de mayo de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 746, Un acto de perdón a uno mismo es aprender a Morir para aprender a Vivir

Esta es una herramienta que me ayuda a escribir de forma intima conmigo mismo, y la comparto para todos aquellos que encuentren dificultades al momento de "sentir que no saben que escribir"

Lo que voy a compartir no se trata de "crear una experiencia con relación a la escritura o al perdón", es simplemente plantearse a uno mismo un momento, un momento de absoluta honestidad con uno mismo, plantearselo como plena consciencia de lo frágil y momentanea que es la vida, como la plena certeza de nuestra propia muerte y la posibilidad de la misma en cada momento... se trata de colocarse a uno mismo en una posición donde "no hay elección", donde ya no divagas en tu mente tratando de escapar, sino que tu mismo creas la inevitabilidad de ese momento en el cual te enfrentas a ti mismo aquí, en el momento.

Escribir en honestidad contigo mismo es en cierta forma como escribirle una carta a tus seres amados, solo que claro, no estás escribiendo ésta carta para otros, sino para ti, donde miras dentro de ti de la forma más sincera y directa como jamás lo habías hecho antes, donde dejas de darle vueltas a aquello que no te habías atrevido a resolver en tu vida y de hechote darás cuenta de que la deshonestidad es algo realmente absurdo, es algo en lo cual perdemos mucho tiempo y en realidad perdemos toda nuestra vida.

Finalmente ha llegado ese momento, que no necesita de más complejidad, que es inevitable, al que ya no puedes huir, el momento está aquí y el tiempo se acabó, solo queda reconocer lo que has estado haciendo y simplemente expresas y enfrentas todo lo que necesitas decir, y todo lo que necesitas enfrentar

En ésta carta que escribes, vas a colocar todo lo que no dijiste ni te atreviste a decir mientras estabas con vida, porque ahora te estás despidiendo y por supuesto en ésta despedida que estás realizando, no quieres que quede una sola duda de la verdad, porque se te ha acabado el tiempo, ya no hay oportunidad para más hipocresías, mentiras y palabras bonitas, solo la realidad, solo la verdad, porque esa es la única forma de honrar a nuestros seres amados y de honrarnos a nosotros mismos...

Se dice que la vida sin la verdad no es posible e incluso hay quienes dicen que la verdad es la vida misma... ¿Qué vas a hacer real? es la pregunta, ¿Viviras como una mentira, una personalidad, un engaño, como esa falsa sonrisa llena de hipocresia y temor? ¿O vas a darte esta última oportunidad para hacer lo que de verdad necesita ser hecho?

Vas a morir muy pronto... y si, estás muriendo a cada momento, esas mentiras están muriendo como tus personalidades a medida que las escribes en el papel, a medida que las pones frente a ti y solo debes dejarlas morir; esa carta que vas a escribir es la última carta, donde dejas las cosas bien en claro para ti mismo, donde te confiesas a ti mismo tus más profundos temores y sentimientos, como un acto de reconciliación contigo mismo, entonces te perdonas a ti mismo y en cierta forma te disculpas con tus seres amados y de igual forma te disculpas con aquellos "no tan amados" lol.

Así que escribe como si fuera tu última oportunidad para dejar las cosas en claro contigo mismo, para ser honesto contigo mismo como jamás lo has hecho y como jamás lo volveras a hacer porque es tu última oportunidad; escribe y coloca sobre esa carta el último acto de valor supremo que has hecho y que jamás harás, lo más valiente que haras en tu vida = Enfrentarte a ti mismo

Es tu última oportunidad para despedirte de las personas que amas en tu mundo, escribe como si fuera la última oportunidad que tienes para perdonarte a ti mismo, considera ese momento en el que estás escribiendo, el momento en el que estás a punto de morir donde realmente lo único que puedes hacer es dejar ir las cosas, así que deja que todo fluya en tus palabras y pon todo de ti en ellas, todo de quien tu eres en ellas, porque es lo mejor de ti, y es el mejor regalo de ti a tus seres amados y de hecho será el último regalo a tus seres amados y a ti mismo

Observa... como al enfrentar nuestro temor a la muerte, enfrentamos el mayor temor, el temor a la vida