miércoles, 6 de mayo de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 744, ¿Cual es el sentido de la Vida?

¿Qué sentido tiene la vida fuera de la vida misma? ¿Quienes seríamos si no fueramos vida? Mira de cerca, no podemos definir la vida fuera de la vida misma; ya de por si concebir lo que es la vida es algo que no hemos logrado definir en lo poco que llevamo de nuestra existencia.

Tendemos a aferrarnos al pasado, a lo que conocemos (como la vida que conocemos y nos han enseñado) y al mismo tiempo, no podemos hacer sentido de lo que hacemos en éste mundo y buscamos "un sentido para la vida". Tal vez la pregunta en realidad es: ¿Qué clase de vida estamos viviendo?



La respuesta la podemos encontrar, no viendo a otros seres humanos sino viendo a los animales y como "viven sus vidas":

El sentido de la vida para una mosca, es vivir como una mosca, hacer lo que hace una mosca; el sentido de la vida para un perro es vivir como un perro y hacer lo que un perro hace.

Tal vez la cuestión es que, como seres humanos, tratamos de vivir y alcanzar algo que el ser humano no es, tratamos de ser algo que el ser humano no es ni puede ser porque simplemente "lo que somos es lo que podemos ser y no lo que otros esperan que seamos".

Como seres humanos tratamos de complacer las ideas y creencias de lo que pensamos que "tenemos que ser" simplemente porque alguien alguna vez nos dijo que eso es lo que deberiamos ser, pero si vemos de cerca, a esa persona de igual forma, en algún momento ocurrio que alguien le dijo que el/ella no era suficiente porque no podía ser lo que se suponía que debía ser; tratamos de convertirnos en éstas ideas de lo que creemos es como se supone que "debemos vivir" y  tratamos de complacer éstas ideas, satisfaciendo las ideas que otros tienen de si mismos y de los demás y "estando de acuerdo con su opinión" de modo que podamos permanecer protegidos dentro de ese grupo (ese grupo de ideas).

Lastimamos a nuestros compañeros humanos con juicios, ofensas, agresiones y violencia para defender nuestro punto de vista y nuestras opiniones, nuestras creencias y religiones, nuestra forma de vida y nuestro aparente "quien yo soy"

Pero curiosamente, no podemos hacer sentido de ésta vida...

Tal vez, el sentido de la vida para un ser humano, es vivir humano, el ser humano en el "humanizar". Como seres humanos, tenemos una gran variante de posibilidades y potencial que podmeos desarrollar basicamente en cualquier forma concebible, nuestras posibilidades son más amplias que las de muchos animales para poder desarrollar y crear. de modo que, como seres humanos esencialmente podemos hacer lo que un ser humano puede hacer (dentro de lo que nos es posible hacer por el momento o si nos es posible crear algo nuevo, pues carajo, hagamos algo nuevo).

Cuando le preguntaron a millones de personas ¿Qué es lo que verdaderamente las hace felices? (un estudio real que se hizo sobre la felicidad) Respondieron que lo que más los hacía felices era "la familia", cuidar de los suyos (entiendase también que debemos salir un poco del contexto limitante de la familia y entender el significado de "familia como "el grupo" para poder entender qué es lo que nos ha hecho verdaramente felices desde antes que la organización o constitución de la familia tomara lugar) y curiosamente una considerable cantidad de personas encuentran "un indescriptible goce, al cuidar de otras personas (sin importar si son su familia o no)" tal vez ésto nos está diciendo algo, porque si nuestra felicidad reside en hacer aquello que de hecho realizamos de forma inherente desde que somos niños, "el amar incondicionalmente y cuidar del mundo que nos rodea"

Tal vez ésto nos dice, que el sentido de la vida para el ser humano es cuidar de si mismo y de los demás. Es hacer lo que como seres humanos hacemos, porque curiosamente cuando no lo hacemos y empezamos a criticar a los demás, a atacar a los demás con opiniones, agresiones, insultos, violencia, terminamos encontrándonos... sin sentido.

Ahora, no estoy diciendo que no debamos reconocer nuestra individualidad, reconocer y aceptar que nuestra sola tarea reside en nosotros y claro, podemos hacer todo aquello que se encuentra dentro de nuestras posibilidades como seres humanos, porque tenemos que ocuparnos de todos los aspectos que tienen que ver con nuestra vida y nuestro vivir; lo que digo es que, ¿Qué pasa si aquello que hacemos para vivir pudiese traer un beneficio a otros seres humanos y de pronto nos damos cuenta que, al cuidar de otros, y asegurarnos que el grupo está bien, que nosotros estamos bien, porque cuidamos los unos de los otros? Sin importar qué sea aquello que te fascina y apasiona, si puedes enfocarlo o canalizarlo en un sentido que sea el mejor para todos, te daras cuenta que el problema no se encuentra en lo que haces, sino en el como lo haces y el por qué y para quién lo haces...

Desafortunamente, hoy día las cosas que nos hacen felices o que creemos que nos hacen felices, han sido relacionadas con "obtener el reconocimiento de otros" a través de adquirir posesiones materiales o convertirnos en una aparente "imagen perfecta" que creemos que tenemos que ser, de "recibir algún título o reconocimiento" etc., pero si te das cuenta, incluso "siendo solo una imagen, dependemos del grupo para que dicha imagen sea vista y reconocida", dependemos de los demás para poder "hacer sentido de este sin sentido", porque simplemente todos lo están viviendo, es como el efecto de una paradoja, es decir, no tiene sentido, pero lo tiene porque nuestro sentido está en hacer lo que un ser humano hace, ver por los suyos cuidar de los suyos, y si todo el grupo hace lo mismo..., es una situación un tanto complicada.

El potencial está allí, disponible para todos nosotros porque existe en y como nosotros, solo que, la forma en que se nos ha enseñado a buscar la felicidad se ha puesto en separación de nosotros mismos en lugar de ver que, existe en y como todos nosotros.