domingo, 3 de mayo de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 743, Caminando la relación entre: "El mío y el Yo soy"

Un poco de perdón a uno mismo que he estado caminado en relación a éste punto


Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido relacionar la palabra “propio” con “yo soy”, donde al decir “esto es mío, estaría diciendo esto soy yo”, porque al referirme a los pensamientos en realidad digo “mis pensamientos”, y al decir “mis pensamientos” creía que estaba diciendo “yo pienso, yo soy ese pensamiento”



Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido referirme a los pensamientos en la mente como “mis pensamientos”, donde relacioné el decir “mis pensamientos” con decir “esto es lo que “yo” pienso” y por consecuente la relación de “yo soy lo que pienso”



Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido referirme a la mente como “mi mente” y dentro de ello definir la mente como “yo soy la mente porque es - mi mente”



Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido definirme en la palabra “mío”, en lugar de ver y reconocer que en realidad en éste mundo, nada puedo adquirir, nada puedo realmente tener, porque yo soy y he nacido como lo que soy, y lo que soy explora y conoce y reconoce de si mismo en otros, pero no soy, ni me defino de acuerdo a otros, porque simplemente soy



Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido darme cuenta y reconocer que ya he nacido como lo que soy, y que lo que soy es completo como lo que soy, porque así es como he nacido en éste mundo, nada me falta, nada carezco, nada necesito además de lo que pueda necesitar mi cuerpo para su sustento, porque ya soy.



Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido darme cuenta que la declaración “mío” solo surge como una definición de “incompleto, de falta, de carencia y por consecuente de separación” de lo que soy en y como lo físico.



Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido darme cuenta que cree la palabra “mío” en el momento en que me separé a mi mismo de lo físico; con lo cual he estado tratando de encontrarme a mi mismo en experiencias a partir del acto de “poseer/adquirir” relaciones, objetos, ideas, conocimientos, en lugar de darme cuenta que en realidad estoy aquí y que lo que se encuentra aquí es un reflejo de lo que soy, o mejor dicho soy un reflejo de lo que está aquí, porque en realidad soy solo una parte de lo que existe aquí



Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido darme cuenta que éste mundo, ésta existencia no parte ni se trata de mí, sino de toda la existencia per se donde todos y cada uno hacemos la existencia como parte de lo físico, como una sola consciencia en y como la unicidad y la igualdad, me doy cuenta que cada parte en éste universo, en ésta existencia está vivo y que todos y cada uno creamos juntos nuestra experiencia en y como ésta existencia, juntos en unicidad e igualdad, porque cada parte de mi esta constituida de los componentes de ésta existencia y toda la existencia está conformada de los mismos elementos, de modo que todos somos de hecho la existencia experimentándose a si misma dentro de si misma.



Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido darme cuenta que no soy la imagen que veo de mi o que otros ven de mi, porque la vida no se trata solo de una imagen y yo soy mucho más que una imagen, si yo solo fuera una imagen, la imagen jamás se modificaría, permanecería estático en y como un momento, que en realidad puedo darme cuenta que es ciertamente lo que he hecho al definirme en el pasado, porque solo he existido como esas “memorias” que se mueven como patrones repetitivos de comportamiento sin posibilidad de alterar o cambiar mi experiencia en ésta existencia, por definirme de acuerdo a un solo pensamiento, en lugar de ver que al expandirme en y como lo físico, siempre necesito tomar en consideración la existencia y por lo tanto mi referencia nunca es estática y o no soy estático, porque actuó y me muevo de acuerdo a lo físico.
 
En y cuando me vea compartiéndome o comunicándome con otras personas o por el contrario temiendo comunicarme con otros seres humanos al definirme en un pensamiento o imagen o creencia acerca de mi mismo basada en el pasado, respiro y reafirmo para mi mismo “no me defino de acuerdo a ésta imagen, éste pensamiento, no soy ésta experiencia” y entonces me muevo y me comparto incondicionalmente con la otra persona, permaneciendo estable, constante en y como lo físico incondicionalmente



Me comprometo a no limitarme ya por las memorias del pasado que emergen como pensamientos o juicios acerca de otras personas y principalmente acerca de mi mismo, en los cuales me limite a “definir mi experiencia en un determinado comportamiento o creencia acerca de mi mismo o de los demás”, de modo que me doy la oportunidad de explorar quien soy yo realmente más allá de todas esas definiciones y experiencias para traer la expresión de lo que soy en verdad en cada momento de cada respiro