sábado, 2 de mayo de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 741, ¿Cómo aprender a escuchar a otras personas?


Había escrito antes acerca del regalo de escuchar a las personas, pero creo que hay algo aún más importante y ver "¿Cómo aprendemos a escuchar a las personas?"

El punto más importante que puedo compartir de mi propia experiencia, es que, "uno necesita silencio", pero ¿A qué me refiero con silencio?

No fue fácil enfrentar éste puto porque en realidad estaba "demasiado acostumbrado a pensar que soy más inteligente que los demás o que yo tengo la razón = Ego", así que, para mi sería muy fácil el empezar a pensar o crear pensamientos acerca de las otras personas "mientras éstas estaban hablando", de modo que para cuando terminaban de hablar, había escuchado poco y cercano a nada de lo que acababan de compartir; lo único que hacía era repetir mis "juicios acerca de ellos (para reafirmar mis propias creencias) dentro de mi mente mientras ellos hablaban".

Así que, lo primero que tuve que aprender para poder, "escuchar", fue de hecho reconocer que esa creencia en mi mente de "yo tengo la razón y los demás son idiotas, o no voy a escuchar a ésta persona porque mira como se comporta y cómo habla", era completa y absoluta mierda, tuve que reconocer que en realidad no era mis juicios acerca de otras personas ni mis creencias acerca de mi mismo o en otras palabras "no soy mis pensamientos y desde luego las personas no son lo que pienso o creo de ellos", hay mucho más acerca de éstos seres humanos que no estoy tomándo en consideración y que por no hacerlo, no me estoy dando la oportunidad de ver que, cada persona es un diamante en bruto, cada persona tiene algo que aportarnos de sus experiencias, de lo que han aprendido.

Ahora por supuesto no estoy diciendo: "Escucha a todo lo que te digan y cree en ello como la verdad absoluta", no, en realidad también puedes aprender de las personas si al verlas, piensas que esa persona: "es un reflejo d ti mismo y te esta mostrándo quien eres en un punto de partida deshonesto contigo mismo", es decir, aplicar razonamiento crítico sobre lo que está pasando frente a ti en y como esa persona, pero para esto de igual forma necesitas escuchar las palabras de la persona, su tono de voz y ver quienes son en y como sus palabras, de modo que de igual forma, la persona puede darte un reflejo de las consecuencias de participar de acciones deshonestas contigo mismo por ejemplo.

Así que, no puedes escuchar a otras personas si tu mente hace ruido; si hay voces en tu cabeza, necesitas silencio para poder escuchar. Y puedes por ejemplo apoyarte de ésto: "Cuanod te veas resistiendo a escuchar a una persona", solo date cuenta que así como sabes que tú tienes mucho que ofrecer a los demás en tus palabras o tus acciones (viendo que tu eres un diamante en bruto por ejemplo que puede llegar a pulirse a la perfección), todos tienen el mismo potencial que tú todos son ese diamante en bruto; todos son seres humanos como tú, caminando en éste mundo como tú, de modo que todos tienen algo que darte en sus palabras de la misma forma que tu tienes algo que dar en tus palabras.

Piensa que todos queremos ser escuchados porque sabemos que tenemos algo importante que decir (sobretodo si viene desde ti mismo como lo que eres en verdad), pero si no sabemos escuchar a los demás, nadie podrá escucharnos, y es decir, la gente se da cuenta cuando de verdad la escuchas, porque si realmente pones atención en ese momento, tus respuestas no serán "de acuerdo a tus creencias o según lo que pensaste de la persona con palabras que evaden más que palabras que responden", no, serán palabras respondiendo para la persona desde ti mismo.

Y no tengas miedo de reconocer que estás equivocado o que no entiendes algo, si lo expresas a esa persona probablemente te darás cuenta de que pudiste haber perdido la oportunidad de conocer a alguien en tu mundo verdaderamente valioso... Así es "a ti mismo", porque puedes descubrir más de tí, al ver que otros son el reflejo de ti y que lo que otros pueden aportar, es de hecho una ventana "a su interior y a tu interior" donde lo que ellos comparten DE SI MISMOS DIRECTA Y SINCERAMENTE, PUEDE SER UNA VENTANA AL TUYO"... es curioso que ante más conocemos de nosotros mismos más conocemos del universo... es fascinante.