viernes, 24 de abril de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 737, El Arte como Terapia - ¿Cómo me siento/pinto hoy?

En y a partir del día de hoy estaré compartiendo una serie de dibujos y pinturas con un estilo muy libre, para poder expresar "lo que ocurre dentro de mí", donde utilizo el arte como medio de expresión para conocerme a mi mismo.

La dinámica será la siguiente: Me miraré al espejo todos los días por alrededor de 2 minutos, y despues de esos 2 minutos, utilizando colores, pintura, tintas, etc., empezaré a pintar como me veo a mi mismo, de modo que estaré haciendo una serie de autoretratos, sin necesariamente realizar nada figurativo o realista...

Después de haber pintado/dibujado la obra, lo que haré será ahora describirla, nombrar lo que ocurre dentro de mí, y posteriormente empezaré a escribir sobre ello, los cómos y los por qué me siento como me siento, para posteriormente aplicar perdón a uno mismo...

Éste es el día no.1 y así me siento el día de hoy:


Me siento muy reflexivo el día de hoy, y triste porque acabo de terminar una relación con una persona que conocía desde hace ya bastantes años y ésto no significa que no quiera a ésta persona, simplemente decidí caminar mi camino, aquí con Desteni y es en realidad una decisión que quería hacer hace ya bastante tiempo atrás, simplemente quería asegurarme de que ésta persona estaría bien antes de dejarla ir, y ha llegado a un lugar donde es amado y querido por quienes lo rodean, donde lo están apoyando a crecer, y eso me deja tranquilo para poder concluir éste ciclo.

A veces pienso que fue un error el alejarme de ésta persona, sin embargo, al darme la oportunidad de ver en honestidad conmigo mismo, puedo ver que en realidad no se pierde nada, porque yo sigo aquí, yo no me pierdo a mi mismo por perder una relación, sigo aquí y no dejo de amar a las personas que he dejado atrás en éste proceso; no guardo rencor, ni enojo ya; simplementees momento de dejarlo ir, porque es absurdo guardar rencor, ya que solo me guardo rencor/enojo a mi mismo.

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido sentirme triste por dejar ir ésta relación que formé hace ya varios años, sin comprender que en realidad, nada de mi se pierde cuando dejo ir mis relaciones o cuando termino éstas relaciones, porque quien yo soy permanece aquí y sigo trabajando conmigo mismo, con lo que soy, de modo que no dejo de aprender de mi mismo, ni de los demás.

Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido darme cuenta que no necesito dejar de amar a las personas que dejo ir, porque en realidad aquello que he aprendido con el apoyo de éstas personas permanece conmigo y eso es lo importante; no siempre aprendí con "buenos momentos", sin embargo, aprendí mucho de lo que voy a aceptar y permitir en mi mundo y lo que no, por ello reconozco mi responsabilidad por todo lo que permití y acepté dentro de las relaciones que formé y en ello, me doy cuenta que los momentos no definen a las personas, ni tampoco las experiencias emocionales o sentimentales hacia las mismas, ellos no son ni se limitan a eso, así como yo no soy limitado ni definido de acuerdo a esos momentos.

Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido darme cuenta que no me defino por éste dibujo/pintura que he hecho, que no me defino por una situación hacia una persona o un momento en el mundo, porque en realidad, me doy cuenta que puedo dirigir la situación, me doy cuenta que, cambiando mi forma de ser, de pensar, de ver, de vivir, puedo cambiar las situaciones y de hecho aprender de ellas, de modo que jamás vuelvo a ser el mismo después de cada experiencia (en tanto me permita ser honesto conmigo mismo y reconozca mi responsabilidad dentro de la situación como creador, creación y creado), no me defino por los colores ni el orden de los mismos en ésta obra, así como no defino por el tema o por la obra en si misma, no me defino por las cosas que me gustan, porque esas cosas pueden dejar de gustarme, quien yo soy es el potencial mismo de la vida, como creador, creación y creado

¿Qué voy a crear en éste mundo? Una vida en honestidad conmigo mismo