domingo, 15 de marzo de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 720, Explorando los Principios del Liderazgo pt 2 (¿Que soy?)

 Hace unos momentos estaba viendome frente al espejo, y al verme en el espejo me perdone a mi mismo por haberme aceptado y permitido pensar "ese soy yo" al ver mi imagen en el espejo, y entonces vino la pregunta: ¿Qué soy?. Y entonces empecé a verme a mi mismo, pero no mi imagen, sino la vida que he caminado, y mientras veía mi vida, podía notar que todos aquellos aspectos a los cuales alguna vez les di importancia dentro de mi vida, es decir, siempre fueron como una visión tan limitada del mundo, siempre ví solo una pequeña parte de éste, limitando mi relación con todo el mundo a solo unos cuantos fragmentos de la realidad, fragmentos expresados como unos cuantos pensamientos acerca de aspectos completa y absolutamente banales de mi propia existencia, mi existencia como una experiencia.

Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido reconocer que el tiempo del pasado no se puede recuperar, porque realmente perdí todo ese tiempo, y cuando veo en mi mente solo surgen algunas memorias de unos cuantos puntos a los cuales les dí importancia a lo largo de mi vida, y la mayor parte de éstos puntos se vieron definidos en y por la búsqueda de atención, la búsqueda del reconocimiento de otras personas, donde en el momento que recibia el reconocimiento y la aprobación de las personas, por alguna razón relacioné esos moemntos con la idea de que estaba yendo por buen camino, que estaba haciendo las cosas bien y que mi vida tenía sentido, porque estaba siendo la imagen que ellos querían ver, estaba siendo "LA IMAGEN" que quería que otros vieran.

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido creer que soy la imagen que veo de mi en el espejo al decir "ese soy yo", cuando en realidad, lo que veo de mi, no es lo que otros ven, lo que veo de mi es en realidad mi interior, lo cual es algo que nadie mas puede ver, lo que veo de mi, no es una imagen, no es una experiencia, sino una dirección, un momento en el cual soy.

Y ¿Qué soy? En cada momento soy lo que soy en ese momento, y lo que soy es determinado por quien yo soy, quien me acepto y permito ser

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido definirme a mi mismo en la imagen del espejo, sin ver como en ese momento de definirme como una imagen, hago de toda mi existencia solo una imagen, porque limito lo que soy a ser la definición de una imagen, cunaod en realidad es completamente lo contrario, ya que lo que soy no alcanza a ser descrito en una imagen, no alcanza a ser expresado en una imagen y si soy sincero conmigo mismo ni siquiera me alcanzan las palabras para describir lo que soy, y me doy cuenta que al verme a mi mismo como una imagen, entonces no veo más allá de lo que realmente se presenta y veo en y como la imagen, lo cual se convierte en todo mi mundo, solo una imagen

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido definir el mundo como solo una imagen, en lugar de ver más allá de la imagen, dejándo de juzgar al mundo y a mi mismo dentro de y como una imagen, limitándolo y por defecto limitándome a los prejuicios e ideas que alguna vez hayan podido ser relacionados en y con la imagen

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido juzgarme a mi mismo como una iamgen, donde le he dado tanta importancia a ésta imagen, que he tratado de alterarla de acuerdo a todos los juicios e ideas que se han presentado en mi mente y en mi mundo una y otra vez, y por lo cual puedo ver que es tan fácil manipular a las personas, tan solo diciendoles "debes verte de ésta forma", porque al ser las dimensiones de uno mismo tan limitadas, es entonces verse de una forma se convierte en el sentido y propósito mismo de la vida, y llamar la atención se convierte en todo nuestro mundo, porque la imagen "no existe si no es vista", ¿Cómo puede existir una imagen que no es vista? No existe, por lo tanto buscar la atención de las personas para que vean y juzgen y aprueben la imagn se vuelve y convierte en todo mi mundo, todo mi propósito y por ello, puedo darme cuenta que la razón por la cual puedo llegar a sentirme tan "perdido" cuando me encuentro solo o cuando no recibo el reconocimiento de otras personas, es porque empiezo a pensar que estoy haciendo algo mal; sin embargo,es lo que soy lo que define mis acciones, no mis acciones lo que definen lo que soy, por ello

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido tener miedo de no recibir el reconocimiento y la aceptación de las personas dentro de mi mundo y realidad, y sobre todo de aquellas personas que he definido y relacionado como "mis seres queridos" porque entonces todo de mi mundo y de las personas "de quienes he querido recibir atención" empieza a derrumbarse, porque puedo ver que de igual forma, trato de llamar la atención de mis seres queridos por haber relacionado su imagen con una idea, con una opinión y de los cuales he buscado que tengan "ciertas opiniones" acerca de mi imagen, porque en esas opiniones me he definido y creído ser "algo o alguien", y al verme como "algo o alguien" que existe en y como una imagen, empiezo a temer perder esa iamgen, porque entonces aparentemente esa imagen no "existiria para los demás" y yo no existiría porque dejaría de "ser algo o alguien".

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido tener miedo de estar solo, de quedarme solo, porque "decidir", tenr la "capacidad de decidir" en ese momento al estar solo dándome cuenta que no soy solo una imagen puesto que existo, es aterrador, porque implica reconocer que oda mi existencia y lo que alguna vez he creído válido o real, ha sido una ilusión, y tener capacidad de "decidir", implica "ser, y en ello, VER que soy muchos más que solo una imagen" porque VER es VIVIR.

Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido darme cuenta que cuando mi imagen cambia lo que soy en mi interior no cambia, a menos de que me defina de acuerdo a la imagen, es entonces que lo que soy cambia, pero solo porque quien yo soy se define de acuerdo a lo que me percibo ser

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido creer que quien yo soy define lo que soy, cuando en realidad es completamente al reves, lo que me acepto y permito ser define quien yo soy, y quien yo soy no puede de hecho influenciar lo que soy, ¿Qué soy?

Me perdono a mi mismo por no haberme aceptado y permitido darme cuenta y ver que lo que soy, no es determinado por nada ni nadie más que por mi mismo, y por lo tanto, me doy cuenta que ese es en realidad el regalo de la vida, la capacidad de decidir lo que soy

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido tener miedo de decidir y tomar dirección dentro de y por mi propia existencia

Continuo en el próximo post