viernes, 13 de marzo de 2015

Mi Jornada hacia la Vida Día 717, Cuando el Intelecto no basta para hacer un cambio

"Lo que trato de enfocar no es sólo el apasionante tópico de lo virtual y lo real. Lo que me interesa es lo que Gilles Deleuze llama “la realidad de lo virtual”, en el sentido de que hay algo que en un sentido es virtual, es decir no es actual, y a pesar de todo tiene consecuencias reales, causas reales. Miremos la política actual, que funciona como el proverbial pecado de un matrimonio, en el que hay uno de ellos que es desdichado y sueña que algún día podrá abandonar a la mujer o al marido. Pero paradójicamente, mientras se sueña con esto, es algo que nunca se va a hacer, es sólo una posibilidad. La política de Occidente funciona de esta manera. Soñamos que podemos cambiar cosas, mejorarlas, pero es algo que nos sirve para protegernos y sobrevivir al hecho de que las cosas son así y no podemos cambiarlas. Entonces, a veces lo virtual funciona, posibilita aceptar las cosas tal como son. Esta paradoja me interesa de sobremanera. Es decir, no el tópico de moda sobre lo virtual, en el sentido de comunicación a través de e-mails, el sexo virtual, los cyber sex, este aspecto no me interesa demasiado. Es más la cuestión de la realidad de lo virtual. Por ejemplo la creencia: en uno de los casos de la vida cotidiana que a mi me gusta usar, un padre con un hijo pequeño “yo no creo en la Navidad, yo sólo pretendo hacerle creer esto a mi hijo”. Y si se le pregunta al hijo, éste dirá que procura creer para no defraudar a su padre. En realidad, nadie cree realmente, pero la creencia funciona. Pienso que la gente hoy cree en la virtual verdad de otro. Paradojas como estas son centrales y muestran la manera en que la ideología funciona." - Slavoj Zizek -

link:
http://www.enmedio.info/entrevista-a-slavoj-zizekla-ideologia-funciona-cuando-es-invisible/

Hace unos momentos estaba leyendo éste artículo de una entrevista realizada al filosofo "Slavoj Zizek" con respecto de varios puntos y entre ellos se encontraba la cita que he colocado.

Un aspecto, bueno en realidad dos aspectos, me llaman la atención de la postura de Zizek con relación a la visión que él plantea de nuestra propia capacidad para cambiar, donde ésta existe como "una posibilidad, más que sin embargo jamás será hecha" debido a que solo existe como una idea, un deseo en nuestra mente el cambiar las cosas.

Particularmente considero que la perspectiva de Zizek no es del todo desacertada, en términos de que nos aferramos constantemente de diversas ilusiones como "un mesias, un nuevo gobierno o algún suceso que vendrá a poner fin a nuestra espera por dicho cambio" y es precisamente por dicha creencia que permanecemos "esperando" el cambio y no moviendonos hacia el cambio.

La pregunta no es si los intelectuales creen o no en la gente y en su capacidad para cambiar su situación actual, reside en si podemos o no reconocer el hecho de que ni el gobierno, ni los intelectuales han creído tal cambio posible antes, y que por consecuente hemos esperado que el cambio provenga de afuera, de aquellas personas en posiciones de poder que de hecho no tienen la intención de utilizar tal poder para apoyar un verdadero cambio.

Y paralelamente, creo que como individuos jugamos al ingenuo con éstos puntos, con la idea de un salvador, con un cambi que vendrá de un partido político o de una gran catastrofe (a pesar de que ya la tengamos encima).

Zizek de hecho toca un punto con el cual concuerdo en términos de que "nuestro propio discurso de deshonestidad" que nos damos a nosotros mismos para explicarnos cada evento y situación en los cuales no queremos tomar responsabilidad, toma un papel fundamental en la postergación de nuestras propias acciones para de hecho realizar el cambio que sabemos que no puede venir de otra forma más que con nuestra activa participación.

La deshonestidad mantiene la totalidad del sistema y el aparato ideológico andando, porque es racias a ésta que el aparato ideológico sigue andando. Creo que es muy interesante el hecho de que cada uno de nosotros busca la aceptación y el reconocimiento de otras personas y en ello, su "aprobación" para que nosotros podamos tener un poco más de confianza en nosotros mismos.

Constantemente esperamos que las personas crean en nosotros y que nos hagan sentir bien con sus palabras para poder sentirnos "a la altura del desafio", no obstante, al momento de resolver tales dificultades frente a nosotros, ninguna de éstas personas estaba realmente allí, solo nosotros con nuestro cuerpo, y aún si éstas personas estaban allí dependió únicamente de nosotros lograr aquello que nadie esperaba que hicieramos; tal vez lo único que hace falta realmente como humanidad es recobrar el valor y la confianza en nosotros para enfrentar nuestra propia deshonestidad... para que podamos hacer frente a los cambios que sabemos solo pueden venir de una forma - con nuestra participación.

De hecho, en términos de la propia perspectiva de Zizek con relación al matrimonio, me parece que en realidad el problema reside exactamente en el mismo punto, es decir, confiamos tanto en que será la otra persona la que nos proveerá de amor y satisfacción que olvidamos completamente nuestros principios y dejamos de lado quienes somos para satisfacer a los demás, de modo que en realidad no podemos vivir nada solido porque permanecemos constantemente como la presentación que deseamos que otros vean de nosotros y es decir ¿quien no se hartaría de ésto? Por alguna razón culpamos a nuestra pareja y deseamos alejarnos de ella, sin darnos cuenta que en realidad no fue con nuestra esposa/marido con quien nos casamos, sino con nuestra propia falsedad... y ahora deseamos divorciarnos de ella, solo que lo hacemos alejándonos de la persona y no de nuestra deshonestidad (lo cual por supuesto trae posteriormente extenso arrepentimiento)

Inclusive a lo que sea que yo escribo aquí mismo, cada persona debe considerar ésto solo una visión o una perspectiva de una persona que habla desde su propia posición, porque al final solo cada uno es capaz de resolver ésta relación consigo mismos y pueda ver quien es él/ella desde su posición con relación a la deshonestidad y el cambio.