viernes, 27 de febrero de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 709, Reflexiones en la clase de Semiotica



El día de hoy, mientras nos encontrábamos en Clase de Semiótica, discutíamos algunos aspectos del lenguaje que me ayudaron a entender algunos aspectos dentro de mi propio proceso, y específicamente al porque me encontraba experimentando tanto conflicto
Aquí algunas referencias:

-          El pensamiento está encadenado al lenguaje = todo lo que podemos nombrar/glosar es lo que existe, o mejor dicho, existe para nosotros en nuestra mente. Todo cuanto podemos nombrar es cuanto podemos percibir, por tanto, aquí la pregunta es: ¿Cuánto de la realidad (la realidad física) ignoramos? O en otras palabras, todo cuanto nombramos es lo que “existe” para nosotros en nuestra percepción.

-          Todo cuanto alguna vez hemos nombrado desde nuestra incursión en el Universo, ha definido y establecido nuestra relación hacia el mismo a partir de tales definiciones/palabras, desde luego la pregunta es: ¿Cuánto del Universo y sus intrínsecas relaciones ignorábamos al momento de nombrarlas? El hecho de que no las viéramos no significa que no existieran, sin embargo, nuestra forma de ver el mundo definió y por consecuente determino nuestro comportamiento, y si observas a éste mundo y realidad en su actual condición, definitivamente hay algunos (varios) aspectos que no estamos de hecho considerando…

Entre las cosas que menciono el profesor que me llamaron la atención, emergió éste punto en particular que definitivamente, como mencione antes, pude encontrar estrechamente relacionado con el conflicto dentro de mi mente

-          Ante cualquier evento extraño, para defendernos le asignamos a éste “palabras/definiciones” para poder explicárnoslo a nosotros mismos = control sobre nuestro mundo y sobre nosotros mismos.

Al escuchar esas palabras, pude entender porque tenía tanto miedo de lo que estaba viendo dentro de mi mente, porque en realidad no podía explicar el origen de las cosas en mi mente, no podía realmente entender de donde provenían o como habían surgido, de allí que mi obsesión por el conocimiento y la información se convirtieron en una suerte de “estabilidad” dentro de éstas experiencias dentro de las cuales encontraba alguna suerte de” paz”, porque al no poder entender y principalmente no poder explicar porque los pensamientos que tenía se encontraban en mi cabeza, empezaría a entrar en experiencias como las del video que compartí anteriormente, donde, un punto que puedo notar es el deseo de “tener razón” en las discusiones con otras personas, donde reflejaba en realidad ese conflicto conmigo mismo por tener control de éstos pensamientos

Lo que puedo ver ahora dentro de esto, es que, en realidad lo que sucedía es que no estaba siendo capaz de “conectar los puntos”, es decir, de conectar no solo el origen de éstas experiencias o pensamientos, sentimientos y emociones con un significado, sino que al no poder expresarlos y retenerlos dentro de mi mente, suprimiéndolos, el conflicto se volvería d tal suerte que mi cuerpo buscaría una forma de expresarlos, ya fuera en enfermedades o con reacciones de enojo, depresión

Ahora me doy cuenta como dentro de mi proceso, en aquel momento, no había realizado suficiente "introspección" de aquellos puntos, y por ésto me encontraba constantemente reaccionando hacia los mismos, y me veo ahora mucho más estable caminando mi proceso.

-          Aquí lo interesante es que, si miras a éste punto con atención: Una persona que no es capaz de conectar y relacionar signos que ve/percibe/experimenta en su mente con un significado, puede llegar a tener enfermedades mentales, porque la falta de capacidad de relacionar palabra/imagen/experiencia con un significado, o los signos con el mundo que nos rodea, hace de éstos como un impulso que se acumula como una gran bola de nieve que solo crece y crece hasta que la mente de la persona no puede más; en la capacidad de expresarlos, es lo que lleva a una persona a tener problemas de tal suerte que acumula una gran cantidad de “sensaciones que no puede expresar” y siente tanto que todo lo que siente lo consume por dentro y es por ello que llega al punto de explotar, porque no sabe como expresarlo, entonces “EL CUERPO LO HACE POR EL”, a lo cual vemos manifestaciones de violencia, depresión, suicidios, asesinatos (a esto agreguemos lo que el consumo de drogas puede hacer a aquellos individuos que buscan acallar sus pensamientos con experiencias energéticas positivas…)

Aquí es importante entender que

-          Es tan malo la escazes de signos como la sobresaturación de signos = el equilibrio
Ahora, cuando el profesor expresó éste punto, pude entender porque tenía tanto conflicto dentro de mi mismo – el problema venía cuando me guardaba todo éste conflicto dentro de mi mente y me aislaba de mi mismo, aislarme de mi mismo en términos de que creería que “no tenía tiempo para escribir y enfrentar éstos puntos en honestidad conmigo mismo, y otro de los aspectos que pude ver/entender aquí es como la falta de educación acerca de nuestras mentes es lo que esta creando enfermedades mentales.

Continuo en el próximo post.