martes, 3 de febrero de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 689, La persona que quiero ser...

Estaba escuchando éste video motivacional hace unos minutos:

 

 En el video, el narrador que en éste caso es el orador "Eric Thomas", menciona que "uno debe colocarse en el futuro con la imaginación, de modo que puedas detenerte a reflexionar sobre quien te gustaría llegar a ser y posteriormente convertirte en ello.

Me di la oportunidad de hacer el "ejercicio" que propone, y en efecto empezaron a surgir éstas imágenes que resonaban en mi mente como una suerte de "sinónimo de éxito (y felicidad en alguna forma)" y las cuales y las cuales curiosamente son en cierta forma como la visión clásica o idea que se vende acerca de la felicidad. 

Me imaginé a mi mismo alcanzando "las metas que me he propuesto" Ideas y deseos de ser un mejor dibujante, ser un hábil, talentoso y reconocido tatuador, una persona muy talentosay creativa, una persona con una vasta cantidad de conocimientos y teniendo una cantidad razonable de dinero para mantener una familia, casado, hijos... el "sueño americano" por decirlo de alguna manera.

Sin embargo, mientras desfilaban estas imágenes en mi mente, por alguna razón simplemente no podía evitar ver mi futuro aún como una limitación, y es que a medida que surgían los sentimientos al ver esas hermosas imágenes o la experiencia "positiva" en torno a estos, dentro de mi no podía dejar de repetirme "esa no es la persona que quiero ser" es irónico en realidad, porque es muy fácil desear la felicidad pero ¿Por qué es tan difícil cuestionar esa felicidad? es como cuando las personas preguntan: ¿Por qué existe el mal en el mundo? pero nadie pregunta ¿Por qué existe el bien? 

Todos queremos un villano en nuestra historia, tal vez porque ese villano da sentido a nuestra búsqueda por la felicidad, pero ¿De qué depende éste sentido, de qué depende la felicidad? y en todo caso ¿Por qué la felicidad depende de la existencia de otras personas (ya sea que queramos a éstas en nuestras vidas o fuera de éstas)?

¿Por qué el éxito depende de hacer aquello que nos creemos incapaces de hacer? ¿Por qué el éxito se encuentra tan relacionado con alcanzar tan conveniente posición por encima de las expectativas de aquellos ideales que alguna vez nos hicieron sentir como alguien indigno, inferior, insuficiente? ¿Por qué el éxito se encuentra tan relacionado con el juego de la superioridad y la inferioridad? ¿No es acaso que simplemente tenemos que dejar ir aquellos juicios hacia nuestras propias personas donde en algún momento decidimos creer que "eramos menos" que otros solo porque no podíamos realizar una determinada acción o técnica que comparamos con la de otros solo porque un juicio de valor fue hecho sobre tal momento en la cual aquellas personas fueron "reconocidos/aceptados" por realizar dicha acción y nosotros decidimos creer que nuestro valor se encontraba sujeto a realizar tales o cuales acciones que nos harán ser de igual forma reconocidos y aceptados tal y como vimos a aquellas personas serlo?

¿Por qué el amor que damos y recibimos se encuentra tan relacionado con la satisfacción de nuestras expectativas e ideales sociales? ¿Por qué es que en la sociedad se penaliza a aquellos que no cumplen con tales ideales sociales, negándoles la oportunidad de expresarse íntimamente con otra persona? Y es irónico, que existan tantos prejuicios e ideas dentro de nosotros acerca de lo que es una relación ideal, pero para que tal relación exista la persona tiene que convertirse en alguien y fingir ser alguien que no es, y cuando una persona se expresa con nosotros de forma autentica e íntima, ésta simplemente no nos gusta porque preferimos el ideal al valor mismo de la vida. Y luego las personas dicen: "Quiero una relación honesta", pero no se atreven a darse esa honestidad a sí mismos

¿Qué pasa una vez que estoy en la cima de mis expectativas? ¿Estoy satisfecho con este aparente éxito?

Es interesante cuando vez a aquellas personas "líderes" de grandes compañías, grandes empresas, líderes en algún deporte, técnica o habilidad y ves ésta insaciable necesidad de más y más. Es como cuando observas al sueldo de algunos diputados, jueces, dueños de compañías y dentro de ti mismo te preguntas: ¿Por qué necesitan tanto dinero? ¿Por qué las personas que lo tienen todo están tan insatisfechas con sus vidas? Tal vez no les gustó lo que encontraron en la cima de aquel distante dueño, y ahora simplemente no saben como parar, porque esperan encontrarlo en algún punto del futuro y esperan que tal felicidad se encuentre allí, pero no se atreven a preguntarse: "tal vez ésta no es la persona que quiero ser, tal vez ésta no es la vida que quiero vivir, tal vez lo que quería en el pasado solo fue consecuencia de mi idea misma del éxito"

En realidad puedo ver que la imagen que he creado de mí dentro de aquel punto al cual he querido "llegar" se encuentra definida por la visión que tengo de mí en éste momento, de los juicios que aún existen en mi en éste momento, de la idea que he creado de mí como quien yo soy y lo que aparentemente es bueno

¿Por qué me he convertido hoy en la persona que soy? ¿Por qué he tomado este camino? ¿No fue acaso porque en algún momento de mi vida, cuando era apenas un niño creí que la persona que era en ese momento era insuficiente solo porque algo o alguien dijo alguna vez que la perfección se encontraba en el dominio y control de aquellos defectos que nos hacen imperfectos? Ahora veo aquellos distantes ideales de la perfección convertidos en la obsesión enajenadora de mi mente, donde un simple momento llegó a definirme a tal grado, una acción en particular que decidí juzgar comparándolo con el resultado de otra persona, mientras inferiorizaba y degradaba el mío llamándolo insuficiente/imperfecto/inferior, etc...

Ese momento puedo verlo como la ocasión en la cual hice un dibujo para mi madre, donde ella me dijo: "Está muy bonito", y a partir de ese momento, al escuchar a mi Madre y a mi Padre darme esos cumplidos acerca de aquel dibujo... es interesante, porque en realidad lo que quería era hacer felices a mis padres, sin embargo, por alguna razón relacioné esa felicidad con "el dibujo mismo", es decir "aquello que los hizo felices a mis padres fue aquel dibujo" (o así lo relacioné en mi mente) y mientras veo a ésta idea, puedo ver como en cada cumpleaños, navidad, o momento donde la ocasión llevaba "implícitamente" el realizar alguna suerte de regalo u obsequio, la definición de "felicidad" solo porque se está obteniendo algo o recibiendo algo...

Y me pregunto: ¿Es éste regalo que me he hecho a mi mismo (la persona que soy) aquel que quiero darme a mi mismo realmente? En realidad no, ¿por qué no puede la persona que soy ser simplemente quien es? ¿Por qué la vida parece una lucha contra nosotros mismos donde tenemos que volvernos cada vez mejor y mejor en un oficio que complace a los demás (una idea que vende) y no puede ser un trabajo que de hecho nos satisface a nosotros mismos?

¿De qué depende nuestra felicidad? o mejor dicho ¿A qué hemos relacionado ésta felicidad? 

Con Desteni, me atrevería a decir que he experimentado autentica felicidad por primera vez ¿Por qué? Porque cuando llegué a Desteni, empecé a trabajar verdaderamente en mi persona, a ver mis juicios hacia mi mismo y hacia los demás y empecé a trabajar investigando y estudiando soluciones para mejorar la vida de otras personas y por alguna razón, es el trabajo que disfruto...

Continuare sobre éste punto en el próximo post