miércoles, 21 de enero de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 677, Mi Camino fuera de las Drogas



Como lo prometí (y en todo caso me comprometí a hacerlo) aquí empezaré a compartir un poco acerca de mi proceso fuera del consumo de drogas


Es interesante que fuera del consumo "ilegal de drogas", todos nosotros hemos participado en alguna forma u otra de algún tipo de droga, y es decir, debo confesar que a medida que escribo ésto, me viene a la mente el deseo de servirme de una taza de café o de té para hacer el momento "más ameno", o como otros bvien conocen ésta declaración en su mente "para poder ponerme bien/sentirme bien" (en mi caso particularmente para escribir), sin embargo dentro de ese "ponerme bien", en realidad lo que estoy diciendo es que debido a que hay algo que "me incomoda dentro de mi mismo, llámese con relación a la situación que enfrento o con respecto de mi propia persona", necesito de algo que me "estabilicé" externamente cuando en realidad el problema está ocurriendo internamente.

De modo que, veo ésta inherente aceptación de mi parte a pensar que si me encuentro "inestable" con relación a algo dentro de mi mundo y realidad, puedo recurrir a algo externo para resolver la situación en lugar de estabilizarme a mi mismo.

Las drogas fueron particularmente en mi vida otra fuente de entretenimiento, el alcohol nunca se hace de esperar en las fiestas, y tal pareciera que ha llegado a ser un convencionalismo social tn grande el encontrar alcohol cuando vas a cualquier tipo de reunión, que inclusive puedes ver dentro de tus propias experiencias lo extrañamente incomodo que pudiste haberte sentido en el momento que te diste cuenta que hacía falta aquella botella o aquel cigarro, e incluso tal vez pasó por tu mente "Oh dios mío, ¿qué es ésto? debe ser una fiesta infantil".


Y mi punto dentro de ésto, es el hecho de que pareciera que como humanidad hemos llegado a tal estado de dependencia con respecto a cualquier tipo de substancia que nos haga "sentirnos en ambiente/sentirnos bien/ entretenernos//disfrutar" que ciertamente la vida puede parecernos bastante... "aburrida/tediosa/rutinaria" en la ausencia de cualquiera de éstos químicos (y por substancias/químicos, no habló solo de las drogas ilegales, sino del alcohol, el cigarro, el azúcar, el chocolate, el té, etc.)

Pero al final ¿qué son las drogas dentro de nuestro cuerpo? ¿Por qué nos sentimos bien con "la situación que enfrentamos/vivimos o con nuestra propia persona" en el consumo de cualquiera de éstas substancias y no podemos simplemente disfrutar de un momento por lo que es? Es decir, tal pareciera que las drogas lo que en realidad hacen es hacernos olvidar de lo incómodos que nos sentimos dentro de una situación en particular y hacen del momento algo que en realidad es "soportable/vivible" solo porque no queremos encontrarnos plenamente conscientes de lo que estamos haciendo, cuando lo estamos haciendo y con quien lo estamos haciendo.

Es increíble que inclusive en el acto sexual, busquemos o recurramos a otro tipo de substancias (que si bien no alteran nuestro estado de consciencia) alteran los mecanismos biológicos de nuestro cuerpo, como lo es el Viagra o el Cialis, ahora evidentemente éstos productos están diseñados para los problemas de disfunción eréctil, sin embargo, ¿por qué lo consumen incluso personas que no tienen dicho problema? ¿Alguna vez has tenido éste tipo de pensamientos o temores (específicamente hombres) de "no satisfacer a tu pareja si terminas demasiado pronto", bueno yo llegué a tener ese tipo de pensamientos, y realmente podría experimentar mucha vergüenza si terminaba antes que mi pareja y no lograba llevar a mi pareja al orgasmo.

Son ésta clase de pensamientos que te hacen sentir inseguro durante el acto sexual y que inclusive pueden realmente hacer del sexo una experiencia particularmente desagradable si eres de los que tienden a ir en extensos juicios con respecto a sí mismo una vez que surgen, y evidentemente aquí el punto con relación a las drogas, es el hecho de que una buena parte de los hombres, recurren a dichos tratamientos a pesar de que no padezcan de disfunción eréctil, para poder "sentirse bien dentro del acto sexual" y complacer a su pareja, para poder "satisfacer la propia idea respecto de su propia persona".

Ahora, si bien la droga "facilita la experiencia que nos hace sentir bien" algo curioso es que la droga no determina que tipo de experiencia tendrás, porque en realidad la experiencia depende de diversos factores pero el factor principal será siempre uno mismo, de hecho, si lo miras de cerca, el término mismo de "crear una experiencia" se refiere específicamente al hecho de que uno "va en otra experiencia/otro estado mental" que ayude a sustituir o cubrir la experiencia que se está de hecho experimentando, y en realidad a ésto, uno puede ver que, a pesar de que uno pueda decir que se encuentra bastante "bien" consumiendo todo tipo de drogas dentro de una fiesta o una situación en particular, en realidad ¿Cómo puedes estarlo si jamás has sabido como se siente esa experiencia en particular que estás de hecho evadiendo dentro de las drogas? No estás caminando a través de tus propias reacciones, ni siquiera estás tomando el momento por lo que es, solo estás de hecho colocando una "nueva experiencia/creando una experiencia" que te permita sentirte bien dentro de una determinada situación, pero insisto "no estás viviendo la experiencia que estás evadiendo, sino que estás colocando otra".

Ésto fue un punto bastante importante a entender dentro de mi proceso particular para detener mi consumo y participación en la mariguana, porque entender "quien soy yo, en ausencia de la droga en un determinado momento" es vital para poder entender "quien uno es tanto dentro como fuera de la experiencia" ¿qué existe y que no existe cuando uno está en dicha experiencia? ¿Qué es lo que uno teme perder de la experiencia y que es lo que de hecho permanece dentro y fuera de la experiencia? para entonces entender como uno crea dichas experiencias y no está sujeto de las mismas, puesto que yo decido quien soy yo en relación a un punto en cada momento de cada respiro, en tanto sea honesto conmigo mismo

Continuo en el próximo post.