sábado, 3 de enero de 2015

Mi Jornada hacia la Vida, Día 669, Los acuerdos son el arte de enfrentar el Conflicto

Ahora que "B" ha venido a visitarme, hemos empezado a trabajar directa/físicamente dentro de nuestras discusiones cuando surgen resistencias a compartir algún punto. Y lo que quería compartir con relación a ésto, es lo que encuentro es la primordial diferencia entre un acuerdo y una relación, donde la relación se encuentra más basada en éste "complacer a la pareja y evadir el conflicto", mientras que un acuerdo es completamente lo opuesto, "empujarnos mutuamente a enfrentar el conflicto y movernos a través de ello".

El día de ayer, mientras "B" y yo estábamos teniendo sexo, surgió en mi mente un pensamiento y "B" pudo notar que no estaba expresándome, entonces me enfrentó directamente y en éste punto primero me encontré resistiéndome a compartirlo, sin embargo, debido a que estaba consciente de lo que estamos caminando juntos, me empujé a mi mismo a hablarlo directamente a pesar de las resistencias, y pude expresarme.

El pensamiento fue relacionado con una experiencia en una relación pasada al a cual me había definido en términos de encontrar seguridad y confianza dentro de esa relación, y a medida que lo estaba compartiendo estaba aplicando perdón a uno mismo en voz alta, con lo cual pude darme cuenta de como me había separado de esa seguridad y confianza y a entender que en realidad esa seguridad y confianza devienen del trabajo y disciplina de caminar y aplicarse dentro de un punto de forma constante, siendo completamente honesto con uno mismo 

Sin embargo, "B" reaccionó a mis palabras y encontró de igual forma resistencias a compartir lo que estaba ocurriendo dentro de sí misma y yo entonces empecé a empujar para que abriéramos el punto de la resistencia y a caminar a través de ello.

Fue interesante ver que en las relaciones éstas son cosas que normalmente nos guardaríamos para nosotros mismo y no lo abriríamos con el otro por temor a perder la relación, y es decir, aún surgen diversos conflictos sin embargo poco a poco establecemos confianza y nos abrimos con más facilidad y de forma más directa, de modo que uno puede abrir un punto y ambos podemos referencias nuestra responsabilidad y honestidad con nosotros mismos

Pude darme cuenta de la importancia de trabajar con el conflicto interno y tener la confianza en mi mismo de abrir el punto conmigo mismo antes que con la otra persona, porque en realidad, no es a la otra persona a la que tememos sino que tememos ver éstos puntos dentro de nosotros mismos, y puedo darme cuenta que al momento de compartirlo o abrirlo con otra persona, estoy llevando a cabo o ejerciendo la intimidad que he estado trabajando conmigo mismo, porque de no tener la confianza en mi mismo para abrir éste punto frente a mi mismo no la tendría para abrirlo frente a otros.

Así que el acuerdo en realidad, es un trabajo con uno mismo, donde ambos llegamos siendo conscientes de nuestro punto de partida para aplicar las herramientas a pesar del conflicto y en ello encontrar en el otro un apoyo para caminar a través del conflicto pero ya no dependiendo de que el otro nos haga sentir bien, o nos haga sentir seguros de nosotros mismos hablando palabras bonitas o evadiendo el conflicto, sino siendo directos y de hecho ayudándonos mutuamente a ver dentro del conflicto, a tomar el conflicto en nosotros mismos y reconocer nuestra responsabilidad tanto individual como mutuamente.