sábado, 20 de diciembre de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 657, La diferencia entre atención a las relaciones y atención a uno mismo

Entonces, el día de ayer estaba compartiendo como estaba en ese momento con mi pareja componiendo una canción, y como éste pensamiento llegó en medio de nuestra conversación de "necesito terminar mi trabajo", donde en el momento que ese pensamiento se presentó experimente ésta ansiedad de "querer terminar la conversación y continuar trabajando", sin embargo, me di cuenta en ese momento, de como estaba entrando en esa ansiedad y aceleración por así decirlo de querer terminar la conversación y terminar ese momento que estaba disfrutando y me dije a mi mismo: "Estoy en éste momento con mi pareja ¿Por qué estoy pensando en ir a otra parte cuando se encuentra éste ser humano aquí y estamos compartiéndonos y de hecho disfrutando un momento juntos?"

Así que, a ésto lo que quiero compartir el día de hoy, es el punto que he notado a lo largo de mi vida con respecto a las relaciones, y la diferencia que puedo notar entre como daría mi atención a las relaciones y la diferencia con éste momento de realmente poner mi atención dentro de un punto para trabajar con otro ser humano y tranquilizarme para poder hacer mi trabajo de forma eficiente sin prisas.

La atención siempre fue uno de "los puntos más grandes en mi vida", y por más grandes, evidentemente me refiero a que, siempre fue de hecho todo un reto para mi el poder enfocarme en una actividad completamente sin ir en cualquier tipo de pensamientos que no tuvieran nada que ver con lo que estaba realizando en el momento, es decir, uno también puede tomar como referencia aquellos momentos en los que uno puede tender a ir en las fantasías y las imaginaciones con respecto de una persona en particular, mientras estás trabajando en algo que no tiene absolutamente nada que ver con tu trabajo, y lo mucho que eso puede distraerte y de hecho limitarte a que puedas realizar un trabajo de calidad solo porque tu mente está en otra parte.

Lo mismo me ocurre al momento de dibujar, de hecho con respecto de la historia que había compartido anteriormente:

http://gabrielacevesprocess.blogspot.com/2014/12/mi-jornada-hacia-la-vida-dia-649-por.html

Lo que puedo notar es que en aquel momento en el cual estaba dibujando con mis compañeros, mi atención estaba en todas partes (qué pensarán de mi los demás, qué están haciendo los demás, qué pasa si me queda mal) en lugar de enfocarme en el dibujo que estaba haciendo, de hecho, lol, inclusive a medida que estoy escribiendo ésto, puedo recordar que, cuando estaba dibujando en aquel momento, el punto de hacer lo que se conoce como "Contorno ciego", la idea es seguir una linea continua del objeto, y para ésto evidentemente tu atención debe estar completamente en lo que estás dibujando, pero yo me brincaba de un dedo a otro y después empezaba por otra parte, y después quería hacer las lineas de la mano... y el motivo por el cual cambiaba tan continuamente de punto en lugar de enfocarme solo en lo que estoy haciendo, era precisamente por tales pensamientos.

De hecho, sinceramente, esas distracciones me pasan aún hoy día cuando estoy dibujando y a veces cuando estoy dibujando un retrato por ejemplo, pudo notar como una parte de la cara me sale mejor que otra, donde en la primera mitad todavía estaba poniendo atención de lo que estaba haciendo, y en la otra ya me había distraído con algún pensamiento.

Y es decir, éstos ejemplos son solo para ver como en realidad cuando la atención no se encuentra en el momento que está tomando lugar frente a ti, todas las cosas pueden llegar a salir mal, o puede generar conflicto en el futuro, como por ejemplo, viendo nuevamente a aquella situación en la que me encontraba dibujando con mis compañeros (punto sobre el cual aplicaré perdón en posts por venir) debido a que el dibujo salió tan mal a comparación de los dibujos de mis compañeros, me obsesioné completamente con éste punto de "lograr dibujar bien", pero al mismo tiempo, en lugar de trabajar con el punto de mi atención, solamente repetía... podrías decir que, el mismo error una y otra y otra vez.

Y es decir, es interesante que si te fijas bien, en realidad sería imposible el que pudiera dibujar con mi total atención, si primero no dejaba ir esa necesidad de "aceptación y reconocimiento" de mis compañeros, sin embargo el punto de partida por el cual estaba dibujando era para lograr "la aceptación y el reconocimiento" de mis compañeros... un poco contradictorio y por defecto, evidentemente complicado a que pudiera en forma alguna poner mi atención en lo que estaba haciendo...

Continuo en el próximo post