sábado, 13 de diciembre de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 650, El origen del rencor

Continuo sobre el día 649:

http://gabrielacevesprocess.blogspot.com/2014/12/mi-jornada-hacia-la-vida-dia-649-por.html

 Siempre opté por estar deprimido en la escuela en lugar de moverme a mi mismo, por lo cual puedo ver que en realidad, el hecho no es lo que mis compañeros comentaron o no, sino quien me acepté y permití ser en relación a ese momento

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado permanecer deprimido ante los comentarios de mis compañeros, donde opté por culparlos por mi depresión en relación con los comentarios que habían hecho, en lugar de ver ¿por qué es que me estaba tomando sus comentarios personales? ¿por qué es que parecían tan reales?

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado molestarme por los comentarios de mis compañeros, donde dentro de la culpa inclusive empecé a crear enojo y odio hacia ellos, sin embargo, la realidad es que no los odiaba a ellos, sino que en realidad me odiaba a mi mismo por no ser aceptado y reconocido por ellos, así que los culpaba como "el punto de origen de esa experiencia de odio hacia mi mismo", donde incluso llegaba al punto donde imaginaba que peleaba con ellos.

Me doy cuenta de donde proviene el origen de los pensamientos violentos dentro de mi mundo y realidad, y como es que los he creado a lo largo de mi vida, porque puedo ver a medida que escribo ésto, que en realidad siempre que reacciono emocionalmente hacia las personas, siempre tiene que ver con los momentos en los que veo "mi ego siendo atacado"

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado moverme a dibujar, deseando convertirme en un buen ilustrador, solo para poder ser aceptado por mis compañeros, donde entonces el dibujo dejó de ser un punto de expresión personal y se convirtió más en un punto de buscar aceptación y reconocimiento, donde puedo ver que inclusive dejé de dibujar las cosas que me gustaban dibujar por aquellas cosas que les gustaban a los demás o que creía que les agradarían a los demás, de allí que empecé a enfocarme más en la figura humana que en los dibujos de animales y cosas por el estilo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado dibujar solo para poder complacer a las personas en mi mundo y realidad, para poder ser aceptado y reconocido en ese punto, como es punto, en lugar de entender que no son ellos sino yo el que decide qué es lo que hago de mi en cada momento, y qué es aquello a lo cual le doy valor e importancia dentro de mi mundo y realidad

Continuaré sobre éste mismo punto más tarde